<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 895

Capítulo 895: Aguja del Tigre Valiente

”Un tono tan grande. ¿Alguien de tu nivel podría luchar contra un Dios Rey, pero atacar a un Emperador Inmortal? Piensas demasiado bien de ti mismo”. Una voz despreocupada respondió a la criatura violenta.

La criatura miró al interlocutor y descubrió que era Li Qiye. Se rio a carcajadas y dijo: ”Mocoso, yo, el Monarca Inmortal Mo Peng, devoraba jóvenes arrogantes cuando era más joven. Desafortunadamente, no eres muy inteligente y decidiste hacerme enojar”.

“¿Monarca Inmortal Mo Peng?” Li Qiye no pudo evitar sonreír: “¿Un pequeño pájaro de nueve cabezas todavía se atreve a alardear con esa declaración? ¿Crees que nadie te reconocerá después de agregar esos huesos del ala del Águila Celestial a tu cuerpo?”

La criatura se sobresaltó después de escuchar esto: “Mocoso, ¿realmente me reconoces?”

Li Qiye lo miró y sonrió: “Pájaro de nueve cabezas, ¿cómo no podría recordarte? Si no me equivoco, la Emperatriz Hong Tian te mató después de clavarte en la tierra. Lo único sorprendente es que todavía estás vivo”.

”Bueno, bueno, bueno, qué mocoso bien informado”. La criatura se rio salvajemente: ”Alguien todavía recuerda mi pasado. Qué lástima, ¿verdad? Hong Tian pensó que yo estaba muerto, pero soy alguien bendecido y sigo vivo. Además, incluso obtuve el linaje del Águila Celestial y me volví invencible a partir de ese momento. ¡Qué lástima que Hong Tian ya no esté en este mundo o lucharía contra ella hasta la muerte!”

Muchas personas se sorprendieron al escuchar las palabras dominantes provenientes de la criatura. ¿Qué tan invencible era la Emperatriz Hong Tian? ¡Pero en este momento, esta persona que se hace llamar a sí misma Monarca Inmortal Mo Peng se atrevió a fanfarronear sobre desafiarla!

Un gran personaje del Clan Jianlong notó que su antepasado estaba un poco aturdido, por lo que preguntó: ”Ancestro, ¿quién es él?”

”Divino Hijo Águila Celestial, un genio increíble del Reino de las Bestias Divinas. Tenía la mayor posibilidad de convertirse en Emperador Inmortal, pero desafortunadamente, ¡la Emperatriz Hong Tian lo mató!” El antepasado murmuró en respuesta.

Li Qiye sonrió tranquilamente y dijo: “Pájaro de nueve cabezas, no eras inteligente en aquel entonces y sigues siendo igual en este momento. Si estoy en lo cierto, obtuviste el esqueleto de un Águila Celestial que aún tenía algo de divinidad, quizás incluso un poco de sangre divina. No aceptaste tu derrota ante la Emperatriz Hong Tian en ese momento y tomaste el riesgo de cambiar tu línea de sangre y tu origen. Aizz, este cambio en el linaje te convirtió en un pájaro malvado, por lo que los remanentes del reino de las bestias tuvieron que sellarte”.

“Mocoso, sabes bastante”. El Monarca Inmortal Mo Peng se sobresaltó y miró a Li Qiye de arriba abajo como si quisiera ver a través de él.

Esta criatura era de hecho el principal descendiente del reino de las bestias desde entonces. Un genio increíble, el oponente más fuerte de la Emperatriz Hong Tian en la competencia por la Voluntad del Cielo.

Sin embargo, él todavía perdió al final y fue golpeado contra el suelo hasta el borde de la muerte. Por desgracia, cuando la emperatriz atacó el reino de las bestias, supuso que estaba muerto y no le prestó más atención.

Este pájaro de nueve cabezas sobrevivió a la cruel guerra. Él no se rindió y obtuvo los restos esqueléticos de un Águila Celestial que tenía un poco de sangre divina.

Se debe tener en cuenta que un Águila Celestial era una bestia divina, una existencia comparable con los dioses verdaderos. El Divino Hijo usó un método extremo para cambiar su línea de sangre y su origen. Aunque logró fusionarse con el esqueleto, fue controlado por la naturaleza bestial del pájaro y se volvió loco.

