Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

EIF – Capítulo 12

 

Capítulo 12: Pérdida de Prestigio del General

¡Fuera del Paso Jaula del Tigre!

 

800 mil soldados del Gran Canto estaban vigilando a unos cinco kilómetros fuera del Paso. En ese momento, todos se reunieron para desayunar.

 

“Eso no está bien, algo anda mal, ¿Cómo es esto posible? ¡Esta carta no fue enviada por mi hermana menor!” Un soldado cuyo rostro estaba marcado con una cicatriz dijo confundido.

 

“Scar, ¿Qué pasa?” los soldados que estaban cerca de él, le preguntaron confundidos.

El soldado con una cicatriz en su rostro, al agarrar la carta con la mano, tenía los ojos abiertos de par en par. Su desconcierto duró un momento.

Unos cuantos soldados que estaban a su lado se reunieron y miraron la carta.

“Scar, ¿no hay buenas noticias en esta carta? ¿No envió tu hermana un mensaje para decirte que todo está bien en tu casa y que no necesitas preocuparte?” El grupo de soldados dijo.

El soldado con una cicatriz en la cara tiene una expresión fea cuando dijo: “No, no, mi hermana nunca se dirigió a mí como hermano mayor desde que era niña, ¡nunca se dirigió a mí como hermano mayor!”

“¿Ah?” Todos mostraron una expresión de desconcierto.

“Mi hermana menor y yo somos gemelos, ella siempre se dirigió a mí como hermano menor, o simplemente por mi nombre, ¡nunca antes había sido tan educada! ¿Hermano mayor? ¿Por qué me llamaría hermano mayor? ¡No creo que esto lo haya enviado mi hermana menor!” El soldado con una cicatriz en la cara dijo desconcertado.

“¡Scar, estás dándole demasiadas vueltas!” Todos los de alrededor se rieron.

Sin embargo, el soldado con una cicatriz en la cara estaba confundido, sólo que él sabía que su hermana menor nunca lo llamaría hermano mayor, pero…

 

“¿Hey?” De repente, otro hombre gritó sorprendido.

 

“¿Qué pasa?” Todos lo miraron.

 

“Scar, esa carta es mía, ¿Has agarrado la equivocada? Ah no, eso no puede ser, mi carta está todavía conmigo, entonces ¡¿por qué…?!” Un soldado con la cabeza rapada dijo sorprendido.

 

“Calvito, ¿qué has dicho?”

 

El hombre calvo sacó una carta, y mientras la abría, todos se acercaron para echar un vistazo. En las cartas de “Calvito” y “Scar” había exactamente el mismo texto. Cada palabra era la misma, hasta la escritura parecía la misma.

Todos los que estaban cerca se quedaron en silencio de repente. Incluso los que habían comenzado a comer dejaron de hacerlo.

“¿Falso? Definitivamente esto no lo escribió mi hermana menor, ¿Alguien lo ha falsificado?” La cara de Scar cambió inmediatamente.

“El General dijo que nos dejaría comunicarnos con nuestras familias a través de cartas, pero ¿Por qué habría cartas falsas? Esto no es posible, ¿Qué está pasando?” exclamó Calvo conmocionado.

 

“Quizás… ¿Esta puede ser una de las tramas de Gu Hai?” Dijo un soldado en voz baja.

“Al diablo con eso, el General le ha informado a todas nuestras familias, esas fueron sin duda mandadas por nuestras familias, ¿cómo podría ser un complot? A menos que mi familia se encuentre controlada por Gu Hai. Si no es así, ¿por qué mi carta que ha sido enviada desde mi casa es falsa?” Gritó Calvo enfurecido.

El rugido de furia de calvito llamó de inmediato la atención de más y más soldados en los alrededores.

Al mismo tiempo, la noticia de que las cartas familiares eran falsas se difundió rápidamente. Como esta noticia era algo que interesaba a todo el mundo, se difundió muy velozmente. Al poco tiempo, un gran número de soldados y oficiales comenzaron a abrir las cartas que sus familias les habían enviado.

“¿Ah? El mío….. ¿El mío también es falso?”

 

“¡El mío es verdadero, pero… pero…!”

