<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 635

Capítulo 635: Fruta de Longevidad

Grandes personajes como Reyes Demonio y Reyes de Piedra se miraron confundidos. Sin embargo, la Plaza Gólem tenía una reputación de oro y no subastaba artículos ordinarios.

Un Rey Demonio curiosamente le preguntó al subastador: ”¿Qué es eso?”

“Este pequeño no está exagerando, este artículo es realmente raro”. El subastador explicó: “Me temo que no mucha gente aquí hoy lo sabe. Esta es la primera vez que nuestra Plaza Gólem ve esto y la segunda vez que nuestro jefe lo ha visto”.

Un Rey de Piedra perdió su paciencia e insistió: “Está bien, no nos hagas adivinar, solo dinos de qué se trata”.

El subastador sonrió y dijo: “¡Este es una increíble Medicina Rey e incluso podría llamarse Medicina Inmortal! Compañeros grandes alquimistas, por favor, examinen detenidamente. Podrán reconocerlo de inmediato”.

Eventualmente, un alquimista tan viejo como un fósil se puso de pie. Sus ojos nublados se abrieron de par en par mientras tartamudeaba emocionalmente: “¡No.…! ¿Puede… ser la legendaria Fruta de Longevidad?”

”¡Qué! ¿Fruta de Longevidad?” La especulación de este viejo alquimista dejó el lugar en estado de shock.

Todos los otros alquimistas se pusieron de pie y enfocaron sus ojos para una mejor observación.

Un alquimista susurró: “Fruta de Longevidad, aunque es una fruta, esta aparece en el área de las raíces. Con la forma de una patata, tiene un tono púrpura oscuro…”

Luego perdió la voz y gritó: “¡Esta es realmente la legendaria Fruta de Longevidad!”

Después de escuchar la confirmación, los antepasados ​​que se escondían en sus habitaciones privadas gritaron: “¡Fruta de Longevidad!”

Dentro de estas habitaciones oscuras ardían miradas brillantes.

”La visión del Anciano Li es bastante aguda, verdaderamente digno de ser un alquimista de renombre en nuestro Reino de la Alquimia”.

El subastador elogió al viejo alquimista que fue el primero en reconocer la fruta: “Compañeros invitados, esto es correcto, esto es de hecho una Fruta de Longevidad”.

Un viejo alquimista murmuró emocionalmente: “Fruta de Longevidad… He sido un alquimista durante cinco mil años, pero esta es la primera vez que veo una”.

El subastador dijo: “Compañeros invitados, una Fruta de Longevidad tiene una raíz y dos frutas, esta es una de las dos frutas. Nuestra Plaza Gólem está subastando esta en lugar de su dueño”.

Todos los compradores estaban sin aliento, especialmente los antepasados ​​de las grandes potencias. Justo antes de esto estaba la Difícil Era Dao, así que nuevos Paragones Virtuosos no aparecieron. Por lo tanto, todos los ancestros actuales del nivel Paragón Virtuoso fueron aquellos que habían dormido durante decenas de miles de años o incluso más. Confiaron en Piedras de Sangre de la Era para sellarse a sí mismos bajo tierra para su largo sueño.

Estos personajes tenían vidas limitadas. Algunos de ellos estaban a punto de morir y no querían hacerlo hasta el último momento. Deseaban medicamentos que pudieran prolongar su vida más que nadie. Las grandes potencias influyentes, especialmente los linajes imperiales, hicieron todo lo posible para comprar estos artículos de longevidad para sus ancestros.

Aunque estos medicamentos de longevidad tenían precios exorbitantes, eran la forma más común de prolongación de vida y siempre habían sido muy solicitados.

Los antepasados ​​imperiales comieron estas medicinas como simples comidas, pero no siempre sería efectivo. Eventualmente, los antepasados ​​seguirían usándolos hasta que los efectos disminuyan hasta el punto en que tendrían que encontrar hierbas espirituales más raras y medicinas inmortales para prolongar sus vidas.

El subastador habló incesantemente: “Compañeros invitados, sé que siempre habrá alguien que necesite esta Fruta de Longevidad. De hecho, incluso si los invitados no la necesitan, igual pueden comprarla como un regalo para sus mayores. Sería un regalo increíble y filial…”

El subastador habló y habló, pero los compradores quedaron hipnotizados por la Fruta de Longevidad, así que no les importó sus constantes divagaciones. Esta fruta era demasiado rara, así que solo mirarla un poco más era una fortuna en sí misma.

De hecho, la Plaza Gólem estaba trabajando para aumentar el impacto de este asunto. La subasta de un artículo como esta Fruta de Longevidad era prohibitivamente rara, ya que sus propietarios normalmente nunca las pondrían a la venta.

Si la plaza tuviera la capacidad de subastar tal artículo, entonces su prestigio aumentaría sustancialmente y tendría incluso más clientes en el futuro. Esta Fruta de Longevidad se convertiría en una fuente de fama para ellos, por lo que incluso renunciaron a la tarifa de entrada habitual.

”¡Honorables Invitados!” El subastador finalmente llegó al punto principal: ”Nuestro jefe la ha evaluado personalmente, ¡esta fruta puede aumentar la vida de una persona por seiscientos años!”.

“¡Seiscientos años!”. Los antepasados ​​ya no podían quedarse quietos y todos los compradores sintieron que sus corazones latían más rápido. Todos los presentes tenían uno o dos ancianos o un antepasado en su clan. Nada podría ser mejor si pudieran darle esta fruta a su antepasado.

Fue increíble prolongar la vida de Paragón Virtuoso por seiscientos años. Podrían seguir enterrados bajo tierra durante mucho más tiempo. Para un linaje, si un antepasado comía esta fruta, podría contribuir mucho más a la secta y podría surgir varias veces más adelante en el futuro.

