<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 700

Capítulo 700: —TÍTULO AL FINAL DEL CAPÍTULO

A mucha gente aquí no le gustaba Li Qiye, especialmente a los jóvenes cultivadores que incluso querían acabar con él solo porque tenía una belleza como la Señora Zi Yan. ¡Era natural que aquellos que la adoraban lo odiaran!

Sin embargo, incluso si lo consideraban un enemigo, aún tenían que admitir que su dao de alquimia era incomparable. Y ahora, cuando Huangfu Hao tercamente se negó a admitir la victoria de Li Qiye, realmente hizo que los demás sintieran que él era desvergonzado.

Antes de esto, a muchos les gustaba Huangfu Hao, y algunos incluso querían hacerse amigos de él. Él era el descendiente del Clan Huangfu y un increíble joven genio. Además, tenía algunos vínculos con el Reino de Alquimia. La gente de aquí asumió que eventualmente se convertiría en un héroe de esta generación, pero ahora, aquellos que antes querían hacerse sus amigos no podían dejar de negar con la cabeza.

Li Qiye lo miró indiferente una vez y dijo: “No es que no quiera dejarte ver mi caldero, es más que mi caldero tiene mal carácter y podría matarte si somos descuidados al respecto. Eso no estaría bien. Soy un amante de la vida y la paz y no quiero que alguien muera sin un entierro debido a que se convierta en cenizas”.

Después de escuchar esto, la señora parada junto a él no pudo evitar reírse. Si su Joven Maestro fuera un amante de la vida y la paz, entonces todos los demás en el mundo serían considerados santos. Después de escuchar esto, supo que alguien estaba a punto de morir.

“Es solo un caldero mientras yo soy un Rey Celestial, ¿cuál es el problema? Podría suprimirlo en cualquier momento”. Huangfu Hao se burló: ”En mis ojos, tienes miedo de dejarme echar un vistazo porque voy a exponer tus trucos”.

En ese momento, Huangfu Hao atacó locamente a Li Qiye y no dejó pasar ninguna oportunidad. Su mente fue devorada por la situación y sus pensamientos se desviaron.

De vuelta en la Plaza Gólem, Li Qiye lo abrumaba con riqueza y le hizo perder toda la cara. Y luego, de vuelta en el jardín de alquimia del País Bambú Gigante, Li Qiye lo dejó sin aliento. Hoy, esperaba revertir las mareas y humillar a Li Qiye, pero en cambio, se encontró con una presentación aún más amarga. Él absolutamente no perdonaría a Li Qiye, alguien que se atrevió a oponérsele así. ¡Incluso si se convirtiera en un fantasma malicioso, aún no perdonaría a Li Qiye!

“Bien, entonces, ya que quieres verlo tanto, no hay nada que pueda hacer”. Li Qiye sonrió y dijo: “Sin embargo, si algo sucede, no soy responsable de eso”.

Habiendo dicho eso, lentamente sacó el Caldero Celestial Miríada y lo tocó suavemente.

”Hmph, es solo un caldero que no puede alcanzar la cima”. Huangfu Hao sonrió con dureza. Estaba extremadamente seguro y aceptó el caldero de manos de Li Qiye.

En ese momento, todos contuvieron la respiración mientras veían esta escena. Aunque nadie creía en Huangfu Hao, aún querían ver qué clase de caldero era.

”¡Ábrete…!” En ese momento, Huangfu Hao hizo un mudra con su mano, pero el Caldero Celestial Miríada no tuvo la más mínima respuesta.

Esta vergonzosa situación hizo que Huangfu Hao se sintiera insoportable. En un abrir y cerrar de ojos, su energía sanguínea se elevó al cielo de una manera muy feroz. Cambió a un mudra diferente y gritó: ”¡Ábrete!”

”¡Buzz!” En ese momento, el Caldero Celestial Miríada finalmente se activó. Lo que cayó al suelo fue un caldero de forma regular.

Huangfu Hao sonrió y se adelantó. Extendió su mano para controlar la fuente de fuego del caldero.