 

…………

 

………

 

La noticia llegó como una marea y se extendió se extendió por todas la direcciones. Con lo cual, 800 mil soldados, en un breve período de tiempo, comenzaron a dudar de la autenticidad de sus cartas.

 

——–

Capital El Canto.

 

Parado en el piso superior de la Mansión Tian, Gu Hai miró hacia el norte, con expresión seria.

 

Gu Han estaba de pie detrás de él.

 

“Padre adoptivo, la batalla final debería comenzar en los próximos dos días”. Gu Han suspiró.

 

Gu Hai asintió con la cabeza: ” ¡Debería ser pronto, si la moral del ejército será aplastada o no dependerá de esto! Te ordené que te encargaras de alterar las cartas familiares de los soldados del Reino del Gran Canto, ¿hubo algún problema?”

 

“Padre adoptivo, no te preocupes, Gao Xianzhi se ha golpeado una piedra en el pie esta vez. Cuando mandamos a los mercaderes a provocar disturbios antes, Gao Xianzhi en realidad les permitió que siguieran llevando cartas a los soldados con la intención de librarse de toda culpa. ¡Él creía que con estas acciones podría salir del problema! Jaja, Padre adoptivo, envié un mensaje a las líneas del frente, diciendo que eligieran 800 cartas al azar e hicieran pequeñas alteraciones, ¡Sólo pequeñas alteraciones!” Gu Han dijo.

 

“Es suficiente con hacer pequeñas alteraciones, mientras dentro las 800 cartas, se descubran por lo menos diez falsas será suficiente para crear un alboroto. Con estas diez cartas se descubrirían poco después las ochocientas restantes”. Gu Hai sonrió.

 

“Pero son 800.000 soldados. ¡Comparando las 800 cartas con 800.000 soldados hay una diferencia de mil veces!”

“¡Una pequeña chispa puede provocar un gran incendio! ¿Y qué si son reales? ¿Quién tiene una prueba definitiva de que lo sean? Esa es la naturaleza humana, una vez que las sospechas despiertan, les resultará muy difícil volver a confiar. Una vez que aparezcan cartas falsas por todas partes, incluso si las demás cartas son verdaderas, aun así tratarían de encontrar el defecto. Para ese momento, incluso una carta real se puede convertir en una falsa. Eso aumentará a un ritmo desenfrenado, ¡y entonces los sentimientos de inquietud se multiplicarán! Haha!”

————–

 

En la tienda militar del General dentro del campamento militar de Gao Xianzhi.

¡Gao Xianzhi había regresado liderando a Lin Chong y a un grupo de otras personas agotadas por el viaje! Sin embargo, aún no había tenido tiempo para descansar cuando oyó que ¡El Príncipe Heredero  había decapitado a 186 desertores del Ejército Chen!

Gao Xianzhi había regresado liderando a Lin Chong y a un grupo de otras personas agotadas por el viaje. Sin embargo, aún sin tiempo para descansar se enteró que el Príncipe Heredero del Gran Canto había matado y decapitado a 186 desertores del Ejército Chen.

“Gu Hai dijo una vez, rodeen por los tres lados y dejen un lado abierto, esto les dará una ruta de escape, dándoles esperanza, pueden posiblemente provocar el caos en su propio Reino. Pero en lugar de rodear tres y dejar uno, ese “uno” fue también rodeado por ti. Matando a esos cien desertores, mataste su esperanza, mataste la esperanza de los soldados Chen. Sin la esperanza de escapar y sobrevivir, todos ellos lucharán hasta la muerte. ¡Incluso un soldado de élite no será capaz de derrotar a un soldado suicida! Desgraciadamente, volví tarde por dos días, sólo dos días, ¡hai…! “Dijo Gao Xianzhi con una expresión amarga en su cara.

“No importa, Su Alteza Real, no se culpe. Gu Hai es muy hábil, desde que se hizo cargo del ejército Chen, no hemos tenido ni un respiro, pongamos fin rápidamente a esta guerra. Me preocupa que haya aún más complots en marcha. ¡Tenemos que movernos rápido! “¡Destruye el Paso Jaula del Tigre, derrotemos a Gu Hai y todo se resolverá!” Gao Xianzhi le consoló.