“Es correcto, esta no es una Medicina Inmortal, pero, de hecho, es incluso mejor que una”. El subastador concluyó: “Independientemente de cuántos Medicamentos de Longevidad han comido sus antepasados ​​o qué nivel han alcanzado, siempre y cuando ellos no sean un Emperador Inmortal o el más alto nivel de Dios Rey, ¡esta fruta absolutamente podría aumentar su vida por seiscientos años! Por supuesto, los antepasados ​​que comieron esta fruta antes tendrían efectos decrecientes, pero confío en que los ancestros del Mundo Medicinal de Piedra que han probado esta fruta antes se pueden contar con los dedos de la mano”.

Cultivadores de diferentes reinos usaron diferentes medicamentos de longevidad. En cuanto a la prolongación de vida, dependería de las circunstancias de cada persona.

Sin embargo, la Fruta de Longevidad no consideró los niveles ni se vio afectada por el uso anterior de otras medicinas de longevidad, sino que siempre aumentó la vida de una persona en seiscientos años. Este fue un período de tiempo precioso para un pez gordo cerca de la muerte.

De hecho, tal como lo había declarado el subastador, aquellos que habían probado esta fruta suprema y rara en el Mundo Medicinal de Piedra eran extremadamente pocos en número.

Mientras los compradores fueron atraídos por la fruta, Bai Weng miró a Li Qiye. En este momento, entendió lo que Li Qiye había traído a la Plaza Gólem. Respiró hondo en este punto y se preguntó por un momento. Si Li Qiye pudiera sacar incluso una Fruta de Longevidad, ¿qué tiene el País Bambú Gigante para atraerlo? En este momento, no era Li Qiye pidiéndole al país que le permitiera quedarse, ¡era el país que le suplicaba que se quedara!

Shi Hao, por otro lado, no pensó demasiado en eso. Él solo miró con curiosidad la suprema Fruta de Longevidad.

En cuanto a Li Qiye, solo se podía encontrar una sonrisa en su rostro. La Fruta de Longevidad fue algo arrancado del Jardín Perdido de los Inmortales por él y Lan Yunzhu. Los dos lograron cosechar muchas Medicinas Rey.

Desde el principio de los tiempos, solo alrededor de tres personas habían llegado al Jardín Perdido. Las Medicinas Rey eran tan comunes como las verduras en este jardín, así que uno podría imaginar cuántas Li Qiye había arrancado. Otros no se atreverían a soñar con medicinas inmortales como el Ancestro Ginseng, pero Li Qiye tenía bastantes de ellas.

La Fruta de Longevidad era algo que Li Qiye sacó casualmente porque quería ver si la Plaza Gólem tenía algo digno de su atención.

La Fruta de Longevidad tenía dos tallos, por lo que Li Qiye ofertó la fruta con el espíritu más joven y mantuvo la otra fruta capaz de prolongar la vida por ochocientos años.

Mientras que a los demás no les importaba seguir mirando la fruta, un antepasado de un gran poder finalmente expresó su pregunta, ya que no podía esperar más: ”¿Cómo se venderá esta Fruta de Longevidad? ¿Cuál es la oferta inicial?”

El subastador respondió: “Esta fruta se está subastando para un invitado estimado. Este invitado no necesita jades refinados, por lo que solo cambiará la fruta por artículos”.

Todos los compradores aquí estaban bien versados ​​en este estilo de intercambio. Alguien que podía sacar una Fruta de Longevidad no le importaría algo como los jades refinados ordinarios. El tipo de persona que podía producir tesoros supremos solo comerciará con artículos valiosos.

El subastador dijo: “El estimado invitado también está aquí. Todos solo necesitarán sacar un artículo. Después de medio minuto, si el propietario no lo solicita, pasaremos a otra persona”.

En el momento en que estas palabras salieron a la luz, todos los compradores planearon rápidamente sus acciones futuras. Algunos hicieron un inventario de sus tesoros para ver si había algo que pudiera tentar a este misterioso dueño.

Un poco más tarde, el subastador golpeó su martillo y proclamó de manera seria: “Muy bien, que comience la subasta. ¡Cualquiera puede ofertar ahora!”

Un antepasado en una habitación oscura comenzó con su oferta: “Estoy dispuesto a cambiar el tesoro de vida de un Monarca Divino por esta Fruta de Longevidad”.

Esta oferta sorprendió a muchos otros. Los monarcas divinos eran verdaderos expertos entre los Paragones Virtuosos ya que eran existencias eternas. Una persona que podría sacar semejante tesoro debe ser un personaje increíble.

Sin embargo, un tesoro del nivel Monarca Divino no podía entrar en la vista de Li Qiye, así que no se molestó en mirarlo.

Como el dueño no respondió, el Paragón Virtuoso solo pudo suspirar.

Antes de que otro antepasado pudiera decir su precio, un alquimista más viejo aprovechó la oportunidad y dijo: “Usaré la escritura de alquimia de mi clan para comerciar por esta fruta. ¡Mi Clan Nanhu es famoso por su alquimia incluso en el Reino de la Alquimia!”

Sin embargo, estas palabras entraron por un oído y escaparon por el otro. Ninguna escritura de alquimia podría compararse con el canon en posesión de Li Qiye.

El alquimista se rio con ironía después de no obtener una respuesta. Él entendió que al dueño no le gustaba la herencia de su clan.

En otra habitación, otro antepasado habló en este momento: “Tengo una Ley de Físico Santo del Físico Diamante. Estoy dispuesto a cambiar esta ley por la Fruta de Longevidad”.

Pero, por supuesto, este artículo tampoco podía despertar el interés de Li Qiye ya que ninguna ley en el presente podría compararse con su Ley Física.

 

Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.