<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 577

Capítulo 577: Camino de la Muerte

Los cobardes ensuciarían sus pantalones mientras avanzaban por este camino, pero Li Qiye permaneció tranquilo y relajado como si estuviera paseando en su propio jardín.

Después de alcanzar cierta profundidad, la niebla lentamente emitió una aterradora aura de muerte. La piel de uno comenzaría a erizarse cuando sintiera con esta aura y los músculos de uno envejecerían rápidamente hasta que se volvieran docenas o incluso cientos de años más viejos.

Si trataban de bloquear el aura con energía sanguínea, no importaría cuán poderosa pueda ser, aún se marchitará por esta poderosa aura de muerte. Esta corrupción no se detendría hasta que la persona muriera.

Li Qiye sintió esta aura de muerte corrosiva y murmuró: “Han pasado innumerables eras, pero tu aura de muerte todavía está aquí. Parece que todavía no estás muerto, qué alivio”.

Li Qiye sacó cuidadosamente la lámpara con la llama que parpadeaba en el centro, parecía que se apagaría en cualquier momento. Esta pequeña llama negra parecía ser la némesis del aura de muerte. Cuando el aura intentaba acercarse a Li Qiye, la llama lo quemaba instantáneamente.

Después de que se produjeron ruidos crepitantes, la llama quemó el aura hasta reducirla a humo. Li Qiye avanzó aún más adentro y el aura, sin importar cuán poderosa fuera, no pudo acercarse a él debido a la llama negra de la lámpara.

Los cadáveres que pavimentaron el camino se veían en menos cantidad, pero fueron incluso más poderosos que antes. Antes de esto, había un pez gordo capaz de desafiar al cielo, pero Li Qiye no lo reconocía porque la gente de ese nivel no podía entrar en su vista.

Sin embargo, mientras caminaba más adentro, Li Qiye notó algunos personajes entre estos pocos cadáveres.

Un anciano yacía en el camino y había estado muerto por quién sabe cuánto. A pesar de que estaba siendo corroído por el aura de muerte, su cadáver aún no estaba dañado y descompuesto.

”Monarca Todos los Cielos, ¿por qué no te quedaste en el Mundo Piedra Medicinal? ¿Por qué venir aquí para morir?” Li Qiye miró el cadáver y murmuró para sí mismo.

Caminó un poco más y vio un esqueleto sosteniendo un cuenco de piedra que desencadenó otra respuesta: ”Emperador de Alquimia Longevidad Eterna, ¿has venido aquí a encontrar una Medicina Inmortal para la vida eterna? Qué vergüenza … El Cuenco Longevidad Eterna, un tesoro supremo, fue despojado de su intención divina por el aura de muerte.

”Dios Verdadero Glorioso, qué arrogante era este pequeño mocoso en el pasado. Así que después de que perdiste ante el mocoso Min Ren, corriste aquí … Debe haber sido porque querías ese elemento que suprimía el cielo para derrotar a Min Ren…”

”Diosa del Otoño, qué lástima. La belleza número uno de la Raza Espíritu Encantador en el pasado; innumerables prodigios de los nueve mundos se desmayaron ante tu encanto incomparable. Sin embargo, no importa cuán bonita puedas haber sido, ahora no eres más que un cadáver”.

En el camino, Li Qiye reconoció a varias personas famosas del pasado. Algunos de ellos eran sus conocidos cuando era el Cuervo Oscuro, pero todas estas existencias invencibles finalmente murieron dentro del camino de la muerte.

Los corazones de los forasteros se detendrían si escucharan los nombres de estos personajes. Entre ellos había imponentes príncipes imperiales, Dioses Verdaderos sin igual y bellezas número uno de su respectiva era.

Nadie sabía por cuánto tiempo había estado caminando Li Qiye, pero había menos y menos cadáveres a medida que el aura de muerte se hacía más fuerte. Finalmente, Li Qiye siguió un rastro a lo largo de un pequeño puente.

Después de pasar por esta prueba, llegó a una llanura. Esta llanura era aún más aterradora con su aura de muerte espesa.

Resplandores rojos destellaron dentro de esta espesa aura. Con una mirada más cercana, uno encontraría que estas miradas rojas pertenecían a personajes invencibles. Parecían personas vivas, pero en realidad eran cadáveres.

Estos cadáveres se veían como Dioses Verdaderos con luces divinas invencibles rodeando sus cuerpos. Los maestros legendarios se estremecerían frente a ellos e incluso las existencias eternas sentirían temor.

Algunos de los cadáveres también pertenecían a Dioses Rey. Tres de ellos llevaban coronas que también eran Verdaderos Tesoros, Verdaderas Coronas de Dios Rey. El número de Verdaderas Coronas de Dios Rey en el mundo podría contarse con las manos, pero en realidad había tres en frente de él.

Si otros estuvieran aquí, entenderían por qué incluso los Dioses Rey murieron en el camino de la muerte. No era solo la corrosión del aura de muerte, también tendrían que enfrentar a un grupo de cadáveres tan poderosos como estos.

Li Qiye permaneció inamovible contra estos cadáveres de tipo deidad a pesar del hecho de que el aura de muerte que provenía de ellos podría aplastarlo por completo. Rápidamente dijo: ”Los noventa y nueve fantasmas divinos, entonces ustedes realmente estaban aquí”.

Justo cuando los noventa y nueve fantasmas querían apresurarse, Li Qiye sacó una regla de madera y la levantó en alto: “¡La Llave Ancestral del Origen Fantasma está aquí! ¡Noventa y nueve fantasmas divinos, deténganse!”

