<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 599

Capítulo 599: —TÍTULO AL FINAL DEL CAPÍTULO—

Esta noticia fue sensacional al punto que una pequeña secta como la Tribu Sombra de Nieve en el lejano Borde Inferior también la había escuchado.

Después de escuchar las noticias, el corazón de Qiurong Wanxue comenzó a latir más rápido. Se sentía deprimida ya que no tuvo la oportunidad de despedirse de Li Qiye. Se encontraba en la ubicación más alta en su terreno ancestral para mirar hacia la distante Ciudad Ancestral. Incapaz de ver la batalla, colocó sus manos juntas y usó una postura extremadamente piadosa para rezar por su Joven Noble, esperando que él regresara victorioso.

Ante muchos ojos, Li Qiye llegó justo fuera de la Ciudad Ancestral.

Esta ciudad fue uno de los lugares más destacados en el Sagrado Mundo Inferior. Nunca tuvo un emperador, pero era la voz del Reino Ancestral en el mundo mortal, lo que le permitía tener un gran prestigio. Durante millones de años, muchos emperadores también han venido a visitarlos como invitados.

Era una ciudad extremadamente grande con decenas de miles de expertos, todos ellos eran discípulos de la ciudad o personas que juraban lealtad a la ciudad.

Era más apto llamarlo una Secta Venerada en lugar de una ciudad. Aunque era bastante vasta, solo a los fuertes se les permitía entrar, los mortales no estaban permitidos.

Se consideraba la existencia máxima del Sagrado Mundo Inferior, una tierra con una santidad incuestionable. ¡A los mortales no se les permitió mancharla! Se alzaba majestuosamente mientras emitía una atmósfera solemne: cualquiera que estuviera afuera se vería afectado por su presencia. Esta era una tierra de deidades, una tierra que no perdonaría a ningún blasfemo.

El interior de la ciudad estaba lleno de luces radiantes. Un Gran Dios presidía el templo más alto con ochenta y un comandantes a su alrededor para protegerlo. Emitieron un aura brillante que se extendió por innumerables millas al igual que las deidades en los cielos. Estas luces sagradas incitaron el deseo de adoración de todos los espectadores.

En ese momento, los antepasados ​​dormidos en la Ciudad Ancestral se despertaron y se hicieron cargo de los importantes puntos defensivos. Toda la ciudad estaba en alerta máxima, sus muros eran los más fortificados de este mundo. Incluso si el mundo se derrumbara, no afectaría a esta ciudad en lo más mínimo.

Un portal divino se cernía sobre el cielo de la ciudad. ¡Era el camino al Reino Ancestral! Este portal estaba cerrado en este momento, e incluso los dioses no podrían abrirlo ahora.

Sí, este fue el único camino que conectó el Mundo Ancestral con el mundo mortal. La leyenda dice que este portal se abriría una vez cada cien años, pero los de arriba aún podrían abrirlo si quisieran descender. Sin embargo, para aquellos de abajo que querían ir al reino, era virtualmente imposible sin permiso incluso si destruían el Sagrado Mundo Inferior.

Había leyendas que decían que cuando el Emperador Inmortal Fei Yang arrasó el Reino Ancestral, él era el único que había destruido este portal.

En ese momento, Li Qiye estaba parado justo fuera de la ciudad mientras todos los expertos en su interior mantenían una gran vigilancia. El Gran Dios y los ochenta y un comandantes estaban protegiendo el templo más elevado, infundiendo miedo a todos los expertos.

Innumerables ojos de una miríada de linajes observaban esta batalla. Algunos oraban, otros mantenían silencio, y algunos lanzaban maldiciones crueles…

Sin importar sus intenciones, todos estaban conteniendo la respiración en este momento. Incluso se podría decir que todo el Sagrado Mundo Inferior se sintió atraído por este único evento.

El Gran Dios que estaba sentado en lo alto habló: ”Animal insignificante de la raza humana, ¿te rendirás?”

Como uno de los nueve Grandes Dioses del Reino Ancestral, era bastante aterrador. La luz divina que estaba siendo emitida por su cuerpo llenó el mundo a medida que las leyes universales cambiaban alrededor de su figura. Hubo gritos de dragones y fénix ya que su aura era casi irresistible para los débiles.

