Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

EIF – Capítulo 23

 

Capítulo 23: El Noveno Artefacto Mágico de los Dieciséis Artefactos Mágicos Antiguos, La Pieza Celestial Weiqi

“¿Todos los seres son piezas de weiqi, el cielo y la tierra como un tablero de weiqi?” ¡Bastante valiente! Me arrepiento de no haber nacido hace ocho siglos y no haber podido presenciar la escena descrita por la Dama del Salon!” Gu Hai murmuró, sorprendido.

“¿Oh? ¿Te arrepientes de no haber nacido hace ocho siglos? Gu Hai, he estado viendo tu anterior actuación durante la Batalla entre Chen y el Gran Canto; probablemente, también eres un experto en weiqi. Yo también he estado aprendiendo weiqi por algún tiempo, ¿qué tal si juegas una partida de weiqi conmigo?” Dijo Long Wanqing, sonriendo.

 

“¿Una partida?” Dijo Gu Hai, frunciendo el ceño.

 

“¿Que? ¿Tienes miedo de ganar? No te preocupes, no quiero que nadie me deje ganar; si ganas contra mí, te recompensaré”. Dijo con confianza Long Wanqing.

 

Gu Hai, sin embargo, sacudió la cabeza y dijo sonriendo: “¡Olvídalo, este humilde no ha jugado contra nadie en treinta años!”

 

“¿En?” Todos se quedaron sorprendidos por un momento, tenían miradas de incredulidad en sus rostros.

 

¿No ha jugado contra nadie en treinta años? ¿Cómo es eso posible? Incluso Long Wanqing miró a Gu Hai frunciendo el ceño.

 

“¡Dama del Salón, este humilde no está mintiendo, no he jugado contra nadie en treinta años!” Gu Hai enfatizó una vez más.

 

Long Wanqing frunció el ceño y asintió, observando a Gu Hai. Después de todo, no había necesidad de mentir.

 

El Gran Maestro Liunian, que estaba cerca, le dio una mirada profunda a Gu Hai.

 

Por el contrario, los ojos de Song Qingshu se iluminaron rápidamente cuando en la comisura de sus labios apareció un pequeño rastro de desprecio que no se notó.

“Dama del Salón, el Anciano Guanqi, a quien acabas de mencionar que jugó contra el cielo, ¿era posiblemente un gran experto?” Preguntó con curiosidad Gu Hai.

 

“Por supuesto, era uno de los pocos expertos más fuertes del mundo. Por desgracia, al final murió. ¡El antiguo Tribunal Imperial Weiqi creado por él era una secta superior! Entre las distintas influencias en el mundo, nadie se atrevía a desafiar al poder del Cielo. La Corte Imperial Weiqi tenía expertos como las nubes, innumerables tesoros espirituales, la hierba de la longevidad ‘El Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad’, y lo más importante, ¡El artefacto mágico más fuerte del Anciano Guanqi… La Pieza Celestial de Weiqi!

 

“¿Oh? ¿El Weiqi Celestial?” Gu Hai se quedó atónito por un momento.

 

“Según mi abuelo, La Pieza Celestial Weiqi no era muy diferente a cualquier pieza ordinaria de weiqi, era muy poco llamativa; sin embargo, esta pieza de weiqi era uno de los dieciséis artefactos mágicos antiguos, ¡ocupaba el noveno lugar!” explicó Long Wanqing.

 

“¿Dieciséis artefactos mágicos antiguos?” Repitió Gu Hai, sorprendido.

 

“En el transcurso de la historia, ha habido dieciséis artefactos mágicos más poderosos desde la antigüedad. Algunos han desparecido en el largo río de la historia, mientras que otros se encuentran aún en manos de alguien en el mundo. ¡Un total de dieciséis artefactos! Es difícil saber cuáles son los más débiles y cuáles los más fuertes. Sin embargo, poco a poco se han ido colocando según el nivel de su fama, y la Pieza Celestial Weiqi ocupa el noveno lugar”, explica Long Wanqing.

 

“¿Pieza Celestial Weiqi? ¿Qué pasó con la Pieza Celestial Weiqi después de la muerte del anciano Guanqi? preguntó Gu Hai.

