<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 627

Capítulo 627: Plaza Gólem

¿Quién era ella? Ella provenía de un noble linaje, un fénix entre las mujeres, una orgullosa hija del cielo además de tener una belleza excepcional con innumerables admiradores, incluidos príncipes y prodigios. En el Reino de la Alquimia y el Mundo Medicinal de Piedra, muchos perdieron el sueño pensando en ella por la noche, luego perdieron la cabeza al verla y nunca pudieron olvidar su belleza después.

Sin embargo, anoche, este mocoso una y otra vez eligió oponerse a ella de una manera tan bravucona. ¡Y hoy, incluso estaba actuando como si no supiera quién era ella!

Su actitud la humilló y la hizo desear matarlo incluso más que cuando soltaba palabras crueles y groseras.

Finalmente, la niña orgullosa respiró hondo y contuvo su impulso de matar. Si Li Qiye fuera a actuar como un “extraño”, entonces también mostraría la postura más arrogante para encontrarse con él. Con eso, exhibió una actitud noble y fuera de alcance, cualquiera que la viera en este momento bajaría la cabeza. Ella ya era extremadamente poderosa, por lo que, con esta arrogante aura, otros pensaban que ella era una joya o una diosa bajo la luna.

Ella miró hacia abajo con desprecio a Li Qiye como si fuera un transeúnte o un insignificante pueblerino. Después de mirarlo fijamente, no se molestó en mirarlo por segunda vez y se giró para desaparecer en la Plaza Gólem.

Su aura opresiva hizo que Bai Weng y Shi Hao temblaran. Los dos no eran como Li Qiye, así que tuvieron que doblar sus espaldas ya que no podían soportar su aura.

Después de que ella se fuera, finalmente pudieron dar un suspiro de alivio. Antes, sentían como si una enorme montaña se abalanzara sobre ellos, dejándolos sin aliento. Con su partida, finalmente pudieron ver el sol otra vez.

Bai Weng recuperó la compostura mientras aún temblaba un poco. Al ver que Li Qiye quería entrar en la plaza, rápidamente tiró de su manga y le preguntó: ”Joven Noble, ¿conoces la identidad de esa dama?”

“¿Identidad?” Li Qiye habló pausadamente ya que no le importaban demasiado estas cosas.

Su actitud indiferente dejó a Bai Weng sin palabras. No sabía si Li Qiye era lento o simplemente extremadamente arrogante.

Bai Weng respiró hondo y susurró: ”Joven Noble, esa pequeña señorita era una persona del Clan Jian. Si estoy en lo correcto, entonces ella es la hija de oro del Clan Jian”.

”¿Y qué?” Li Qiye respondió de una manera despreocupada. A él no le importaba el origen de la chica arrogante.

“¿Y qué …?” Bai Weng no pudo evitar levantar su tono ya que estaba muerto de miedo.

Shi Hao, por otro lado, tartamudeó: ”Es… es… “La Flecha Número Uno” … ¿el Clan Jian?”

Bai Weng rápidamente respondió: ”¿Cuántos Clanes Jian tenemos en el Reino de la Alquimia fuera de la Flecha Número Uno, el Clan Jian?”

Después, le recordó a Li Qiye: ”Joven Noble, el Clan Jian es un linaje imperial creado por el Emperador Inmortal Diyi Jian. Es una existencia famosa y monstruosa en nuestro Reino de la Alquimia”.

Temía que Li Qiye no conociera la fuerza del Clan Jian y continuó: “Aunque nuestro País Bambú Gigante es bastante fuerte, somos mucho más débiles que el Clan Jian. Su influencia llega a todos lados y también tienen más de diez dominios del tamaño de nuestro país”.

”¿Y qué?” Li Qiye todavía pronunció la misma frase.

Bai Weng estaba completamente perdido. ¿Qué más podría decir si Li Qiye ni siquiera puso al Clan Jian en sus ojos? Li Qiye luego continuó sin preocuparse: “Está bien, ignora a ese Clan Jian, podemos entrar ahora”.

No preocuparse no significaba que él no supiera nada sobre el Clan Jian. Con un poder increíble, el Emperador Inmortal Diyi Jian, solo, creó este clan en el Reino de la Alquimia.

El emperador era un gólem de sangre mixta. A una edad temprana, era experto en usar el arco y lo usó para probar su dao. Eventualmente, se convirtió en un Emperador Inmortal asumiendo la Voluntad del Cielo.

El arte del arco y la flecha era bastante raro entre los verdaderos expertos, pero el emperador realmente alcanzó el pináculo con tal estilo. Esto era indicativo de lo increíble que era, por lo que su título, “Flecha Número Uno”, era fiel a la realidad. Durante la era donde el emperador reinaba con su flecha invencible, había una leyenda de que usó solo una flecha para matar a un inmortal. Por supuesto, esto era solo una leyenda y nadie sabía si era cierto o no.

Li Qiye, Bai Weng y Shi Hao ingresaron a la Plaza Gólem. La primera mitad de la subasta casi había terminado, y finalmente salió el tesoro presentado.

Un Caldero Celestial fue llevado a la habitación. Parecía un pájaro bermellón parado sobre un pie con la boca abierta hacia el cielo. Uno podía sentir el aire caliente soplando violentamente como si el caldero contuviera la llama más tiránica en este mundo.