Sus palabras fueron hechas de oro y llevaron una presión apremiante que forzó incluso a los Reyes Celestiales a postrarse.

Li Qiye miró con calma a la ciudad llena de rayos terroríficos que se dispararon a los nueve cielos. Todos se estremecieron ante esta gran vista donde los expertos y numerosos ancestros despiertos estaban listos para la batalla.

Li Qiye habló tranquilamente a la ciudad protegida por los dioses: “Durante millones de años, tu Reino Ancestral aún mantiene el mismo tono. Un grupo de dioses falsos… ¿De verdad creen que son Dioses Verdaderos? Tu reino solo pudo existir hasta el día de hoy debido a la protección de esa espantosa cosa bajo tierra, no son nada especial. ¡Los simples mortales no deberían pensar en ustedes mismos como Dioses Verdaderos!”

“Tonto ignorante. Continúa por este camino desafiante y no serás el único sin redención, también causarás que una calamidad sobrevenga a tu raza humana”. El Gran Dios respondió con un tono autoritario ilimitado.

Li Qiye no tenía interés en este intercambio de palabras y dijo: ”No tengo tiempo para discutir contigo. ¡Después de hoy, la Ciudad Ancestral y el Reino Ancestral ya no existirán!

“¡Ven, es hora de luchar!” Li Qiye sacó un objeto para invocar.

Apareció un brillo cegador junto con una persona que estaba justo al lado de Li Qiye. Este era Imp de Necrópolis, Qin Guangwang.

“¡Ciudad Ancestral!” En el momento en que Qin Guangwang apareció y vio la ciudad, sus ojos emitieron un brillo asesino interminable. Profundizó su tono: “¡Un grupo de sirvientes todavía se atreve a llamarse los progenitores de la raza fantasma!”

Li Qiye asintió y dijo: “Comienza. Destruiré el portal divino mientras te encargas de todo lo demás”.

“¡Muy bien!” Qin Guangwang respondió decisivamente y comenzó su marcha hacia la Ciudad Ancestral.

”¡Boom!” Él emitió un aura invencible y, de un solo golpe, algunos templos y pabellones de la Ciudad Ancestral se colapsaron instantáneamente.

“¡Crack, Crack!” Aparecieron grietas terribles dentro de la ciudad.

La ciudad tenía una defensa poderosa, pero Qin Guangwang era como un eterno Dios Rey, el perímetro de la ciudad que alguna vez fue fortalecido por los emperadores inmortales no pudo detener sus pasos. Él entró en la ciudad y nadie pudo detenerlo. A medida que su ritmo se aceleraba, las defensas de la ciudad colapsaron una a una.

En ese momento, él era un Dios Verdadero, una deidad inmejorable en este mundo. Ninguna existencia podría detener su avance.

Numerosos expertos se adelantaron después de su intrusión y emitieron sus leyes de mérito más poderosas. Sin embargo, estos expertos eran solo hormigas ante Qin Guangwang.

Qin Guangwang presionó con una mano, causando que se rompieran innumerables leyes mientras la sangre pintaba la tierra. Estos expertos no pudieron detenerlo y fueron aniquilados al instante.

Esta escena inductora de escalofríos hizo que innumerables existencias y linajes desafiantes al cielo en el Sagrado Mundo Inferior se quedaran boquiabiertos.

Una existencia eterna en el Reino Inmortal de la Montaña Solitaria miró al aterrador Qin Guangwang y murmuró: “¿Es este un Dios Rey invencible de las leyendas? ¿O es él un verdadero Dios Verdadero?” (Valga la redundancia)

El espectáculo reflejado por los espejos celestiales asustaba a todos. Algunas personas reconocieron su identidad y dijeron: “¿No es ese Imp de Necrópolis? ¿Por qué Imp está yendo junto con Li Qiye?”

Dentro de la ciudad, miles de expertos habían muerto miserablemente en sus manos.

“¡No creas que puedes hacer lo que quieras!”, Rugió un antepasado de la Ciudad Ancestral. Varios antepasados ​​se unieron para formar un escuadrón formidable. Estos fueron los ancestros más fuertes entre todos los viejos muertos vivientes ya que estaban en el nivel de maestro legendario.

