<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 724

Capítulo 724: Maestro Nube Blanca

Después de que ingresaron al reino, Li Qiye lanzó al Ave de Alquimia para encontrar las hierbas que Tie Yi requería. El reino era el jardín natural más grande en el Mundo Medicinal de Piedra, por lo que podría decirse que todo el proceso fue bastante fácil con la ayuda del ave.

Sin embargo, el ave causó problemas para Li Qiye. Era una especie suprema y un tesoro invaluable, especialmente para los alquimistas. Un ave como esta causaría que innumerables alquimistas babearan.

Y así, en un día en particular, el Ave de Alquimia trepó a la Montaña Misteriosa para arrancar una Raíz Serpiente Espiritual. En el momento en que voló para pararse sobre el hombro de Li Qiye, se pudo encontrar a un equipo persiguiéndola desde la montaña.

Este equipo tenía alrededor de un centenar de personas, todas ellas expertas con una creciente energía sanguínea. Todos llevaban túnicas daoistas, y entre ellos había gólems y demonios de todo tipo de formas y tamaños. El líder era un demonio con ojos redondos y frente de tigre. Estaba claro que era un tigre demonio. Estaba vestido con una túnica dorada daoísta y tenía un mazo en la mano. La imagen del tigre detrás de su túnica emitía un aullido como si pudiera destruir todas las cosas.

Este Monarca Demonio había alcanzado el reino Soberano de la Era. Este era el ápice del Reino Soberano Celestial, y podía entrar en el reino de Rey Celestial en cualquier momento.

El tigre daoista, con sus cien discípulos, descendió rápidamente de la montaña. En el momento en que vio al Ave de Alquimia de pie sobre el hombro de Li Qiye, sus ojos se volvieron feroces. Aunque no rodeaban al grupo de Li Qiye, ya se había creado una formación para poder atraparlos en cualquier momento.

”Bendiciones infinitas para ti…” Este tigre daoista ahuecó sus manos y saludó a Li Qiye con una frase daoísta. Al acercarse, agregó: “Compañero Daoista, soy el maestro del Templo de la Nube Blanca. Esta Ave de Alquimia fue encontrada por nosotros primero, así que compañero daoísta, por favor devuélvanosla. Seguramente te compensaremos”.

“¿Devolvértela?” Li Qiye sonrió y dijo: “Esta ave es mi mascota. No reclamarles a todos ustedes por perseguir mi ave ya se considera una bendición”.

“¿Qué pruebas tienes de que es tu mascota? Esta ave fue domesticada por nosotros, pero debido a nuestro descuido, logró escapar. Como resultado, acabas de capturarla ahora”. Un experto detrás del Maestro Nube Blanca se burló.

Sin lugar a dudas, los expertos de este templo querían tomar el ave. Esto no fue extraño en absoluto. Cualquiera salivaría sobre un ave supremo como el Ave de Alquimia.

El maestro miró a Li Qiye. En sus ojos, Li Qiye era normal sin nada especial. Luego miró a la señora y notó que estaba ocultando su energía sanguínea. Él predijo que esta mujer no era necesariamente más fuerte que él.

Luego estaba el carruaje en el que estaba Li Qiye, no podría ser más viejo. El maestro se sintió seguro y sintió que el grupo de Li Qiye debía provenir de una pequeña secta y que no sería poderoso en absoluto.

Como el maestro no era tan fuerte como la señora, no era sorprendente que no pudiera ver a través de su cultivación cuando estaba ocultando su energía.

”Compañero daoísta, ya sea que este ave sea tu mascota o no, nuestro Templo de la Nube Blanca no se aprovechará de los demás. Mientras estés dispuesto a desprenderte de esta ave, el precio es negociable”. El Maestro Nube Blanca dijo lentamente.

No fue fácil encontrar a un Ave de Alquimia, por lo que el Templo de la Nube Blanca no se daría por vencido. Debido a esto, el maestro quería forzar esta transacción independientemente de si Li Qiye quería o no.