”Este es un caldero celestial”. El subastador lo presentó después de que se sacó el caldero: ”Tiene un origen increíble. Surgió en una lejana cueva del sur en el Reino de la Alquimia que albergaba una Llama Celestial. ¡Su Fuente de Fuego es una de las más feroces de todas, la Llama Divina Bermellón!”

Debido a que el Mundo Medicinal de Piedra tenía la mayoría de los alquimistas, muchos de ellos también estaban presentes. Muchos de ellos tomaron aliento después de escuchar esto: “¡La Llama Divina Bermellón!”

Esta fuente de fuego era la mejor para los alquimistas, por lo que este caldero era un verdadero tesoro.

Bai Weng también se sorprendió al mirar el caldero después de escuchar el anuncio. Sintió que este era un tesoro inestimable: si pudiera obtener tal cosa, sería una satisfacción que duraría toda la vida.

Un alquimista preguntó con escepticismo: “¿Es real o falso?”

El subastador respondió de manera seria: “Juro por la reputación de la Plaza Gólem. ¡Este caldero fue identificado por nuestros tres alquimistas, por lo que la Fuente de Fuego de este caldero es definitivamente la Llama Divina Bermellón!”

“¿Cuál es la oferta inicial?”. Un joven se puso de pie y preguntó: “¡Este caldero será mío!”.

Los caminos eran realmente angostos para los enemigos. Este joven era el descendiente del Clan Lie que bloqueó el camino de Li Qiye a primera hora de la mañana, Lie Jie.

Su actitud arrogante era motivo de enojo, pero el Clan Lie tenía los bolsillos llenos. Un clan alquimista nunca careció de dinero.

”Como a todos les gusta tanto…” El subastador dijo inmediatamente: ”Entonces podemos comenzar. No hay una oferta inicial, no duden en decir su precio”.

Después de que Lie Jie escuchara que cualquier oferta estaba bien, tomó la iniciativa: ”¡Doy 5.000 jades refinados de Soberano Celestial!”

Otro alquimista dio su oferta: “¡Ofrezco 6.000 jades refinados de Soberano Celestial!”

Otro gran personaje de un clan de prestigio expresó su interés: “También ofrezco 6.000 jades refinados de Soberano Celestial, pero son del grado Soberano de la Joya”.

En general, cuando se trataba de jades refinados, los jades del nivel de Soberano Celestial significaban que eran del grado más bajo de jades refinados, de Pequeños Soberanos. A menos que se especifique lo contrario, esto era cierto para todos los niveles: comenzarían en el grado más bajo.

Mientras otros estaban comenzando una guerra de ofertas, Bai Weng le preguntó a Li Qiye con una mirada ardiente: ”¿Cómo está este Caldero Celestial?”

Sintió que esto ya era de la mejor calidad y era completamente adecuado para Shi Hao.

Li Qiye solo lo miró y dijo: ”No está mal”.

”¿No está mal… solo que no está mal…?” Bai Weng no pudo evitar tartamudear: ”Pero la fuente de fuego de … este … caldero ¡es una Llama Divina Bermellón!”

Bai Weng no sabía qué decirle a Li Qiye. En su opinión, este era el mejor de los calderos, pero Li Qiye solo dijo “no está mal”. Esta era la brecha entre los dos.

Li Qiye no tenía ningún interés por el caldero ante él. No valía la pena perder el tiempo, así que dijo: “¿Cuándo estarán subastando el otro caldero?”.

Bai Weng arqueó la barbilla hacia la derecha y dijo: ”Será en la segunda mitad de la subasta. Solo los invitados más honrados, aquellos que compraron tres artículos de la primera mitad o pagaron la tarifa de 8,000 jades refinados de Soberano Celestial, serían elegibles para participar. Por supuesto, los invitados de honor no están obligados a participar en la primera mitad”.

Li Qiye dijo: ”Entonces, esperaremos hasta la segunda mitad, no hay nada que ver aquí”. Con eso, comenzó a alejarse.

”Pero” Bai Weng se sorprendió. Sin embargo, Li Qiye ya había empezado a caminar hacia la entrada, por lo que Shi Hao y él corrieron rápidamente para ponerse al día.

Había guardias al lado de la entrada de la sala donde estaba teniendo lugar la segunda mitad de la subasta. Li Qiye fue detenido inmediatamente cuando llegó allí.

Dos guardias bloquearon su camino, mientras que uno de ellos dijo fríamente: “Amigo, por favor, muestra el Decreto Noble. Si no lo tienes, entonces vete”.

”No tengo uno”. Li Qiye tranquilamente dijo: ”Pero ustedes deberían darme la bienvenida. Después de todo, esto sería un honor para tu Plaza Gólem”.

Li Qiye fue tan arrogante que causó que las expresiones de los dos guardias se oscurecieran. Uno habló fríamente: ”¿Estás buscando problemas?”

El otro se burló y dijo: ”Deberías mirar dónde estás parado antes de buscar problemas. ¡Estás en el lugar equivocado!” Con eso, su mano se estiró hacia Li Qiye.

 

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.