 

“¡No tengo ni idea! Algunos dicen que, después de que el Anciano Guanqi atrajo la ira del Cielo, la Pieza Celestial Weiqi fue al final destruida por la ira del Cielo; otros aseguran que la Pieza Celestial Weiqi no fue destruida en lo más mínimo, sino que ha caído en algún lugar del mundo. Tal vez tras esperar innumerables años, será encontrada por alguna persona afortunada y vuelva a crear una leyenda”, dijo Long Wanqing, agitando la cabeza.

 

Gu Hai asintió, pero había un tsunami en su corazón.

 

Después de todo, había una pieza negra en el espacio detrás de la glabela de Gu Hai, flotando en el aire y gobernando sobre cien mil finales como si fuera un señor. Es más, fue esa pieza negra la que trajo a Gu Hai desde la Tierra.

 

Como la pieza negra lo había trasladado hasta aquí, Gu Hai sabía que la pieza negra era espléndida desde el principio. Pero ahora parecía… ¿Acaso mi pieza negra es la Pieza Celestial Weiqi?

 

Gu Hai no mostraba ni la más mínima alteración, y tampoco preguntó más; simplemente seguía escuchando a Long Wanqing.

 

“En la partida contra el Cielo, el Anciano Guanqi terminó siendo derrotado, y como resultado, ocho millones de discípulos de la Corte imperial de Weiqi estuvieron a punto de ser aniquilados casi por completo bajo la ira del cielo y la Corte imperial de Weiqi estuvo a punto de ser borrada del mundo. Sin embargo, antes de que el Anciano Guanqi muriera, él lanzó una táctica final y forzó un `grupo vivo*”, dijo Long Wanqing solemnemente.

[NTI: Un grupo vivo es una situación en el weiqi o Go, donde las piezas no pueden ser capturadas por ningún lado.]

 

“¿Un grupo vivo?” Él estaba familiarizado con el término.

“Correcto, ese también es el lugar a donde vamos: la isla Tianyuan. Solía ser la sede de la Corte Imperial Weiqi. Cuando la Corte imperial Weiqi se estaba extinguiendo, el anciano Guanqi utilizó el Final Mil Islas para abrir un pequeño espacio antes de su muerte, también conocido como Mundo Final Xiantiano. Se abre una vez cada dos siglos. Muchos tesoros de la Corte Imperial Weiqi fueron transportados allí, incluyendo el “Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad. Estaba dispuesto a salvar a los discípulos de la Corte imperial Weiqi, pero desgraciadamente, ya era demasiado tarde. Sólo unos cuantos miembros de la Corte Imperial Weiqi pudieron entrar, y el resto murió bajo la ira del cielo”, explicó Long Wanqing.

 

“¿Mundo Final Xiantiano”? ¿Pequeño espacio? ¿Se abre una vez cada dos siglos?” Repitió Gu Hai otra vez, frunciendo el ceño.

“El Final de las Mil Islas es lo que quedó después de que el Anciano Guanqi luchara contra el Cielo; las reglas internas tienen las habilidades weiqi del Anciano Guanqi así como también el poder del Cielo. Las leyes son muy tiránicas y sus reglas son extremadamente escandalosas, y la regla más escandalosa es que quien entra sólo puede estar en la Etapa Xiantiana, o hay que reprimir su cultivo hasta la Etapa Xiantiana, ¡si se filtra incluso la más mínima aura que supere la Etapa Xiantiana, él o ella sufriría el castigo de este pequeño espacio y será aniquilado! ¡Nadie puede sobrevivir! dijo Long Wanqing con una voz grave.

 

“¿La etapa Xiantiana?” Los ojos de Gu Hai se iluminaron.

 

“Una vez cada dos siglos, cuando se abre, un sinnúmero de potencias entran en él constantemente por los tesoros de la Corte Imperial Weiqi, que poco a poco han sido saqueados por grandes potencias de varias influencias. Sin embargo, algunos de los tesoros más valiosos aún están dentro, entre ellos el Durazno de Longevidad Cien Años”, explicó Long Wanqing.

 

“Eso significa que cada vez que se abre, vendrán innumerables potencias”, dijo Gao Xianzhi mientras la expresión de su rostro cambiaba.

