Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

ESLA – Capitulo 12a

capítulo 12 : Fen Gingen

Yun Lao solo fue capaz de mirarla por unos instantes, antes de que todo su cuerpo se cubriera de sudor frio, sus rodillas temblaron hasta que callo al suelo rendido, un solo vistazo seria capas de lograr que uno experimentara el verdadero terror, nada en esta vida había logrado darle una sensación tan fuerte a el, ni siquiera cuando destruyeron su aldea…¿solo que en este mundo era esa cosa?

“mi nombre es Fen Gingen,  en mis años de vida me dieron el nombre del Rey Glaciar…” de repente una vos desprovista de toda emoción, sonó cerca de Yun Lao, era ni mas ni menos que el rey glaciar! Pero no parecía como si estuviera hablándole a él, si no más bien que estaba hablando consigo mismo.

“nací en una pequeña villa llamada estrella violeta, de un planeta que su de grado bajo en un plano superior, el cual su nombre ya fue olvidado por la gente…era el segundo hijo de una familia de campesinos, mi talento para el cultivo era muy bajo pero nunca fue una razón para desanimarme, vivía una vida muy feliz rodeado de risas y alegría, hasta la noche que el devorador ataco, todo mi mundo fue destruido en frente de mis ojos en un simple parpadeo, mi familia, mis amigos, todo desapareció, fui herido gravemente hasta estar  al borde de la muerte, pero cuando había perdido toda esperanza en seguir viviendo, lord Byakko apareció para luchar contra el Devorador, aunque no le gano logro al menos que se retirara, pero mi planeta ya había sido totalmente destruido hasta convertirlo en un tierra seca y sin vida, será por compasión o alguna otra razón lord Byakko no me dejo morir, en su lugar me curo y me nutrió para volverme un cultivador, en ese momento mi objetivo en la vida había sido fijado, matar al Devorador! Atreves de las herencias que fui obteniendo a lo largo de mi vida y la tecina de cultivo que lord Byakko me dio, fui capaz de alzarme en el pico de este cruel mundo de cultivo, pero mi sed de poder no paro ahí, fui consumido por mi propia debilidad y comenzó a recorrer un camino oscuro. Mi mente se lleno con pensamientos de que nunca quería volver a perder nada, que si todo se quedaba como estaba seria perfecto y solo el hielo podría preservar todo.

A través de la intención de congelar absolutamente todo, forje la armadura de la Luna Helada con todos los materiales de energía Yin helada mas fuertes que existieran en los 120 planos superiores, pero aun así no me fue suficiente, mi corazón poco a poco se fue congelando mientras mi intención se hacia cada ves mas fuerte, llegue al punto de desafiar a la persona que me había salvado, Lord Byakko la bestia absoluta que rigüe sobre el hielo.

Aun recuerdo esa pelea, la decepción en los ojos de Lord Byakko, y como a pesar de que derrota tan fácilmente tubo piedad de mi, sus ojos era como si vieran un insecto pero aun así me dio una de sus uñas que estaban provistas de la energía helada mas alta en todo el universo y se dio la vuelta sin volver a verme…esos recuerdos se volvieron mis pesadillas que me atormentan todas las noches impidiéndome dormir, muchas veces pensé que hubiera sido mejor ser destruido junto con mi planeta, que de esa forma no hubiera tenido que recorrer este camino solitario…esta será mi ultima batalla, mi legado puede ser llamado un tabu, pero mi intención siempre fue pura, no quería perder nada mas, solo quería que todo siga como siempre fue…” diciendo hasta este punto, el Rey Glaciar giro para mirar a Yun Lao,  a pesar de que no parecía como si fuera consiente de la presencia de el, siguió mirando hacia ese lugar “ dejo de este testimonio, junto con mi armadura, aquel que lo herede caminara por el mismo camino que yo recorrí, su corazón podre ser el hielo que busca cuidar a todos o un hielo tenido de soledad que no distingue entre aliados o enemigo” después de decir estas palabras, ante un Yun Lao con la mente en un total caos, salto por el precipicio para enfrentarse a la gigantesca nube negra, mientras caminaba un rastro de hielo se veía atrás de el.

Su presencia no paso desapercibida, como toda la gente que lo veía volaba totalmente en un estado de pánico como si hubiera a parecido una amena no menor a la nube negra, los que se quedarían solo serian aquellos que en sus ojos se veía una resolución que ya había aceptado la muerte.

