<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 661

Capítulo 661: Extorsión verbal

En ese momento, la escena era tan silenciosa que incluso se podía escuchar la caída de una aguja. Solo soplaba una suave brisa en el palacio imperial. De hecho, incluso la Señora Zi Yan junto a Li Qiye y los dieciocho monarcas detrás de él respiraron profundamente por la preocupación.

¡Este era un Paragón Virtuoso! Cualquiera que sea observado por uno, estaría nervioso y se sentiría incómodo, ya no se atrevería a actuar con tanta audacia.

Y, sin embargo, Li Qiye seguía imperturbable mientras estaba sentado en su silla. Ni siquiera estaba sentado derecho, estaba parcialmente acostado, completamente relajado mientras esperaba que el ancestro dijera su parte.

El ancestro miró a Li Qiye por un momento y solo tuvo un pensamiento; si este mocoso no estaba loco, entonces era un idiota. Sin embargo, como Li Qiye no parecía un idiota, ¡entonces tenía que estar loco!

Cuando todos pensaron que el Ancestro Huangfu tomaría medidas contra Li Qiye, en contra de sus expectativas, el ancestro habló lentamente: “Está bien si el País Bambú Gigante no quiere la guerra, pero su país atacó furtivamente a nuestro Hao’er. ¡Dañar a nuestro descendiente es un crimen atroz! La herida de nuestro Hao’er es grave, y fuera de las medicinas supremas, nada puede curarlo. ¡Esta es una pérdida increíble que debe pagar su país!”

Li Qiye sonrió y preguntó después de escuchar al ancestro: ”¿Ah? ¿Qué tipo de compensación quieres para la pérdida de tu Clan Huangfu?”

Los dieciocho monarcas dieron un suspiro de alivio después de escuchar a Li Qiye. Todos asumieron que Li Qiye estaba preparado para negociar con el Clan Huangfu en lugar de su declaración previa de asesinarlos a todos. Ahora, con el nuevo desarrollo, los monarcas sintieron que aún había espacio para la reconciliación entre las dos partes.

Al escuchar esto, mucha gente sintió que Li Qiye estaba cediendo ante el Clan Huangfu. Algunos sacudieron la cabeza después de recordar su actitud inicialmente arrogante. Parece que no duraría hasta el final, ya que finalmente tuvo que aceptar su derrota.

Mientras tanto, el Maestro del Clan Qing solo se burló mientras su cabeza estaba llena de expectativas. Entendió que con la aparición del Ancestro Huangfu, el País Bambú Gigante no tenía más remedio que aceptar la derrota. Este fue un éxito rotundo para su clan también.

En el patio, solo la Señora Zi Yan sacudió levemente la cabeza, ya que sabía muy bien que no había forma de que Li Qiye aceptara la derrota.

En ese momento, el Ancestro Huangfu dijo fríamente: ”Es simple. Su País Bambú Gigante tiene que ceder las ocho grandes prefecturas occidentales a mi clan Huangfu. Esa será la compensación por nuestras pérdidas”.

En el momento en que surgió esta demanda, las expresiones de los dieciocho monarcas se agriaron rápidamente. Esta demanda inicial era tomar la propiedad del país y fueron ocho grandes prefecturas incluso. ¡Esto era una extorsión, básicamente quería llevarse a todo el país!

Se estremecieron por dentro en ese momento, ya que se dieron cuenta de que su esperanza anterior solo se aferraba a hojas secas. ¡El Clan Huangfu nunca había considerado resolver esto pacíficamente o dejar ir su agresividad previa!

A lo lejos, las expresiones de muchos cultivadores, incluso los grandes personajes, cambiaron después de escuchar esto. Algunos de ellos ya sabían que no habría una solución pacífica, pero no pensaban que el Clan Huangfu pediría tanto.

”Oh, entonces quieres ocho grandes prefecturas. Muy bien, he escuchado tu condición”. Li Qiye asintió levemente con la cabeza, luego se volvió hacia el grupo del Clan Qing y preguntó: “¿Cuál es tu condición con respecto a tu hijo muerto?”.

