<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 673

Capítulo 673: Princesa Dragón

La Princesa Dragón, por supuesto, no era de la Tribu Dragón sino simplemente de una dinastía draconiana. Ella era la princesa de la dinastía de un Monarca Serpiente bajo el control de la Secta Mar Radiante.

No solo era una princesa, también tenía grandes talentos. Se unió a la Secta Mar Radiante y era la hermana menor de su principal descendiente, el famoso Joven Noble Pei Yu.

Como princesa de la dinastía de una tribu serpiente y hermana menor de un descendiente imperial, su estatus era bastante prestigioso, por lo que las grandes potencias ordinarias no se atrevían a provocarla. Debido a esto, no era de extrañar por qué ella tenía un estilo tan arrogante e irrazonable.

”La Secta Mar Radiante está aquí también”. Muchos expertos se estremecieron después de ver al grupo de personas a su alrededor. De hecho, todos aquí no estaban dispuestos a ver llegar un linaje imperial porque en el momento en que apareciera, la mayoría de las sectas aquí no tenían más remedio que huir. Ellos esencialmente no se atrevieron a competir contra uno por el Azufre Inmortal.

”Maldición, la Secta Mar Radiante”. La expresión del Viejo Demonio Tie Yi cambió después de ver esto. Quería arrastrarse bajo tierra debido al miedo, pero Li Qiye lo agarró del cuello y lo detuvo.

“¡Joven Noble, esta es la Princesa Dragón de la Secta Mar Radiante, todos le temen aquí en el Reino de la Alquimia!” El viejo demonio le dijo a Li Qiye con una mirada abatida.

Yuan Caihe se rio de la apariencia de este pobre viejo demonio y le dijo a Li Qiye: “Hermano Li, deja de molestarlo. No es su culpa que no pueda hacer nada en contra de un linaje imperial”.

En ese momento, la Princesa Dragón que estaba parada en la gran nave miró en su dirección. En el momento en que vio a Yuan Caihe, su semblante se volvió frío y comenzó a caminar.

Li Qiye soltó al viejo demonio después de ver acercarse a la Princesa Dragón. Era como si el viejo demonio hubiera sido indultado, exhaló un suspiro de alivio y rápidamente se arrastró bajo tierra como un ratón cobarde mientras escapaba lejos.

Estaba claro que la princesa se acercaba con intenciones poco amistosas, por lo que Li Qiye le preguntó a Yuan Caihe de pie a su lado: ”¿La conoces?”

Yuan Caihe asintió levemente en respuesta: ”La he visto una vez cuando el Joven Noble Pei Yu de la Secta Mar Radiante vino a mi Jardín Sereno a buscar medicinas”.

Después de escuchar su respuesta y mirar la expresión de la Princesa Dragón, Li Qiye entendió de qué se trataba. Parecía que a este Joven Noble Pei Yu le gustaba Yuan Caihe, pero a esta Princesa Dragón claramente le gustaba su hermano mayor.

“Oh, ¿no es esta Yuan Caihe del Jardín Sereno?” La Princesa Dragón estaba ahora muy cerca y les mostró una sonrisa encantadora. Sin embargo, la frialdad en su sonrisa hizo evidente que tenía intenciones poco amistosas.

Mucha gente estaba viendo esta escena y ninguno de ellos se atrevió a pronunciar un sonido. Todo el mundo sabía lo arrogante que era la Princesa Dragón, era obstinada hasta el punto de ser bastante irracional. Además, ella provenía de la familia imperial de un gran poder y también fue un genio discípulo de la Secta Mar Radiante. Nadie se atrevió a meterse con ella una vez que ganó a estos poderes como sus apoyos.

Yuan Caihe la miró y habló con indiferencia: ”Princesa Dragón, ¿es algo importante?”

”Nada, solo vine a saludar”. La Princesa Dragón sonrió alegremente, luego sus ojos se posaron en Li Qiye. Sus cejas se levantaron ligeramente cuando inmediatamente se le ocurrió un plan. Ella se rio levemente y dijo: ”¿Es este tu nuevo amante? Yuan Caihe, tus estándares son muy bajos para que te fijes en un don nadie como este. Por supuesto, una chica insulsa como tú, que no tiene ni aspecto ni figura solo podría juntarse con un chico de pueblo como este”.

Esto fue obviamente una escena de celos, y cualquier cultivador aquí que supiera una cosa o dos inmediatamente lo reconoció. Nadie querría involucrarse en este tipo de cosas.

”Princesa Dragón, mide tus palabras”. La expresión de Yuan Caihe se hundió cuando respondió con frialdad. Aunque ella no era una persona que compitiera con los demás, eso no significaba que no tuviera mal genio.

”¿Es así?” La Princesa Dragón no se preocupó por la advertencia de Yuan Caihe. Suavemente sacudió su cintura ondulada y se colocó frente a Li Qiye mientras sonreía satisfecha: “Chico pueblerino, tienes que estar atento. Cuando Yuan Caihe vea a un hombre nuevo, tal vez ella te deje de inmediato. Mantén a raya a tu chica para que no vaya a buscar hombres a otros lados…”

”Eso no es asunto tuyo”. Li Qiye levantó las cejas y dijo lentamente: ”Una mujer de tu nivel no debería estar parada frente a mí, realmente estás ensuciando mis ojos”.

Las palabras de Li Qiye asombraron a muchas personas. Había alrededor de diez mil cultivadores presentes. La mayoría provenía de grandes potencias, mientras que algunos incluso pertenecían a la generación anterior. Incluso ellos no querían provocar a esta Princesa Dragón, pero ahora, este joven aparentemente ordinario inmediatamente la ofendió.