“¡Correcto, derrota a ese Gu Hai, voy a descuartizar su cuerpo en diez mil pedazos!” dijo el Príncipe Heredero con un rostro feo.

En este momento, el príncipe heredero sólo podía enterrar las cuestiones relacionadas con su hijo en su corazón. Viendo las expresiones de Lin Chong y su grupo, pudo deducir que la vida de su hijo terminó de forma desastrosa.

“¡Hijo mío, te vengaré!” El príncipe heredero se llenó de ira en su corazón.

“Informando, General, esto es grave, los soldados están provocando otro motín! Es otro motín, sin embargo, esta vez hay más gente, General!” De repente, un soldado entró corriendo en la tienda militar.

¿Motín? ¿Otro motín? ¿Qué clase de monstruo es Gu Hai? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde el último motín? ¿Hasta cuándo sucederá esto, el ejército de 800.000 se seguirá rebelando incesantemente? ¿Cómo podremos ir a la guerra así?

Las pupilas de Gao Xianzhi se encogieron: “¡Gu Hai! ¡Lo sabía! ¡Simplemente lo sabía! Afortunadamente, ya he llegado para hacerme cargo de los 800.000 hombres del ejército. La batalla final ya está a punto de comenzar. ¡Si te hubiera dado más tiempo, mi ejército se habría desmoronado!”

“¿Qué pasa?” Lin Chong le preguntó a ese soldado.

 

“¡Los soldados han descubierto que las cartas de sus familias eran todas falsas!” La expresión de ese soldado era fea.

 

“¿Cartas de su familia? ¿Cartas de su familia? ¿Los comerciantes? Fui demasiado descuidado, lo sabía, el complot de Gu Hai no era tan simple, había otro complot malicioso oculto ¡Debería haber tomado medidas drásticas! ¡Debería haber matado a ese grupo de mercaderes hace tiempo!” Gao Xianzhi estaba asustado y preocupado, cuando de repente entendió todo.

 

“¡Hua!”

El Príncipe Heredero  estaba parado dentro de la gran tienda de campaña, estaba asustado hasta los huesos.

 

Los párpados de Gao Xianzhi temblaron, respiró hondo y dijo: “¡Ven, salgamos juntos!”

 

——————-

¡Paso Jaula del Tigre! ¡En lo alto de la muralla de la ciudad!

Gu Qin, con la cabeza llena de cabellos blancos, se apoyaba en la muralla de la ciudad y miraba fijamente hacia el lejano sur.

Detrás de él estaban Chen Tianshan y Chen Liangyi.

“General, los soldados dentro del Paso han sido reorganizados totalmente, ¿cuáles son sus órdenes? Además, nos acaban de informar que Gao Xianzhi ha regresado al campo y se está preparando para comenzar el ataque final con sus ochocientos mil soldados”. La cara de Chen Liangyi estaba llena de ansiedad.

“Relájate, Padre adoptivo ya ha arreglado todo, incluso si Gao Xianzhi ha regresado, será inútil. Mientras actuemos de acuerdo al plan padre adoptivo, todo estará bien, ¿800.000 soldados? ¡Están a punto de estallar en el caos!” Gu Qin sonrió.

“¿Ah? ¿El plan de Gu Hai? ¿Qué plan?” Preguntó rápidamente Chen Liangyi.

Sin embargo, Gu Qin no lo explicó sino que continuó mirando hacia el sur.

Chen Tianshan, que estaba frunciendo el ceño al lado, dijo: “Recuerdo que hace tres días enviaste a un grupo para que saliera del paso Jaula del Tigre. Había alrededor de cuarenta personas, todos ellos eran guardias personales de la familia Gu, ¿verdad? ¿Tus ayudantes de confianza? ¿por qué fueron enviadas afuera del Paso? ¿No eran expertos cultivadores?”

Gu Qin sonrió con satisfacción: “¿Ellos? ¡Se convirtieron en bandidos de montaña! “¡Cuando regresen, encenderán fuegos artificiales como señal!”

 

“¿Bandidos de montaña?” Chen Tianshan y Chen Liangyi mostraban expresiones de desconcierto.

 

—————

 

Campamento militar de Gao Xianzhi.

Se inició una investigación exhaustiva sobre las cartas familiares de unos 800 soldados. Y con el implacable esfuerzo de Gao Xianzhi y su prestigio entre los soldados, finalmente tuvo una idea aproximada de lo que pasó después de un día.

