<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 765

Capítulo 765: Sagrado Ancestro

Cao Guoyao muriendo de esa manera hizo que los espectadores guardaran silencio. No pudieron describir sus propios pensamientos en este momento.

Alguna vez fue uno de los cuatro prodigios de alquimia, un genio halagado por muchos grandes poderes y expertos. Incluso se podría decir que cuando estaba vivo, ¡era una figura poderosa que nadie se atrevía a ofender!

Pero ahora, él murió miserablemente, ¡y ante un insecto venenoso! Incluso su gran dominio de insectos no pudo salvar su vida.

Una vez proclamó que fuera de los Ancestros Enjambre de Insectos, nadie en este mundo podría compararse con él en cuanto al dominio de los insectos. ¿Qué tan irónico fue su fallecimiento hoy?

Los gritos continuaron emanando mientras las bestias arrasaban en la residencia del Clan Xian. La sangre corría como ríos en la zona cuando innumerables discípulos murieron. Incluso el esfuerzo de la contraofensiva de los expertos más antiguos fue inútil.

De principio a fin, todos los discípulos y expertos deseaban defender a su clan. Sin embargo, después de haber sido rodeados, ni siquiera pudieron atravesar el enjambre para escapar.

Tal escena dejó a los espectadores con las palmas sudorosas. Nadie pensó que esto sucedería ya que suponían que el Clan Xian claramente tendría la sartén por el mango.

¿Quién hubiera pensado que, en tan corto período de tiempo, el Clan Xian sería barrido y diezmado? El clan que se enorgullecía de su dao de alquimia no pudo detener la furia de las bestias venenosas y finalmente fue masacrado.

”Perro viejo Huangfu, ¡qué estás esperando!” El Antepasado Xian no pudo evitar gritar. Estaba apretando los dientes mientras su corazón sangraba: “¡Si no tomas medidas, mi Reino de Alquimia no perdonará a tu Clan Huangfu!”

¡El Antepasado Xian se volvió loco después de ver cómo se destruía su clan de esta manera! A pesar de su gran dominio de la alquimia, no servía de nada. Estaba ocupado tratando con Tie Yi y no pudo hacer nada para salvar a su clan.

Él era realmente maravilloso. Con su ofensiva sin par, empujó a Tie Yi nuevamente a una posición desventajosa. Sin embargo, la fuerza de Tie Yi fue inesperada también.

En ese momento, las viejas heridas de Tie Yi resurgieron y ocasionalmente escupía sangre. Además, asumir los continuos ataques del antepasado solo empeoraba su estado. Sin embargo, era un dragón furioso a pesar de su ser ensangrentado. En su frenesí, desató sus ataques más poderosos una y otra vez hasta que el cielo colapsó.

Su sed de sangre y hostilidad estallaron. ¡Cualquiera se horrorizaría con esta escena, preferirían correr en lugar de luchar con este horrible lobo que luchaba sin tener en cuenta su propia vida!

Tie Yi luchó con el objetivo de derribar al enemigo con él, para que nadie pudiera conectarlo con su anterior forma cobarde que huyó ante la primera señal de peligro. El Antepasado Xian tuvo la ventaja al principio de esta batalla, pero no pudo reprimir el estado desenfrenado de Tie Yi ya que no era un paragón merecedor de la investidura divina, ¡no era lo que la gente llamaba una existencia eterna!

A pesar de su ventaja, si no era cuidadoso contra la imprudencia de Tie Yi, entonces las mareas cambiarían. Incluso podría resultar en que ambos caigan juntos.

El antepasado estaba lleno de remordimientos en este momento. Con un movimiento incorrecto, perdió todo el tablero. Estaba seguro de que esta guerra sería fácil ya que solo estaría matando a un joven como Li Qiye. No esperaba causar un desastre a su propio clan.