Después de dar unos pasos en el campo de batalla, el rey Glaciar no se quedo demasiado quieto, extendió las manos como una tremenda energía helada, capaz de congelar una ciudad completa en instantes fue desatada, dos grandes huracanes se formaron atrás de el y atacaron sin piedad a la nube negra, pero aun así no se atrevió a ser lo mas mínimo lento, como los huracanes salieron, cientos de témpanos de hielo aparecieron a su alrededor y  atacaron a la nube negra en todas direcciones.

Todo esto llevo mucho tiempo para describirlo, pero ocurrió en unos instantes solamente.

Aun así, la nube negra seguía imperturbable, los ataques a pesar de ser de tan gran escala, no frenaban en los mas mínimo su poder de ataque.

Viendo esto una expresión de desesperación tiño la cara del rey glaciar, pero después de unos instante sus ojos volvieron a su frialdad habitual como una luz brillo en lo mas profundo de su mirada. Su cuerpo se empezó a teñir de una luz azul helada que emanaba del suelo  y la temperatura de todo el lugar bajo incluso mas, la gente a su alrededor que fuera tocada por esta luz directamente se volvían esculturas de hielo. Una tormenta de hielo que rivalizaba en tamaño con la mismísima nube negra lo cubrió , y por primera ves desde que esta batalla se había desatado, un pequeño temblor ocurrió en la nube negra, parecía que sentía una sensación de  amenaza de este ataque del Rey Glaciar!

Ante este amenza, cientos de nubes en forma de tentáculo salieron disparados para atacar al rey glaciar, pero era ya era demasiado tarde, el rey glaciar ya había terminado de preparar el ataque

“ahhhhhhh!!! “ un grito salio de su garganta, como la tormenta que lo cubría se expandió incluso cientos de veces mas grande que antes, opacando el tamaño de la nube negra y salió disparada envolviendo completamente a la nube negra, en el cielo el rey glaciar hacia unos extraños movimientos con las manos, como la tormenta glaciar que tenia en su interior a la nube negra empezó a subir lentamente por el cielo, a medida que subía iba convirtiéndose lentamente en una esfera de hielo! El rey glaciar estaba encerrando a la nube negra! O eso era lo que la mayoría de la gente creería, pero no, la esfera iba haciéndose cada ves mas pequeña, hasta que su tamaño se redujo a mas pequeño que el puño de un bebe, esto no era una técnica de sellado, era una de  destrucción por reducción del tamaño!

Boom!

Con un fuerte sonido de explosión, la esfera se termino de comprimir hasta destruirse a si misma, una onda helada cubrió todo el lugar, congelando todo a su paso, la gente que había estado escapando no lo logro a tiempo y se volvieron estatuas de hielo, ahora solo quedaba el rey glaciar en el cielo. Pero como un comenta que le cortaron la cuerda, cayo directo al suelo, en este momento su cuerpo estaba cubierto de sudor, su aura de vida parecía estar a punto de agotarse, y su rostro había envejecido terriblemente, daba la sensación de ser alguien en sus últimos momentos de vida, parecía que esta técnica había llevado todo lo que tenia! Pero el destino no siempre es bueno, del mismo lugar en donde la esfera había explotado, fragmentos del cielo iban cayendo, el espacio mismo se estaba destruyendo! Y de una zona oscura que se filtraba a través de esos fragmentos del cielo, la nube negra lentamente emergió, aunque ahora su tamaño se había reducido significativamente, pero aun así no daba la sensación de estar débil en lo mas minino, en su lugar uno de esos tentáculos salió disparado hasta atravesar el pecho del Rey Glaciar, la armadura de la luna helada hizo todo lo que pudo tratando de evitar que el golpe llegue al cuerpo del rey glaciar, pero su resistencia fue inútil, destrozo sin piedad hasta atravesar completamente el cuerpo del rey glaciar…Yun Lao no fue capaz de darse cuenta pero el lugar que la armadura fue dañada, es justo el mismo desde el cual salió el aire azul de cuando el la encontró  con la espada.

El rey glaciar tocio sangre violentamente y sus ojos iban perdiendo lentamente la vida, pero usando toda la fuerza que le quedaba, obligo su cabeza a girarse para mirar a Yun Lao en el acantilado, y haciendo una pequeña sonrisa exclamo sus ultimas palabras “…te herede mi voluntad, que tu camino no termine como el mío…”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.