Los noventa y nueve fantasmas podrían desgarrar a Li Qiye miembro a miembro en cualquier momento, pero en este momento, todos se detuvieron y miraron la llave con sus ojos rojos.

Li Qiye obtuvo esta llave en las Cien Ciudades del Este, pero el mundo no conocía su efecto.

Los fantasmas continuaron mirando fijamente la llave mientras estaban completamente quietos.

“Parece que esta cosa no puede dominarlos a todos, pero afortunadamente estoy preparado”. Li Qiye sacó un objeto que causaría que la miríada de personas gritara y el mundo se tornara gris. Leyes universales supremas que aparentemente tenían su propia conciencia flotaban alrededor de su palma.

”¡Dinnng!” El himno del gran dao apareció cuando innumerables hilos de leyes universales se entrelazaron y una lanza sin igual apareció en su mano.

Li Qiye levantó la llave de madera con una mano y la lanza con la otra mientras gritaba con voz fuerte: “La Lanza de Sellado del Origen está aquí. ¡Noventa y nueve fantasmas divinos, deténganse!”

La Lanza de Sellado del Origen también tenía un origen increíble. Era un tesoro supremo tomado del Maestro del Flujo Ancestral, un tesoro mítico supremo que nadie había visto antes.

Los fantasmas miraron la llave y luego a la lanza en las manos de Li Qiye con miedo en sus ojos enrojecidos antes de retirarse para dar paso a Li Qiye.

Li Qiye sonrió al ver que los fantasmas se retiraban y dijo lentamente: “Han pasado millones de años. Ustedes han estado muertos por tanto tiempo, ¿aun así se quedaron con remordimientos? Si tengo éxito esta vez, entonces podría ayudarlos, chicos”.

 

Los noventa y nueve fantasmas divinos no eran seres vivientes, antes eran existencias aterradoras en una época lejana, pero encontraron su fin hace millones de años y se convirtieron en espíritus malignos que custodiaban este lugar, esperando que llegara un día determinado.

Los noventa y nueve fantasmas observaron a Li Qiye caminar, luego regresaron al aura de muerte espesa como espíritus malignos, como si nada hubiera sucedido.

***

No mucho después de que Li Qiye se infiltrara en el camino de la muerte, una noticia se extendió rápidamente a través de la Primera Tumba Siniestra y sus cinco reinos.

”¿Qué? ¿La Guardia Divina está descendiendo? ¿Es esto cierto?” Un antepasado de un gran poder se estremeció después de escuchar esta noticia.

El discípulo mensajero informó de una manera seria: “Respetable Antepasado, es ciento por ciento verdadero. El primer tío lo vio con sus propios ojos ya que era el responsable de recibir a la Guardia Divina, así que vine a informar a toda velocidad”. El discípulo garantizó que era de una fuente confiable.

La expresión del antepasado cambió grandemente al escuchar esto. Hace dos días, el Maestro Yin Yang había mencionado esto y muchos también habían oído eso. Entonces, en los últimos dos días, muchas grandes potencias y linajes imperiales tuvieron muchas especulaciones.

Pero ahora, había llegado más información y la Guardia Divina en realidad estaba descendiendo, entonces ¿cómo podrían estos poderes no alarmarse?

De hecho, esta noticia viajó muy rápido y todos recibieron las noticias. Los linajes de emperador se enteraron incluso antes que las grandes potencias ordinarias.

”Es tan extraño. El Señor de la Ciudad Ancestral personalmente llegando es una cosa, pero ahora la Guardia Divina está aquí también”. Todas las sectas eran muy cautelosas e incluso la propia raza fantasma estaba en alerta máxima.

Un antepasado del linaje de un emperador le dio gran importancia a este asunto, por lo que solemnemente le preguntó al mensajero: “¿Qué personaje está descendiendo esta vez?”

El mensajero respondió con absoluta confianza: “Querido Antepasado, escuché que es el capitán en persona”.

La cara del antepasado se puso un poco fea cuando dijo: ”La generación más vieja de la Guardia Divina … ¿Es solo por la Isla Mítica Perdida? ¿Qué hay en ese lugar?”

Las noticias continuaron causando una tormenta, un experto se sintió bastante confundido después de escucharlas: “¿No dijeron las personas que el portal al Reino Ancestral solo se abría una vez cada cien años? No ha pasado tanto tiempo desde la última vez que alguien bajó para encontrar un descendiente, entonces ¿cómo podría abrirse una vez más tan rápido?”

Un rey fantasma que sabía más suspiró y dijo: ”Hay métodos, por supuesto, si el Reino Ancestral realmente quiere enviar gente hacia abajo, pero tienen que pagar un gran precio. Esto es absolutamente un evento desgarrador para ellos enviar al capitán de la Guardia Divina. Por lo general, enviar a un miembro de la guardia regular sería suficiente para resolver todos los problemas, ya que solo podrían usar el prestigio del Reino Ancestral para comandar la raza fantasma. Pero ahora, el capitán está bajando, demostrando que este asunto es de la mayor importancia”.

”La Ciudad Ancestral nunca ha entrado a la tumba antes. Primero fue el mismísimo señor de la ciudad, ahora también viene el capitán de la Guardia Divina”. Un gran personaje se preguntó emocionado: ”¿Podría haber realmente un huevo de una bestia divina en la isla?”

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.