Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

EIF – Capítulo 41

 

Capítulo 41: La batalla de las bestias de la nube

Gao Xianzhi y Chen Tianshan estaban fuera de la cueva, investigando los posibles efectos secundarios de la dulce fragancia, cuando de repente, un arco iris de cinco colores se elevó en el cielo a lo lejos y luego se estrelló contra una enorme nube blanca.

¡Boom Boom Boom Boom!

Las nubes blancas se disiparon debido al impacto y luego comenzó a llover.

Sin embargo, los dos miraban fijamente al árbol de durazno de diez zhang que flotaba en el cielo.

“¿El árbol de durazno de Cien Años de Longevidad?” Gritó Chen Tianshan, mientras sus ojos se abrían ampliamente, sorprendido.

“¿El Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad estaba escondido entre las nubes? ¿Ese arco iris de cinco colores fue intencional?” La expresión de Gao Xianzhi cambió.

“No es bueno, tengo que ir a buscarlo. Aunque sólo pueda conseguir uno, será una buena cosecha. Cierto, tengo la pieza dorada, podría ser posible para mí subir congelando a una bestia de la nube”, dijo Chen Tianshan mientras sus ojos se volvían rojos como la sangre.

Mientras hablaba, sacó la pieza de oro, queriendo probarlo.

“¡Espera!” De repente, Gao Xianzhi detuvo a Chen Tianshan.

“Gao Xianzhi, ¿qué estás haciendo?” Chen Tianshan rápidamente gritó enfadado.

“¡Señor Chen, espere, espere!” Dijo Gao Xianzhi, moviendo su cabeza.

“¿Esperar? ¿Sabes lo que es eso? ¡Es el Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad, uno de los tesoros más raros en el mundo! Mientras puedas tener uno de esos duraznos Saturno, puedes aumentar tu esperanza de vida en cien años, ¿entiendes lo que eso significa? ¿Y tú? gritó Chen Tianshan de inmediato.

“¡Cálmese, señor Chen, cálmese! El Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad no sería enviado a nosotros sin ninguna razón. ¿Qué tan fuerte eres? ¿Eres lo suficientemente fuerte para cogerlo enfrente de todos los cultivadores de afuera? ¿Eres lo suficientemente fuerte para derrotar a todos los discípulos de la Corte Imperial Weiqi? El Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad es realmente precioso, yo lo sé, tú lo sabes, ¿pero los demás son estúpidos? ¿No lo saben?” gritó Gao Xianzhi.

“¿Y entonces qué?” Chen Tianshan se tranquilizó inmediatamente después de oír sus fuertes gritos.

Como era de esperar, una nube blanca lejana voló hacia el Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad. Sobre la nube blanca había una enorme hidra espantosa de trescientos zhang de largo.

¡ROAR!

La hidra emitió otro rugido al llegar al Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad.

Desde otras tres direcciones, tres nubes blancas también se elevaron hacia el cielo. Obviamente, otras personas también tenían piezas doradas de weiqi.

Las cejas de Chen Tianshan temblaron. Apretando su puño, sonrió irónicamente mientras miraba a Gao Xianzhi, “¡Gao Xianzhi, gracias por detenerme!”

“Ni lo menciones, tú y yo somos compañeros, ¡tenemos que apoyarnos mutuamente!” Dijo Gao Xianzhi en un tono suave.

Mientras una sonrisa irónica aparecía en sus labios, Chen Tianshan dijo “No lo entiendes, simplemente no entiendes su valor. ¡Si lo supieras, quizás no estarías tan tranquilo!”

“¿Oh? Señor Chen, si no es mucha molestia, ¿puede explicármelo?” preguntó Gao Xianzhi, desconcertado.

Mirando a lo lejos el árbol de durazno, Chen Tianshan asintió: “En este mundo, todos tienen una vida limitada, sólo alguien con un cultivo superior puede tener una vida un poco más larga. Sin embargo, al fin y al cabo, ellos también morirían por la vejez. Por lo tanto, todos siguen cultivando constantemente para poder vivir más tiempo. Si no, ¿por qué todos cultivan? ¿No es para vivir más tiempo?