La expresión de la Princesa Dragón se atenuó después de escuchar esto. Ella era una princesa, así como uno de los discípulos más prometedores de la Secta Mar Radiante, así que ¿cómo podía soportar ser humillada por este don nadie?

“Tonto ingenuo, crees que encontraste un verdadero respaldo solo porque puedes andar con esa puta, Yuan Caihe…” Sus ojos se volvieron feroces con un instinto asesino e imponente.

“¡Pop!” Antes de que pudiera terminar sus palabras, la mano de Li Qiye se acercó y le dio una bofetada, haciendo que todo su cuerpo volara por más de diez metros antes de volver a ponerse de pie.

La Princesa Dragón era realmente increíble y tenía un gran cultivo. Incluso la simple bofetada de Li Qiye no podría hacerle daño. Sin embargo, la marca de la palma ardiente en su cara era muy llamativa.

Si las palabras descaradas de Li Qiye hicieron que las personas quedaran estupefactas, entonces al abofetearla completamente los congeló a todos.

Todo esto sucedió muy rápido. Nadie pensó que antes de que la princesa pudiera terminar sus palabras, Li Qiye ya atacaría. En este instante, muchos no pudieron reaccionar a tiempo y se sintieron aturdidos.

Miraron con incredulidad a Li Qiye, y su primer pensamiento fue que Li Qiye estaba loco.

De hecho, fue una locura ya que nunca antes habían visto una persona tan dominante. La princesa era de un gran poder y, lo que es más importante, los ancianos de la Secta Mar Radiante la valoraban mucho. ¡Algunos de ellos incluso quisieron casarla con el Joven Noble Pei Yu!

Incluso si su estado era menor que el de un descendiente imperial, aún era bastante considerable. ¿Quién más se atrevería a humillarla así delante de otros a menos que estuvieran cansados ​​de vivir?

Esto no fue solo una bofetada a la cara de la Princesa Dragón, también golpeó a la Secta Mar Radiante. Además, la familia imperial no la dejaría sufrir tal injusticia.

“¡Pequeño animal, te voy a despedazar hoy!” La princesa chilló cuando sus colmillos salieron, con la intención de matar a Li Qiye.

“¡Boom!” Pero antes de que pudiera cerrar la distancia, una ráfaga de viento se precipitó hacia adelante y la arrasó de inmediato. Ella tuvo que dar varios pasos antes de poder recuperar el equilibrio.

”¡Quién!” Su ira ahora estaba completamente incitada. Alguien en realidad la había atacado justo después de haber sido abofeteada por Li Qiye, expulsándola. ¿Cómo podría contener esta furia extrema por más tiempo?

Sin embargo, en el momento en que vio a la persona allí parada, su expresión cambió de repente.

En ese momento, se podía ver a una mujer de pie en el cielo como un ave fénix arrogante, captando la atención de todos. Una mujer como esta estaría en el centro de atención sin importar a dónde vaya.

Esta mujer era noble desde el nacimiento, por lo que no había necesidad de que actuara. Ella era un fénix que había volado de su nido de oro y exudaba una nobleza indescriptible.

No solo era noble, también era extremadamente arrogante y tenía un temperamento agresivo. Ella miró con desdén mientras otros no se atrevían a mirarla directamente. Su nobleza podría ser innata, pero su actitud despectiva era intencional.

“¡La hija de oro del Clan Jian!” Muchos se asombraron al ver a la mujer tan noble como un fénix.

La hija de oro del Clan Jian, Jian Wushuang. Su nombre resonó fuertemente en todo el Reino de Alquimia no solo por su noble educación o por su extraordinario talento, sino porque su fama era inseparable de su incomparable arrogancia. Era arrogante hasta el punto de ser bastante dura y tiránica sin importar cómo actuara, y no tenía consideración por los demás.

Todos sabían que la famosa arrogancia de Jian Wushuang no estaba reservada para los débiles. De hecho, ella actuó de esa manera hacia todos, sin importar si eran genios supremos o el señor de un dominio completo. Incluso podría decirse que cuando estaba de mal humor, no le daría ninguna cara a nadie.

”Princesa Jian, tú… ¿Qué estás tratando de hacer?” Las dos eran arrogantes, pero ante Jian Wushuang, el impulso intimidante de la Princesa Dragón se redujo a la mitad.

No tenía una confianza inigualable como Jian Wushuang, quien siempre estaba desbordante de valentía sin importar a quién enfrentara. En ese momento, la Princesa Dragón estaba enojada y nerviosa. Sin embargo, ella no se atrevió a ventilar su ira ante Jian Wushuang.

Si uno fuera a llamar a Jian Wushuang un fénix de noble cuna, entonces la Princesa Dragón era solo un pájaro presumido, las dos eran completamente incomparables.

Jian Wushuang miró a la Princesa Dragón con un ojo y declaró con dureza: “Su vida de perro es mía. ¡No interfieras con mis asuntos!”

En ese momento, Jian Wushuang tenía una actitud arrogante que demostraba que no tenía consideración por nadie. Muchas personas en la multitud, sin embargo, no se atrevieron a actuar, ya que ninguno de ellos quería meterse con ella.

De hecho, todo el Reino de Alquimia sabía que el Clan Jian siempre había sido muy cariñoso con Jian Wushuang. Solo tenían una pequeña hija así, por supuesto, ella era la niña de sus ojos, la estrella más brillante en su cielo.

¿Quién se atrevería a provocar a Jian Wushuang, quien fue el centro de toda la adoración del Clan Jian?

 

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.