Cuando se dispararon hacia adelante, las auras imperiales aparecieron cuando el mundo tembló. Era cierto que estos antepasados ​​tenían armas de emperador.

“¡Clang!” Qin Guangwang arrojó tres espadas que fueron seguidas por centelleantes destellos en el cielo, haciendo que las cabezas de estos antepasados salieran disparadas. Incluso los antepasados ​​con armas de emperador no podían escapar de la muerte.

Estas fueron tres espadas de sangre que eran extremadamente hermosas. Era como si estuvieran bañadas en la sangre de los dioses. Cada espada emitía un aterrador rayo sangriento que hacía que las almas de los espectadores huyeran de sus cuerpos. Estas fueron las armas más feroces del mundo, ¡fueron capaces de matar a dioses e inmortales!

Li Qiye no pudo evitar elogiarlo después de ver las tres espadas de sangre de Qin Guangwang: ”Espadas de Sangre que Aniquilan el Cielo”. Murmuró después de una breve pausa: ”De hecho son dignas de ser espadas otorgadas por esa existencia invencible”.

Innumerables personas quedaron estupefactas después de ver esta escena. Estos eran personajes de nivel ancestral que fueron decapitados por un solo movimiento. Ninguno de ellos pudo detener las espadas de sangre, lo que hizo que la gente entendiera que las espadas no solo eran imparables, sino también el mismo Qin Guangwang.

Una existencia eterna que había estado sellada por muchos años sintió un escalofrío en su corazón y dijo con certeza: “Definitivamente es un Dios Rey imbatible, pero ¿cómo es que no he oído hablar de una persona así antes?”.

”Es hora de empezar”. Li Qiye entró en la Ciudad Ancestral con la Llave Ancestral del Origen Fantasma en la mano. La giró y todos los pequeños fantasmas volaron.

“¡Whoosh!” Cuando Li Qiye movió la llave, los noventa y nueve pequeños fantasmas se convirtieron en agujeros negros del tamaño de una taza y todos se movieron alrededor de Li Qiye.

Las Mil Islas en la Nube Distante del sur estaban muy lejos de la Ciudad Ancestral, pero en este momento, las noventa y nueve islas emitieron un resplandor deslumbrante. Los habitantes de las islas no sabían lo que estaba pasando.

“¡Rumble!” Las noventa y nueve islas temblaron cuando sucedió lo increíble. Todos ellos se convirtieron en gigantescos cañones mientras luces negras se condensaban a su alrededor.

“¡Muere!” Cuando Li Qiye entró a la ciudad, muchos de los expertos supervivientes corrieron hacia él, pero él ni siquiera pestañeó.

A medida que los enemigos se aproximaban, los agujeros negros junto a Li Qiye apuntaban hacia ellos.

“¡Boom!” Con un ensordecedor estallido, un cañón de las Mil Islas disparó. En este instante, el agujero negro más cercano apuntó al grupo de expertos de la Ciudad Ancestral y desató un rayo negro. Muchos disparos más siguieron inmediatamente después.

”¡Boom! ¡Boom! Boom!” Los expertos entrantes explotaron mientras su sangre llovía desde el cielo después de recibir disparos de estos cañones negros.

”¡Rumble!” Los agujeros negros continuaron disparando continuamente. Era prácticamente imposible esquivar estos rayos negros. Incluso los más fuertes serían arrojados a una escena de carnicería.

Capítulo 599: Masacrando la Ciudad Ancestral

Arte Oficial de Qiurong Wanxue, algo en desacuerdo porque el autor la describe con el cabello blanco T_T

Descarga:

6 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    Cierto el autor describió a su raza con su pelo blanco como algo distintivo de ellos….pero aún así me agrada como se ve

    A por cierto me agrada la masacre también,espero que lo que sigue se ponga aún mejor

    1. Avatar

      Lector

      Nivel 10

      CarlosRD - hace 3 meses

      Los que vemos este tipo de novelas estamos acostumbrados a las masacres, tanto que se a vuelto un fetiche….. uwu

          1. Hotaru

            Lector

            Nivel 1

            Hotaru - hace 1 semana

            X3

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.