Los antepasados ​​del reino de las bestias que sobrevivieron idearon diferentes métodos para sellarlo. Después de millones de años, la naturaleza salvaje dentro de él finalmente fue reprimida. Esta vez, estos ancianos querían usar la sangre de los ciudadanos del Reino Filo Pedregoso para despertar el linaje del Divino Hijo Águila Celestial para que él pudiera mostrarse ante este mundo en su estado máximo.

Muchos peces gordos en el Mundo Medicinal de Piedra temblaron mientras el Divino Hijo miraba a Li Qiye. Nadie sabía lo que vendría cuando un monstruo como este surgiera una vez más.

”El principal descendiente del reino de las bestias… fusionándose con los huesos de un Águila Celestial. ¿No es esto demasiado aterrador? Incluso si no puede atacar a los emperadores inmortales, probablemente tenga el poder de matar a un Dios Rey. ¿Puede ganar Li Qiye?” Un discípulo del Clan Jianlong vio esto y tuvo que preguntar.

Antes de esto, muchas personas tenían absoluta confianza en Li Qiye. Con trece palacios y un Dios Rey protegiéndolo, sería difícil para él no convertirse en Emperador Inmortal.

Sin embargo, una existencia como el Divino Hijo Águila Celestial salió de la nada a los ojos de muchos, esto era alguien que sería el oponente más poderoso de Li Qiye por el trono.

”¿Este chico? Sin mencionar fusionarse con los huesos de un Águila Celestial, incluso si se fusionara con los huesos de un Monarca Inmortal, todavía no tendría la oportunidad de hacer nada. Si él fuera un Emperador Inmortal, entonces probablemente podría durar un tiempo. De lo contrario, ¡solo la muerte le espera al provocar a Li Qiye!” El antepasado más viejo del Clan Jianlong negó con la cabeza y respondió a su descendiente: “¡Recuerda bien, es mejor antagonizar a los dioses antes de oponerse a Li Qiye! ¡Ese es nuestro credo!”

Habiendo dicho eso, este antepasado se sumergió en un recuerdo lejano.

”¿Oh? ¡Muy bien, así que es un Físico Inmortal, me encanta beber la sangre de los Físicos Inmortales!” El Divino Hijo terminó de juzgar a Li Qiye y soltó una carcajada malvada.

”Su Majestad Mo Peng, hay un Dios Rey que lo protege, por favor tome las cosas en serio”. Ye Qingcheng tenía miedo de que el Divino Hijo pudiera subestimar al enemigo, así que se lo recordó.

”Jaja, ¿un Dios Rey? ¡No temería si estuviese aquí un Emperador Inmortal!” El Divino Hijo se rio y declaró con una actitud dominante: ”¡Estandarte, vamos!”

“¡Buzz!”. En el momento en que gritó, un estandarte divino salió del horizonte y cayó en su mano.

Este era el Estandarte Dragón Enrollado que se había escapado de Li Qiye antes, un Verdadero Tesoro de Emperador Inmortal dejado por el progenitor del reino de las bestias. Había barrido este mundo en el pasado.

Con el estandarte en la mano, se volvió bastante heroico y declaró agresivamente: “¡Qué lástima que el tiempo no me haya esperado o de lo contrario Hong Tian no hubiera tenido la oportunidad de convertirse en un Emperador Inmortal!”

El estandarte en su mano emitía una terrorífica aura imperial. ¡El dragón dorado en el estandarte era extremadamente animado y parecía como si pudiera salir corriendo en cualquier momento!

Todos los demás estaban callados en respuesta a la audaz afirmación del Divino Hijo. En el pasado, él era realmente lo suficientemente brillante y podría haberse convertido en emperador si no fuera por la Emperatriz Hong Tian. En esta generación, se fusionó con los huesos del Águila Celestial y heredó su linaje divino, ¡y se volvió aún más aterrador!

”¡Me convertiré en el Emperador Inmortal de esta generación!” El Divino Hijo se rio y señaló a Li Qiye con el estandarte en la mano: ”Mocoso, tú ni siquiera eres un aperitivo. Que salga ese Dios Rey. ¡Quiero matar a un Dios Rey hoy!”

Cualquier Dios Rey que escuchara esto se pondría serio. El Divino Hijo ya era lo suficientemente fuerte, pero después de fusionarse con el cuerpo del Águila Celestial, se hizo aún más poderoso. En este momento, con el Estandarte Dragón Enrollado en la mano, sin importar quiénes fueran, ¡se retirarán ante él!

