<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 615

Capítulo 615: Atónito

”El Señor del Condado dijo que hice una gran contribución esta vez. Después de dos lotes más de Bambú Jade de Sangre como este, él me recomendará a la prefectura. Incluso si no puedo convertirme en alumno de un alquimista debajo del Monarca Demonio Pino Antiguo, aún podré unirme a alguien más”.

“Solo concéntrate en estudiar la alquimia y olvida todo lo demás”. Li Qiye dijo con una sonrisa: “Esos alquimistas no pueden enseñarte nada. Estaré aquí por un tiempo y te enseñaré el refinamiento de píldoras, trata de aprender todo lo que puedas. Si quieres ver un mundo más grande, entonces el gobierno de la prefectura no es una mala elección. El País Bambú Gigante es un país en el que vale la pena alojarse”.

”¿En serio?” Shi Hao quedó sorprendido por esta sugerencia. Aunque no conocía el nivel de alquimia de Li Qiye, entendió que la habilidad de Li Qiye en el refinamiento de píldoras era increíble.

Aunque eran maestro y aprendiz desde que Li Qiye le enseñó, no había un título oficial. Li Qiye nunca le había prometido nada a Shi Hao, pero ahora, el propio Li Qiye dijo que le enseñaría el refinamiento de píldoras a Shi Hao, por lo que la situación había cambiado.

Li Qiye dijo despreocupadamente: ”No te preocupes, te enseñaré una o dos artes para refinar píldoras. Incluso si no puedes estudiar todos los diferentes caminos de la alquimia, sería suficiente para ti tener un futuro brillante en el País Bambú Gigante. El único requisito es que tengas que trabajar duro, no enseñaré a alguien que desee cosechar sin sembrar”.

Shi Hao estaba extasiado y rápidamente se inclinó para decir: ”Gracias, hermano Li, no, gracias, Maestro, por enseñarme alquimia…”

Li Qiye lo detuvo y negó con la cabeza para decir: ”No soy una persona que acepta discípulos tan fácilmente. Hoy, te estoy enseñando el refinamiento de píldoras debido a nuestro encuentro. En el futuro, solo llámame hermano y no te preocupes por las formalidades”.

Shi Hao se rascó la cabeza y reflexionó un momento antes de decidir escuchar a Li Qiye: “Si el hermano Li lo dice, entonces haré exactamente eso”.

Regresaron a la Montaña Jade de Sangre y Li Qiye continuó enseñando a Shi Hao mientras se cultivaba. Se había recuperado por completo y se habría ido si no hubiera sido por la educación en alquimia de Shi Hao.

En ese momento, Li Qiye volvió a sellar la habitación con las Cinco Puertas mientras se sentaba en actitud meditativa y canalizaba su ley de mérito y su Rueda de Vida. Una gota parecida a una perla de Sangre de Longevidad rodó sobre una placa de jade mientras su Palacio Destino estaba en lo alto, convirtiéndose en diferentes bases dao.

Los trece palacios rugían mientras separaba a cada uno de ellos. Algunos contenían tesoros, otros cultivaban medicinas espirituales y otros refinaban Tesoros de Vida…

Dentro del palacio principal, la piedra de destino que obtuvo de la Divina Montaña del Dragón en la Primera Tumba Siniestra flotaba en el cielo. Esta piedra era realmente sorprendente, no necesitaba la ayuda de Li Qiye, ya que podía refinarse utilizando el fuego de la vida. Este proceso de autorrefinación le permitió tomar la forma inicial de un gran sello: ¡estaba a punto de convertirse en un sello del tesoro!

Li Qiye no interfirió con el verdadero tesoro de destino, lo dejó autorrefinarse y le permitió hacer lo que le plazca.

Mientras tanto, en el decimotercer palacio, el huevo de piedra tomó un lugar por sí mismo. La verdad es que Li Qiye todavía no había investigado realmente este huevo de piedra que obtuvo del Cementerio Celestial.

De hecho, este huevo de piedra era insoportablemente arrogante, incluso la piedra de destino de la Divina Montaña del Dragón no podía competir con él. No fue hasta que Li Qiye abrió el decimotercer palacio que el huevo de piedra le concedió el palacio a la piedra y tomó el decimotercer palacio por sí mismo.

Li Qiye estaba indefenso contra este arrogante huevo. Este huevo había considerado el decimotercer palacio como su hogar y no podía ahuyentarlo aunque quisiera.

”¡Hmzzz!” El Verdadero Destino de Li Qiye emitió un brillante resplandor a medida que capítulos de leyes universales escapaban de él. Otra copia idéntica de su Verdadero Destino apareció con leyes giratorias: uno podía ver tres almas adentro.

Alma de Muerte, esto era lo que Li Qiye quería cultivar a partir de la Escritura de la Muerte, tomada de la Primera Tumba Siniestra.

Como una de las nueve Grandes Escrituras Celestiales, era extremadamente desafiante y aterradora. No tenía técnicas ni leyes de mérito y solo le permitió a Li Qiye refinar su cuerpo. Esta escritura incomparable tenía cuatro tipos diferentes de artes de cultivo: Alma de Muerte, Capítulo de Muerte, Sello de Muerte y Registro de Muerte.

El Alma de Muerte fue lo primero que eligió para cultivar ya que se podía decir que era crucial para él.

Había comprendido por completo los misterios de la Escritura de la Muerte, así que no le fue difícil crear el Alma de Muerte.

El Alma de Muerte, por el momento, estaba copiando las tres almas de Li Qiye dentro de su Verdadero Destino. Una persona tenía tres almas y las tres almas de un cultivador eran parte de su Verdadero Destino.

