<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 584

Capítulo 584: —TÍTULO AL FINAL DEL CAPÍTULO—

”¡Condenación eterna!” ¡Este fue el decreto más horroroso del cielo! Aparecieron imágenes de innumerables tribulaciones, como un Monarca Inmortal sufriendo su Reducción de Vida, la Tribulación Demoníaca de un Dios Verdadero y otros desastres terribles del dao celestial …

Todas estas tribulaciones impresionantes aparecieron a la vez. Algunos de ellos nunca se habían escuchado o visto antes. Cualquiera de estas sería suficiente para destrozar a alguien.

La Reducción de Vida era de una magnitud tal que incluso la energía sanguínea de un Monarca Inmortal se marchitaría, convirtiéndolo en un anciano moribundo. La Tribulación Demoníaca de un Dios Verdadero creó un terrible demonio del corazón que podía devorar todas las cosas y romper incluso los corazones más duros. Incluso el Dios verdadero más fuerte no sería capaz de resistir a este demonio y sufriría una reacción violenta terrible, lo que resultaría en la locura.

Si hubiera cultivadores aquí, incluso Reyes Celestiales y Paragones Virtuosos se asustarían y ensuciarían sus pantalones. Incluso los Paragones Virtuosos nunca habían sufrido tribulaciones tan aterradoras. Cualquiera de las tribulaciones anteriores requeriría que un Paragón Virtuoso reuniera todas sus fuerzas para sobrevivir.

Pero en ese momento, Li Qiye enfrentaba la Condenación Eterna, haciendo que todo lo demás parezca tan insignificante.

Dentro de la miríada de imágenes estaban muriendo los Verdaderos Dragones, derramando sangre de Dioses Rey, un Monarca Inmortal estaba con un pie en la tumba y los Dioses Verdaderos estaban siendo llevados a la locura. Estas imágenes se grabarían en las mentes de los espectadores y los despertarían durante la noche por el resto de sus vidas.

“¡Cielos Malvados, incluso tu Condenación Eterna no puede detener mi determinación!” El firmamento sobre la cabeza de Li Qiye fortaleció su voluntad después de su grito. Se convirtió en el gobernante de los nueve cielos y usó el poder del firmamento para detener la miríada de tribulaciones.

”¡Boom! ¡Boom! ¡Boom!” Grandes detonaciones llegaron una tras otra. La miríada de tribulaciones actuó como si innumerables emperadores inmortales estuvieran atacando la voluntad suprema de Li Qiye.

Con otra explosión, Li Qiye quedó mandado a volar con sangre chorreando por todas partes.

“¡Rumble!” Las miríadas de tribulaciones se hicieron cada vez más fuertes. En este momento, incluso el firmamento de Li Qiye no pudo manejarlo, causando que fuera herido.

“¡Crack!” En este punto, su cuerpo estaba agrietado con sangre derramándose. La luz divina dentro de su meridiano parpadeaba como si pudiera apagarse en cualquier momento.

No era solo su cuerpo, su meridiano y el contorno del palacio eran incapaces de resistir la fuerza. Si su meridiano se rompiera, entonces el decimotercer palacio seguiría su ejemplo. En ese punto, Li Qiye se convertiría en simples cenizas.

Sabía que el desastre era inminente, así que sacó su movimiento secreto, un objeto. En el momento en que salió, un resplandor llenó el cielo cuando aparecieron infinitas leyes inmortales.

Este era un libro, el tesoro definitivo que Li Qiye obtuvo del reino secreto de la tumba.

”¡La Escritura de la Muerte está aquí!” Li Qiye gritó: ”¡Independientemente de si aceptas o no, pediré prestado este estanque para abrir un milagro o sellaré el estanque!” Li Qiye luego presionó en la escritura cuando el libro arrojó un caos primordial sin límites como la apertura de un mundo nuevo e indistinto.

La Escritura de la Muerte, una de las Nueve Grandes Escrituras Celestiales, era comparable a la Escritura Física. Se había escondido dentro del lago en el reino secreto de la tumba.

Las nueve escrituras siempre habían sido una leyenda y muchos cultivadores no creían en su existencia. ¿Cómo podrían saber que Li Qiye no solo tenía la Escritura Física, sino también la Escritura de la Muerte? Durante sus días como el Cuervo Oscuro, había dedicado numerosos esfuerzos porque sabía de un secreto, que el tesoro definitivo de la tumba podría ser la Escritura de la Muerte.

Aunque solo fue una especulación, Li Qiye siempre había estado investigando y finalmente tuvo éxito en esta generación. El tesoro definitivo era de hecho la escritura que él había estado anhelando.

Con su mano presionada contra la escritura, aparecieron runas antiguas sin igual que luego se hundieron lentamente en el estanque como si tuvieran su propia conciencia.

“¡Boom!”. Un destello apareció en el caos primordial cuando se desgarró, creando un espectáculo extremadamente conmovedor y majestuoso.

Esta luz que señalaba el comienzo de un nuevo mundo de repente cayó en el decimotercer palacio. Era un rayo brillante, antes incluso del comienzo de los tiempos, el primero de su tipo. Este fue el comienzo de la miríada de dao, la fuente de una nueva era.

¡Solo con esta luz el mundo podría tener su propio dao, fue la base de la miríada de dao!

”¡Boom!” Esta luz permitió al decimotercer palacio salir volando desde el meridiano de Li Qiye con una explosión ensordecedora. En solo un momento, el palacio había abandonado su capullo.