”Oh, pájaro de nueve cabezas, aún tan arrogante a pesar de haber estado sellado por tanto tiempo. Incluso si tienes el linaje de un Águila Celestial, aún no estás calificado para competir contra Hong Tian por la Voluntad del Cielo. Ni siquiera entrarías entre los primeros tres de sus rivales más fuertes, y mucho menos decir de atacar a los Emperadores Inmortales”. Li Qiye solo sonrió ante el arrogante Divino Hijo.

Negó con la cabeza: “Además, te mataré hoy, ¡no hay necesidad de que un Dios Rey ataque! Más aún, ¡quiero dejar que aquellos que todavía se aferran a una pequeña astilla de esperanza, sepan quién es el gobernante de los nueve mundos! ¡Les mostraré el verdadero poder eterno que poseo!”

“¡Un mocoso tan arrogante, pero me gusta de esa manera! ¡Hoy, me tomaré el tiempo de darme un festín con tu carne y sangre!” Dijo el Divino Hijo con una sonrisa.

En ese momento, un mantra eterno surgió del mar de recuerdos de Li Qiye. Su cuerpo emitió un brillo infinito.

”¡Buzz!” En el distante Mundo Bestial Bi’an dentro de una ciudadela de bronce, innumerables leyes universales surgieron en los ataúdes de bronce. Con sonidos metálicos, estas leyes rápidamente se convirtieron en agujas de bronce.

“Clank, clank, clank…” Al mismo tiempo, Li Qiye volteó su mano derecha y el mismo tipo de leyes universales de bronce emergió y se retorció para formar otra aguja de bronce.

“¡Clank!” En el momento en que esta aguja tomó forma, un poder marcial sin fin se elevó hacia el cielo. “¡Boom!” Una explosión ensordecedora resonó. Li Qiye se elevó hacia el cielo y creó un pilar de luz de bronce de altura sin fin. Un mundo emergió de esta luz y generó una legión invencible. En un abrir y cerrar de ojos, el poder de toda la legión se unió en la parte superior de esta aguja de bronce.

”¡Vestigio del mal, arrodíllate y acepta tu muerte!” Li Qiye apuntó su aguja al Divino Hijo mientras cantaba lentamente su mantra.

El Divino Hijo se horrorizó al ver la aguja de bronce en la mano de Li Qiye. Dio varios pasos hacia atrás y miró a Li Qiye con asombro: “¡Aguja Temporal del Tigre Valiente! ¡Tú, tú, eres esa persona!”

“¡Es demasiado tarde!” Li Qiye se parecía a un dios verdadero en este momento. Innumerables leyes de color bronce cayeron del cielo como cascadas. Él era el regente de todo el Mundo Medicinal de Piedra. Cada uno de sus pasos creó un mundo nuevo, ¡cada uno de sus pasos creó un dios verdadero! ¡El soberano de los nueve mundos había llegado!

¡La aguja en su mano era el llamado de una legión imparable! Estaba parado solo en el cielo en este momento, pero parecía haber millones de soldados de bronce detrás de él. ¡Esta legión sola podría barrer el palacio de jade en el firmamento!

El Divino Hijo estaba aterrorizado. Dio media vuelta para huir de este lugar a una velocidad incomparable porque sabía cuán aterradora era esta existencia y la legión invencible detrás de él. Su Reino de las Bestias Divinas fue destruido por esta legión en aquel entonces. ¡Un Dios Rey tras otro fue masacrado!

”¡Mátenlo!” Mientras el Divino Hijo huía, Li Qiye soltó un fuerte grito. En el momento en que salió la palabra “matar”, toda la legión detrás de él rugió al unísono: “¡Eterna legión de bronce! ¡Nuestros valientes soldados matarán a los inmortales!”

Con eso, el aura marcial interminable se extendió por todo el Mundo Medicinal de Piedra como un tsunami capaz de arrasarlo todo.

 

Descarga:

5 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 2 meses

    Esperaba más del pájaro ese…. realmente pensé que daría pelea….pero una vez que se enteró quién era Li Qiye… 😨😨😨 Alitas para que las quiero …. Vuela vuela….
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

    1. Avatar

      Lector

      Nivel 4

      Marcellwar - hace 6 días

      A mi tambien me desepciono mucho debi verlo venir xd al menos reconocio a su padre antes de morir xd

  2. Avatar

    Lector

    Nivel 446

    rdrtoh - hace 1 mes

    Como todo un cobarde, sólo sabe hablar y correr. JAJAJA.

    Gracias por el capítulo.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.