<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 821

Capítulo 821: Ejércitos rodeando el Clan Tie

Ruidos estruendosos resonaron cuando un gran ejército pisoteó el cielo. Las bestias y los carros de batalla junto con los pabellones volaban a gran velocidad. Muchas personas que vieron esto se alarmaron rápidamente.

En solo un día, este ejército que consistía en tropas de la Secta Tumba Calavera, la Tribu Demonio Sagrado y el País de las Plumas entró en el País Pastor de Toros. Los cultivadores aquí estaban muy nerviosos por esta escena ya que no había grandes sectas en el país. La más poderosa era la familia imperial, pero la familia no reaccionó a este repentino desarrollo. El Rey Toro Su Mingchen incluso había declarado su meditación aislada dos días antes.

Afortunadamente, este ejército de expertos no venía por una secta en particular. Por el contrario, su destino era el Condado Llama Celestial.

Todos sabían que no había sectas o clanes en este condado. Si uno tuviera que ser señalado, entonces sería el Clan Tie. Sin embargo, eso fue en el pasado porque el Clan Tie era solo una familia mortal ahora.

Muchos estaban perplejos. ¿Por qué este ejército de coalición entraría en el Condado Llama Celestial? Las otras sectas superiores en la región sur también prestaron atención a esta movilización. Enviaron a sus expertos de inmediato al Condado Llama Celestial para descubrir la historia.

En este momento, el condado se había convertido en un pueblo fantasma. El Rey Toro había evacuado a los civiles del condado dos días atrás para evitar que los inocentes quedaran atrapados en el fuego cruzado.

“¡No es bueno, no es bueno en absoluto!” La asustada tortuga entró corriendo a la mansión y gritó: “¡Gran Inmortal, no es bueno, no es bueno, el ejército está aquí!”

Li Qiye no se sorprendió en absoluto después de escuchar esto. Miró a la tortuga horrorizada y sonrió: “Es solo un ejército, no hay necesidad de tener miedo”.

“Eso es correcto, ese ejército no es nada. Este guapo está aquí, si me encuentro con dios, mataré a dios, si me encuentro al diablo, mataré al diablo”. El basilisco de cuatro ojos comenzó a jactarse.

“¡Pero estas son las mejores sectas! La Tribu Demonio Sagrado, la Secta Tumba Calavera y el País de las Plumas enviaron personas y nos han rodeado completamente. La pálida tortuga sintió que se le secaba la garganta mientras hablaba.

”Bah, todos ellos no son nada ante mi Tribu Basilisco. Son solo un grupo de niños”. El basilisco continuó con aire de suficiencia: ”Jefe, envíeme. Me ocuparé de todos ellos en unos pocos movimientos”.

Li Qiye le lanzó una mirada burlona: ”De acuerdo, deja de jactarte. Los ejércitos de Sheng Fei están aquí, y seguramente vinieron preparados”. Habiendo dicho eso, casualmente volteó su palma y quitó la cuerda alrededor del cuerpo del basilisco.

En realidad, esta cuerda no fue capaz de atraparlo en absoluto, fue solo para aparentar.

”Puedes hacer una cosa. Quédate aquí y cuida de Tie Lan. Si algo le sucede a ella… ya deberías saber las consecuencias”, ordenó Li Qiye.

”Jefe, no se preocupe y déjemelo a mí. Cuando este guapo está aquí, ¿quién se atrevería a avanzar? ¡Los convertiré en piedra de inmediato!” Con un aire heroico, el basilisco golpeó repetidamente su pecho como un tambor.

Sin embargo, Tie Lan no quiso aceptar la amabilidad de Li Qiye y dijo fríamente: ”No necesito que nadie me proteja”.

Li Qiye no estaba dispuesto a discutir con ella. Agitó su mano y la selló, luego la puso en una esquina antes de decirle al basilisco: “Cuídala bien”.

“Tranquilícese, jefe”. El basilisco se sentó en una silla con una fría pose, como si pudiera pelear contra un ejército entero él solo. Se veía un poco admirable.

“Gran Inmortal, este humilde… este humilde también se quedará aquí para ayudar a Joven Noble Basilisco a proteger a la señorita Tie Lan”. La cabeza de la cobarde tortuga estaba a mitad de camino en su caparazón. Estaba asustado hasta la muerte y no se atrevió a salir.

“Olvídalo, ¿crees que puedes protegerla?”. El basilisco lo miró y dijo: “Cuando venga el enemigo, tal vez seas el primero en escapar”.

La tortuga en el caparazón susurró: “No, de ninguna manera”. No estaba seguro de sus propias palabras. Quizás él realmente iba a huir.

Li Qiye se rio entre dientes y casualmente dijo: ”Entonces puedes quedarte aquí”.

“¡Li Qiye, sal!” Un fuerte grito vino desde fuera como un trueno. Dejó las ruinas temblando, haciendo que la tortuga temblara de miedo.

“Es hora de un derramamiento de sangre”. Li Qiye sonrió y salió lentamente al exterior con una indescriptible despreocupación. Simplemente no parecía que iba a enfrentarse por sí solo a un ejército.

Las ruinas en este momento estaban completamente rodeadas por los tres poderes principales y otras diez sectas. Capas sobre capas de tropas impidieron que cualquiera entrara o saliera.

Sheng Fei realmente se superó a sí mismo esta vez. No solo convenció a la Tribu Demonio Sagrado y a la Secta Tumba Calavera, sino que también persuadió a muchos otros poderes cercanos. Quién sabía lo que prometió para hacerles gastar tanto esfuerzo de esta manera.