Finalmente fue un éxito. El decimotercer palacio, en ese momento, saltó a los nueve cielos y logró una eternidad indiscutible. Emitió un poderoso sello que voló hacia las nubes y dejó su voluntad como una marca en el cielo.

”¡Rumble!” Con resonantes explosiones, el palacio había esculpido una marca en los cielos. La miríada de tribulaciones luego retrocedió como una marea.

***

Dentro de la Primera Tumba Siniestra en el Reino de la Tierra sobre el Cementerio Celestial, la Ciudad Ancestral había erigido cuatro altares gigantes justo debajo de la isla perdida, uno en cada esquina.

Cada uno de ellos estaba protegido por los expertos de la ciudad junto con otros cultivadores fantasmas, incluidos los del nivel de antepasados.

Esto fue más allá de ser forzados por el Decreto del Dios Celestial, muchas grandes potencias deseaban contribuir y obtener algunos méritos y elogios de la Ciudad Ancestral. Tal vez podrían recibir las artes de origen supremo. Debido a esto, trabajaron duro y se ofrecieron voluntariamente para llevar a cabo el decreto.

En tan solo un corto día, las grandes potencias habían regresado de sus cacerías y habían reunido a cultivadores y mortales de las otras razas en todo el Borde Inferior.

El Capitán de la Guardia Divina ordenó después de ver su regreso: “Tírenlos a todos en los altares. Una vez que tengamos suficientes, comenzaremos la ceremonia de la sangre”.

En poco tiempo, los prisioneros fueron arrojados a los altares que se asemejaban a urnas gigantescas, cayendo como “lluvia humana”. Cada uno de estos altares tenía su propio espacio independiente que podía acomodar a decenas de millones.

”Abuelo, ¿dónde estás? Abuelo, abuelo…” Los gritos de los adultos sonaron a través de los altares.

“Madre, padre, ¿ya no necesitan a Wan’er?” Los niños clamaban por sus padres.

”Zhu’zi, Zhu’zi, ¿estás bien?” Los padres también estaban tratando de encontrar a sus hijos entre el mar de gente.

No pudieron quedarse juntos con sus familias en medio de este desastre.

“Hijo, Shi’er, ¿dónde estás? ¿Sigues vivo?” Un anciano de cabellos grises gritó dolorosamente por su hijo.

El océano de gente emitió muchos gritos miserables. También hubo súplicas desesperadas y oraciones mezcladas, creando una atmósfera sombría y triste.

Anteriormente, la mayoría de los grandes poderes de las otras razas ya habían abandonado la Primera Tumba Siniestra, pero algunos antepasados ​​seguían escondidos en las sombras justo afuera del Cementerio Celestial. Ver tal escena los conmovió, ya que entendieron lo que el Capitán de la Guardia Divina quería hacer después de capturar a estos millones de mortales.

“¡La Ciudad Ancestral está loca! ¡Realmente quieren sacrificar a los mortales!”. Las pupilas de un gran personaje de otra raza estaban a punto de reventar de ira después de ver esta escena.

Algunos, en su furia, quería salir a atacarlos, pero fueron detenidos por un antepasado que estaba parado al lado de ellos. El antepasado dijo con gravedad: “¿Quieren morir? Sin mencionar que el señor de la ciudad y el capitán solo son suficientes para matarnos a nosotros, los viejos, también hay un montón de grandes poderes y sus antepasados ​​e incluso maestros legendarios de la raza fantasma. Incluso si lo intentan, ¡no podrán lograr nada!”

A pesar de su ira, eran impotentes y solo podían seguir escondidos en la oscuridad. Todos los maestros fantasmas estaban aquí, era una fuerza capaz de barrer todo en este mundo. Incluso un linaje imperial tendría dificultades para oponerse a ellos.

”¡Abrir!” Un cultivador gritó mientras estaba dentro del altar parecido a una calabaza. Hubo algunos cultivadores que fueron capturados junto con los mortales, entre ellos, famosos Reyes Celestiales.

Por desgracia, no tuvieron oportunidad de mostrar su destreza ya que aquí también habían antepasados. Tuvieron que aceptar obedientemente su cautiverio.

“¡Boom!” Hubo algunas explosiones. Algunos cultivadores usaron sus leyes de mérito más fuertes para atacar esta prisión ceremonial, pero fue inútil.

Este altar fue creado personalmente por el Capitán de la Guardia Divina para convertirla en una prisión poderosa, los cultivadores ordinarios no pudieron romperla.

“Usa mi sangre para llevar la gloria de mis antepasados. ¡Que las leyes de la miríada de edades entren en mi cuerpo…!” Un Rey Celestial atrapado usó su ley prohibida más fuerte junto con su carne y el Verdadero Destino para potenciar este arte.

Capítulo 584: Palacio Completado

NOTA: LOS 2 CAPÍTULO FINALES FUERON AUSPICIADOS POR EL SOBERANO CELESTIAL “DESFUL GALVIS”, ESTE JOVEN INICIÓ SU CAMINO HACIA EL GRAN DAO HACE MUY POCO PERO SUS LOGROS SON MUY DESTACABLES, MUY PRONTO LO VEREMOS ALZARSE SOBRE LOS NUEVE CIELOS, ¡RÍNDANLE EL HOMENAJE QUE SE MERECE!!!!!

Descarga:

2 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.