<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 545

Capítulo 545: Tesoro dentro del estanque

”¡Boom!” Una fuerte explosión resonó en medio de los fantasmas que celebraban. Una luz inmortal interminable de repente iluminó todo el estanque con su fuente en el centro.

“¡Mira allí, es Li Qiye!” Dentro de la cegadora luz inmortal, apareció una figura en el centro del estanque, era Li Qiye.

”¡Llegó a la parte más profunda del estanque!” Todo el mundo estaba horrorizado al verlo aparecer en el centro del estanque porque todas las especulaciones daban a entender que el mayor tesoro del Reino del Agua estaba en el centro de este estanque.

Los expertos fantasmas parecían haber tragado una mosca, especialmente aquellos que se regodeaban antes. Ahora, todos tenían expresiones congeladas.

Su presunción antes fue abofeteada por la aparición de Li Qiye.

“¡Sacó un tesoro!” Dentro de la luz inmortal, Li Qiye obtuvo algo del agua. Era una piedra que parecía un tronco largo y la interminable luz inmortal provenía de ella. A veces, la luz tomaba la forma de una luz ardiente, luego se transformaba en una forma helada y luego regresaba a un tono de madera pura … ¡Todas estas luces inmortales seguían transformándose para demostrar su identidad como una piedra inmortal!

Todos estaban envidiosos y celosos de esta vista. La raza fantasma estaba enrojecida y enloquecida. Habían estado protegiendo el estanque durante tanto tiempo, pero ni siquiera recibieron una brizna de hierba, mientras que Li Qiye logró encontrar una piedra inmortal en este momento.

Muchos no estaban dispuestos a verla en posesión de Li Qiye, por lo que dijeron enojados: “¿Es esta el gran tesoro del Reino del Agua?”

Los viejos muertos vivientes que se escondían en las sombras con resplandores helados miraban la piedra en su mano. Los de los linajes de emperador miraban con destellos especialmente aterradores en sus ojos.

Podrían contener su avaricia si fuera cualquier otro tesoro, pero una piedra inmortal que podría prolongar la vida de uno era irresistible sin importar el origen de Li Qiye.

La Doncella Fénix, que había estado relajada, de repente cambió su expresión después de ver la luz inmortal que envolvía a Li Qiye. Llamó a un discípulo cercano y ordenó: “Dile al Rey Caparazón de Bronce que me ayude con un asunto y que el Trono Miríada de Huesos no maltratará a su tribu a partir de ahora”.

Long Zuntian solo negó con la cabeza mientras la miraba, ya que sabía lo que ella quería hacer. A los ojos de un genio supremo como él, no apoyaba su línea de acción y sintió que usar esquemas bajos contra expertos era algo deshonroso. Sin embargo, él no intentó detenerla.

Para los celosos miembros de la raza fantasma, este tema no se trataba solo de una piedra inmortal, sino porque el que lo consiguió fue Li Qiye quien los avergonzó antes.

Mientras tanto, Tian Lunhui solo suspiró al ver la cosecha de Li Qiye. Él no continuó más y regresó en su lugar. Incluso si él pudiera ir más allá, no tendría sentido ya que el vencedor ya había sido decidido. ¿Y qué si él pudiera tomar otros cien pasos? Si no podía superar a Li Qiye, entonces era solo un juego de contar consigo mismo.

En el caso de que lograra llegar al centro del estanque y dirigirse hacia las partes más profundas del agua, todavía era trivial ya que Li Qiye estuvo allí primero y llegó allí en un tiempo mucho más corto.

Sin embargo, lo que más temía Tian Lunhui no era la velocidad de Li Qiye, sino que tenía el control del gran impulso del estanque. Tian Lunhui tenía mucha confianza en su propio gran dao y con su camino creado, podría llegar muy lejos en el estanque un mundo por paso.

Pero Li Qiye era diferente. La situación se había revertido y el estanque ya no estaba bajo control, Li Qiye fue quien dominó las transformaciones espaciales internas. No era un mundo por paso desde el estanque, sino que Li Qiye creaba un mundo con cada paso.

Esto significaba que nada podía detener el paso de Li Qiye dentro del estanque y que era libre de ir y venir a su antojo.

El corazón de Tian Lunhui estaba sombrío. Como una persona prudente y meticulosa, Li Qiye se había convertido en su oponente número uno, alguien incluso mayor que Di Zuo. Su absoluta confianza en su gran dao incluso alcanzó el nivel de que se sentía seguro de que la Voluntad del Cielo lo aceptaría siempre y cuando continuara en este camino. Su gran dao se convertiría en el dao celestial y su ley secreta se convertiría en la Ley Secreta de la Voluntad del Cielo.

Sin embargo, el gran dao de Li Qiye lo sofocó hoy. Si el gran dao de Tian Lunhui pudiera convertirse en un dao celestial en el futuro, entonces el gran dao de Li Qiye estaba por encima incluso de un dao celestial, esta fue la razón del miedo de Tian Lunhui. ¡Li Qiye era demasiado terrorífico! Si Tian Lunhui quería convertirse en un Emperador Inmortal, ¡Li Qiye sería su mayor obstáculo!

Todos los cultivadores fantasmas estuvieron en silencio después de ver a Tian Lunhui salir del estanque. En este momento, nadie lo culpó y, por supuesto, nadie estaba calificado para hacerlo. Incluso si los antepasados ​​tomanaban acciones personalmente no tendrían tanto logro como Tian Lunhui.

No fue debido a su falta personal, sino solo porque su enemigo era demasiado diabólico e increíble.

