Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

EIF – Capítulo 39

 

Capítulo 39: Sobrecargado

“¡Juega una partida de weiqi conmigo y esta pieza dorada de weiqi será tuya!” La voz del anciano carecía por completo de emoción.

Gu Hai miró al anciano que estaba ante él tranquilamente. Sin embargo, no podía ver con claridad la apariencia del anciano, como si estuviera cubierta por la niebla. ¿Invitando a otros a jugar una partida? ¿Cuál es su propósito?

Gao Xianzhi dijo que no se sentía para nada incómodo, ¿está este viejo realmente dando consejos sobre el weiqi? Pero, ¿cómo es que Gao Xianzhi no recuerda nada de lo que ha jugado, entonces, cómo puede estar enseñando este viejo?

Un tablero con una cuadrícula de 28 x 28, ¿eh?

Después de haber visto este tablero de weiqi, Gu Hai ya consideraba que este tablero de weiqi era mucho más complicado que el anterior tablero de Vida y Muerte del Sable Celestial; Gu Hai podía sentirlo porque su diseño ya había sobrepasado el tablero de 19×19. Cada línea adicional añadiría innumerables variables al diseño weiqi, lo que lo haría mucho más difícil.

Aunque la curiosidad de Gu Hai era muy fuerte, él aun así cogió una pieza negra.

Tok

La pieza negra fue colocada en el lugar central, Tianyuan.

El anciano cogió una pieza blanca.

Tok

La pieza blanca también fue colocada en el tablero.

¡BOOM!

De repente, innumerables nubes de los alrededores rodearon a Gu Hai, uno tras otro, como si estuvieran apareciendo en el cuerpo ilusorio de Gu Hai explosiones de poder indescriptible.

A medida que las nubes atravesaban el cuerpo de Gu Hai, los finales se congelaban entre las nubes en los laterales, uno tras otro.

“¿Qué?” Gu Hai miraba con sus ojos muy abiertos.

Un total de dieciocho finales en forma de nubes salieron del cuerpo ilusorio de Gu Hai.

Gu Hai recordaba estas dieciocho partidas, ya que estos dieciocho finales se encontraban entre los cien mil finales que se encontraban debajo de la pieza negra que lo trajo a este mundo.

¿Está copiando mis habilidades de weiqi que están en mi mente al jugar una partida conmigo?

De repente, Gu Hai miró al anciano de cabello blanco que estaba sentado frente a él.

“¡Por favor, coloque su pieza!” dijo el anciano de cabello blanco.

Gu Hai lo miró fijamente.

Los dieciocho finales copiados ya habían llegado volando detrás del viejo de cabello blanco, extendiéndose y alineándose.

“¿No me estás enseñando weiqi, sino robando mis habilidades weiqi, y mi conocimiento del weiqi?” Gu Hai lo miró fijamente.

Sin embargo, parecía como si el anciano de cabello blanco no escuchara a Gu Hai mientras repetía: “Por favor, pon tu pieza”.

Entrecerrando sus ojos, Gu Hai miró en silencio al anciano de cabello blanco durante mucho tiempo.

“Si hubiera jugado contigo durante un trance, ¿hubieras copiado mis habilidades weiqi lentamente y luego me las hubieras robado? ¿Aparte de mí, las habilidades de Gao Xianzhi, Chen Tianshan y de los demás weiqi han sido copiadas por ti? ¿Cómo puede ayudarte el hecho de robar las habilidades y conocimientos en el weiqi?” Dijo Gu Hai en tono solemne.

“Por favor, coloque su pieza”, repitió el viejo de cabello blanco sin emociones.

Gu Hai miró fríamente al anciano de cabello blanco. Gu Hai ya estaba convencido de que este anciano de cabello blanco nunca le respondería, y sólo le animaría a jugar, para robarle sus habilidades weiqi.

¿Es esta la razón por la cual el Anciano Guanqi dejó los objetos mágicos? ¿Es esta la razón por la cual el Anciano Guanqi permitió que los forasteros robaran los objetos mágicos?, ¿para que pudieran entrar en este mundo de los sueños uno tras otro?, y entonces, ¿el mundo de los sueños en el objeto mágico robaría sus habilidades y conocimientos weiqi?

