<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 701

Capítulo 701: Tela de seda amarilla

Incluso la señora quedó impactada esta vez. Incluso dejó que este toro se comiera una medicina imperial, ¿podría alguien ser más derrochador que él en este mundo?

“Tú, tú, ¿sabes que eso era una medicina imperial? Lo sabes, ¿verdad?”. Un viejo alquimista se puso de cuclillas en el suelo y gritó de dolor mientras sostenía su cabeza.

A los ojos de cualquier alquimista, dejar que un toro se coma una medicina imperial era desperdiciar los recursos de los cielos. Esto era simplemente insoportable para ellos.

Li Qiye se rio entre dientes y dijo despreocupadamente: “Lo sé, es solo una medicina imperial”.

En ese momento, incontables piernas temblaban mientras que algunas no podían levantarse de su postración. Cualquiera perdería la cabeza si conociera a alguien como este mocoso. Solo podían decir una frase: “¡Tú ganas!”

“Aizz, ¿por qué los hombres deben tener estilos de vida tan diferentes? Ni siquiera soy igual a un toro. Ni siquiera he probado un pétalo de una medicina imperial, pero este toro se comió una raíz entera como si fuera hierba”. Un gran personaje, con su trasero en el suelo, exclamó impotente en medio de su aturdimiento.

En ese momento, innumerables personas estaban calladas y sentían como si la fuerza hubiera sido drenada de sus cuerpos. En comparación con Li Qiye alimentando al toro con una medicina imperial, Huangfu Hao y la gran secta de la que venía ya no importaban.

”Hermano mayor, ¿estás reclutando más monturas? Soy el descendiente de una bestia auspiciosa con el linaje de una bestia divina, ¿puedo ser tu montura también?” Un Monarca Demonio no pudo evitar hacer esta broma.

De hecho, a los ojos de muchas personas aquí, ni siquiera eran iguales a su toro. Al instante comió cuatro medicinas rey y una medicina imperial. Muchas personas nunca estarían en condiciones de obtener tales artículos por el resto de sus vidas, por lo que ahora, ser su montura sería simplemente un privilegio.

“Soy una persona muy exigente”. Li Qiye sonrió y luego se sentó en su carruaje. La señora sonrió también antes de irse con él de una manera genial.

Los que quedaron en el Pico Percepción Dao todavía estaban distraídos. En ese momento, finalmente entendieron por qué la Señora Zi Yan estaba dispuesta a quedarse al lado de Li Qiye. Incluso si uno quisiera unirse a esa persona para trabajar para él, puede que no necesariamente los acepte.

Después de un largo silencio, alguien que finalmente se calmó se lamentó con un suave suspiro: “Aizz, finalmente abrí los ojos hoy. Una medicina imperial siendo arrojada a un toro ¿qué podría ser más impactante que esto?”

El resto de la multitud no pudo evitar sonreír con impotencia. Solo podían suspirar ya que ni siquiera eran iguales a un toro.

De vuelta en el valle, Li Qiye le dijo sonriente a la señora: “Medita para que controles las Manos de Dios. Aunque su poder no es tan grande como el Jarrón Inmortal que Devora el Mal en tu cuerpo, su poder definitivamente no será más débil que un Tesoro de Vida de Emperador Inmortal ”.

”¿Cómo sabe el Joven Maestro que tengo el Jarrón Inmortal que Devora el Mal?”, Preguntó la señora con una expresión sobresaltada. Las personas que sabían que ella traía este artículo eran pocas, y tampoco se lo contó a Li Qiye.

Ella lo tenía con ella como precaución para el peor de los casos. Debido a la disputa con el Clan Huangfu, ella sabía que el enemigo definitivamente no lo dejaría ir, así que ella trajo el jarrón con ella por si acaso.

El Jarrón Inmortal que Devora el Mal era el tesoro protector de su País Bambú Gigante. Raramente lo habían usado en los últimos millones de años porque su poder era bastante aterrador. Durante generaciones, incluso el propio país no conocía el verdadero origen del jarrón, solo sabían que lo había dejado su progenitora.

Li Qiye se rio entre dientes y dijo: “Muy pocas cosas pueden escapar de mi vista”.