Muchos cultivadores observaron al margen después de ver a este gran ejército. Los exploradores no solo estaban aquí por diversión, sino que estaban principalmente aquí para buscar más información.

Al principio, estos cultivadores estaban sorprendidos y confundidos acerca de la razón. Sin embargo, cuando vieron a Li Qiye aparecer ante todos, se sorprendieron bastante.

“¡Feroz Li Qiye!” Aquellos que habían visto el retrato de Li Qiye o habían estado en el Reino de Alquimia antes estaban asombrados y boquiabiertos.

Ahora sabían por qué el grupo de la Tribu Demonio Sagrado tuvo que realizar una maniobra tan audaz.

Feroz Li Qiye era un nombre famoso en todo el Mundo Medicinal de Piedra. ¿Quién no sabía acerca de su anarquía que se atrevió a sacudir incluso el Reino de Alquimia?

“Creo que he declarado que el Clan Tie está bajo mi protección”. Li Qiye se paró en lo alto de un pabellón roto y miró tranquilamente al ejército. Sus ojos luego cayeron sobre el maestro de la Secta Tumba Calavera.

El ambiente era excepcionalmente tenso. Este grupo no solo trajo a sus expertos sino también a la mayoría de sus ancianos, incluso los altos ancianos recluidos podían encontrarse entre la multitud. Era evidente que estaban listos para atacar.

“¡Li Qiye, no es que nos neguemos a mostrarte consideración, pero estas fuera de lugar!” El Maestro Tumba Calavera pronunció fríamente: “Además, no estamos aquí por el Clan Tie, exigimos una respuesta de ti. ¡Tienes que dar una respuesta adecuada a la región sur y al Reino de las Bestias!”

Li Qiye se quedó allí y respondió tranquilamente: “Whoa, lo haces sonar tan serio. ¿Darle una respuesta al reino de las bestias? Me pregunto qué tipo de asunto serio es este, dilo”.

”Hmph, Li Qiye, no te quedes ahí y actúes como un tonto”. El Líder Demonio Sagrado resopló.

El Maestro Tumba Calavera declaró: ” Li Qiye, robaste a nuestro Monarca Cadáver y mataste a nuestros discípulos. No solo eso, incluso has colgado sus cabezas en las paredes, ¡qué persona tan cruel eres!”

Innumerables ojos se fijaron en Li Qiye, especialmente los discípulos de Tumba Calavera. Vieron las cabezas de sus ancianos y hermanos colgando sobre las puertas y se pusieron furiosos, todos tenían un gran deseo de matar a Li Qiye.

Los espectadores que se reunieron cerca también miraron a Li Qiye. Aquellos que no sabían la verdadera historia, todos sintieron que Li Qiye era indignante. Primero causó problemas en Reino de la Alquimia solo para luego repetir audazmente sus acciones en el Reino de las Bestias: en realidad se atrevió a robar un Monarca Cadáver de la Secta Tumba Calavera, así como a matar a sus discípulos.

Sin embargo, los más inteligentes sabían que esto no era tan simple. Todas estas sectas maniobrando en tan poco tiempo parecían demasiadas coincidencias.

“Él es de hecho el más feroz, para poder desencadenar una tormenta sangrienta sin importar a dónde vaya”. Una persona murmuró.

Li Qiye sonrió en respuesta al Maestro Tumba Calavera de una manera pausada: “Nunca he visto a este Monarca Cadáver que todos ustedes mencionan. Además, ¿es tan fácil robar algo creado por tu secta? En cuanto a los discípulos muertos, esto no tiene nada que ver conmigo. Sus propios esqueletos se volvieron locos y mataron a sus amos”.

“Li Qiye, no intentes defenderte”. El Maestro Tumba Calavera gritó: “¡Quién en este mundo no sabe que eres versado en el arte de convocar a los muertos! Después de venir al Reino de las Bestias del sur, de inmediato codiciaste nuestros Monarca Cadáver, por lo que robaste uno de ellos. ¡Desde que fuiste descubierto por nuestros discípulos, los mataste para mantenerlo en secreto!”

Li Qiye estalló en carcajadas antes de responder: ”Tú piensas demasiado bien sobre tu secta. Nunca me molestaría en mirar tus cadáveres basura”.

”¡Bastardo indignante!” Un anciano alto de la Secta Tumba Calavera se enfureció. Todos sus discípulos estaban mirando a Li Qiye. Tales palabras fueron bastante humillantes.

Sheng Fei dio un paso adelante y habló en este momento: “Hermano Li, siempre he respetado al fuerte. Eres famoso en este mundo, así que te admiro también. Si estás dispuesto, entonces puedo actuar como mediador. Solo tiene que devolver el Monarca Cadáver a la Secta Tumba Calavera y disculparse. Confío en que te perdonarán”.

Sheng Fei parecía ser una persona amable en este momento. ¿Quién sabía que fue él quien instigó este desastre en primer lugar?

 

Descarga:

4 Comentarios Comentar

  1. Avatar

    Lector

    Nivel 1

    Breik619 - hace 4 meses

    Gracias por el capítulo.
    Ese basilisco me recordó bastante a su señor perro

  2. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    A LQ cada que vienen a buscarle pelea termina acusado de tantas cosas siempre…..ladrón, asesino, animal, bruto, sádico, homicida….hasta de violador…bueno de momento eso no, pero casi todo…
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.