 

“No necesariamente, porque cuando alguien entra, su cultivo solamente puede estar en la Etapa Xiantiana. Si un experto inigualable entra, todo su cuerpo estará bajo restricciones. Muchas potencias simplemente no están dispuestas a correr riesgos. Al igual que el jefe de la secta Río Claro y el jefe de la secta Canción Jia; ambos están en la Etapa del Alma Naciente, ¿por qué iban a querer estar reprimidos en la Etapa Xiantiana y tener una lucha a vida o muerte con un grupo de hormigas de la Etapa Xiantiana? Si ganan, sería algo bueno, pero si no, sus muertes serían injustificadas”. Contestó Long Wanqing, sonriendo.

 

“¿Uh?” Las cejas de Gao Xianzhi temblaron mientras asentía lentamente.

 

“Además, el Mundo Final Xiantiano también tiene nativos, que antes eran miembros de la Corte Imperial Weiqi. Y como los forasteros han saqueado innumerables tesoros, los detestan cada vez más. Ellos vigilan a los forasteros para matarlos. En particular, al finalizar cada apertura, la puerta de pequeño espacio permanecerá cerrada durante los próximos dos siglos. Nadie sabe lo que pasa dentro porque si uno no deja el espacio a tiempo, morirá”, explicó Long Wanqing.

 

Las cejas de Gu Hai temblaron. “Dama del Salón, ¿tú planeas ir allí también?”

 

“¡Sí!” Tomando una larga y profunda respiración, Long Wanqing contestó afirmativamente.

 

“¿Por el Árbol del Durazno de Cien Años de Longevidad?” preguntó Gu Hai con curiosidad.

 

Long Wanqing negó con la cabeza mientras respondía: “¡Quiero encontrar a una persona! ¡Es un nativo!”

 

“¿Oh? ¿Me pregunto si este humilde puede saberlo?” Preguntó con curiosidad Gu Hai.

 

“Hace 20 años, mi madre murió. He estado investigando durante veinte años, pero no pude encontrar al asesino. Ese hombre tiene algunas habilidades especiales. Quiero que él me ayude a encontrar al asesino de mi madre”, contestó ella con una mirada sombría que le cubría la cara.

 

EI Gran Maestro Liunian, que estaba cerca, frunció un poco el ceño, con una mirada dolorosa apareciendo en sus ojos.

 

“¿Un nativo? ¿Él conoce a la madre de la Dama del Salon?” La mirada de Gu Hai cambió.

 

“Escuché que mi madre tenía amistad con él hace ochocientos años. En ese momento, la Corte Imperial Weiqi no había sido destruida. Ha estado encerrado durante ochocientos años. ¡Si no fuera necesario, tampoco iría a buscarlo! Espero que pueda ayudarme a encontrar al asesino de mi madre”, contestó Long Wanqing, con una mirada sombría apareciendo en su rostro.

 

“¿Cómo se llama?” preguntó Gu Hai.

 

“¡Wei Shengren!” contestó Long Wanqing.

 

“¿”Wei Shengren*?” Dijo Gu Hai, sorprendido por su extraño nombre.

[NTI: Wei Shengren, Wei es el apellido, y Shengren significa extraño.]

 

Long Wanqing asintió mientras miraba hacia delante, sus ojos brillaban con determinación.

 

——

 

Después de tres días, dentro de una gran sala en el barco volador, Nube Blanca…

 

Gu Hai estaba sentado con las piernas cruzadas, delante de él se encontraba el trozo de bambú que contenía el [Ejercicio Xiantiano del Dragón Verdadero]. Al parecer, Gu Hai estaba practicando de acuerdo con el ejercicio antes mencionado.

 

¡ROAR!

En el dantian de Gu Hai, resonó como un rugido de dragón. Siempre que Gu Hai usaba el Ejercicio del Dragón Verdadero, una gran cantidad de Qi Verdadero se transformaba en un Qi Verdadero en forma de dragón que giraba alrededor de la gota de Yuan Verdadero, mientras reprimía el resto de su Qi Verdadero. Esto se fusionaba gradualmente con su Yuan Verdadero, aumentando su crecimiento y acelerando su condensación.

 

“¡Dragonizar!” Gu Hai hizo un gesto con las manos.

 

¡ROAR!

 

El Verdadero Qi apareció alrededor de su cuerpo y repentinamente se congeló en una neblina púrpura en forma de dragón. Al mismo tiempo, el verdadero Qi unido a sus manos también tomó la forma de garras de dragón; un aura malvada y atemorizante surgió en ellas.