Lo que lo enfureció aún más fue que el Sagrado Ancestro Huangfu simplemente merodeaba sin mostrar su rostro. Tenían un pacto de que en el momento en que Li Qiye llegara, instantáneamente atacarían y matarían a los Paragones Virtuosos del lado de Li Qiye.

Pero ahora, la horda venenosa de Li Qiye había destruido el Clan Xian, mientras que el Sagrado Ancestro aún tenía que mostrar su rostro, causando que su Clan Xian sufriera grandes bajas. ¿Cómo no podría enloquecer el Antepasado Xian?

El antepasado arrepentido sintió que había caído en la trampa del Ancestro Huangfu, convirtiéndose en nada más que carne de cañón.

”Estoy aquí, hermano Xian. Mi cultivación fue manipulada y casi sufrí una desviación qi, así que llego tarde”. El Sagrado Ancestro finalmente apareció.

Cuando salió del Clan Xian, las estrellas parecían haber cambiado. Un aura aterradora recorrió toda la Ciudad Alquimia como si una deidad hubiera llegado.

Al final, el Sagrado Ancestro todavía tomó medidas. Aunque esto fue en contra de su voluntad ya que era mejor jugar desde las sombras, se vio obligado a tomar medidas. Después de que el Antepasado Xian pronunció esas palabras, rompería todos los lazos con el Reino de Alquimia si permanecía oculto. ¡Eso provocaría un desastre para su propio clan!

”¡Mata a ese pequeño bastardo!” Aunque el antepasado enfurecido no creía esta tontería sobre la desviación qi, no tenía tiempo para preocuparse por ello. Él necesitaba al Sagrado Ancestro para revertir las mareas de esta batalla.

“¡Boom!” El ataque del Sagrado Ancestro se parecía al golpe de un Dios Monarca. Miles de leyes fueron destruidas, destruyendo todas las criaturas venenosas del Clan Xian. En cuanto a las bestias más cercanas a él, ¡se convirtieron instantáneamente en cenizas!

En ese momento, no le importaba si las criaturas que volaban estaban vivas o no. ¡Salió del Clan Xian con su aura invencible y reprimió los nueve cielos y envolvió una miríada de reinos!

“Sagrado Ancestro, ¿es un Dios Monarca?” Incluso los ancestros de las grandes potencias sintieron un escalofrío. En cuanto a otras personas, estaban naturalmente temblando de miedo.

“El ancestro más poderoso del Clan Huangfu aún está vivo. ¡Así que este es un Dios Monarca!” Un antepasado que conocía al Sagrado Ancestro se puso nervioso.

El Sagrado Ancestro dio un paso adelante. Sus dos ojos eran tan deslumbrantes como el cielo cuando pronunció fríamente mientras emitía un aura aterradora: “¡Pequeño bastardo, hoy es el día de tu muerte!”

Habiendo dicho eso, con una palma capaz de borrar el sol, se lanzó directamente hacia Li Qiye. Esta palma parecía ser capaz de atrapar al mundo entero, haciendo que todos los expertos en la ciudad sintieran miedo. ¡Un Dios Monarca fue realmente brillante!

”¡Vamos!”. En el momento en que la Señora Zi Yan vio que Li Qiye estaba a punto de ser capturado, actuó sin ninguna vacilación. En un abrir y cerrar de ojos, ella llevó el Jarrón Inmortal que Devora el Mal hacia adelante y usó toda su energía sanguínea para potenciarlo. ¡El jarrón escupió un brillo negro sin fin como una estrella volando todo el camino hacia el firmamento, destruyendo todo en su trayectoria!

¡El Jarrón Inmortal que Devora el Mal tenía un origen monstruoso y no era más débil que el Verdadero Tesoro de un Asaltante de Emperador! Con la señora no escatimando nada, incluso si no pudiera ejercer su máximo poder, el ataque sería devastadoramente poderoso.

Todas las existencias en la ciudad temblaron ante este interminable resplandor negro que cruzó el cielo. Todos sentían como si sus almas dejaran sus cuerpos cuando fueron absorbidos por el jarrón.