La raza fantasma se sintió impotente ya que fueron humillados por Li Qiye una y otra vez y solo se enfrentaron al fracaso a pesar de tomar represalias en numerosas ocasiones. Primero fue la Doncella Fénix en una batalla donde Li Qiye terminó masacrando a decenas de miles de fantasmas. Ahora, el Santo Niño, el Malvado Niño y Tian Lunhui habían sufrido una derrota total.

La raza fantasma quería llorar, pero incluso las lágrimas no saldrían luego de que un genio supremo como Tian Lunhui perdiera ante Li Qiye. Querían defenderse, pero no tenían medios para hacerlo. Nadie estaba más calificado que Tian Lunhui, e incluso Di Zuo no era necesariamente mucho mejor.

En cuanto a talentos y puntos de vista, incluso dentro del grupo de antepasados ​​de la generación anterior, sería difícil encontrar uno o dos que fueran más desafiantes que Tian Lunhui.

“¿Qué tal si llamamos el antepasado de una gran potencia para que mate personalmente a Li Qiye?” La ira de un experto fantasma no desaparecería, por lo que tuvo este pensamiento. Una cruel intención comenzó a aparecer entre los fantasmas. Estuvieron de acuerdo en que Li Qiye desafiaba el cielo, pero si un Paragón Virtuoso actuaba, este Paragón definitivamente sería capaz de reprimirlo y matarlo.

El problema era que debían encontrar un antepasado que estuviera de acuerdo con esto. Normalmente, estos antepasados ​​no querrían tocar el nido de abejas que era el Río de las Mil Carpas sin un conflicto preestablecido. Además, los antepasados ​​que podrían luchar contra el Río de las Mil Carpas, como los del Suelo Sagrado de la Media Luna Titánica, ¡no eran lo suficientemente estúpidos como para luchar contra un mocoso!

”Si se trataba de una competencia de fuerza, entonces, Tian Lunhui seguramente podría matar a Li Qiye. Aunque Li Qiye entendió los misterios del estanque, esto no significa que su cultivo sea más fuerte que el del Señor Tian Lunhui”. Un experto fantasma tuvo este pensamiento: “El Señor Tian Lunhui es un Emperador Inmortal reencarnado, alguien que entrena dos diferentes leyes supremas de dos emperadores. ¡Li Qiye definitivamente no es rival para él!”

Un señor real fantasma tenía el mismo hilo de pensamiento: “Si Tian Lunhui toma medidas, entonces puede matar a este mocoso humano. En mi opinión, su cultivación en el mejor de los casos es solo la de un Soberano Celestial, no puede con los Reyes Celestiales”.

Por supuesto, Tian Lunhui no era alguien a quien pudieran controlar. Si él no quería, incluso si hablaban hasta que se les caigan los dientes, todo sería insignificante.

En resumen, los fantasmas indignados solo querían matar a Li Qiye en este momento. ¡Mientras viviera, la raza fantasma nunca podría borrar esta vergüenza!

Li Qiye también regresó poco después de que Tian Lunhui regresara. Lan Yunzhu se sintió aliviada de ver su regreso seguro y corrió rápidamente a verlo. Mientras estaba secretamente contenta, dijo: ”¿Obtuviste una gran fortuna?”

“En realidad, entrar en el centro del estanque no garantiza una gran fortuna, ya que también depende de tu suerte”. Li Qiye continuó con una sonrisa: “Pero descubrí algo”.

“¿Qué descubriste?” Lan Yunzhu preguntó apresuradamente, incapaz de calmar su curiosidad.

Sin embargo, Li Qiye no respondió porque Tian Lunhui se acercó mientras estaba envuelto en su misteriosa aura. Luego habló: “Compañero Daoísta Li, acepto mi derrota por completo. Tu gran dao es realmente inigualable y ha escapado del límite del gran dao …”. Aunque perdió, Tian Lunhui todavía era muy elegante al mirar a Li Qiye con sus ojos profundos.

Li Qiye no quería hablar sobre su gran dao, así que interrumpió a Tian Lunhui y habló constantemente: ”Entonces nuestro trato debería llevarse a cabo”.

Tian Lunhui respiró hondo y dijo en tono serio: ”Puedes estar seguro de esto. Puedo representar al Reino Antiguo de Todas las Eras para decir que dejaremos este conflicto. No tocaremos ningún tesoro en este lugar”.

Después de todo, Tian Lunhui era Tian Lunhui, el descendiente del Reino Antiguo de Todas las Eras, sus palabras eran poderosas y tenían verdadera sustancia.

Luego miró al grupo de grandes poderes de la raza fantasma y declaró cuidadosamente: ”Este fue el trato, perdí ante el compañero Daoísta Li debido a mi propia falta de habilidades. Espero que los aliados y amigos del Antiguo Reino de Todas las Eras abandonen este conflicto. Por supuesto, si no están dispuestos, no los forzaré, siéntanse libres de cumplir con los deseos de sus países”.

La declaración de Tian Lunhui causó que los grandes poderes de la raza fantasma se miraran, especialmente aquellos del oeste del Río Verde. El Antiguo Reino era un poderoso monstruo en esta región, una fuerza admirada por muchos países.

Eventualmente, estos grandes poderes declararon sus intenciones: ”Estamos dispuestos a seguirte y mantener tu decisión”.

“El País de las Tres Tumbas está dispuesto a seguir tu decisión”.

“La Secta del Bambú Cadáver está dispuesta a dejar este conflicto contigo y seguirá tu orden de no tomar ningún tesoro de este lugar”.

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.