<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 665

Capítulo 665: Cultivación relajada

“Sé que todos ustedes se sienten indignados”. La vieja voz habló: “Pero no hay otra forma de hacerlo. El País Bambú Gigante no se considera fuerte, por lo que incluso si figuran entre las potencias de primer nivel, aún estaría en la parte inferior. Sin embargo, en la mente de todas las grandes existencias, es una zona prohibida en nuestro Mundo Medicinal de Piedra”.

“¿Zona prohibida?” Todos los ancianos quedaron atónitos ya que era la primera vez que oían esto. El líder del clan no pudo evitar preguntar: ”¿Por qué es así?”

“No me preguntes, yo tampoco sé. En resumen, es una zona prohibida. Si esto no fue así, ¿por qué ese país ocuparía una gran cantidad de energía terrenal de toda la Gran Vena Azur Elegante  y nadie se ha atrevido a objetar esto desde los tiempos antiguos?” La voz del sagrado ancestro continuó: ”Incluso el Reino de Alquimia no entraría fácilmente en el País Bambú Gigante. Su Emperador Alquimista de las Cien Hierbas había codiciado alguna vez el Néctar Inmortal, ¡pero incluso él no se atrevió a intentarlo y obtenerlo!”

Después de escuchar esto, todos los ancianos se confundieron. ¿Podría ser que este pequeño país tenía algo de lo que incluso el Reino de Alquimia desconfiaba?

”¿Es por su Guardián Divino?”, Preguntó el líder del clan.

La voz del ancestro respondió: “Me temo que nadie lo sabe. Al menos, yo no. En resumen, no pienses en atacar el País Bambú Gigante. Esa tierra pacífica es una zona prohibida, romper su tranquilidad solo provocará un desastre”.

Los ancianos y el líder del clan se callaron. Como su Sagrado Ancestro Gu lo había dicho, no volvieron a mencionarlo.

“Pero la sangre de nuestro Clan Huangfu no se derramará en vano”. El ancestro volvió a hablar en tono grave: “¿El líder del clan dijo que todo este asunto se debe a un joven llamado Li Qiye? Está bien entonces, esta muerte será pagada con la vida de uno, usen su sangre para lavar esta humillación. No se metan en el País Bambú Gigante. ¡Esperen a que este joven se vaya, luego tómense tu tiempo para tratar con él! ¡Dejen que la gente de este mundo sepa que aquellos que se oponen a nuestro Clan Huangfu no tendrán un buen final!”

El líder del clan se inclinó y dijo: “Este discípulo entiende”.

“Traigan a Hao’er aquí, lo trataré”. En ese momento, la voz habló de nuevo.

El líder del clan se emocionó. Su Sagrado Ancestro Gu no solo tenía un cultivo profundo, también era un alquimista increíble. Con su ayuda, su Hao’er definitivamente estaría bien.

***

En ese momento, el País Bambú Gigante estaba completamente tranquilo. El Clan Qing había sido destruido y los que los apoyaban aceptaron su sentencia uno por uno. La corte imperial era tan inquebrantable como antes, tal vez era aún más estable después de este evento.

El árbol de bambú gigante dentro de la capital se volvió incluso más inspirador. En ese momento, cualquiera que entrara en la capital y mirara hacia las nubes para ver el bambú gigante llevaría un sentido de respeto en su corazón. Incluso hubo quienes se inclinaron y oraron para que el árbol protegiera sus hogares y familias.

Después de matar al Ancestro Huangfu junto con numerosos expertos, a Li Qiye no se le pidió que se hiciera cargo de ningún asunto del País Bambú Gigante. Todo el trabajo había sido entregado a la Señora Zi Yan. Ella todavía era la gobernante como antes, cuidando del panorama en general.

De hecho, ella y los dieciocho monarcas realmente querían que Li Qiye se quedara e incluso tomara el puesto de Señor Real, pero Li Qiye no tenía intención de hacerlo. Debido a esto, no se atrevieron a mencionarlo nuevamente.

Li Qiye permaneció en el palacio y no volvió a salir, solo se cultivó a puertas cerradas. Entrenado minuciosamente y, con su esfuerzo, su velocidad de avance en su cultivación fue bastante rápida.