“Las plantas espirituales son plantas que pueden ser cultivadas con diferentes energías atribuidas. Se usan como materia prima para refinar píldoras que pueden ser usadas para mejorar el cultivo o curar a alguien, pero no pueden ser usadas para aumentar la esperanza de vida de una persona.

“Las plantas espirituales ya son incontables veces más preciosas que las plantas ordinarias. Sin embargo, en este mundo hay un tipo de planta que es aún más preciosa, que es la planta de longevidad.

“Puede que no tenga mucha energía, que no sea capaz de aumentar la cultivación de alguien, que no pueda ayudar a alguien en la cultivación. Sin embargo, puede aumentar su esperanza de vida y eso es más que suficiente.

“¿No es el objetivo final por el que todos cultivamos vivir más tiempo? Puedes lograrlo con la planta de la longevidad.

“Mientras puedas comer un durazno de longevidad, puedes vivir más tiempo. Por lo tanto, en este mundo, no importa quién vea una planta de longevidad, ellos se volverán locos.

“No tiene precio. ¿Lo entiendes ahora? Mientras tengas uno de esos duraznos dorados Saturno, todos no dudarán en destruir diez de mis sectas Río Claro sólo para conseguirlo. ¿Lo entiendes ahora?

“Eso es sólo por un durazno Saturno. Sin embargo, hay un árbol en este lugar. El Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad produce una fruta cada siglo. ¿Puedes entender su valor?

“Una planta preciosa como esa no puede haber más de diez en todo el mundo. En todo el mundo, en el mundo entero. ¿Lo entiendes?”

Al escuchar esto, Gao Xianzhi frunció el ceño ligeramente. “¡Si lo que has dicho es cierto, entonces con más razón, no podemos ir por ahora!”

“¿Por qué?” preguntó Chen Tianshan, mirándolo fijamente.

“También puede que te hayas dado cuenta de que alguien ha revelado intencionadamente el Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad. El Noveno Joven Amo es un miembro de la Corte Imperial Weiqi y ha estado protegiendo el Árbol de Durazno de Longevidad de Cien Años. Es evidente que la persona que lo reveló no puede ser alguien de la Corte Imperial de Weiqi, debe ser alguien de afuera. Esa persona de afuera aún no ha ido a tomarlo, incluso cuando conocía la ubicación del Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad…” declaró Gao Xianzhi con voz seria.

“¿Uh?” Chen Tianshan se sorprendió un poco por un momento.

“Puedo sentir que hay algo peligroso en ello. Si vas ahora, sólo serás carne de cañón. La Corte Imperial Weiqi y esa persona desconocida no han hecho nada aún. Si corres hacia allá, ¿qué crees que te espera? preguntó Gao Xianzhi.

“¿Ah?” La expresión de Chen Tianshan cambió.

“Ese tesoro es muy valioso, pero sólo puedes tenerlo cuando estás vivo, ¿verdad?” Gao Xianzhi miró a Chen Tianshan.

Chen Tianshan se quedó en silencio durante un momento antes de asentir con su cabeza, “Entonces, según tú, ¿qué debemos hacer?”

“Tenemos que planear algo antes de actuar. Además, el Maestro del Trono aún no ha salido, esperaremos por ahora y echaremos un vistazo después -respondió Gao Xianzhi con calma.

“¡De acuerdo!” asintió Chen Tianshan, suprimiendo el deseo en su corazón.

Mientras tanto, en el cielo…

¡BOOM!

La hidra del Noveno Joven Amo llegó al Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad a medida que las nubes lo cubrían desde todas las direcciones y la hidra soltó un rugido, desafiando a las tres enormes bestias de la nube que fueron las primeras en llegar.

La hidra tenía trescientos zhang de longitud. Las tres bestias de la nube que se acercaban eran un leopardo, un tigre y un lobo respectivamente. Las tres bestias de la nube sólo medían cien zhang.