Un antepasado reconoció este tesoro y exclamó: “Jarrón Inmortal que Devora el Mal!”

Incluso el Sagrado Ancestro se alarmó e inmediatamente retiró su mano. Gritó y abrió la boca para escupir su verdadera arma de destino. A pesar de que era un Dios Monarca, ¡aún no se atrevía a enfrentarse con el jarrón sin un arma!

“¡Boom!” La señora con el jarrón no pudo resistir el golpe de la verdadera arma de destino del Sagrado Ancestro, después de todo, podría destruir incluso al mundo.

”¡Boom! ¡Boom! ¡Boom!” La señora fue forzada a regresar repetidas veces cuando el suelo se rompió detrás de ella. Si no hubiera sido por el jarrón que la protegía en el último segundo, ella habría sufrido una lesión grave o habría muerto.

Después de todo, la brecha de cultivo entre los dos era simplemente demasiado. Sin el jarrón, el dedo del Sagrado Ancestro podría matar a la señora.

“¡Jarrón Inmortal que Devora el Mal!” Incluso los ojos de un gran pez como el Sagrado Ancestro se iluminaron con codicia después de ver el jarrón flotando sobre la cabeza de la señora.

No se lo podía culpar ya que cualquiera codiciaría un objeto como este jarrón. No era más débil que el Verdadero Tesoro de Emperador Inmortal, algo que su Clan Huangfu no tenía.

“Este jarrón solo se pudrirá en tu País Bambú Gigante”. El Sagrado Ancestro resopló: “¡De ahora en adelante, tendrá un maestro diferente!”

“¡Ven otra vez!” Aunque la señora sabía que sería difícil después de experimentar el último golpe, su espíritu de lucha aún estaba en aumento. ¡A pesar de no ser su oponente, ella todavía quería pelear usando el jarrón!

”Niña, eso fue solo un golpe casual de mi parte. ¡Si realmente atacara en serio, ni siquiera el jarrón podría salvarte!” El Sagrado Ancestro sonrió fríamente: ”No es demasiado tarde para entregar el jarrón. Si lo haces, te perdonaré la vida. Si me obligas a atacar de nuevo, no solo te mataré, sino que también destruiré tu país al día siguiente”.

La señora todavía quería seguir adelante, pero Li Qiye la detuvo.

“Tú eres solo un dios falso y todavía te atreves a fanfarronear. Incluso un verdadero Dios Monarca no se atrevería a hablar sobre la destrucción de mi País Bambú Gigante. ¡No eres nada!” Li Qiye sonrió mientras miraba al Sagrado Ancestro.

El Sagrado Ancestro hizo una mueca. La gente siempre se refería a él como un Dios Monarca, lo cual era una fuente de orgullo para él. Para un paragón, ser llamado ”Dios Monarca” fue un gran honor.

¡En realidad, el Sagrado Ancestro no estaba calificado para ser llamado un Dios Monarca debido a los estrictos estándares! Su fuerza era suficiente para formar su propio país o ser parte de la lista divina, pero estaba lejos de ser del nivel Dios Monarca. Por ejemplo, el Sagrado Ancestro del Río de las Mil Carpas era absolutamente digno de este título: ¡era un verdadero Dios Monarca que sería respetado por todo el Sagrado Mundo Inferior!

Sin embargo, el Sagrado Ancestro de las Mil Carpas había visto al Emperador Inmortal Qian Li antes y había sido testigo de lo que era la verdadera invencibilidad, cuando todos los generales del gran emperador todavía estaban en este mundo. Incluso si él estaba calificado para el título, prefería permanecer humilde y se negaba a llamarse Dios Monarca.

 

Descarga:

1 Comentario Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    Sabía que detendría a la señora….realmente dudo que la hubiera puesto en peligro al dejarla seguir luchando contra el falso dios al ser mucho más débil que él,ahora espero que no mande a otra buena bestia o actúe el mismo.
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.