En una plataforma dentro del campamento militar.

Gao Xianzhi, junto con el príncipe heredero , Lin Chong, y algunas otras personas, estaban de pie en la plataforma. Abajo, había ochocientos mil soldados, muchos de los cuales tenían los ojos rojos. Aunque algunos se tranquilizaron, todavía había inquietud entre los demás.

 

Sin embargo, la reputación de Gao Xianzhi hizo que se callaran y miraran hacia la plataforma.

 

“Soldados, ya he vuelto. He investigado a fondo este asunto. Entiendo que en este momento, todos ustedes se encuentran desconcertados, inquietos y molestos, sin embargo, debo aclarar que todo esto es un complot de Gu Hai y estoy agradecido de que todos estén dispuestos a escuchar mis explicaciones”.

 

“Descubrimos que las cartas de los soldados, que descubrieron el problema primero, provenían de un grupo de comerciantes entre los cuales se encontraba evidentemente la gente de Gu Hai, ¡Quienes falsificaron sus cartas! ¡El propósito era usar su confusión para crear caos dentro del cuartel!”

 

Gao Xianzhi gritó en voz alta.

“Las cartas de ellos vinieron de los comerciantes pero la mía fue transportada por los oficiales y soldados, ¿por qué mi carta también es falsa?” Alguien dijo en voz alta.

Los hombres que estaban abajo estaban a punto de estallar.

 

“¡Buena pregunta!” Gao Xianzhi habló en voz alta para que la multitud lo escuchara.

 

Gao Xianzhi miró en esa dirección y preguntó: “¿Estás seguro de que tu carta es definitivamente falsa? ¿Tu familia no escribirá una carta así? ¿Por qué estás tan seguro de que es falso? Mi conjetura es que cuando viste que las cartas de los otros eran falsas, surgieron sospechas en tu corazón”.

“¿Eh? ¡Yo eso….!” Esa persona interrogada por Gao Xianzhi inmediatamente arrugó la frente, aparentemente la situación era así.

“Esa carta era de tu familia, sólo sospechabas de ella. No se conformen con lo que la mayoría considera que es la verdad” Gao Xianzhi dijo.

“¿Yo?” Esa persona frunció aún más el ceño mientras se hundía en un dilema.

¡El General parece tener razón! ¡Pero…!

Gao Xianzhi miró a los alrededores y dijo: “Soldados, esto fue un descuido de este General, no debí haberles dado tal oportunidad a esos mercaderes. Yo, Gao Xianzhi, les garantizo a todos aquí, que sus familias están totalmente a salvo, no hay peligro alguno. Nadie puede hacerles daño, ¡Nadie en absoluto!”

Los soldados miraron a Gao Xianzhi con una expresión complicada en sus rostros.

“¡Sé que muchos de ustedes quieren irse a casa ahora mismo! ¡Sin embargo, la victoria está cerca! ¿No lo puedes ver? A tan sólo cinco kilómetros de nosotros está el Paso de la Jaula del Tigre. Una vez que destruyamos ese Paso, todo terminará. Estamos a un paso de triunfar ¿No me digan que se van a detener en este último paso hacia la victoria?”

 

“Sólo por las conspiraciones de Gu Hai, ¿usted van a renunciar? ¿Escoges ir a casa? ¿Convertirse en desertor? ¿En unos cobardes? Cuando llegues a casa, ¿cómo vas a enfrentarte a tus padres? ¿Sus esposas e hijos? ¿Por qué son tan cobardes?” Gritó en voz alta Gao Xianzhi.

“¡Nosotros…!” Muchos soldados mostraban una expresión de angustia.

 

“Les garantizo a todos que una vez que destruyamos el Paso de la Jaula del Tigre, volverán a casa en grupos y se reunirán con sus familias. Mientras derribemos el Paso de la Jaula del Tigre, todo habrá terminado. ¡Sólo una última batalla!” Gritó en voz alta Gao Xianzhi.

 

Muchos soldados estaban desconcertados, pero aun así cerraron los puños.

