<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 759

Capítulo 759: Confrontación

Aniquilar al Clan Xian, tales palabras serían increíblemente arrogantes, ¡sin importar qué secta o linaje imperial las pronunciara! El Reino de Alquimia no se sentaría sin hacer nada mientras el Clan Xian era destruido.

Tal declaración fue como un trueno sonando junto a la oreja. Alguien no pudo evitar murmurar: “¡Tan arrogante! ¿Cree que no hay nadie aquí en Reino de Alquimia?”

La expresión de Xian Miao era antiestética hasta el extremo. Desde que su Clan Xian se separó de la familia imperial para formar su propio clan, ¡nadie había declarado algo así contra ellos!

“Bien, Li, nuestro Clan Xian también quiere ver lo que puedes hacer”. También dejó una respuesta dura y fría: “¡Definitivamente protegeremos al hermano Cao! Si no estás convencido, ¡entonces ven! ¡Aceptaremos tus planes!”

Xian Miao terminó esta conversación y volvió a entrar en su palacio.

“Tres días después, visitaré tu Clan Xian. La destrucción se producirá si no me entregas a Cao Guoyao”. A Li Qiye no le importó la respuesta del monarca. Después de decir sus últimas palabras, también regresó a su patio.

Todos los ojos se agrandaron después de escuchar palabras tan fuertes. Todos pensaron que ambas partes llegarían a un acuerdo con respecto a este asunto.

“¿Realmente haremos eso?” Después de que Li Qiye regresó, Tie Yi no pudo evitar preguntar con una sonrisa irónica.

Li Qiye lo miró y dijo: “Deberías saber muy bien si el Clan Xian realmente quiere resolver esto pacíficamente o no. Simplemente están aparentando y no quieren nada más que yo llegue a su puerta. Esa pequeña obra de teatro de antes era solo para mostrar, para que el mundo supiera que su Clan Xian tiene un alto nivel moral. Incluso si no mencionara atacar a su clan, todavía encontrarían una razón para que yo vaya allí. En ese momento, tendrían la justificación para hacer lo que deseen. Habiendo hablado de este punto, no pudo evitar sonreír.

“Gran Hermano, más vale que trates de razonar con ellos”, dijo Yuan Caihe en voz baja.

Li Qiye se rio y dijo: ”¿Por qué debería hacerlo? Ellos deberían ser los que vengan a mí. Si fueran sinceros y quisieran la paz, entonces no habrían respondido por mensaje espacial. ¡Habrían venido a mi casa y dejarían que Cao Guoyao aceptara su castigo, esto sería una verdadera sinceridad!”

“Por supuesto, no están actuando de buena fe. Esto es aún mejor, me gusta la gente irrazonable”. Li Qiye explicó tranquilamente: ”Como dice el refrán, uno no da una bofetada a una cara sonriente. Si la gente se arrodilla y pide perdón, entonces realmente no puedo matarlos. Sin embargo, para aquellos que me tratan con arrogancia, ¡déjenlos venir! ¡Solo cuando se trata de gente irracional podría matar como yo quiera!”

Yuan Caihe se dio por vencida. Ella tenía un corazón amable y comprendió que Li Qiye estaba listo para actuar en el momento en que puso el pie en esta ciudad. Fue desafortunado que el Clan Xian no supiera esto todavía.

Toda la ciudad estaba en un alboroto después de la propagación de la declaración de Li Qiye.

”De ninguna manera, ¿es esto real? Li Qiye en realidad dijo estas palabras? Esto es Ciudad Alquimia, no un lugar al azar. Está a solo un paso del terreno ancestral. Para hacer tal declaración… ¿está loco?”

La primera reacción fue, por supuesto, incredulidad.

Un cultivador que conocía algunas historias de Li Qiye dijo: “Este Li Qiye se ha mantenido fiel a sus palabras desde su debut. Me temo que esto no es solo palabrería”.

”¿Cuál es el as oculto de este niño?” Incluso los reyes demonios y antepasados ​​que habían experimentado muchas cosas tuvieron que preguntarse: ”¿No me digan que un gran personaje de la Montaña Allpine está aquí para respaldarlo?”

Algunas personas también llegaron a esta conclusión, pero nadie había oído hablar de un antepasado de la Montaña Allpine. Incluso se podría decir que cuando Li Qiye hizo su declaración, la Montaña Allpine no tuvo ninguna reacción. Esto los hizo estar muy confundidos sobre lo que estaba escondido en las manos de Li Qiye. ¿Cuán poderoso era para decir que destruiría al Clan Xian, desafiando el prestigio del Reino de Alquimia?

Si bien muchas personas discutieron este tema con dudas, cierta persona estaba muy satisfecha con su trabajo y murmuró: “Sí, mata todo hasta que el cielo se rompa. Reino de Alquimia, Montaña Allpine, Estado de Cao, Secta Mar Radiante… ¡Nada sería mejor si todas estas sectas se involucraran en este conflicto!”

Una risa complaciente y fría resonó en la oscuridad. ¡Esta persona estaba lista para cosechar los beneficios de esta confusión!

***

Después del primer día, tanto el Clan Xian como el Reino de Alquimia no hicieron ningún movimiento. Del mismo modo, Li Qiye permaneció imperturbable.

Sin embargo, en el segundo día, alguien vino a visitar a Li Qiye. Era el Monarca Observante, el líder de los monarcas en el reino.

Li Qiye continuó mostrando consideración y le concedió una audiencia.

”¿Monarca Observante está aquí por la cuestión del Clan Xian?” Li Qiye fue directamente al grano después de verlo.

El monarca tenía una expresión amarga cuando respondió: “Joven Noble Li, también estoy muy indefenso aquí. Los otros monarcas me eligieron como el enviado, así que no tuve elección”.

