<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 978

Capítulo 978: Extraño fenómeno en la Montaña del Dios de la Guerra

La gente en la Ciudad Santa e incluso aquellos en la cima de la montaña en este momento estaban asombrados ante esta escena. Nadie sabía el significado de este fenómeno.

“¡Boom!” Al mismo tiempo, en un majestuoso y elevado pico dentro de la Montaña del Dios de la Guerra, una figura brillante aparentemente deseaba cruzar el tiempo y todos los obstáculos. Avanzó hacia la ubicación más profunda y más alta de la montaña para observar el fenómeno.

”Es Lin Tiandi…” Alguien exclamó después de ver la figura bajo la luz de bronce: ”¿Quiere llegar a la ubicación más profunda?”

Mientras tanto, no importaba cómo Lin Tiandi intentara con sus innumerables leyes o incluso secuencias de viaje en el tiempo, solo podía detenerse en este lugar, sin alcanzar una altura mayor.

“Ni siquiera el supremo Lin Tiandi puede alcanzar ese pico”. Otro murmuró después de ver esto.

Uno más agregó: ”Él ya es bastante sorprendente. Incluso si no puede figurar entre los primeros cinco de todas las edades, esto es más que suficiente para que se lo considere un genio supremo. Solo los genios supremos pueden alcanzar este nivel”.

Este fenómeno continuó durante mucho tiempo como si estuviera reproduciendo el pasado, estas imágenes visuales parecían haber ocurrido en años lejanos.

Tanto Li Qiye como Ye Chuyun, que estaban durmiendo, también estaban alarmados por esta conmoción. Salieron corriendo al mismo tiempo y observaron este fenómeno sobre la Montaña del Dios de la Guerra.

“¿Qué es eso?” Ye Chuyun preguntó en voz baja a Li Qiye que estaba a su lado.

Miró la imagen por un largo tiempo antes de contestar lentamente: “Hay algunas cosas allí que la gente común no puede comprender”.

“¿Qué tipo de cosas?” No pudo evitar su curiosidad.

Su mirada permaneció fija en los fenómenos visuales en el cielo como si hubiera algo dentro que atrajera su atención. Después de un largo tiempo, finalmente respondió: “Algunos artículos que son más antiguos que la imaginación”.

Ye Chuyun miró hacia la montaña. La verdad era que ella no sabía mucho sobre eso, y mucho menos sobre el resto del mundo. Nadie había oído que alguien pudiera llegar a la grieta más profunda o al pico más alto de la Montaña del Dios de la Guerra.

”Hermano Li, ¿cuánto sabes sobre la Montaña del Dios de la Guerra?” Ella sabía que él específicamente vino a la montaña esta vez.

”¿Cómo debería decir esto?” Li Qiye sonrió: ”Si digo que no hay nadie en este mundo que la entienda más que yo, es posible que no me creas”.

“Te creo”. Ye Chuyun asintió con seriedad y respondió sin vacilación. Su confianza en él era absoluta.

Continuó mirando la montaña por un largo momento antes de decir: “Creo en algo también. La Montaña del Dios de la Guerra no se puede llamar un terreno siniestro, pero es el lugar más peligroso de este mundo”.

Ella preguntó: ”¿Por qué es así? No he oído hablar de ningún peligro allí”.

Li Qiye sacudió suavemente la cabeza: “No cualquiera puede llegar a las zonas peligrosas. Además, el peligro de la montaña es diferente en cierto sentido”.

Ye Chuyun no entendía del todo lo que estaba tratando de decir. Sin embargo, si él no quería revelar todo, ella no seguiría preguntando.

“Lin Tiandi no puede hacerlo”. Él no es capaz de alcanzar el Pico Principal”. Ye Chuyun miró la montaña y notó los repetidos intentos de Lin Tiandi de escalar.

“El Pico Principal no es un lugar al que pueda escalar”. Li Qiye dijo: “Ya es increíble que haya superado un Pico Miríada para llegar a ese punto. Su comprensión de las verdades profundas es bastante alta. Desafortunadamente, él no necesita tal cosa”.

“¿Nadie en este mundo puede escalar el Pico Principal?”, Preguntó. Hubo muchas leyendas sobre el Pico Principal de la Montaña del Dios de la Guerra, pero un intento exitoso fue inaudito.

“¡Sí, emperadores inmortales!” Li Qiye respondió: “Sin embargo, los emperadores inmortales no querrán ir a ese lugar”.

”¿Cómo es posible?” Ella preguntó mientras reflexionaba sobre la idea. No recordaba haber oído hablar de un emperador que haya subido al Pico Principal antes.

“Ese lugar no es un lugar agradable o auspicioso, especialmente para los Emperadores Inmortales”. Li Qiye sonrió.

Ye Chuyun quería preguntar más, pero decidió no hacerlo.

***

El fenómeno continuó hasta la mitad de la noche antes de que desapareciera lentamente. La Montaña del Dios de la Guerra finalmente regresó a su aspecto normal.

Una gran cantidad de cultivadores de muchas razas corrieron hacia la montaña.

“Seguramente aparecerá un tesoro inmortal. ¡Saldrá de la montaña en esta generación!”Jóvenes y viejos corrían histéricamente a la montaña.

