<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 593

Capítulo 593: Derrotado por el horror

Un antepasado humano respetuosamente dijo: “No te preocupes, Joven Noble. Definitivamente los acompañaremos a la Nube Distante”.

El antepasado golem también intervino: “¡Déjenos esto, Joven Noble! ¡Haremos nuestro mejor esfuerzo para llevarlos a la Nube Distante!”

Todos los otros antepasados ​​también expresaron sus opiniones con respeto hacia Li Qiye mientras los Reyes Celestiales lo trataban con veneración.

Todos sintieron que el Emperador Inmortal de esta generación debe ser Li Qiye. ¿Quién más calificaría sino Li Qiye con sus trece palacios? Tian Lunhui y Chan Yang no eran nada.

Por lo tanto, ante el futuro emperador, incluso los personajes de nivel antepasado como ellos aceptaron inclinarse y trabajar para él. No estaban calificados para mantener apariencias ante Li Qiye.

Esta era su oportunidad de mostrar su lealtad antes de que se convierta en Emperador Inmortal ya que podrían no tener la oportunidad de trabajar con él después de su ascensión. Debido a esto, una única solicitud de ayuda de Li Qiye se llevaría a cabo de inmediato ya que estaban seguros de su posición futura.

Li Qiye luego ordenó: ”Entonces estoy tranquilo. Tengo otras cosas para atender. Todos ustedes pueden llevarlos”.

Los antepasados ​​y varios cientos de expertos de las otras razas se llevaron a los millones de mortales de los cuatro altares. Su responsabilidad era dejar que estos mortales encontraran un nuevo hogar en la Nube Distante del sur.

Ya no había un lugar para estos mortales en el Borde Inferior del este, por lo que solo en la Nube Distante estarían a salvo. Era el mundo de los humanos y los demonios. Con linajes imperiales como el Reino Inmortal y el Río de las Mil Carpas gobernando allí, la raza fantasma no se atrevería a hacer un movimiento.

Después de que se fueron, Xian Fan no pudo evitar preguntar mientras miraba a Li Qiye: “¿Cómo creaste un decimotercer palacio?”

En este punto, Lan Yunzhu y el Monje Dazhi vieron también el decimotercer palacio de Li Qiye. Si no hubiera estado justo en frente de ellos, nunca creerían que tal milagro era cierto.

“Bueno … revelar esto no es problema en absoluto”. Li Qiye respondió con una sonrisa: “Si sigues excavando en tu meridiano Nigong, saldrá un decimotercer palacio”.

”¡No importa! No importa si no quieres decirlo, ¡cuál es el problema de todos modos!” Xian Fan contestó enérgicamente y no hizo más. Ella solo estaba un poco curiosa y tenía sentido que Li Qiye no quisiera decir la verdad. Si hubiera una técnica secreta para abrir el decimotercer palacio en este mundo, entonces sería más valioso que las leyes de emperador, las leyes de la Voluntad del Cielo, las leyes físicas inmortales… ¡Básicamente sería más valioso que cualquier otra cosa en este mundo! Este era el tesoro más valioso y nada más podría compararse con él.

Li Qiye retiró sus palacios y palmeó al Ancestro Ginseng en su hombro y le dijo: ”Bien, puedes regresar ahora”.

El Ancestro Ginseng parecía estar cansado. Incluso una Medicina Inmortal como él gastó una gran cantidad de esencia de ginseng para que Li Qiye desatara tantas Aniquilaciones Celestiales.

“Sufrí mucho, así que ¿puedo dormir abrazando la lámpara durante tres días?”. Habló, con el objetivo de aprovechar esta oportunidad para obtener algunos beneficios.

”Sí”. Li Qiye estuvo de acuerdo generosamente.

Después de escuchar su respuesta, el Ancestro Ginseng saltó alegremente a su Palacio Destino y desapareció mientras el Monje Dazhi lo miraba con ojos lujuriosos.

El monje colocó sus palmas juntas y dijo: ”Amitabha, Benefactor Li, no, hermano Li, no, Joven Maestro Li. Maestro Li, antes, este pequeño monje gastó mucha energía de sangre e incluso desperdició un poco de sangre de longevidad. ¿Me daría una raíz de ginseng para reponer mi vitalidad?”