Gao Xianzhi observó a los soldados y en secreto suspiró aliviado. Fue algo bueno que todavía tuviera algo de prestigio y que pudiera convencer a la multitud, si no, sería un caos.

“Todos, una vez más, voy a aclarar que todo esto es parte de un complot de Gu Hai. Todo está en paz dentro de nuestro Reino. Nadie se atreve a intimidar a sus parientes, ni siquiera el Nieto Real pudo escapar del castigo, ¿Qué hay del resto? ¡No voy a decir mucho al respecto, Lin Chong se lo dirá a todos ustedes! Creo que todos ustedes conocen al General Lin Chong. No hace mucho, ¡muchos de ustedes suplicaron por él!” Gritó en voz alta Gao Xianzhi.

Todos los soldados miraron a Lin Chong y a los otros soldados que también habían ido a la capital El Canto.

Lin Chong caminó hacia el frente y asintió con la cabeza: “Hermanos, ¿no han visto qué clase de persona es el General? Las palabras del General se cumplirán y ya se ha emitido un decreto real en todas partes del Reino. ¡Cualquiera que se atreva a intimidar a las familias de los soldados del Gran Canto será castigado severamente! ¡El General cumplirá sus palabras!”

 

“Gracias, hermanos, por haber rogado por mí. Lo que quiero comunicar a todos es que las órdenes del General son inmutables como las montañas. Lo que sea que él diga que se hará, el Nieto Real, Song Zhengxi, fue ejecutado delante de mí, fue realmente ejecutado. ¡Hubo muchos hermanos que fueron testigos!”

 

“¿El Nieto Real ha sido ejecutado?”

 

“¿Realmente lo mataron?”

 

“Si el Nieto Real puede ser ejecutado, ¿quién no puede ser ejecutado?” “¡Las palabras del General tienen que ser ciertas!”

 

“¡No deberíamos haber desconfiado del General!”

 

” No hagas caso a los esquemas de Gu Hai, yo creo en General!”

 

“¡Si el Nieto Real puede ser ejecutado, entonces el General no nos mentiría!”

 

“¡Después de matar al nieto real, todo lo que diga el general, lo creeré!”

 

…………

 

……

 

Todos los que estaban abajo respondieron con entusiasmo.

Los soldados creían que Lin Chong definitivamente no les mentiría, ya que en ese entonces, lideró un motín con el riesgo de morir después de que su familia fuera asesinada por Song Zhengxi. Si Song Zhengxi no estuviera muerto, Lin Chong no actuaría con tanta determinación.

El General ejecutó a Song Zhengxi, ¿de qué deberían preocuparse?

 

Lin Chong se hizo a un lado, mientras Gao Xianzhi dejó escapar un gran suspiro. Finalmente, logró recuperar la confianza de los soldados. La muerte de un descendiente real le dio el corazón de ochocientos mil soldados. Todo valió la pena.

Gao Xianzhi comprendía perfectamente que una vez que estos ochocientos mil soldados estallaran en caos, se produciría una situación aterradora.

“Bien, ahora, debemos atacar cuando el hierro está caliente. ¡Inmediatamente después del almuerzo, nos reuniremos, vamos a atacar el Paso de la Jaula del Tigre!” Gritó en voz alta Gao Xianzhi.

*¡Rugido!* Todos los soldados emitieron un fuerte rugido.

“¿Qué? ¿Tan rápido? General, Usted acaba de regresar y no ha podido descansar ¿Qué tal si duermes esta noche, y después reúnes al ejército para atacar el Paso Jaula del Tigre?” Dijo asombrado el Príncipe Heredero del Gran Canto.

Gao Xianzhi había viajado apresuradamente desde la capital, lo que le hacía ver demacrado. Además, ayer, investigó incesantemente la razón del motín y no tuvo un descanso apropiado. ¿En su actual estado de agotamiento físico y mental, quiso empezar la última batalla?

“No, estoy en una carrera contra los planes de Gu Hai. Las estratagemas de Gu Hai son demasiado maliciosas e ingeniosas y vienen oleada tras oleada, lo que nos hace estar tremendamente ajetreados. Por lo tanto, necesitamos ser rápidos, necesitamos ser más rápidos que su próxima jugada, ¡la velocidad es esencial! ¡De lo contrario, los resultados serán indeseables!” Gao Hai sonrió amargamente.