Un joven se rio libremente y dijo: ”Nadie más que yo obtendrá la escritura inmortal. Definitivamente podré elevarme a los cielos y ascender a la divinidad”.

”Tranquilícense. Escuché que saldrá algo que pertenecía a las existencias eternas de la generación anterior. Si realmente sale una escritura inmortal, me temo que incluso los Dioses Monarca vendrán”. Un amigo le susurró al oído.

”Jaja, no hay nada de qué temer. No olviden que esta es la Montaña del Dios de la Guerra”. El joven respondió pausadamente: “No importa quiénes sean, las existencias eternas o los dioses, todos son iguales dentro de la Montaña del Dios de la Guerra. ¡La nobleza no está predestinada por los cielos! ¡Tal vez incluso pueda derrotar a un Dios Monarca!”

El discurso desenfrenado de este joven cultivador asustó a su compañero. Rápidamente cubrió la boca de su amigo y le dijo que se callara.

Durante la noche, muchos cultivadores ingresaron a la montaña, ya sea por las escrituras inmortales o por alguna otra cosa. En resumen, una gran afluencia de cultivadores llegó a la montaña a pesar de ser en el medio de la noche.

“¡La nobleza no está predestinada por los cielos en la Montaña del Dios de la Guerra!”. Contrario a algunos jóvenes cultivadores descuidados, algunos grandes personajes de la generación anterior, incluidos los paragones virtuosos, se volvieron bastante cautelosos en el momento en que enfrentaron a esta montaña. No querían que su bote volcara en aguas sin olas, ¿y si morían en manos de un don nadie o un joven? Su reputación de toda la vida colapsaría en un segundo.

”También debería ir”. Li Qiye asintió suavemente y le dijo a Ye Chuyun después de que la imagen había desaparecido.

Ye Chuyun no fue con él ya que ella quería regresar a la Escuela Loto Puro.

Li Qiye se fue esa misma noche, pero no fue a la montaña. Visitó en secreto varios clanes antiguos y misteriosos en la ciudad.

Estos clanes mantuvieron un perfil muy bajo incluso dentro de la Ciudad Santa. Algunos ni siquiera querían que otros supieran acerca de su existencia. Los forasteros simplemente no sabían nada de ellos.

Después de las visitas, finalmente dejó la ciudad para ir a la Montaña del Dios de la Guerra. Por supuesto, él no era el único. Más cultivadores se lanzaron hacia la montaña desde las otras áreas también durante la noche.

En este momento, Li Qiye era famoso. Cada una de sus acciones fue notada incluso en la oscuridad, especialmente por aquellos que estaban prestando atención.

”¡Li Qiye también irá a la Montaña del Dios de la Guerra!” Alguien discutió este asunto en privado.

Bajo el manto de la oscuridad, un par de ojos habían estado observando cada movimiento de Li Qiye. Se dio cuenta de que Li Qiye se dirigía a la montaña y se emocionó, lo que lo llevó a comandar a alguien junto a él.

Él era el descendiente de la Tribu Demonio de Sangre, el Monarca Soporte del Cielo. Inmediatamente se le ocurrió un plan en el momento en que vio a Li Qiye en el camino. Por lo tanto, envió personas para invitar a Bai Jian y Chi Tianyu.

Los Cinco Santos de la Raza de Sangre eran amigos cercanos. Además, dado que él era el líder, Bai Jian y Chi Tianyu no deberían tener motivos para negarse.

Sin embargo, Bai Jian en realidad rechazó la invitación. Él le dijo a su confidente: “Dile al mensajero del Monarca Soporte del Cielo que estoy en cultivo aislado. Cuando salga, iré a disculparme con él”.

El confidente de Bai Jian despidió al mensajero del monarca. Regresó y preguntó con cierta confusión: ”Joven Maestro, tu relación con el monarca es bastante buena. Por lo general, estás feliz de responder a sus llamadas, así que ¿por qué te negaste esta vez?”

”A’Fu, este es un período turbulento”. Bai Jian sacudió suavemente la cabeza: ”El Monarca Soporte del Cielo tiene grandes ambiciones. Que él me invite en este momento clave probablemente no sea algo bueno”. Con eso, miró por la ventana: “Feroz ha llegado a la Tierra Yerma, esto no es un buen presagio en absoluto. No debería involucrarme en estas aguas fangosas. A partir de hoy, iré a entrenar y no preguntaré nada. Si alguien viene, solo despídelos por mí”.

Su confidente reconoció la orden y la llevaría a cabo.

El monarca estaba insatisfecho ante la ausencia de Bai Jian. Como descendiente de la Tribu Demonio de Sangre, fue bastante influyente dentro de la Raza de Sangre. Él quería unir fuerzas con Bai Jian, entonces, ¿cómo podía estar feliz cuando Bai Jian no aparecía? Él gruñó fríamente en respuesta.

¡Sin embargo, Chi Tianyu llegó!

”El hermano Tianyu es en verdad mi hermano. Viniste a verme en un momento como este”. El monarca personalmente salió a saludarlo.

Chi Tianyu sonrió: “El Hermano Soporte del Cielo me ha ayudado muchas veces en el pasado, así que ¿cómo podría no venir después de que me llamaste?”

 

Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.