<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 646

Capítulo 646: Jardín de Alquimia del País Bambú Gigante

Sin embargo, una persona llamada Li Qiye salió de la nada y eliminó la necesidad de la competencia final para determinar al participante. A pesar de su infelicidad, el País Bambú Gigante aún los compensó por el largo viaje.

Además, la propia Señora Zi Yan fue anfitriona de esta fiesta, por lo que los alquimistas estuvieron encantados de asistir. La razón era muy simple: independientemente de aprobar o fallar la prueba, esta era todavía una buena oportunidad para ellos porque el jardín de alquimia del País Bambú Gigante era bastante famoso. Aunque Bambú Gigante no era un país alquimista, su jardín era enorme, con plantas a gran escala de hierbas medicinales y hierbas de alto nivel.

Aunque no podía compararse con el jardín de un monstruo gigante como el Reino de la Alquimia, tenía su propia reputación, era mucho mejor que los jardines de las otras grandes potencias. Por supuesto, había razones para su prosperidad.

Para estos alquimistas, especialmente los más jóvenes, esta era una rara oportunidad para echar un vistazo al jardín de alquimia, una oportunidad para aumentar su conocimiento al ver muchas hierbas y plantas extremadamente raras.

Los poetas y los eruditos amaban mirar la luna para obtener inspiración para las nuevas obras literarias. Sin embargo, en el Mundo Medicinal de Piedra, lo más maravilloso para los alquimistas era mirar las plantas.

Debido a esto, incluso antes de que comenzara la fiesta, muchos jóvenes alquimistas llegaron temprano al palacio y fueron acompañados al jardín por los discípulos del país.

Mientras tanto, la Señora Zi Yan presidía personalmente la fiesta dentro del jardín. No se quedó afuera para saludar a los invitados que llegaban, pero un Rey Demonio como ella asistiendo a una fiesta así ya era un gesto grandioso y apreciable para los jóvenes alquimistas.

Era muy conocida por su hospitalidad con los talentos y hoy fue un claro ejemplo de su humilde búsqueda de talentos, claramente, no solo estaba buscando halagos y fama.

Los alquimistas se sorprendieron una vez que entraron en el jardín de alquimia y miraron a su alrededor. Aunque muchos de los jóvenes eran de clanes alquimistas, todavía tenían que admitir que el jardín de alquimia del Bambú Gigante era digno de su prestigio.

Era enorme y ocupaba una gran ubicación. Mirando hacia el horizonte, se podían ver los diversos cambios en los paisajes, incluyendo diferentes lotes de campos, montañas, estanques e incluso estanques de alquimia, rojos como el fuego.

No importaba qué tipo de medicamentos cultivaran estos campos, todos estaban englobados en una densa energía terrenal. Podría decirse que este lugar estaba lleno, por lo que no solo era un lugar ideal para el cultivo de plantas, sino también una excelente ubicación para el cultivo normal. Un lugar tan maravilloso era algo para desear.

Después de ver la densa energía terrenal, los jóvenes participantes finalmente entendieron por qué este jardín de alquimia era tan famoso.

En su interior se pueden encontrar todo tipo de medicinas espirituales y hierbas del más alto nivel. Tal jardín era mucho mejor que los jardines de las otras grandes potencias.

¿Por qué el País Bambú Gigante tenía un jardín tan bueno? Muchos alquimistas y linajes habían debatido en secreto este asunto. Incluso los discípulos del país chismorreaban sobre esto.

Algunos creían que este jardín fue bendecido debido a la protección del árbol divino, que fue bañado con esencia divina por lo que fue capaz de cultivar muchos ingredientes de la alquimia.

Otros declararon que su excelencia era por haber sido construido al final de las Montañas Azules Elegantes, donde fue potenciada por la energía terrenal allí.

Muchas personas, incluidos los expertos del país en sí, pensaron que ambas especulaciones eran lógicas.

Estaba situado detrás del palacio, muy cerca del Jardín del Bambú. Uno tenía que cruzar este jardín de alquimia antes de que pudieran llegar al Jardín del Bambú y luego a las Elegantes Montañas Azur.

Todos en el Mundo Medicinal de Piedra sabían sobre el árbol de bambú gigante de este país. Por supuesto, este jardín de alquimia sería bendecido cuando un Guardián Divino estaba tan cerca para fortalecerlo.

La segunda teoría fue aún más aceptada. Había un dicho en el Mundo Medicinal de Piedra: tres venas ancestrales, ocho grandes venas. Las tres Venas Ancestrales fueron la Vena de Alquimia, la Vena de Piedra y la Vena de la Bestia.

Estas Venas Ancestrales también fueron llamadas, las fronteras de este mundo, ya que estas venas lo dividieron en tres grandes reinos. Estos reinos se llamaron el Reino de la Alquimia, el Reino de Piedra y el Reino de las Bestias, y los habitantes confiaron en ellos para existir.