La multitud se agitó en el momento en que Li Qiye habló. Incluso los monarcas que estaban detrás de él se sobresaltaron. Algunos de ellos incluso estaban enojados porque pensaban que Li Qiye estaba aceptando la demanda del Ancestro Huangfu. En sus mentes, su País Bambú Gigante nunca cedería a una demanda tan humillante.

Un Monarca Demonio ya no podía soportarlo y quiso intervenir, pero la Señora Zi Yan gentilmente agitó su manga, diciéndole que se calmara.

“Esto, esto es demasiado”. Un cultivador parado en la distancia no pudo evitar decir: “¿Dónde encontró el País Bambú Gigante a esta persona débil e incompetente? ¡Incluso lo dejaron a cargo…!”

Un gran alboroto apareció entre la multitud. Algunos incluso se enfurecieron porque la mayoría de los cultivadores todavía eran muy leales. Ahora, cuando Li Qiye parecía estar de acuerdo con la condición del Clan Huangfu, algunos de los cultivadores presentes no podían soportar esta vergüenza.

De hecho, incluso las personas del Clan Qing y del Clan Huangfu junto con los linajes de apoyo fueron tomados por sorpresa. Esta negociación fue demasiado fácil.

El Maestro del Clan Qing tropezó un poco después de escuchar la pregunta de Li Qiye. Se sintió un poco aturdido porque esto fue demasiado fácil. Se calmó y respiró profundamente antes de hablar: “engañaste a mi hijo, por lo que este crimen es imperdonable. Sin embargo, Su Majestad incluso te dio protección. Esto no solo demuestra que está abusando de su poder para obtener ganancias personales de manera arbitraria y perjudicial contra la reputación del País Bambú Gigante, sino que también está rompiendo la tradición de tener gobernantes sabios hasta ahora… ”

”Entiendo”. Antes de que el Maestro del Clan Qing pudiera terminar, Li Qiye agitó su manga y lo interrumpió: ”Estás tratando de decir que quieres la posición como Señor Real del país y tu Clan Qing entrará en la corte imperial para gobernar el país. En cuanto a mí, maté a tu hijo, así que tengo que pagarlo con mi vida. ¿Estoy en lo correcto?”

El maestro del clan se sorprendió un poco cuando Li Qiye dijo todo lo que quería oír, provocando que tragara saliva nerviosamente. Sin embargo, todavía se mordió los dientes y asintió solemnemente para decir: ”Sí, eso es correcto”.

”Está bien, tu pedido no es sorprendente”. Li Qiye asintió y luego miró a los expertos de los linajes que estaban ayudando al Clan Qing y les dijo: ”El Clan Huangfu y el Clan Qing han presentado sus condiciones, ¿cuáles son las suyas? Si no tienen ninguna, entonces resolveré los problemas de estos dos clanes”.

El asombro fue la única reacción ante la respuesta de Li Qiye. Al principio, solo cedía territorio al Clan Huangfu, pero ahora incluso le entregó la corte imperial al Clan Qing. Todos ahora sentían que Li Qiye no era el único que estaba loco, el grupo de la Señora Zi Yan también lo estaba, ¡ya que de hecho permitieron que una persona tan loca se hiciera cargo!

”¡Queremos el territorio a lo largo del Arroyo del Sur!” Un experto de una secta gritó de inmediato después de calmarse.

Dado que Li Qiye incluso cedería la corte imperial, ¿cómo podrían estas personas no tratar de aferrarse a esta oportunidad única en la vida?

“Nuestro Clan Yao quiere la región Langfang”. Otro experto dijo inmediatamente.

Esta escena envió a muchas personas a un atolladero. En ese momento, sentían que este lugar ya no se parecía a una negociación de asuntos importantes del país, era más como un mercado de alimentos. En realidad, ni siquiera podía considerarse un mercado, era más como niños jugando. Esto fue especialmente claro cuando estas sectas gritaron sus condiciones y acabaron con la atmósfera originalmente seria. Ahora se han convertido en ancianas ruidosas en el mercado, regateando los precios.