Li Qiye lo miró con un ojo y dijo: ”En tus sueños. Ni siquiera usaría un artículo tan bueno para mí y mucho menos te lo daría. Deja de soñar despierto”.

Sin embargo, la cara del Monje Dazhi era más gruesa que incluso un muro en el templo cuando colocó su brazo alrededor del hombro de Li Qiye y habló: “Jajaja, Maestro Li, ¿qué somos sino buenos amigos? Jeje…” El monje quería una medicina inmortal como el Ancestro Ginseng y expresó su intención sin ningún tipo de autocontrol.

”¡No tengo ninguna!” Li Qiye rechazó rotundamente al monje, por lo que solo pudo tragar saliva.

Li Qiye miró la isla perdida en el cielo y los otros lo siguieron. Antes de esto, la isla parecía ser muy extensa, pero después de que la niebla se disipara, era solo del tamaño de una isla común.

Parecía estar hecha de un metal negro que emitía un aura asesina. Otros se decepcionaron después de ver su verdadera apariencia, ya que no parecía una isla divina en absoluto.

“Estaremos abordando ahora”. Li Qiye lo miró un momento antes de decirle a Lan Yunzhu.

“¡Jajaja, también iremos!” Dijo el Monje Dazhi con su cara más gruesa a Xian Fan. En realidad, no estaba hablando con Xian Fan y en cambio, estaba diciéndole esto indirectamente a Li Qiye.

Aunque Li Qiye no dijo que no, miró al monje y sonrió: “Mantén fuera tus fantasías, no hay tesoros allí”.

“Jeje, si no hay tesoros, entonces iré allí y ampliaré mis horizontes”. Respondió el Monje Dazhi.

Li Qiye solo se rio al ver la apariencia codiciosa del monje, lo que provocó que el monje sintiera una sensación espeluznante. Esto, a su vez, le hizo preguntar: ”No estás tratando de engañarme, ¿verdad?”

Li Qiye respondió de una manera misteriosa: ”Nunca te engañaría. Además, con nuestra gran relación, ¿de verdad crees que te empujaré por un pozo? Sin embargo, me temo que definitivamente tendrás un ataque al corazón y no podrás arrastrarte después de que subas allí”.

“Estás bromeando”. El Monje Dazhi no estaba convencido y replicó: “¡Aunque no soy un talento sin igual ni nada por el estilo, no soy un cobarde! ¡No hay nada que me debilite hasta hacerme ver como un cobarde que no puede mantenerse erguido!”

Li Qiye sonrió y dijo: “Conocerás esa sensación un poco más tarde”. Con eso, voló hacia la isla perdida. Lan Yunzhu y Xian Fan lo siguieron inmediatamente después. El Monje Dazhi, que no creía en las tonterías de Li Qiye, también se elevó justo detrás de ellos.

Los cuatro aterrizaron en la isla. Después de echar un vistazo alrededor, descubrieron que esta realmente era solo una isla ordinaria con algunas colinas dispersas por todas partes. No había vegetación ni señales de vida, solo una pequeña isla tranquila.

“¿No dijo la gente que había Dragones Dorados y Fénix Divinos aquí…?” Murmuró Xian Fan mientras miraba la isla discreta.

Hubo rumores sobre estas bestias míticas volando por encima de la isla, por lo que solo se podía sentir decepción ahora después del aterrizaje. Nada de las leyendas se encontraba aquí.

“Las cosas que ves con los ojos pueden no ser necesariamente la historia completa”. Li Qiye respondió a la ligera y luego se adentró en la isla. El resto rápidamente corrió detrás de él.

No llegaron muy lejos antes de que el sonido de alguien golpeando el suelo aparezca detrás de ellos.

Lan Yunzhu y Xian Fan se voltearon rápidamente y vieron al Monje Dazhi en el suelo con una expresión como si acabara de ver un fantasma. Su cuerpo estaba temblando incontrolablemente.

“¿Qué pasó?” Las dos se sorprendieron por la apariencia del Monje Dazhi. El monje no era alguien débil, definitivamente era un experto y un genio increíble.