Sobre cada bestia de la nube había un hombre, la mitad de sus cuerpos estaban incrustados dentro de las cabezas de las bestias de la nube, mientras que la otra mitad sostenían una pieza dorada, que controlaba sus enormes bestias de la nube a su vez.

Los tres miraron fríamente al Noveno Joven Amo.

“¿Realmente han encontrado las piezas doradas tan rápidamente?” El Noveno Joven Maestro miró a los tres con sus ojos muy abiertos.

“Este viejo había entrado en este mundo hace dos siglos y naturalmente sabe que hay piezas doradas de weiqi aquí, ¡así que pude obtener más poder cómodamente! Este viejo no es codicioso, como se puede ver hay un total de diez duraznos de Saturno en este Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad, sólo tomaré uno y me iré inmediatamente”, dijo tranquilamente un anciano entre los tres.

“Hump, ¡quiero tres!”, dijo otro friamente.

“No acabará muy bien si tú y yo peleamos, yo también quiero tres”, dijo el último hombre, sonriendo fríamente.

El noveno joven maestro miró a los tres mientras una fría sonrisa se dibujaba en sus labios: “No eres para nada codicioso, ni siquiera quieres llevarte el árbol de durazno contigo”.

Los tres controlaban a las bestias de la nube, acercándose lentamente a la hidra.

“Sin embargo, ¿cómo pudiste invadir mi Corte imperial Weiqi? Humph, hoy, te usaré para enseñar a los demás que cualquiera que intente algo con el árbol de durazno de Cien Años de Longevidad no tendrá un buen final”. La voz del Noveno Joven Amo se volvió fría.

¡ROOOOAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRRR……!

La hidra levanto sus nueve cuellos al mismo tiempo y sus cabezas juntas emitieron un largo rugido. Al mismo tiempo, la hidra giró 360 grados en su lugar.

¡BANG!

¡BANG!

La hidra giró a una velocidad extrema, sacudiendo su cola. Al poco tiempo, el lobo y la bestia de la nube en forma de tigre fueron expulsados del lugar. Después de todo, la hidra era mucho más grande.

La bestia de la nube en forma de leopardo no fue expulsada, sino que fue atrapada por la cola de la hidra rápidamente.

“¡Ah!”, gritó con miedo el hombre de aquella bestia de la nube en forma de leopardo.

La hidra era increíblemente poderosa, el hombre en la bestia de la nube en forma de leopardo era simplemente incapaz de escapar sin importar cómo luchara.

¡ROAR!

Una de las cabezas de hidra de repente abrió su mandíbula para morder.

“¡Sálvenme rápido!”, gritó ansioso el hombre sobre la nube en forma de bestia.

¡ROAR!

¡ROAR!

Después de eso, las otras dos bestias de la nube se levantaron rápidamente; al parecer, si querían robar el Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad, tenían que enfrentarse juntos al enemigo, de lo contrario, no podrían hacerlo en otro momento.

¡BOOM!

Las garras de sus bestias se abrieron hacia la hidra con un fuerte ruido.

¡CRASH!

La hidra levantó su cola y soltó al leopardo de la nube, enviándolo hacia el lobo de la nube y expulsándolo, mientras que su cola se enrollaba rápidamente alrededor del tigre de la nube. Sin embargo, una de las cabezas de la hidra abrió sus mandíbulas y se tragó la mitad del cuerpo del leopardo de la nube.

“¡Maldición!” gritó el hombre que controlaba al lobo de la nube, con ira, mientras se volvía a atacar.

¡RUMBLE!

Las tres enormes bestias de la nube se estrellaron de repente la una contra la otra, enviando ondas de choque que cubrieron todo el cielo antes de que las agitadas nubes se extendieran en todas direcciones.

Cada bestia de la nube era tan grande como un edificio de cien zhang. Aunque la batalla parecía muy simple, seguía siendo extremadamente impactante.