Sin embargo, Li Qiye no pestañeó y dijo despectivamente: ”No está a la venta”.

La expresión del maestro se oscureció inmediatamente después de escuchar esta respuesta. En ese momento, los discípulos del templo rápidamente rodearon al grupo. Sus acciones dejaron en claro que si Li Qiye no vendía, recurrirían a la violencia.

Tal postura amenazante causaría que un cultivador de una pequeña secta temblara y muy probablemente entregara el Ave de Alquimia.

La táctica de intimidación del maestro estaba lejos de ser solo esto. Profundizó su tono: “Compañero Daoísta, debes saber que el Ave de Alquimia es un ave espiritual y solo debe ser propiedad de un maestro virtuoso. No estoy tratando de beneficiarme comprando el ave, simplemente estoy obedeciendo las órdenes del Ser Celestial Ye Qingcheng. Bajo sus órdenes, nuestro templo está aquí para recoger hierbas del Reino de Alquimia…

”… Hoy, vimos a tu Ave de Alquimia y recordamos las órdenes del Joven Noble Ye, ¡una vez le había dicho a todos los héroes de este mundo que lo ayuden a encontrarla! Este viejo daoísta lo comprará como un tributo para el Joven Noble Ye, así que por favor déjala ir. Cuando visites el Reino de Piedra en el futuro, el Joven Noble Ye seguramente te pagará”. El maestro terminó en un tono agresivo.

El mensaje fue muy claro. Uno podía darse el lujo de no darle cara a él, pero no a Ye Qingcheng.

Incluso la persona más desinformada en el Mundo Medicinal de Piedra sabía que Ye Qingcheng podía convertirse en el futuro Emperador Inmortal. ¡Muchas personas en este mundo lo tenían en alta estima, e incontables cultivadores y linajes poderosos le juraron lealtad!

¡Solo mencionar el nombre ”Ye Qingcheng” fue suficiente para asustar a otros y ponerlos nerviosos! Alguien describió a Ye Qingcheng como alguien que tiene cien grandes generales bajo su bandera. Aunque este tipo de anuncio era un poco exagerado, se podía ver lo irresistible que era para Ye Qingcheng tener tantos peces gordos de la generación anterior trabajando para él.

El Templo de la Nube Blanca también era una secta de primer orden en el Reino de Piedra, pero aún estaba dispuesto a trabajar para Ye Qingcheng y viajar por el mundo para encontrarle medicinas.

“No es asunto mío”. Li Qiye se mostró imperturbable ante la amenaza del maestro.

”¡No conoces la diferencia entre la vida y la muerte!” Un experto del templo gritó y dijo: ”El Joven Noble Ye es el ser celestial supremo. ¡Mucha gente quiere buscar su favor y fallaron! Hoy, el Joven Noble Ye valora tu Ave de Alquimia, este es tu honor. Obedientemente, entrégala o, de lo contrario, no habrá lugar en el Mundo Medicinal de Piedra para ti”.

En este punto, el templo estaba listo para dejar la fachada. Si Li Qiye no vendía, simplemente le robarían.

Li Qiye era demasiado perezoso para mirarlos. Suavemente agitó su manga y le dijo a la señora: “Zi Yan, haz que se detengan. Si no, mátalos a todos!” No tenía la paciencia para mezclarse con el Templo de la Nube Blanca.

La señora bajó del carruaje, centró su mirada en el grupo y les dijo: ”¿Todos quieren irse por su propia voluntad, o quieren que me encargue de ustedes?”

Otro experto del templo gritó: “Un tono tan grande, mujer ignorante”

“¡Pa!” Sin embargo, antes de que este experto pudiera terminar sus palabras, fue mandado a volar por una bofetada, lo que provocó que su sangre corriera locamente por todas partes. En un abrir y cerrar de ojos, la energía de sangre de la señora se elevó hacia el cielo junto con su aura de Rey Celestial. Esta era una gran Rey Demonio capaz de menospreciar a la multitud. Con una etérea imagen de bambú detrás de ella, hizo que otros se sintieran como si estuvieran perdidos en un bosque de bambú.