Por supuesto, no podía decirle a la señora que el jarrón había sido dejado por él en el pasado para Yan’er. ¡Su origen era extremadamente aterrador y su poder era comparable al de un Verdadero Tesoro de Emperador Inmortal!

“Haré todo lo posible para aprender sobre estos guantes”. La señora tomó nota del recordatorio de Li Qiye y asintió con la cabeza.

Después de regresar al valle, no se fue de nuevo. Inicialmente, estaba esperando las noticias de Tie Yi. Sin embargo, la hormiga aún no había regresado. Durante ese momento en el que no tenía nada qué hacer, pensó en algo determinado.

Con una expresión solemne, sacó una caja de bronce. Esta era la caja formada a partir de la transformación de las Cinco Puertas, y adentro estaba el objeto tomado de debajo de la Escuela Divina.

Li Qiye miró cuidadosamente la caja de bronce por un momento y descubrió que estaba segura, dándole tranquilidad. Formó un mudra con sus manos y, con un zumbido, las Cinco Puertas se abrieron y volvieron a su forma original, causando que cinco puertas de bronce se ciernen sobre el cuerpo de Li Qiye.

Con una serie de gestos de sellado, se produjo un sonido metálico. Las Cinco Puertas sellaron inmediatamente toda la habitación cuando aparecieron cinco patrones diferentes en cada una de las puertas; Pájaro Solar Celestial, Lobo Devorador de la Luna, Hormiga Devoradora de Estrellas, Águila que Cubre el Cielo y Rata que Sella la Tierra.

Cada uno de los patrones en las Cinco Puertas era antiguo y representaba a bestias misteriosas. En ese momento, todos los patrones aparecieron, esto fue Li Qiye activando el verdadero y grandioso poder de las Cinco Puertas que Sellan el Cielo.

Después de sellar la habitación, Li Qiye miró cuidadosamente la urna. Después de tantos años, esta vieja urna seguía siendo tan simple y tosca como antes.

Esta vieja urna tuvo un origen desgarrador y fue tomada por él desde un lugar muy aterrador. Más tarde, se lo dejó al toro por si acaso surgiera el peor de los casos. Finalmente, fue útil.

Li Qiye respiró hondo y tomó una decisión. En ese momento, Li Qiye convocó a cada uno de sus tesoros … El Espejo Inmortal Yin Tang, la Campana Montaña Inclinada, entre otros … Todos estos tesoros invencibles surgieron sobre él y derramaron leyes universales imparables. En esta fracción de segundo, estos tesoros liberaron sus barreras más poderosas, creando capas que protegían a Li Qiye.

Al mismo tiempo, la mano derecha de Li Qiye sostenía la lámpara verde mientras que la izquierda sostenía el pequeño ataúd de madera. Se estaba preparando para lo peor: si esta línea defensiva no podía mantenerse, entonces lo haría de la peor manera y combatiría el mal con el mal, usando el pequeño ataúd de madera para suprimirlo.

Después de que todo estuvo listo, Li Qiye respiró profundamente y ejecutó un mudra mientras gritaba un mantra: ”¡Ábrete!”

”¡Pop!” Finalmente, la urna se abrió, pero, contrariamente a sus expectativas, no había una aterradora energía maligna que penetrara el cielo, y tampoco había ninguna maldición aterradora. Solo salió una débil neblina negra que eventualmente se disipó sin dejar rastro alguno.

“Esto es…” Los ojos de Li Qiye se pusieron serios después de ver esta escena. Eventualmente, miró dentro de la urna vieja solo para encontrar un objeto adentro.

Lo sacó y lo extendió sobre la mesa. Era una tela de seda amarilla.

Esta tela de seda había experimentado innumerables lunas y parecía ser muy antigua. Los colores en la tela se habían desvanecido, por lo que se volvió blanca.

Sus pupilas estaban obsesionadas con esta tela de aspecto ordinario. Otros pensarían que esta era solo una tela de seda común, pero Li Qiye no lo creía. A pesar de que no entendía el objeto de la Escuela Divina, sabía una cosa o dos al respecto.

