Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

ESLA- Capitulo 11

Capitulo 11 : Armadura de la Luna Helada

“si..” la voz de la Espada Sagrada de la Luz Absoluta se hizo extremadamente solemne, como resonó en cada lugar de este espacio de hielo y nieve “ Armadura de la Luna Helada del Rey glaciar”

“Armadura de la Luna Helada…” Yun Lao no llegaba a entender el gran peso que tenia estas palabras en los planos superiores. Pero la Espada Sagrada de la Luz Absoluta lo conocía muy bien, era un nombre por si solo seria capaz de erizar la piel de todo el cuerpo de los cultivadores en los niveles más altos.

“¿es una clase de armamento como tu?” pregunto un poco vacilante Yun Lao, esa armadura era simplemente demasiado atrapante, desde que puso sus ojos en ella, era incapaz de quitar la mirada, incluso ahora cuando le pregunto a la espada no la miro.

Aunque la actitud de Yun Lao de no mirarla enfureció bastante a la espada, aun así la espada continuo explicando “es un armamento espiritual como yo, pero somos muy diferentes, yo fui creado con una esencia por lo cual se podría decir que tengo un alma pero en su caso es todo lo contario, ella fue creada con una intención. Armas creadas con intenciones serán mas poderosas que aquellas como nosotras que fuimos creadas con una esencia, pero de la misma forma entre mas fuerte sea la intención, serán a un más difíciles de controlar, e escuchado de armamentos que incluso devoraron a sus propios dueños…son como bestias desalmadas, que solo atravesó del poder serán capaces de ser domada. Esta en especial es extremadamente peligrosa y solo una persona, su creador fue capaz de usarla, el Rey glaciar”

Yun Lao abrió los ojos como platos escuchando las palabras de la Espada, el entendía el concepto de la intención debido a sus intercambios con cultivadores, de ves en cuando recibiendo algunos avances en sus intenciones serian capas de superar cuellos de botellas y avanzar en su cultivo, pero jamás había escuchado de alguien capas de convertir la intención en un armamento…

Mientras Yun Lao y la Espada conversaban, la Armadura de la Luna Helada empezó a sufrir unos cuantos cambios, su cuerpo empezó a temblar y como si fuera atraída por una fuerza invisible, voló directo hacia Yun Lao.

“Yun Lao cuidado!” viendo esto, la espada trato de reaccionar, pero fue demasiado tarde, la armadura ya estaba a unos pocos centímetros de yun lao, el cual fue incapaz de reaccionar y antes de que se diera cuenta, su vista se volvió borrosa, perdiendo la consciencia.

“mm..” Sintiendo un escalofrió en sus huesos por el viento frío que soplaba   yun lao lentamente abrió los ojos. Ante el se encontraba un vasto mundo de hielo y nieve, arriba en el cielo los copos de nieve caían lentamente y parecían no tener fin. Era una escena aun mas impactante que el espacio en el que se encontraba antes, debido a las sensaciones que le transmitían, antes en aquel lugar, aunque estaba todo estaba hecho de hielo, ya sean las flores o los árboles, todo transmitía una sensación de vida, pero este lugar era diferente, acá no había absolutamente nada a la vista, solo un espacio blanco en cual no se podía divisar el final, le transmitía a uno una sensación de extrema soledad.

Mientras se preguntaba cómo había terminado en un lugar así, una persona se acercaba caminando lentamente en la tormenta de nieve, todo su cuerpo estaba cubierto de una capa blanca, pero por los agujeros se podía divisar una armadura plateada, que parecía estar hecha de jade mismo, yun Lao la reconoció de un simple vistazo debido a que era algo que dejo una fuerte impresión en el , esa armadura era ni mas ni menos que la Armadura de la Luna Helada!, entonces quien era la persona que la estaba usando en este momento…cuando este pregunta apareció en su cabeza, un nombre vino a su memoria “Rey Glaciar…” ese era el nombre que le había dicho la Espada Sagrada de la Luz Absoluta, el único que había sido capaz de usarla, su mismismo creador, entonces esta persona ¿era el Rey Glaciar?.

A medida que el hombre se acercaba cada ves mas a Yun Lao, el también fue capas de verlo con mas detalle, su cuerpo era extremadamente delgado, su rostro no era particularmente muy llamativo pero lo que atraería la atención de uno y lo aria incapaz de seguir viéndolo, serian sus ojos,  sus dos ojos azules no poseían ninguna emoción, eran como un campo vasto e ilimitado el cual estaba lleno de una frialdad capaz de congelar los huesos de uno, parecía que si uno lo miraba durante demasiado tiempo todo su cuerpo se congelaría sin saber como paso.

Pero lo que mas dejo a Yun Lao con la mente en total caos, fue que cuando el rey glaciar se estaba acercando a Yun Lao, directamente lo atravesó! Y solo ahora fue capaz  de darse cuenta de algo, a pesar de todo el lugar estaba repleta de hielo, a demás del primer viento frio que sintió al principio, no sentía ninguna molestia en absoluto, en lugar de eso se sentía en perfecta condiciones,  esto arrojo su mente a una  total perdida, pero viendo la figura del Rey Glaciar sumergiéndose cada ves en la ventisca, no gasto demasiado tiempo pensando sobre esto.

Después de caminar lo suficiente para que un palito de insiero se consuma totalmente, Yun Lao por fin diviso nuevamente la figura del Rey glaciar, en este momento se encontraba al borde de un acantilado mirando indiferentemente hacia abajo.  El también siguió su campo de visión, solo para ver una escena inimaginable, había un gran espacio y en medio de todo ello, se estaba librando una fiera batalla, y contra lo que estaban luchando contra una criatura gigantesca la cual no parecía estar hecha de nubes negras.

Yun Lao solo fue capaz de mirarla por unos instantes, antes de que todo su cuerpo se cubriera de sudor frio, sus rodillas temblaron hasta que callo al suelo rendido, un solo vistazo seria capas de lograr que uno experimentara el verdadero terror, nada en esta vida había logrado darle una sensación tan fuerte a el, ni siquiera cuando destruyeron su aldea…¿solo que en este mundo era esa cosa?

“mi nombre es Fen Gingen,  en mis años de vida me dieron el nombre del Rey Glaciar…” de repente una vos desprovista de toda emoción, sonó cerca de Yun Lao, era ni mas ni menos que el rey glaciar! Pero no parecía como si estuviera hablándole a el, si no mas bien que estaba hablando consigo mismo.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.