Para los cultivadores, el Reino Soberano Celestial era muy importante ya que este era el ámbito en el que uno se comunicaba con el gran dao para derivar sus propias profundidades. Esto fue para construir una gran base para convertirse en un Rey celestial o incluso en un Paragón Virtuoso en el futuro. Solo comunicándose verdaderamente con el dao y derivando sus misterios, uno podría alcanzar la sublime culminación. Al hacerlo, uno podría ir aún más lejos en el nivel de Paragón Virtuoso y crear su propio gran dao que le pertenecería solo a él.

Comunicarse con el dao y derivar sus misterios fue pan comido para Li Qiye. Nadie en este mundo era más versado que él con respecto a la comprensión del dao y derivar los misterios a su estado final.

Por supuesto, decir esto era innecesario. Li Qiye tenía trece Palacios Destino, la única persona en lograr esto. El decimotercer palacio se alzaba sobre los altos cielos y abarcaba innumerables leyes. Con una ventaja tan incomparable, estos problemas fueron triviales para él.

A pesar de este caso, Li Qiye todavía cultivaba tranquilamente paso a paso y derivaba cada ley de mérito y gran dao a su última evolución, luego dio un paso más.

Se podría decir que Li Qiye estaba puliendo todas sus leyes y técnicas de mérito que ya eran sobresalientes para empezar. Bajo tal entrenamiento, incluso el arte más común en su arsenal se volvió incomparablemente enigmático. Un solo gesto fue suficiente para incitar la armonización con el gran dao y la miríada de leyes.

Fuera del cultivar el dao y de fortalecer su base, Li Qiye usó su tiempo libre para refinar su Sello Mundial. En ese momento, su Verdadero Tesoro de Destino había tomado forma, por lo que necesitaba aún más energía sanguínea y limpieza del dao.

Durante este período en el que no tenía nada más que hacer, Li Qiye sacaría la piedra que dejó el Emperador Inmortal Wan Shi para echarle un vistazo. En otras ocasiones, pensaba en los otros tesoros. Por ejemplo, el artículo sacado desde el interior del Ave de Alquimia.

Hablando del Ave de Alquimia, estaba muy cómoda y libre. Incluso se podría decir que amaba el campo de alquimia de Li Qiye hasta la muerte. Este campo de alquimia albergaba al Ancestro Ginseng, la Vid de la Reencarnación Celestial, la Peonia Inmortal… todo tipo de excelentes Medicamentos Inmortales.

Para el ave, estas eran los medicamentos que más amaba. Fácilmente se consideraba el guardián del campo y se ocupaba de preparar el suelo, regar, fertilizar y atrapar insectos…

¡Por supuesto, el fertilizante era su orina y sus heces! Aunque el campo de alquimia de Li Qiye era realmente extraordinario, el Ave de Alquimia nació para el dao de la alquimia. Su excremento era el mejor fertilizante, incluso para los Medicamentos Inmortales.

Debido a esto, el ave fue muy bien recibida en el campo de alquimia. A cada uno de los Medicamentos Inmortales realmente les gustó tenerla alrededor.

Su duro esfuerzo eventualmente dio sus frutos. Dado que nació para el dao de la alquimia, era el mejor medio para los efectos medicinales, por lo que al permanecer en este campo, se alimentó con los Medicamentos Inmortales, lo que hizo que su cultivo fuera aún más fuerte. Su cuerpo también sufrió un cambio innato. Al mismo tiempo, cuando su cuerpo estaba mejorando, podría hacer un trabajo aún mejor para beneficiar al campo de alquimia.

Li Qiye tenía demasiados tesoros, por lo que no gastó demasiada energía en cultivar estos Medicamentos Inmortales. El ave vigilando el campo de alquimia en su lugar le ahorró mucho trabajo, eliminando algo de estrés en su agenda.

En un abrir y cerrar de ojos, Li Qiye se había quedado en País Bambú Gigante durante casi medio año, y la conferencia del Reino de Alquimia se acercaba.

Un día, la Señora Zi Yan fue a ver a Li Qiye y dijo: “La conferencia ya casi inicia. Planeo ir a la conferencia después de la celebración del cumpleaños del Árbol Padre de Todos los Pinos”.

“¿Árbol Padre de Todos los Pinos?” Li Qiye hizo una pausa por un momento después de escuchar esto. Luego miró a la señora y le dijo: “¿Hablas del Árbol Padre de Todos los Pinos de la Gran Vena de Pino?”