Desde un primer momento, cuando supo que Gu Hai estaba al mando del ejército Chen, supo que se produciría un flujo interminable de problemas. Sin embargo, Gao Xianzhi no esperaba que en un corto período de tiempo, estos problemas casi lo volverían loco.

Por lo tanto, no podía esperar más. Necesitaba ser rápido. ¡Rápido! Una vez terminada la hora de la comida, sería el comienzo de la batalla final. En el momento de la comida, no podría ocurrir nada malo ¿Verdad?

“¡Ah! ¡Miren eso!  ¿No es ese el nieto real?”

 

“¿Qué? Debes haber visto mal, ¡El General ya dijo que fue ejecutado!”

 

“Cierto, no puede ser Nieto Real, Lin Chong no nos mentiría”

 

“¡Es imposible que el General nos mienta!”

 

“Pero, pero yo lo vi en la Capital El Canto, es sin duda el nieto real, es él, ¡estoy seguro!”

 

……………

 

………

 

 

Los soldados cuya moral se había elevado de repente se sintieron inquietos.

Esto fue porque, en una colina lejana, había un hombre que estaba corriendo con  el cabello despeinado, tenía la ropa hecha jirones y desgarrada.

Si esto hubiera sucedido en el pasado, los soldados ya lo hubiesen matado o arrestado por allanamiento.

Sin embargo, en este momento, los soldados de los alrededores, tenían los ojos abiertos de par en par con una expresión inexplicable antes de que abrieran un camino.

La razón era que el hombre maltratado y exhausto no era una persona cualquiera, era el Nieto Real, a quien todos creían muerto.

 

¿Cómo puede ser? ¿Cómo puede ser esto posible?

 

Los ánimos de todos los soldados se derrumbaron repentinamente como si hubieran sido golpeados por una ola, a medida que el ruido del interior del campamento fue desapareciendo.

 

¿Song Zhengxi?

 

¿No fue ejecutado por el General? ¿Cómo puede ser él?

Los cambios en el ejército de 800.000 soldados provocaron que todos en la plataforma les prestaran atención.

“¡Imposible, imposible!” Los ojos de Lin Chong se abrieron ampliamente y gritaba continuamente conmocionado.

¿Song Zhengxi? Aunque él se convirtiera en cenizas, Lin Chong lo reconocería. ¿No ha sido decapitado? ¿Cómo puede ser él?

 

“¿Ah?” Gritó sorprendido el Príncipe Heredero del Gran Canto.

En estos días, el corazón del Príncipe Heredero había estaba lleno de resentimiento; odiaba a Gu Hai, odiaba a Gao Xianzhi y Lin Chong. Su hijo más querido había sido ejecutado violentamente, pero no pudo hacer nada para evitarlo. Si los cielos estuvieran dispuestos a devolver a su hijo, él voluntariamente renunciaría a 10 años de su vida, pero todo ello no era posible.

 

Sin embargo, Song Zhengxi había aparecido de repente.

 

El príncipe heredero se frotó los ojos, ¿Era real? ¿Él es mi hijo? ¿Todavía está vivo?

 

Gao Xianzhi miró a Song Zhengxi boquiabierto: “¿Esto es imposible? ¿Cómo puede haber alguien tan parecido? ¿Dónde encontró Gu Hai a una persona tan parecida?”

 

Pero cuando el maltratado y agotado Song Zhengxi vio al príncipe heredero, corrió hacia él.

 

“Padre Real, tu hijo finalmente te ha encontrado. Casi muero a manos de unos bandidos en las montañas, por favor, date prisa y atrápalos. ¡Querían matarme!” Song Zhengxi lloró fuertemente.

 

El príncipe heredero  y Gao Xianzhi temblaron al mismo tiempo; de repente sintieron que sus manos y pies se enfriaban mientras todo su cuerpo se empapaba de sudor frío.

 

¿De verdad era Song Zhengxi?

 

Pero en ese momento, los soldados que antes estaban unidos en voluntad miraron inexpresivamente a Gao Xianzhi.

 

Aquellos rostros sin expresión de los ochocientos mil soldados ya lo dijeron todo. El prestigio de Gao Xianzhi que tenían en sus corazones había desaparecido.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.