“¡Poof!” Sin embargo, en el momento en que su mano entró, estalló en cenizas.

”¡Ahh!” Huangfu Hao gritó. Horrorizado, se retiró rápidamente. Sin embargo, la fuente de fuego del caldero estalló instantáneamente como un volcán. El fuego del caldero salió disparado y llenó el cielo, rodeando instantáneamente a Huangfu Hao.

”Ah…” Un grito estridente y miserable resonó en el cielo. En un instante, a pesar de que era un Rey Celestial, todavía fue inmediatamente incinerado por completo. En el momento en que la fuente de fuego regresó al caldero, solo se podían ver las cenizas revoloteando en el cielo. Un Rey Celestial había muerto de una manera tan increíble.

Desde que alcanzó completamente el más alto logro en el jardín perdido de alquimia de los inmortales, el caldero dejó de ser la rana del pasado.

Recuerden que el caldero fue único en este mundo. Durante millones de años, siempre ha estado buscando la oportunidad de alcanzar el nivel más alto para transformarse verdaderamente una última vez. Por lo tanto, después de la transformación, el Caldero Celestial Miríada ya no era un caldero y él podría ser llamado dios, una verdadera deidad!

Su fuente de fuego no tenía igual, por lo que no era difícil quemar a un Rey Celestial hasta las cenizas.

”Un caldero tan poderoso, increíble. Este tipo de caldero solo puede ser controlado por un Alquimista Legendario o un Emperador Alquimista…” Después de ver la llama tiránica del caldero devorando el cielo, muchos alquimistas se perdieron en admiración. ¡Este caldero aparentemente ordinario definitivamente era increíble!

”Aizz, uno se perderá si no escuchan a sus mayores”. En ese momento, Li Qiye recuperó lentamente el caldero y dijo: ”Como dije antes, este caldero tiene un carácter bastante terrible. No quiere interactuar con nadie más que yo. Bueno, ahora, él descuidadamente tiró su vida. Malvado caldero, realmente lo has hecho esta vez. ¿Cómo puedes convertir a un Rey celestial en cenizas como ahora? ¿Crees que es fácil para alguien convertirse en Rey Celestial?”

Todo el mundo de repente se calló después de escuchar esto, mientras que la señora no pudo evitar mostrar una sonrisa. Ella ya sabía que su Joven Maestro esperaba tal resultado ya que Huangfu Hao estaba cortejando la muerte.

Un ambiente tranquilo se produjo justo después, ya que nadie se atrevió a salir a exigir justicia por Huangfu Hao. Muchos de ellos creyeron que él lo estaba pidiendo.

El Rey Vid Píldora, que también era antagónico con Li Qiye, palideció. En ese momento, sus palmas estaban empapadas de sudor frío, mientras que él mismo se estremeció por el frío que asaltó su espina dorsal.

Estaba secretamente contento y elogió su propia fortuna. Afortunadamente, él no siguió a Huangfu Hao hasta el final. De lo contrario, tal vez su final sería como Huangfu Hao, siendo convertido en cenizas sin un entierro.

Se estremeció y no se atrevió a decir una palabra más o quedarse en este lugar por más tiempo. Dio media vuelta y usó su velocidad más rápida para abandonar el Pico Percepción Dao.

En este punto, Li Qiye reunió sus ganancias. Una flor de piedra de más de un millón de años, una Medicina Rey de tres millones de años, y una Medicina Rey de cuatro millones de años del Santo de Alquimia del Mar Radiante.

“Ufff, ¿no son solo coles? Si no pueden soportar la pérdida, simplemente díganlo. ¿Cuál es el problema? Perdiendo su vida solo por estas medicinas espirituales comunes… ¿Valió la pena?” Li Qiye miró su botín pero no le hizo caso. Para otros, las medicinas rey eran tesoros inestimables, pero Li Qiye era demasiado perezoso para siquiera molestarse en mirarlas. Sin mencionar el pasado distante, había tomado una cantidad de medicinas rey del jardín perdido que podían asustar a la gente hasta la muerte.

