<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 940

Capítulo 940: Su Zhen

Li Qiye se sentó allí en silencio. Aunque no dijo nada acerca de casarse con esta Emperatriz, este agujero que el Emperador Inmortal Mu Tian había cavado intencionalmente para él tendría el mismo resultado.

“Emperador, entonces, ¿qué piensa sobre este asunto? ¿Qué quiere hacer?” Celestial valientemente preguntó a pesar de su nerviosismo.

Li Qiye miró al maestro de secta y dijo: ”Mis palabras valen más que el oro. Si estuve de acuerdo, que así sea. ¡Me casaré con ella!”

Celestial no pudo evitar soltar un largo suspiro de alivio después de escuchar esto. Se secó el sudor frío que le caía por la frente. Si el Emperador no estaba de acuerdo, entonces no había nada que pudieran hacer ya que nadie sabía qué había sucedido exactamente en ese momento.

Además, eran simplemente discípulos, no estaban calificados para exigir u obligar al Emperador a hacer algo.

“Sin embargo, la posición de Emperatriz Celestial no le pertenece a ella”. Li Qiye sacudió suavemente la cabeza: “Si ella está dispuesta, puedo darle el puesto de concubina”.

”…” El maestro de secta no sabía qué hacer. Esto no era algo de lo que él pudiera asumir el control, por lo que no sabía qué decir en esta situación.

”¡Acepto!” Durante el momento de pérdida de Celestial, una voz dulce y clara surgió y alguien entró.

Celestial se asustó mucho después de ver a esta intrusa y rápidamente la detuvo: “Su Zhen, ¡no deberías haber entrado aquí!”

La intrusa habló: ”Maestro de Secta, este es el evento más grande de mi vida, tengo derecho a saber”. Solo su agradable voz daba un placer indescriptible. Fue suficiente para hacer que otros pensaran que ella era una belleza. La claridad en su suave voz era muy relajante.

”Déjala entrar”. Li Qiye le dijo al maestro de secta que estaba deteniendo a la chica: ”Así es, este es un evento importante en su vida, ella tiene derecho a hacerse cargo”.

Celestial tuvo que dejar entrar a la chica. Sintió un estremecimiento en el estómago porque temía que el Emperador se enojara después de ver su cara.

La chica caminó hacia el frente de Li Qiye y lo miró directamente. Ella era muy audaz y no dudó a pesar de conocer su identidad.

Li Qiye observó a la chica ante él. Ella vestía un traje completamente blanco con un jade colgando de su cintura. Era un estilo muy simple, pero le daba un aire noble.

Aún se podían ver sus curvas perfectas bajo el vestido de seda suelto. No podría ocultar su cuerpo flexible. Era delgada y alta, con cejas largas y hombros rectos. Podría decirse que uno tendría problemas para señalar un defecto en la figura de esta chica.

Solo por su figura, era más que evidente que esta era una belleza suprema.

Lo único que seguía siendo un misterio eran sus rasgos faciales. ¡Tenía un velo de seda, revelando solo sus ojos brillantes y acuosos!

”Discípula de la Guardia Celestial, Su Zhen saluda al Emperador”. Ella se inclinó ante él con su agradable voz que haría que las mentes de los demás se desvanecieran.

Li Qiye habló lentamente: ”Quítate el velo para que yo pueda verte”.

El corazón de Celestial colgaba de un hilo después de escuchar las palabras de Li Qiye. Casi dijo algo, pero se mordió la lengua.

Su Zhen obedeció y lentamente se quitó el velo antes de mirar directamente a Li Qiye.

Cualquiera pensaría que era una gran belleza después de escuchar su voz y ver su figura. Sin embargo, después de ver su cara, jadearían o incluso gritarían involuntariamente por el miedo.

Su rostro era desproporcionado a su figura. Las proporciones de sus rasgos faciales eran perfectas. Sin embargo, había muchas líneas raras y extrañas creciendo en su rostro. Se parecían a arrugas, pero en realidad no lo eran. Era como si hubiera sufrido la maldición más aterradora en este mundo.

Era francamente horrible y hacía temblar a la gente sin tener frío. Nadie querría echar un segundo vistazo a la cara de Su Zhen.

Celestial no podía soportar mirar tampoco. Él no tenía miedo de mirarla a la cara, era solo que no quería verla lastimada.

Suspiró suavemente al darse cuenta de que este día llegaría. Era demasiado irracional hacer que el Emperador se casara con una discípula de su secta. Nadie querría casarse con alguien como Su Zhen, y mucho menos el Emperador Supremo.

Ella habló con calma: “Si el Emperador no quiere casarse con Su Zhen, entonces no lo culpo. Estaba destinada a ser la Emperatriz desde mi nacimiento. ¡Yo nací para ser suya y moriré siendo suya!” Su Zhen no fue cohibida después de revelar su rostro.