¿Para qué?

“¡Por favor, coloque su pieza!”, continuó insistiendo el anciano de cabello blanco.

Pero Gu Hai se encontraba consciente, esta clase de presión era simplemente ineficaz en él.

Mirando el tablero de weiqi, una fría y burlona mirada apareció en los ojos de Gu Hai.

“Muy bien, hasta ahora he estado continuamente dedicando todo mi tiempo en un juego con cuadrícula de 28 x 28 y nunca he encontrado a nadie con quien jugar. Anciano Guanqi, ¿eh? Muy bien, permíteme observar cuán fuertes son tus habilidades de weiqi programadas dentro de la marioneta que dejaste. ¿Tu marioneta es mejor, o yo soy mejor?” Una pequeña sonrisa fría apareció en los labios de Gu Hai.

Tok

Se colocó una pieza negra.

Tok

Se colocó una pieza blanca.

En un instante, un gran número de nubes atravesaron el cuerpo ilusorio de Gu Hai, copiando continuamente los diagramas finales que Gu Hai había traído de la Tierra.

Dieciocho, treinta, cincuenta, ochenta…

Los dos siguieron colocando piezas. Gu Hai seguía mirando fijamente el tablero weiqi. Este juego era realmente extraordinario; había obtenido mucho de él.

En el mundo de afuera, Gao Xianzhi y Chen Tianshan esperaban pacientemente. Mientras Gu Hai estaba inmerso en el mundo de los sueños, la mano de su verdadero cuerpo estaba colocada en el disco de jade.

Sólo que, a diferencia de ellos, Gu Hai estaba despierto en el sueño.

Pieza tras pieza tras pieza, el cuerpo ilusorio en la mente de Gu Hai continuaba colocando repetidamente las piezas.

La partida entre Gu Hai y el anciano de cabello blanco continuó durante mucho tiempo.

Lentamente, la zona detrás del anciano de cabello blanco se fue llenando de diagramas de finales; ya se habían copiado mil diagramas de finales, y su número seguía aumentando.

Los dos continuaron colocando piezas.

Mientras tanto, en el Salón Guanqi…
En el oscuro gran salón, uno de los ancianos, con las piernas cruzadas, gritó sorprendido: “Mira, mira ese tablero weiqi”.

Todos dirigieron su mirada hacia el tablero de weiqi que flotaba sobre el ataúd del anciano Guanqi.

Entre las doscientas y una piezas blancas y ciento sesenta piezas negras, una pieza negra parpadeaba rápidamente.

“Parece que esa pieza negra se ha encontrado con un experto en weiqi y está copiando las habilidades weiqi de su oponente”, dijo el Gran Anciano mientras una pequeña sonrisa apareció en sus labios.

“¿Esa es la posición 9-5?” ¿La pieza negra en la posición 9-5 se va a volver blanca con sólo esto *?”

[NTI: Si hacemos la traducción correcta, la posición 9-5 sería la posición I5. La numeración de las líneas horizontales se realiza mediante el alfabeto inglés y de las verticales mediante números. Pero el tamaño del tablero del weiqi en esta novela eventualmente va a ser mayor, aunque no estoy seguro si se va a mencionar dónde se van a colocar las piezas. De todas maneras, lo traduciré sólo a números. 9-5 significa, 9ª línea horizontal y 5ª línea vertical.]

“Imposible, una pieza negra convirtiéndose en una blanca es un proceso extremadamente largo. ¡Incluso un experto en weiqi puede no ser capaz de llenar la posición 9-5!”

“¡Pero está parpadeando tan fuertemente!”….

Los ancianos estallaron en una discusión, mirando juntos esa pieza negra en la posición 9-5.

Mientras tanto, en el valle de la Tranquilidad…

El cuerpo ilusorio de Gu Hai estaba en medio de una partida con el anciano de cabello blanco.

Tok

Tok

Tok…

Los dos estaban colocando rápidamente las piezas. Mientras que las piezas sobre el tablero aumentaron, Gu Hai se puso cada vez más serio. Además de las piezas colocadas en el tablero de weiqi, ya se habían copiado diez mil finales detrás del anciano de cabello blanco, poco a poco.