Con gran dificultad, el monje lanzó un aura imperial con la ayuda de su arma y lentamente retrocedió hasta el borde de la isla perdida. Aquí, se puso en cuclillas directamente en el suelo mientras jadeaba por aire. Finalmente encontró alivio en este punto. Con cierta compostura, exclamó aprensivamente: “¡¿Qué demonios?!”

Xian Fan estaba conmocionada. El monje estaba realmente asustado hasta el punto de caer al suelo mientras temblaba como lo había dicho Li Qiye.

Xian Fan no pudo evitar preguntar: ”¿Qué acaba de pasar?”

El monje se calmó y forzó una sonrisa para decir: ”Yo tampoco sé. Antes, cuando di un paso, sentí como si lo que más temía estuviera aquí, la cosa más terrible de este mundo. Mi corazón se detuvo y un miedo instintivo se elevó desde adentro, me dijo que huyera, pero no podía moverme. Era como si un demonio tuviera sus ojos puestos en mí”.

Lan Yunzhu y Xian Fan intercambiaron miradas y sintieron sus pelos de punta. Un genio como el Monje Dazhi estaba asustado terriblemente, esto era un poco difícil de creer.

Lan Yunzhu se sintió un poco asustada y rápidamente le preguntó a LI Qiye: ”¿Qué hay en esta isla?”

Li Qiye respondió con una sonrisa: “Una de las cosas más aterradoras en este mundo, especialmente para los de la raza fantasma ya que nada podría ser más temible para ellos. Es la némesis de toda su raza y simplemente sucede que eres un fantasma”.

”Mierda, no me quedaré aquí más tiempo. ¡Esta cosa extraña es demasiado horrible! ¡Aún no lo he visto, pero ya puedo sentir su presencia!”. El Monje Dazhi no quería quedarse en la isla por más tiempo, ya que ahora entendía que la némesis de la raza fantasma estaba allí. ¡Seguramente los fantasmas eran deliciosos platos para esta cosa espantosa que acechaba en la isla perdida!

“Muy bien, te daré la oportunidad de conseguir una fortuna”. Li Qiye miró al monje que quería irse y sonrió para decir: “Hiciste un buen trabajo esta vez y te ganaste mi admiración de ahora en adelante, así que toma esto. Si tienes suerte, tal vez te encuentres con una gran fortuna”. Con eso, Li Qiye arrojó un objeto hacia el Monje Dazhi.

El monje lo atrapó y miró el objeto que tenía en la mano antes de decir: “¡La Primera Llave Siniestra!”

Esta era una gran pequeña joya que se podría intercambiar por una buena fortuna en el Cementerio Celestial.

Innumerables personas exigieron que Li Qiye entregara la llave, incluida la Ciudad Ancestral, pero todos recibieron un rápido rechazo. Por lo tanto, el Monje Dazhi se sorprendió cuando Li Qiye casualmente le arrojó la llave como un simple regalo.

El monje preguntó con sorpresa: ”¿Por … para mí?” Cualquiera que supiera incluso un poco acerca de la llave entendería su valor.

”Si no la quieres, devuélvela”. Li Qiye se encogió de hombros y respondió ligeramente.

El monje inmediatamente se la guardó en el bolsillo y dijo: “Por supuesto que la quiero, ¿cómo no?”. Con una sonrisa radiante, agregó: “El Maestro Li es un hombre tan generoso, no hay forma de que él alguna vez pidiera descaradamente de vuelta un regalo que ya había dado”.

Li Qiye lo miró y dijo: “Ve y prueba tu suerte mientras la tumba está abierta. Una vez que se cierre, la llave desaparecerá incluso si la ocultas en el lugar más secreto”.

”Jajaja, definitivamente, seguro”. Los ojos del Monje Dazhi se iluminaron y dijo: ”Jeje, este monje pasó toda su vida iluminando a la gente, por lo que mi carácter y karma no están en debate. ¡Jaja, seguro me encontraré con una gran fortuna!”

Li Qiye era demasiado perezoso para cuidar al monje y se adentró en la isla con Lan Yunzhu y Xian Fan justo detrás de él.

El monje le gritó a Li Qiye: ”¡Hermano Li, gracias!” ¡Luego salió de la isla emocionado, ansioso por probar su suerte!

 

Descarga:

2 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.