Dentro de estos tres reinos había ocho Grandes Venas. Aunque estas ocho Grandes Venas no eran comparables a las tres Venas Ancestrales, ocuparon esta tierra como ocho monstruosos dragones.

Las Elegantes Montañas Azur fueron una de las ocho Grandes Venas. La cordillera cubría varias decenas de millones de millas de territorio. Hubo muchos clanes y grandes poderes construidos a lo largo de esta gran cordillera.

El País Bambú Gigante estaba situado en la cola de las Elegantes Montañas Azur y el palacio imperial estaba en el centro de la parte posterior. Por supuesto, era innecesario decir dónde estaba el jardín de alquimia: estaba en la punta de la vena.

Las tres Venas Ancestrales concentraron toda la energía terrenal en el Mundo Medicinal de Piedra, mientras que las ocho Grandes Venas pudieron hacer lo mismo en sus respectivos reinos.

Como las Elegantes Montañas Azur eran tan grandes, su territorio abarcaba decenas de millones de millas. Podría decirse que la vena condensó la mayor cantidad de energía del mundo, causando que la energía sea bastante gruesa aquí. Debido a su excelente ubicación, no era extraño que el jardín de alquimia fuera tan fértil.

Los asombrados jóvenes alquimistas también aprendieron mucho con la ayuda de los discípulos de Bambú Gigante y les presentaron todo aquí. También notaron el Jardín del Bambú muy cerca del jardín de alquimia: “¿Ese debe ser el Jardín del Bambú donde reside el guardián divino del País Bambú Gigante?”

No podían entrar al Jardín del Bambú, pero todavía podían verlo. Hubo sombras de árboles temblorosos y una rica vegetación, indicativo de su gran vitalidad. El árbol de bambú gigante era muy famoso en el Mundo Medicinal de Piedra, y el país incluso fue nombrado debido a él. Algunas personas se refieren a él como una deidad invencible.

La fiesta se hizo muy animada debido a la gran cantidad de jóvenes participantes. Muchos alquimistas conversaban entre ellos o simplemente miraban las plantas.

En ese momento, hubo un pequeño alboroto cuando un joven alquimista habló en voz baja: “El principal descendiente del Clan Qing está aquí”.

Un joven seguía a un discípulo de Bambú Gigante. Estaba vestido al estilo de un alquimista, ya que su cuerpo emitía una luz verde y un aroma a hierbas. Cualquiera podía oler estas fragancias provenientes de su cuerpo.

Varios jóvenes alquimistas que estaban familiarizados con él vinieron a saludarlo: “¡Hermano Qing Yu, finalmente lo lograste!”

Este joven alquimista era el descendiente del clan Qing, Qing Yu. El Clan Qing era un clan alquimista. Aunque nunca había producido un Emperador Alquimista, tenía varios Alquimistas Legendarios.

Por supuesto, sus logros en la alquimia no eran comparables a un monstruo como el Reino de la Alquimia u otros linajes de Emperadores Alquimistas, pero en el País Bambú Gigante, era el clan alquimista número uno.

Qing Yu no avergonzó a su noble educación ya que era bastante talentoso en el dao de la alquimia. A pesar de su corta edad, ya era un Gran Maestro Alquimista. Un alquimista de la generación anterior evaluó que, en menos de dos años, se convertiría en un Alquimista Profundo.

Fue muy brillante ser un gran maestro a una edad tan joven, así que esta fue la razón por la cual a Qing Yu lo llamaron el alquimista joven número uno en el País Bambú Gigante.

Su asistencia a la fiesta se vio ensombrecida por una expresión exasperada, pero debido a la necesidad de mantener la cordialidad con la señora Zi Yan, no se atrevió a ofenderla.

Un joven alquimista susurró después de notar la aparente insatisfacción: “Parece que Qing Yu es muy infeliz”.

Otro respondió: “¿Cómo podría estar feliz? Él ahora ha perdido su posición. Iba a asistir a la conferencia y representaría al País Bambú Gigante, pero ahora no tiene nada que hacer”.

Algunos otros alquimistas que pasaron las pruebas preliminares se sintieron aliviados después de ver a Qing Yu perder también su posición. Incluso el número uno en el país fue eliminado, por lo que no había nada más que pudieran hacer.

Una persona preguntó: “¿Quién es el alquimista que representará al País Bambú Gigante? Si Qing Yu también fue eliminado, ¿podría el país haber encontrado un alquimista superior a él?”

Un joven alquimista bien informado dijo: ”Es una persona llamada Li Qiye. Se desconoce su origen, pero me enteré de que es muy generoso y arroja dinero como si fuera basura”.

Muchos de ellos nunca habían oído hablar de Li Qiye, por lo que curiosamente preguntaron: “¿Quién es este Li Qiye? ¿Podría ser mucho mejor que Qing Yu?”

Los forasteros no conocían ni el origen de Li Qiye ni por qué el País Bambú Gigante pensaba tan bien de él. Después de seleccionar a Li Qiye, sacaron a Qing Yu de la lista sin siquiera darle la oportunidad de ser un ayudante.

 

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.