 

“¿Ejercicio Xiantiano del Dragón Verdadero? No sólo me permite absorber el Espíritu Qi del cielo y la tierra con mayor rapidez, sino que además la fuerza que hay detrás de cada ataque lleva el aura de un dragón malvado. Un muy buen ejercicio”, elogió Gu Hai mientras miraba al Verdadero Qi en sus manos.

 

¡Puff!

 

Lentamente, Gu Hai dejó de cultivar mientras que su Verdadero Qi fue devuelto a su dantian. El verdadero Qi en forma de dragón circulaba alrededor de su Yuan verdadero, ayudándolo a transformar el Qi verdadero que le rodeaba.

 

Gu Hai se levantó y caminó lentamente hasta la entrada.

 

¡Kuang! Gu Hai abrió la enorme puerta.

 

En la entrada, Gao Xianzhi se puso en pie respetuosamente.

 

“¡Gracias, Maestro del Trono!” Gao Xianzhi de repente se inclinó ante Gu Hai.

 

“¿Pudiste romper la barrera?” Gu Hai miró a Gao Xianzhi y preguntó, sonriendo.

 

“¡Sí! Maestro del Trono, gracias por pedirle al Senior Chen Tianshan que ayude a este humilde también a tener un gran avance hacia la Etapa Xiantiana. El Espíritu Qi que se consumió no es mucho. ¡Pero lamentablemente, la piedra espiritual de alto grado del Maestro del Trono ha desaparecido!” Dijo Gao Xianzhi mientras forzaba una sonrisa irónica.

 

“¡Es sólo una piedra, eso es todo! Puedes pagármelo en el futuro, ¿verdad? Chen Tianshan te pudo ayudar debido a esa piedra espiritual”, dijo Gu Hai, sonriendo.

 

“¡Muchas gracias, Maestro del Trono!”, dijo Gao Xianzhi agradecido.

 

“¡No hace falta que me lo agradezcas! Ya que has llegado a la Etapa Xiantiana, puedes ayudarme en gran medida cuando entremos en el Mundo Final Xiantiano. ¡Este es el Ejercicio Xiantiano del Dragón Verdadero, memorízalo rápidamente y cultiva luego!” Gu Hai sacó el trozo de bambú y se lo entregó a Gao Xianzhi.

 

“¿Ejercicio Xiantiano del Dragón Verdadero? De acuerdo al Señor Chen Tianshan, este es el ejercicio principal del Salón Ascendente, que también es usado por la Dama del Salón y que le fue dado al Maestro del Trono por la misma Dama del Salón. ¿No solamente el Maestro del Trono puede practicar esto?” Preguntó Gao Xianzhi, cambiando su complexión sorprendentemente.

 

“Da lo mismo. Es sólo un Ejercicio Xiantiano, nada más. Es mejor que tengas una base sólida, no quiero que en el futuro me estés molestando”, respondió Gu Hai sonriendo.

 

“¡Sí! Gracias, Maestro del Trono. ¡Tú subordinado se esforzará al máximo y no lo decepcionará!” Gao Xianzhi juró con una mirada seria en su cara.

 

Después de haberle dado a Gao Xianzhi el trozo de bambú, Gu Hai le dio una palmadita en el hombro a Gao Xianzhi y caminó hacia la proa del barco volador con una sonrisa, donde Long Wanqing y el Gran Maestro Liunian estaban de pie.

 

Agarrando el trozo de bambú, los ojos de Gao Xianzhi brillaron con alegría y tristeza mientras miraba la espalda de Gu Hai. Gao Xianzhi era astuto; sabía que Gu Hai le había entregado una piedra espiritual de alta calidad y el mejor ejercicio para poder comprarlo.

 

Si hubiera sido otro, incluso si fuera Long Wanqing quien lo estuviese comprando, con la arrogancia de Gao Xianzhi, buscaría las ventajas y evitaría las desventajas. Él lo adoraría por un tiempo como una medida conveniente y no tendría ninguna preocupación en lo más mínimo.

 

Sin embargo, después de todo, era Gu Hai. El corazón de Gao Xianzhi permaneció confundido durante un momento.

 

Después de permanecer en silencio durante un rato, Gao Xianzhi respiró larga y profundamente; y con mucho cuidado aceptó el ejercicio antes de respetuosamente hacer un saludo hacia la espalda de Gu Hai.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.