”Rey Celestial…” Los expertos del templo se sorprendieron luego del estallido del aura de la señora. Todos ellos dieron varios pasos atrás, especialmente el Maestro Nube Blanca. Su rostro palideció y supo que estaba equivocado, era una rana en el fondo de un pozo. Sin embargo, él todavía era el señor de un templo, por lo que rápidamente recuperó la compostura y juntó sus manos hacia la señora para decir: ”Así que resulta que esta dama es la legendaria Rey Demonio del País Bambú Gigante, Zi Yan. Tengo ojos pero no pude ver el monte Tai y te ofendí. Por favor, perdona nuestra transgresión, ¡hagamos las paces!” Con eso, se inclinó profundamente.

”Es un mundo pequeño, así que podemos encontrarnos otro día. Adiós, Su Majestad Zi Yan”. Después de la reverencia, inmediatamente se dio vuelta para irse con sus discípulos.

El maestro era realmente un zorro astuto y fue capaz de discernir la situación muy rápidamente. En el momento en que se enfrentó a alguien más fuerte, inmediatamente se dio por vencido y aceptó su derrota para retirarse. Esta era una persona capaz de inclinarse si es necesario.

Sin embargo, Li Qiye gritó fríamente: “¡Detente!”

El grupo que quería escapar tuvo que detener sus pasos, sin atreverse a correr. Después de todo, había un Rey Celestial aquí, así que tenían mucho miedo.

”Joven Noble, éramos ranas en el fondo de un pozo y no podíamos ver a alguien genial, así que nos disculpamos. Espero que incluso si el Joven Noble no se preocupa por el monje, por favor muestre consideración por Buda, tenga consideración por el Joven Noble Ye…” El maestro dijo en tono de disculpa.

Li Qiye agitó su manga y dijo despectivamente: ”No sé quién es Ye Qingcheng. Sin embargo, como todos quieren mencionarlo, es mejor que se callen y les perdonaré sus vidas para que puedan enviarle un mensaje. ¡Dile que donde sea que yo, Li Qiye, esté ubicado, huya de mí lo más lejos posible! Si él o sus perros se atreven a provocarme, ¡tarde o temprano visitaré personalmente el Reino de Piedra y lo pisotearé!”

Las palabras de Li Qiye causaron que la expresión del maestro cambiara enormemente. Sin embargo, era un astuto zorro adaptable, así que ahuecó las manos y dijo: “Recordaré las palabras del Joven Noble e informaré personalmente al Joven Noble Ye”. Habiendo dicho eso, no se atrevió a quedarse más y se fue con sus discípulos.

”Qué viejo zorro. Huyó tan rápido después de ver que la situación empeoraba. Sin necesidad de cara ni honor, una piel tan gruesa realmente avergüenza a los demás”. En ese momento, Tie Yi se arrastró fuera del piso y comentó.

”Saber cuándo avanzar y cuándo retirarse no es necesariamente algo malo. Por lo menos, podrá preservar su vida”. Li Qiye respondió con una sonrisa.

Tie Yi le preguntó a Li Qiye: ”¿El Joven Noble realmente quiere oponerse a Ye Qingcheng?”

Li Qiye lo miró y respondió: “¿Por qué no? Aquellos que bloqueen mi camino serán asesinados sin piedad, sin importar quiénes sean”.

“Escuché que el protector de dao de Ye Qingcheng es un monstruo extremadamente insondable. Corre el rumor de que es un gigante invencible que es aún más aterrador que el Árbol Padre Allpine”. Tie Yi meditó por un momento antes de contarle esta noticia tan importante a Li Qiye.

 

Descarga:

3 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    Aunque Li Qiye quisiera dejar ir a la ave 🐦 no creo que se fuera después de estar en el campo medicinal 🌻🌷de Li Qiye.
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.