”¡Jajaja! Mocoso, eres muy afortunado de conocer a este Monarca Inmortal. ¡Este señor es el regente de innumerables reinos, el emperador de los nueve cielos!” En ese momento, una voz fría salió de la tela amarilla y declaró: ”Si adoras a este señor como tu maestro, ¡entonces este señor te ayudará a dominar los nueve mundos y convertirte en eterno!

Alguien más estaría saltando y gritando de miedo después de escuchar una voz tan impresionante de esta tela amarilla de aspecto ordinario.

Sin embargo, Li Qiye permaneció imperturbable. Sonrió y dijo tranquilamente: ”¿Dominar los nueve mundos y convertirme en eterno? No es difícil para mí dominar los nueve mundos, pero en cuanto a ser eterno… ”

Habiendo dicho hasta este punto, no pudo evitar estallar en carcajadas.

Cualquier otra persona sería sacudida o estaría muy emocionada por estas palabras, como si hubieran encontrado un tesoro. Sin embargo, Li Qiye no se inmutó. ¿Quién era él? Era una existencia que una vez había ordenado los nueve mundos y obtenido la eternidad.

”Mocoso, ¿no le crees a este señor?” La voz imponente apareció una vez más y dijo: ”Este señor es una existencia que gobierna infinidad de reinos, el gobernante supremo de los nueve cielos…”

“Está bien, no hay necesidad de fingir frente a mí. Solo yo puedo molestar a la gente. Nadie más se ha atrevido a molestarme”. Li Qiye sonrió y dijo: ”En este momento, no eres más que un pedazo de tela rota en mis ojos que no vale la pena mencionar”.

Parece que esta voz se enfureció por la respuesta de Li Qiye, por lo que gritó en un tono estruendoso e imponente: “Mocoso, no entiendes la inmensidad del cielo y la tierra. ¿Sabías que en un tiempo lejano y antiguo, cuando los inmortales todavía estaban a cargo de la miríada de reinos…?

“No actúes ante mí”. Li Qiye interrumpió la voz y sonrió levemente mientras decía: “Si fuera como antes, antes de ser arrojado a la urna, entonces esta tela amarilla sería de hecho muy diabólica. Pero ahora, simplemente no sirve. Si no me equivoco, esta tela ha sido sellada dentro de la urna durante millones de años, y el poder de su maldición ya se ha disipado”.

”Bah, mocoso, subestimas demasiado a este señor. ¡Este soy yo disipando el poder de la maldición, no tu urna rota!” La voz se volvió exasperada a causa de Li Qiye. Obviamente no estaba convencido.

Li Qiye respondió alegremente: ”¿Es así? ¿Mi urna es realmente tan inútil? Muy bien entonces, te devolveré y esperaré el día en que salgas de allí”. Habiendo dicho eso, arrojó la tela amarilla nuevamente dentro de la vieja urna.

”Espera, espera, todo puede negociarse y discutirse. Vamos a tener una charla”. En el momento en que Li Qiye estaba a punto de sellar la urna de nuevo, la voz salió apresuradamente de la tela, admitiendo la derrota.

Li Qiye se rio entre dientes y sacó la tela de la urna antes de revelar una débil sonrisa: “Si no quieres que te encierre en el interior, sería mejor para ti no jugar conmigo. ¡Revela tu verdadera forma o te volveré a aprisionar y te arrojaré a lo más profundo del mar para que no puedas escapar por la eternidad!”

”Bah, Pequeño Diablo, ¡no amenaces a este señor!” La voz finalmente ya no era imponente y en cambio se volvió muy clara.

En ese momento, una pequeña figura apareció en la tela amarilla descolorida. Esta figura era muy borrosa y etérea.

”Mmm, esto es más adecuado”. Li Qiye miró la débil y pequeña sombra y se burló: ”Claramente eres una niña pequeña, sin embargo, todavía te atreves a fingir que eres un anciano y te refieres a ti mismo como “este señor””

”¡Bah, tú eres la niña!” La pequeña figura en la tela amarilla estaba muy molesta con Li Qiye y dijo: ”Este señor es el regente de innumerables mundos, el gobernante supremo de los nueve cielos…”

 

Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.