Este comentario sarcástico dejó a todos los presentes sin palabras. Solo podían lamentar el hecho de que el chico tuviera la capacidad de hacer comentarios tan arrogantes.

Sin embargo, en ese momento, hizo algo que volvería aún más loca a la gente. Miró las medicinas rey en sus manos y las arrojó al Toro Dragón Imperial como si fueran coles mientras decía: “Ha sido duro llevarme todo este camino, así que te recompensaré con esto”.

Este enloquecedor giro de los acontecimientos dejó a todos como idiotas. Desde el principio, todos pensaron que Li Qiye solo lo estaba diciendo esas cosas por diversión, para exagerar su riqueza llamando coles a las medicinas rey.

¡Pero ahora, resulta que este tipo realmente consideró las medicinas rey como coles! De hecho, lanzó estas medicinas rey de un millón de años a un toro para que coma.

”Gnom, gnom, gnom…” En ese momento, el Toro Dragón Imperial era como una vaca comiendo pasto, y rápidamente se comió las medicinas rey.

”¡No!” Un viejo alquimista no pudo evitar gritar tristemente después de ver un acto tan inútil. No pudo evitar temblar con los ojos bien abiertos, mirándolo mientras tartamudeaba: “Pero estas, estas son medicinas rey…”

Todos estaban aturdidos. Estas tres medicinas rey no pudieron ser obtenidas por muchos alquimistas, incluso muchos grandes personajes, a pesar de tratar de encontrar una a lo largo de toda su vida. Incluso un gran poder trataría a una medicina rey como un tesoro invaluable.

Pero ahora, esos preciosos tesoros a los ojos de todos fueron lanzados por Li Qiye a un toro. ¿Podría alguien ser más irracionalmente despilfarrador que Li Qiye en este mundo? ¡Los pequeños ancestros, los nuevos ricos, e incluso los jóvenes inmortales más espléndidos en los cielos no podían compararse con un pedo de él! Incluso el ancestro más derrochador no alimentaría a un toro con medicinas rey, ¿verdad? ¡Esto fue simplemente absurdo!

¡Incluso un pequeño ancestro trataría a una medicina rey como un tesoro! Sin embargo, ¡Li Qiye las consideró coles!

Después de ver al toro delante de ellos, tragándose todas las medicinas rey después de solo tres bocados, mucha gente aquí se sintió herida. ¡No hubo justicia en este mundo!

En solo un momento, los corazones de muchas personas gritaron de dolor. De hecho, tuvieron que presenciar tres medicinas rey ser tragadas por este toro.

“Maldita sea, solo déjame saltar de un edificio. Ustedes, ¡no me detengan!” Después de ver una escena tan desgarradora, alguien aulló y no pudo soportar mirar por más tiempo.

Sin embargo, después de que el toro terminara de tragar las tres medicinas rey, todavía parecía que quería más y miró a Li Qiye de una manera lamentable. El toro era un Toro Dragón, y a su especie le gustaba comer medicinas espirituales. Para el Toro Dragón Imperial, las medicinas rey eran exquisiteces muy nutritivas.

Li Qiye miró hacia la Medicina Rey de más de tres millones de años y la medicina imperial cuya edad excedió los cinco millones de años en sus manos y rápidamente dijo: ”Bien, todavía tenemos un largo camino por recorrer, y todavía necesitarás trabajar duro más tarde. Relájate y ponle más esfuerzo”.

Habiendo dicho eso, le arrojó la medicina rey y medicina imperial al toro también.

”Gnom, gnom…” La lengua del toro se extendió y jaló las medicinas en su boca, donde luego comenzó a masticar.

De repente, muchas personas se arrodillaron y se quedaron allí. Muchos de ellos se habían puesto pálidos debido a un dolor insoportable. No tenían palabras para describir a un hijo tan pródigo.

Capítulo 700: Convertido en cenizas

 

Descarga:

6 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    Me preguntó si alguien no habrá pensado….rayos porque no soy ese toro 🐂??? Al menos así tendría una medicina de ese tipo en mi poder por una vez…..
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.