Un sinnúmero de cultivadores en el piso miraban fijamente mientras sus ojos se abrían ampliamente. Uno tras otro, cada uno se estremeció mientras se preguntaban, ¿Podemos siquiera luchar contra ellos con nuestro cultivo actual en la Etapa Xiantiana?

¡BANG!

Un fuerte estruendo resonó en el cielo mientras un gran número de nubes colapsaban. El leopardo de la nube, el lobo de la nube y el tigre de la nube se detuvieron. No, tal vez todavía estaban luchando, pero sencillamente eran incapaces de separarse.

Las mandíbulas de la hidra eran demasiado feroces.

Tres cabezas de la hidra se tragaron la mitad de las bestias de la nube respectivamente.

“AHHHHHHHH!”

“¡RAPIDO, SUÉLTAME!”

“¡DÉJAME IR!”

Los tres hombres gritaron con miedo.

¡GULP!

El leopardo de la nube junto con el hombre que lo controlaba fueron tragados completamente por una cabeza de la hidra.

“No, no” El rostro del hombre que controlaba al tigre de la nube se volvió feo cuando de repente saltó al aire, dejando a la bestia de la nube; no le importaba más la pieza dorada.

¡AHHHHH!

El hombre cayó desde miles de zhang desde lo alto del cielo.

El último hombre que controlaba al lobo de la nube rápidamente quitó la pieza dorada que estaba en la bestia de la nube y cayó del cielo agarrando la pieza dorada.

¡AWOOO!

Torciendo su cuello, una cabeza de hidra se tragó a ese hombre junto con su pieza dorada poco después.

“AHHHHHHHH…”

BANG…

Solo el hombre que había soltado la pieza dorada de weiqi cayó en un lejano bosque montañoso. No se sabía si estaba vivo o muerto.

El lobo de la nube, el tigre de la nube y el leopardo de la nube fueron completamente derrotados.

“No es bueno, esa hidra se hizo más grande” gritó Chen Tianshan impactado mientras sus ojos se abrieron ampliamente.

Después, la hidra de trescientos zhang de largo digirió las bestias de la nube en un abrir y cerrar de ojos después de haberlas tragado. Su cuerpo rápidamente aumentó de tamaño y alcanzó una longitud asombrosa de trescientos cincuenta zhang en un instante.

“¿Las bestias de la nube pueden fortalecerse tragándose otras bestias de la nube y piezas doradas?” Gao Xianzhi, por otro lado, entrecerró sus ojos.

En lo alto del cielo…

El Noveno Joven Amo inclinó su cabeza. “Son solo tres basuras, ¿Sus habilidades de weiqi solidificadas en la pieza dorada eran así de insignificantes? ¿Mi hidra sólo creció este poco después de tragar sus habilidades weiqi? Humph!”

El Noveno Joven Amo estaba muy decepcionado. Los innumerables cultivadores, por otra parte, se estremecieron al ver eso.

——

Sobre la cima de una montaña, el Rey de la Gran Sabiduría observaba en silencio.

“Su Majestad, ¿no son las bestias de la nube muy pocas ahora mismo?”

“Esto es sólo el principio, muy pronto, aparecerán innumerables piezas doradas de weiqi. Para ese entonces, habrá más y más bestias de la nube, y todos van a ir a luchar. Así que, mantén tus ojos abiertos”, dijo el Rey de la Gran Sabiduría con frialdad.

“¡Sí, Su Majestad!”

En este momento, innumerables cultivadores corrieron hacia el hombre que había estado controlando al tigre de la nube y cayó; no para salvar a ese hombre, sino para buscar algo. Sólo entonces podrían tener también una bestia de la nube.

La hidra era feroz, pero sencillamente era incapaz de detener a una multitud ardiente de cultivadores. ¡Ese era el Árbol de Durazno de Cien Años de Longevidad! Mientras pudiesen conseguir uno, podrían cambiarlo por una montaña de piedras espirituales.

¡En un instante, todos los forasteros de este pequeño mundo se volvieron locos!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.