Sin embargo, Gu Hai parecía como un abismo sin fondo. Aunque se habían copiado diez mil finales, era imposible vaciar a Gu Hai, como si las habilidades weiqi de Gu Hai no tuviesen fin.

“Tengo cien mil finales, ¡adelante! ¡Quiero ver cuánto puede soportar una marioneta programada por el Anciano Guanqi!” Una fría sonrisa apareció en los labios de Gu Hai.

Tok

Tok

Tok…

Gu Hai miró fijamente el tablero de weiqi, mientras que en el Salón Guanqi… ¡Los dieciocho ancianos estaban mirando fijamente la pieza negra en la posición 9-5!

“¡Gran Anciano, más de la mitad de la pieza ya se ha vuelto blanca! ¿Con qué experto se ha encontrado esta vez?”

“Es imposible conseguirlo con una sola persona, ¿tal vez está recogiendo las habilidades weiqi de mucha gente?”

“¡Tan rápido, es demasiado extraño!”

El Gran Anciano se quedó en silencio durante un rato, “¡Esto es algo bueno!”

Todos asintieron.

Valle de la Tranquilidad…

El cuerpo ilusorio del Gu Hai seguía colocando piezas. Transcurrido un día más, el número de finales copiados detrás del viejo de cabello blanco ya había alcanzado los veinte mil.

Sin embargo, en este momento, parecía que el anciano de pelo blanco se estaba acercando a su límite. Los finales nublados que habían sido copiados se habían vuelto mucho más borrosos.

Sin embargo, Gu Hai seguía mirando fijamente el tablero weiqi, con su mente completamente inmersa en la partida.

Gu Hai había aprendido mucho de esta partida de weiqi. A medida que las piezas se iban colocando, los dos competían entre sí, mientras que la partida se hacía aún más intensa.

En el mundo exterior, de repente apareció un resplandor rojizo en el disco de jade que sostenía el cuerpo real de Gu Hai.

“¿Luz roja? ¿Qué está pasando?” La pequeña Rou gritó sorprendida.

“¡La luz roja no apareció cuando estábamos jugando!” Una mirada de asombro también apareció en la cara de Chen Tianshan.

Gao Xianzhi se acercó lentamente, desconcertado.

“Tan caliente, el disco de jade se está calentando lentamente cada vez más y más”, dijo Gao Xianzhi asombrado.

“¿Qué está pasando?” preguntó Chen Tianshan.

“¿Estará bien el Benefactor?”, dijo la pequeña Rou, muy preocupada.

Una mirada inexpresiva apareció en el rostro de Gao Xianzhi mientras movía su cabeza, indicando que no lo sabía. En ese momento, tampoco se atrevían a molestar a Gu Hai; todo lo que podían hacer era observarlo pacientemente.

En el Salón Guanqi…

BUZZ…

La pieza negra en la posición 9-5 se había vuelto completamente blanca.

“¡Jajaja, otra pieza negra se ha vuelto blanca, muy bien!”

“¡Hemos conseguido mucho esta vez!”

“¡Sería mucho mejor si esto continuara!”….

Mientras todos sonreían llenos de alegría, el Gran Anciano, por el contrario, dijo con un tono serio: “¡Algo no está bien!”

“¿Qué pasa? ¿No es esto algo bueno?” Todos dirigieron sus miradas al Gran Anciano.

“La pieza negra en la posición 9-5 se ha vuelto blanca, pero no se detiene”, dijo el Gran Anciano, desconcertado.

“¡¿Qué?! ¡Así es, parece que todavía se está poniendo más blanco y más brillante! ¿Qué está pasando? dijeron todos sorprendidos.

“¿Con quién se ha encontrado?” se preguntó seriamente el Gran Anciano.

El valle de la Tranquilidad…

La rapidez con la que Gu Hai colocaba las piezas seguía aumentando. Poco a poco, Gu Hai se sintió satisfecho y encantado. Hacía mucho tiempo que no se sentía tan cómodo.

Los finales continuaron siendo copiados. En un instante, ya se habían copiado treinta mil finales. Sin embargo, en este momento, el anciano de cabello blanco parecía haber llegado a su límite.