Después de crear con éxito un Alma de Muerte, uno podría dividir esto en tres secciones o tres almas y luego esconderlas.

Con estas tres Almas de Muerte ocultas, mientras no fueran destruidas, la persona sería indestructible.

Incluso si su cuerpo fuera destruido junto con su Verdadero Destino, las Almas de Muerte permitieron que uno permaneciera vivo para reconstruir un nuevo Verdadero Destino y cuerpo.

Esto fue algo imposible para los cultivadores. Uno podría reconstruir un cuerpo, pero era el fin si el Verdadero Destino también se destruía.

Sin embargo, la Escritura de la Muerte fue así de mágica. Mientras las Almas de Muerte aún estuvieran allí, había una posibilidad de renacimiento, incluso si el Verdadero Destino de uno fuera destruido.

Por supuesto, esto no permitió la vida eterna ya que solo ayudó a Li Qiye a volverse casi imposible de matar.

Los cultivadores vivirían hasta que su vida útil se agotara, ni siquiera las Almas de Muerte podrían salvarlos de esta regla. Solo salvó a los cultivadores de muertes inesperadas y no del curso natural de la vida.

Ahora, Li Qiye estaba pensando en dónde esconder sus tres Almas de Muerte. No importaba dónde los escondiera o si los sellara en diferentes artículos. Mientras esos elementos permanecieran indestructibles, entonces Li Qiye siempre tendría la oportunidad de revivir.

Necesitaba reflexionar acerca de las ubicaciones y los elementos apropiados para que él sellara sus almas. Él también debía separarlos y hacerlo con el mayor secreto. Esto le permitiría vivir hasta que se agote su vida útil.

Una vez que esta tarea se llevara a cabo, solo habría dos formas para que él muriera. La primera sería si alguien lograra encontrar sus tres Almas de Muerte y destruyera las tres, ¡y la segunda sería esperar hasta que muriera de viejo!

Por lo tanto, Li Qiye se enfrentó a un asunto extremadamente crucial para encontrar lugares y artículos apropiados para evitar la muerte en el futuro. Esta no fue una tarea fácil. Solo Li Qiye sabía que, en un futuro lejano, se enfrentaría a una situación terrible más allá de la imaginación. Antes de que llegue ese día, ¡debe garantizar que sus Almas de Muerte sigan siendo imposibles de rastrear!

Li Qiye fue especialmente cauteloso sobre este asunto porque entendía a qué se enfrentaría en el futuro. Los tres lugares deben ser lugares de máximo secreto.

Continuó cultivándose en la Montaña Jade de Sangre mientras le enseñaba el refinamiento de píldoras a Shi Hao. En un abrir y cerrar de ojos, habían pasado otros tres meses. Hoy, un invitado inesperado vino a la Montaña Jade de Sangre.

”¡Abuelo Bai!” Shi Hao se sorprendió al ver a este invitado. En esta área remota, un Jefe de Alquimia como el abuelo Bai era un gran personaje, por lo que su llegada repentina asustó al alma de Shi Hao. No esperaba ver al abuelo Bai caminando personalmente hasta allí, ya que, con solo una orden suya, habría discípulos haciendo el recado por él.

El abuelo Bai llegó e ignoró el asombro de Shi Hao, agarró su mano y le preguntó con urgencia: “Dime rápido, ¿dónde está tu amigo?”

Shi Hao estaba asustado después de ver la expresión tensa del abuelo Bai y pensó que Li Qiye había causado un gran problema. Tartamudeó y preguntó: ”Abuelo Bai, ¿qué hizo el hermano Li?”

El abuelo Bai respondió rápidamente: ”Nada. Llévame ante él, ¡necesito consultarle algo!”

Shi Hao dejó escapar un suspiro de alivio y dijo: “El hermano Li está adentro”.

Shi Hao lo encontró bastante extraño. ¿Consulta? El abuelo Bai era un famoso jefe en esta área, entonces ¿por qué un pez gordo como él debería hacerle preguntas al hermano Li?

“¡Llévame a verlo!”. El abuelo Bai entró corriendo a la casa. Era más exacto decir que estaba arrastrando a Shi Hao en lugar de ser llevado por él. El abuelo Bai estaba ansioso por seguir con eso.

”¿Qué está pasando?” Casualmente, Li Qiye salió en el momento en que el abuelo Bai estaba arrastrando a Shi Hao adentro y preguntó algo sorprendido.

”Hermano Li… El abuelo Bai quiere verte”. Shi Hao respondió rápidamente, luego corrió hacia él y le susurró al oído: ”El abuelo Bai es una buena persona, así que si hay algo, puedes decirle al abuelo Bai”.

Shi Hao estaba asustado por la apresurada aparición del abuelo Bai y pensó que Li Qiye había hecho algo malo.

El abuelo Bai ignoró los susurros de Shi Hao y se inclinó hacia Li Qiye: “Nuestro último encuentro fue demasiado brusco y este anciano tenía ojos pero no podía ver el monte Tai. Permítame presentarme, mi nombre es Bai Weng, ¿puedo saber el nombre del Joven Noble?”

”Li Qiye”. Li Qiye miró al anciano y respondió tranquilamente.

 

Descarga:

8 Comentarios Comentar

    1. Avatar

      Lector

      Nivel 4

      Marcellwar - hace 3 semanas

      Ahaah ese voldermord no se compara a li quije xd al menos el si sabra como ocultar bien sus almas xd

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.