En este punto, incluso los dieciocho monarcas sintieron que esto era un poco gracioso. En ese momento, finalmente se dieron cuenta después de ver esta escena.

“Bien, bien, muy bien”. Li Qiye agitó su manga para detener a los linajes que gritaban y finalmente asintió con la cabeza para decir: “He escuchado sus condiciones y demandas”.

Con eso, todos los linajes no pudieron evitar mirar a Li Qiye. De hecho, todos los ojos estaban puestos en él en ese momento.

Querían ver cómo Li Qiye terminaría con esta escena ridícula de demandas exorbitantes. Mucha gente incluso se preguntó si este loco Li Qiye realmente cumpliría con estas demandas.

Una vez que todos callaron, Li Qiye finalmente se aclaró la garganta y dijo lentamente: ”Soy una persona muy receptiva. Todo el mundo tiene deseos, así que los he escuchado”. En este punto, se detuvo un momento antes de continuar: “Sin embargo, con respecto a sus condiciones y demandas, debo dar mis disculpas ya que realmente no puedo aceptar después de escucharlas. Ahora que ya terminaron, necesitan escuchar mis propias palabras también. Solo quiero decir una cosa: ¡Desaparezcan inmediatamente de mi vista! ¡Lárguense lo más lejos posible de mí!”

En el momento en que estas palabras salieron, el semblante de todos repentinamente se volvió extremadamente feo, especialmente los de aquellos del lado opuesto que dijeron sus demandas antes.

En este punto, muchos cultivadores espectadores se sintieron especialmente satisfechos, especialmente después de ver a los expertos del Clan Qing y las otras sectas lucir como si acabaran de tragar una mosca. Algunos se reían por dentro, pero no se atrevían a reír a carcajadas ya que el aura del Ancestro Huangfu todavía era bastante amenazante.

“¿Crees que esto es una broma?” En ese momento, el aura del Ancestro Huangfu era extremadamente aterradora, especialmente cuando su rostro se volvió frío, su aura podía congelar por completo el radio circundante de diez mil millas, haciendo que todos sintieran como si toda la capital estuviera dentro de un glaciar.

No había duda de que el Ancestro Huangfu, en ese momento, se había enojado. La furia de un Paragón Virtuoso podría cambiar incluso el comportamiento del cielo, causando que el mundo esté sin luz. En este segundo, todos se pusieron nerviosos y completamente callados bajo la furia del ancestro.

Li Qiye ligeramente levantado su frente y dijo: “Para mí, esto no es muy diferente de una broma”.

”Mocoso, cuando mi Clan Huangfu se enfurece, ríos de sangre fluyen. ¡Cuando haga un movimiento, las montañas y los ríos se derrumbarán!” El Ancestro Huangfu dijo fríamente: ”Si no puedes estar a cargo, haz que alguien más de tu país tome medidas y satisfaga mis demandas, ya que aún no es tarde. Si te niegas… ¡Herir a Hao’er y hacerme quedar en ridículo es más que suficiente motivo para que yo destruya tu país!”

“Así es, la corte imperial necesita mostrar sinceridad. ¡Si no te mantienes fiel a tus palabras y tratas los asuntos nacionales como una broma, eso llevará al colapso del país!” En ese momento, el Maestro del Clan Qing también dijo en tono serio: ”La corte imperial confabuló contra mi hijo e incluso protege a su asesino. ¡Ahora, no quiere ser fiel a sus palabras, esto desacredita a todo el país! Es hora de un cambio de liderazgo, ¡el País Bambú Gigante debe ser liderado por un rey sabio!”

Todos los expertos de las sectas que apoyaron al Clan Qing exclamaron airadamente: ”Sí, debemos derrocar al tirano incompetente de la corte imperial o, de lo contrario, nuestros ciudadanos tendrán que seguir sufriendo en esta horrible situación con angustia”.

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.