“Emperador, ella no debe ser culpada. Ella nació con esa cara”. Celestial pronunció rápidamente: “Las runas en su rostro son permanentes. No podemos eliminarlos, nosotros…”

Li Qiye gentilmente agitó su manga para interrumpir a Celestial. Miró seriamente las líneas rúnicas en su rostro antes de hablar: “¿Qué tipo de persona no he visto después de tantas eras? Para mí, la belleza de la carne no tiene sentido si no se puede alcanzar la cima. Ser bello o no, no es importante para mí”.

”El Emperador está diciendo…” Celestial no pudo evitar sentirse feliz después de escuchar esto.

Li Qiye miró a Su Zhen y lentamente anunció: “Mi promesa se puede llevar a cabo en cualquier momento. Si se lo prometí a Mu Tian, ​​ ¡entonces cumpliré! Si estás dispuesta, entonces me puedo casar contigo, pero la posición de mi esposa no será para ti. Esto no es por tu apariencia. Me temo que nadie en este mundo puede ser mi esposa. Puedo darte dos opciones: una, ser mi concubina; dos, ser mi confidente. Tú ya sabes mucho sobre mí, ¡así que estás calificada para quedarte a mi lado!”

”¡Estoy de acuerdo!” Su Zhen no necesitó pensar para nada: ”No importa cuáles sean, ¡estoy lista para seguir sus órdenes!”

“Muy bien”. Li Qiye asintió con la cabeza y le hizo una señal: “Ven aquí, déjame ver tu cara”.

Dio un paso adelante sin ninguna vergüenza o falta de naturalidad, todavía estaba tan calmada como antes.

Estaban solo a centímetros de distancia. Li Qiye acarició suavemente su rostro y sintió su suave piel. Siguió tocándola por un tiempo.

Su Zhen cómodamente estaba allí sin decir nada. Ella tenía una indescriptible serenidad y gracia arraigada en ella.

Celestial estaba allí con la respiración contenida. Él tampoco se atrevió a comentar.

“Imposible”. Después de sentir su rostro muchas veces, Li Qiye se sorprendió. Él habló: “¡Esto es imposible, tienes el linaje de la rama directa de Qi Zhen!”

”El Emperador realmente lo notó también”. Celestial agregó más: ”Tiene razón, ella es la descendiente de nuestro progenitor”.

”No” Li Qiye agitó su mano con desdén: ”Sé muy bien si Qi Zhen tiene descendientes o no. Si Qi Zhen lo hubiera hecho, entonces este linaje se habría transmitido desde hace mucho tiempo”.

”¿Qué hizo Mu Tian en ese entonces?” Li Qiye pensó en otra posibilidad y preguntó mientras miraba a Celestial.

“Yo, yo, realmente no sé sobre este asunto”. Celestial explicó: “El Ancestro Mu Tian no les contó a los jóvenes sobre los detalles. Incluso mi maestro no tiene una comprensión clara”.

“Solo escuché que la rama de Su Zhen apareció en la Guardia Celestial después de la generación del Ancestro Mu Tian. Él fue quien especificó que esta rama era descendiente del progenitor. Sin embargo, un linaje como el de Su Zhen solo apareció en esta generación, y ella es la única”. Celestial le dijo a Li Qiye todo lo que sabía.

Li Qiye pensó por un momento después de escuchar esto. Si este era en verdad el linaje del Emperador Inmortal Qi Zhen, ¡entonces había otra posibilidad!

Li Qiye miró a Su Zhen y habló lentamente: “Para ser precisos, tienes la línea de sangre de Qi Zhen, pero no eres descendiente de Qi Zhen”.

Con eso, él miró las líneas rúnicas en su rostro y continuó: “No importa cómo pienses en tu rostro, no hay necesidad de sentirse inferior. Debería decirse que deberías estar orgullosa, ¡esto es un honor! ¡Es extremadamente raro que algo así le suceda a tu rama familiar! Este es un signo muy valioso dentro de tu línea de sangre”.

”¿Que somos? ¿Todavía somos humanos?” Su Zhen no pudo evitar preguntar.

De hecho, Celestial miró curiosamente a Li Qiye también. Aunque todos sabían que el Emperador Inmortal Qi Zhen era su progenitor, el emperador siempre había sido un misterio. Nadie conocía los antecedentes del emperador o incluso su género.

De hecho, se había dicho que el Emperador Inmortal Qi Zhen era el emperador que se quedó en este mundo el tiempo más corto. Se rumorea que, después de convertirse en emperador, Qi Zhen desapareció de inmediato.

Nadie conocía los detalles específicos de esto, ni siquiera el Dios Verdadero Guardián del Mundo.

”Bueno, no es necesario saberlo por ahora”. Li Qiye negó con la cabeza: ”Si sigues trabajando duro, te contaré el secreto algún día”.

Su Zhen no pudo evitar preguntar: ”¿Cuál es el criterio para este eventual “día”?”

“El día en que llegues al atavismo”. Li Qiye volvió a tocarle suavemente la cara y dijo: “Recuerda, esto no es una carga o una razón para tener baja autoestima. Estas líneas no son feas, aún no se sabe la razón de su existencia. Los secretos ocultos están más allá de tu imaginación”.

 

Descarga:

2 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.