Li Qiye lo miró y habló con calma: “¿Los otros monarcas?”

El monarca respondió exasperadamente: “Los monarcas no quieren que este asunto llegue al punto de no retorno. Nuestro Reino de Alquimia siempre ha mantenido un bajo perfil y no desea que se produzca una gran batalla dentro del Reino de la Alquimia. Además, la conferencia de alquimia está a punto de tener lugar. Incluso si los antepasados ​​de la familia imperial no nos culpan, los monarcas seguiremos sintiéndonos responsables. No podemos ignorar este asunto, pero tampoco tenemos la capacidad de solucionarlo”.

”¿Resolver este asunto?” Li Qiye sonrió y negó con la cabeza en respuesta: ”Monarca Observante, no es que me niegue a darte ni a ti ni a los otros monarcas de tu reino ninguna cara. Debes saber muy bien que el problema no está de mi parte, es del Clan de Xian”.

El monarca no pudo evitar sonreír con ironía ante la respuesta de Li Qiye.

Li Qiye se rio entre dientes y dijo: “Si los otros monarcas quieren resolver este asunto, entonces podría ser muy simple. Dile al Clan Xian que entregue a Cao Guoyao”.

El monarca indefenso respondió: “Antes de venir a ver al Joven Noble Li, hice un viaje al Clan Xian. La actitud del Monarca Pilar del Mundo era inflexible. A menos que el Joven Noble Li comience disculpándose con el Clan Xian, no habrá negociaciones con respecto a Cao Guoyao”.

”No está mal”. Li Qiye no se sorprendió en absoluto y dijo: ”Entonces lo solucionaremos dos días después. Estoy más que feliz de visitar personalmente el Clan Xian”.

El monarca suspiró suavemente. Sabía que no habría una solución pacífica. De hecho, él sabía mucho más que los otros nobles. Antes de venir, ya había predicho este resultado. Sin embargo, los monarcas lo empujaron aquí, por lo que tuvo que hacer el viaje independientemente.

”Joven Noble Li, a veces, dar un paso atrás es el camino correcto”. El monarca intentó persuadir a Li Qiye una vez más: ”Si esto fue antes, entonces yo y los otros monarcas podríamos presionar al Monarca Pilar del Mundo para darnos alguna cara. Sin embargo, él tiene mucha confianza en este momento, así que me temo que su llegada es justo lo que él quiere”.

Li Qiye preguntó alegremente: ”¿Y qué?”

El monarca vaciló por un momento antes de continuar: “En este momento, puedo decir con certeza que el Sagrado Ancestro Huangfu y el Ancestro de Alquimia Xian residen en el Clan Xian. Aunque la gente dijo que el Ancestro de Alquimia se había ido, estoy bastante seguro de que todavía está allí. Me expongo a grandes riesgos al revelarle esta noticia al Joven Noble Li”.

”Agradezco la consideración del Monarca”. Li Qiye sonrió y dijo: ”Desde que alguien cavó un agujero tan grande para mí, realmente sentiría lástima por su arduo trabajo si no salto en él”.

Aunque el frustrado monarca quería resolver este asunto, estaba más allá de su poder. Aunque todo este incidente tuvo consecuencias nefastas para las partes profundamente involucradas, nada se resolvería a menos que la familia imperial estuviera dispuesta a intervenir.

”Joven Noble Li, no te estoy subestimando”. El monarca finalmente se aferró a su objetivo de persuasión y dijo: ”A pesar de que el Ancestro de Alquimia Xian no se considera una existencia superior con respecto a la cultivación, Su Venerable sigue siendo un gran paragón. En cuanto al Sagrado Ancestro Huangfu, no hay necesidad de hablar más sobre su poder”.

El monarca se detuvo por un momento antes de continuar: “Aunque la Montaña Allpine apoya al Joven Noble, el Joven Noble también debe saber que el Ancestro Alquimista tiene grandes lazos con algunos de los antepasados ​​extremadamente poderosos de nuestra familia imperial. Si los Paragones Virtuosos de la Montaña Allpine se involucran, entonces los antepasados ​​de la familia imperial no se quedarán de brazos cruzados”.

Sus palabras dejaron en claro que, si la Montaña Allpine ayudaba a Li Qiye, entonces el monstruo que era la familia imperial absolutamente intervendría.

Li Qiye se rio entre dientes y dijo: “En cuanto a esto, no debes preocuparte, Monarca. No es necesario que la Montaña Allpine me ayude si solo es para destruir al Clan Xian. Yo solo soy más que suficiente”.

El monarca se dio por vencido cuando las cosas llegaron a este punto. Lo único que podía hacer era suspirar gentilmente.

Li Qiye continuó: “Sin embargo, dado que el Monarca es tan sincero, te pediré que envíes algunas palabras. Dile al Clan Xian que envíe lejos a sus jóvenes y a los viejos. No espero que el día en que vaya, tenga que matar a los débiles y enfermos. Diles que no sean optimistas. Me mantendré fiel a mis palabras al destruir el Clan Xian. ¡Incluso si tu familia imperial toma medidas, nada cambiará!”

Los ojos de Li Qiye se volvieron feroces cuando una terrorífica intención asesina se levantó. Se parecía a una bestia prehistórica despierta en este momento.

El monarca se estremeció después de sentir la intención asesina de Li Qiye y comprendió que no estaba solo fanfarroneando.

”Joven Noble Li, entregaré tus palabras”. Al final, el monarca ahuecó sus manos y se inclinó profundamente antes de irse.

 

Descarga:

1 Comentario Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    Pues aver que tipo de matanza hará ….
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.