”Sí, el Árbol Padre de la Gran Vena de Pino”. La Señora Zi Yan rápidamente respondió: ”Su cumpleaños número quinientos mil se celebrará muy pronto. Por el momento, todas las grandes potencias e incluso los linajes de emperador de los grandes reinos enviarán personas allí para presentar sus respetos. Nuestro País Bambú Gigante también fue invitado, por lo que planeo entregar personalmente nuestros mejores deseos”.

Li Qiye no pudo evitar recordar algunas cosas después de que la señora tocó el tema, por lo que murmuró y se rio entre dientes: “El viejo decrépito de la Montaña de Todos los Pinos eh…”

“¿El Joven Noble conoce al Árbol Padre de Todos los Pinos?” La señora no pudo evitar preguntar después de notar la expresión de Li Qiye.

Li Qiye solo sonrió y no respondió esta pregunta. En cambio, dijo: ”Quinientos mil años, realmente difícil… este mundo es bastante despiadado después de todo”.

Quinientos mil años definitivamente merecieron una gran celebración de cumpleaños. Aunque había muchas existencias en este mundo que habían sobrevivido desde los tiempos antiguos, estas existencias fueron sepultadas en Piedras de Sangre de la Era bajo tierra. Este tipo de cultivador no se puede considerar vivo. Incluso si uno estuvo sellado durante un millón de años, esto no significa que tenía un millón de años. Su edad real sería contabilizada por el tiempo que realmente pasó en este mundo.

Quinientos mil años era absolutamente mucho tiempo. Aunque los cultivadores podían vivir aún más tiempo, para la mayoría, vivir por cien mil años ya era extremadamente difícil y mucho menos quinientos mil años.

De hecho, incluso un Dios Rey no viviría por quinientos mil años. Incluso podría decirse que en los Nueve Mundos, ni siquiera los Emperadores Inmortales podían vivir tanto tiempo.

La Señora Zi Yan asintió y dijo: “Este es realmente el caso. En el Mundo Medicinal de Piedra, fuera de nuestro Guardián Divino, el Bambú Gigante, creo que nadie más es más viejo que el Árbol Padre de Todos los Pinos. El Árbol Padre de Todos los Pinos y nuestro Guardián Divino son conocidos como los dos grandes Ancestros Demonio del Mundo Medicinal de Piedra”.

“Eso es incorrecto”. Li Qiye sonrió y sacudió la cabeza suavemente para decir: “Nuestro bambú gigante no es un Ancestro Demonio…”

La señora se sorprendió un poco y dijo: “¿No es un Ancestro Demonio? Nuestro Guardián Divino ha sido llamado deidad, por lo que debe haber llegado al dao. Además, me temo que nadie en el Mundo Medicinal de Piedra ha vivido más que nuestro Guardián Divino”.

“¿Qué es lo que define a un demonio?”, Explicó Li Qiye con una sonrisa: “Un demonio obtiene inteligencia del dao, pero el bambú gigante aún no lo ha logrado”.

Estas palabras asustaron a la señora. Ella siempre había pensado que el bambú gigante se había convertido en un demonio, especialmente después de sus acciones esa vez. Los acontecimientos recientes fortalecieron su creencia de que había llegado a la cima y se convirtió en un Dios Rey.

Ahora, la respuesta de Li Qiye la tomó completamente por sorpresa. No pudo evitar preguntar aturdida: ”¿Nuestro Guardián Divino no se convirtió en un demonio?”

Para una existencia como el bambú gigante, convertirse en un demonio era algo fácil, pero no se convirtió en uno. Esta fue realmente un motivo de desconcierto.

”No. Para ser exactos, sigue siendo solo un árbol de bambú verde. Por supuesto, también puedes llamarlo Bambú Inmortal o Bambú Divino, pero definitivamente no es un demonio”, respondió Li Qiye.

Nota: hasta aquí llegó la sensatez del ancestro ese.

Descarga:

6 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    Bueno querían morir de todos modos, bueno sigan ese camino y cumplirán su deseo.

  2. Avatar

    Lector

    Nivel 4

    Marcellwar - hace 2 semanas

    Pensaba que tenia cerebro….olvidenlo ya veo gente muerta y clan desaparecido xd

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.