Las nubes no eran suficientes para congelar los finales copiados, así que, junto con los finales que se copiaban uno tras otro, las nubes se hacían cada vez más delgadas. En este momento, el anciano de cabello blanco también empezaba a hacerse más transparente.
Sin embargo, Gu Hai no dejaba de colocar piezas, simplemente no le dio al anciano de cabello blanco la oportunidad de parar.

Tok

Tok

Tok…

A medida que las piezas se fueron colocando, el espíritu de lucha de Gu Hai se fue haciendo más y más fuerte. Además, después de haber jugado una partida tan intensa por tanto tiempo, y de haber sido copiados cuarenta mil finales, una sonrisa de confianza apareció en los labios de Gu Hai.

“Con esta pieza negra, el resultado de la partida se decide finalmente. Lamentablemente, voy a ganar”, dijo Gu Hai con una sonrisa confiada en su rostro.

Tok

Se colocó una pieza. De repente, el anciano de cabello blanco se detuvo un momento antes de que se volvieran a copiar muchos más finales. Sin embargo, la figura del anciano de cabello blanco temblaba, su cuerpo estaba al borde del colapso.

Tok

Cuando la pieza blanca fue colocada nuevamente, los finales continuaron siendo copiados.

“La balanza de la victoria y la derrota ya se ha inclinado hacia mí. Aunque vuelvas a colocar una pieza, vas a perder. Desafortunadamente, al final no eres el Anciano Guanqi. Sólo eres una marioneta programada que dejó el Anciano Guanqi, eso es todo. Voy a ganar, colocarás otra vez una pieza y los finales copiados anteriormente se colapsarán, ¡tienes que renunciar a todo cuando ya casi termina!” Dijo tranquilamente Gu Hai.

Tok

Gu Hai siguió colocando las piezas.

Tok

Se colocó una pieza blanca.

En el mundo exterior….

¡CRACK!

De repente, apareció una grieta en el disco de jade que sostenía el cuerpo real de Gu Hai.

“¿Qué? ¿No es un objeto mágico refinado por el Anciano Guanqi? Según el Buda Lian Sheng, este es un diagrama de la matriz, ¿cómo puede quebrarse?” Gritó sorprendido Chen Tianshan.

¡CRACK!

¡CRACK!

¡CRACK!…

Más y más grietas aparecían en el disco de jade, y también se hacían cada vez más grandes, como si el disco de jade fuera a romperse en pedazos.

Los ojos de Gao Xianzhi, de la pequeña Rou y de Chen Tianshan se abrieron ampliamente asombrados.

Mientras tanto, en el Salón Guanqi…

Los dieciocho ancianos también continuaban mirando fijamente esa pieza blanca en la posición 9-5. El brillo de esa pieza blanca se estaba volviendo cada vez más fuerte. Poco a poco, parecía como si una bombilla hubiera iluminado el gran salón.

“Gran Anciano, ¿qué debemos hacer? Hay algún problema con esa pieza weiqi!”

“Pero no podemos hacer nada. No sabemos de dónde vienen estas habilidades weiqi o quién es. ¡Aunque quisiéramos detenerlo, no podemos!”

“¿Qué podemos hacer? Ya ha sobrepasado el límite que esta pieza weiqi podría soportar, ¡está sobrecargada!

“¡Para, es suficiente, es suficiente!”….

Los ancianos estaban muy ansiosos. La pieza blanca ya se había vuelto extremadamente brillante.

¡BANG!

De repente, la pieza weiqi en la posición 9-5 explotó con un fuerte ruido, convirtiéndose en niebla.

THUMP-TUMP-TUMP-TUMP…

Los dieciocho ancianos se levantaron inmediatamente, mirando el tablero weiqi con los ojos muy abiertos.

“¿Explotó?”

“¿Cómo es eso posible?”

“¿Qué debemos hacer ahora?”….

Todos estaban inexplicablemente aterrorizados. ¿De las trescientas sesenta y una piezas del tablero, una había explotado? ¿Explotó por una sobrecarga?”

“Ha ocurrido algo muy grave”, gritó el Gran Anciano, mientras su cara se ponía muy fea.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.