<- Actualmente solo registrados A- A A+

ETH – Capítulo 23

Capítulo 23.

Primero lo primero, necesitaba averiguar mi objetivo final.

¿Qué era lo que quería?

Si voy desprevenido, incluso si hubiera pensado que estaba preparado, moriría. Lo que necesitaba era la capacidad de huir. Sí.

Eso era fácil.

Necesitaba la velocidad para poder adelantar a un animal de cuatro patas. No. Necesitaba tener la velocidad superior a la de un jefe tipo lobo de caverna y no quedar atrapado en una persecución.

-Tap. Tap-

Me até los cordones de los zapatos y golpeé la tierra con los pies. No soy tan rápido como un corredor para empezar. Podría hacer unos cien metros en trece segundos… Es bastante rápido para una persona promedio, pero sería considerado lento si se compara con los velocistas. Sería la merienda del lobo de caverna en segundos si intentaba huir así. Necesito poder hacerlo en menos de diez segundos y así puedo tener una oportunidad de superar a esa bestia.

Hice una carrera ligera hacia adelante y hacia atrás en el sendero izquierdo para tener una idea del terreno. No sé si es debido a mi aumento en la resistencia, pero no me cansé en lo más mínimo.

Ahora era el momento de correr como alma que lleva el diablo. Bajé y me puse en posición… luego pateé el suelo para ayudarme a empezar. Casi me caí unas cuantas veces ya que la tierra no estaba realmente nivelada. Después de que lo hice alrededor de cinco veces, podía sentir mi cuerpo un poco más ligero.

—Sí.

-Tap. Tap-

El sonido era diferente. Cada vez que daba un paso, casi sentía como si la longitud del suelo se encogíera. Pero no puedo alegrarme con esto.

Necesitaba sentirme más ligero. Necesitaba ser más rápido.

-¡Woosh!-

Podía oír el sonido del viento azotándome los oídos. Podía saborear el aire húmedo que llenaba mis pulmones. Podía sentir mi corazón bombeando el oxígeno a través de mi cuerpo. Podía oír el palpitar de mi corazón y los vasos sanguíneos bombeando la sangre. Ahora sentía como si mi cuerpo estuviera flotando por el aire.

Más. Un poco más. Tan rápido como pueda. No, más que eso.

—Juk, juk, juk.

Después de que girara y llamaran mi atención, me di cuenta de que todo el mundo me miraba con los ojos muy abiertos.


 

[0, 5. 850]

Vi que subí de nivel dos veces. La primera vez, usé 500 puntos de recompensa… y la segunda vez, usé 1000. No había forma de averiguar exactamente qué tan veloz era ahora pero, viendo la reacción de todos, debería ser suficiente para que pudiera adelantar esa cosa.

—Uh… tú… ¿qué demonios fue eso?

El gerente Kim tartamudeó mientras trataba de sacar las palabras.

— ¿Qué quieres decir?

— Guoa. Lindo Sénior. ¿Sabías que estabas volando?

— ¿Volé?

— Bueno, no estabas volando exactamente. Pero casi parecía que fuera así.

—Escuchamos un fuerte ruido detrás de nosotros, así que miramos hacia atrás, y te vimos pateando el suelo corriendo hacia nosotros. Estabas tomando unos metros con cada paso. Parecía como si casi estuvieras pisando el aire.

Respondió la chica de lentes.

— ¿Espera, espera?

— ¿Qué estaba pisando el aire…?

—No, eso no. ¿Dijiste que oíste un fuerte ruido?

— Sí. Al principio fue sólo ruidos de pisadas, pero más tarde sonó casi como un terremoto…

— ¡Maldita sea! Todos corran al sendero derecho ahora mismo! ¡Jung Sooah! Toma esto y si el lobo comienza a dirigirse hacia el sendero izquierdo, ¡lánzalo!

No tuve tiempo para disfrutar de mi nueva actualización. Le entregué una de mis bombas de pimienta.

— ¿Por qué de repente?

¡El lobo va a venir! ¡Rápido!

No había manera de que el lobo no hubiera oído algo que sonara como un terremoto.

—Ahí… por ahí.

Dijo Cho Youngoo con un tartamudeo en su voz.

—Grrrrrrr.

El sonido de gruñidos resonó en toda la mazmorra.

Afortunadamente, no empezó a correr hacia nosotros. Nos miraba… probablemente nos observaba al principio.

—Gerente Kim. Una vez que lance una bomba de pimienta, llévalos a todos al sendero derecho.

—¿Yo? ¿Cómo? Todo el mundo debe cuidar de sí mismo.

—Por favor.

—Mierda. ¿Qué hay de tí?

Lo voy a distraer y lo llevare al sendero izquierdo. Una vez que se aseguren de que me está siguiendo, todos salgan corriendo de la mazmorra y busquen ayuda.

—¡Lindo Sénior! ¡Eso es demasiado peligroso…!

—¡Solo hazlo!

Me gustaría tener más tiempo para explicar. Pero el lobo estaba bajando la colina y corriendo hacia donde estábamos. Levanté la mano y tiré la bomba de pimienta.

—¡Corran!

—¡Lindo Sénior! ¡Si mueres, te mataré!

¿Es estúpida? ¿Cómo eso tiene sentido?

El humo de la pimienta se extendió en el aire. Este tipo de arma era más grave para un lobo con su nariz y ojos sensibles que para un ser humano. No había mejor manera de asegurarse de que el lobo atacara en mi dirección que con esto.

—¡Por este camino! ¡Lobo bastardoooo!

Comencé a gritar mientras retrocedía. Este humo de pimienta no sólo debe irritarlo mucho, sino que también debe quitarle su visión y sentido del olfato. Lo único que le quedaba para confiar sería el sonido… y mi voz resonaba por toda la mazmorra.

Corrí por el sendero del túnel izquierdo.

Pude ver su enorme sombra persiguiéndome.

Le grité mientras corría.

—¡Ven aquí, estúpido!

—¡Grrrr!

Estaba gruñendo mostrando sus colmillos amenazadores. Si tuviera que medir su nivel, fue probablemente está entre el nivel 2 y el nivel 3. Pero en comparación con un monstruo regular, un jefe tenía una mayor probabilidad de dejar caer un artículo.

Si pudiera matarlo, había una buena oportunidad de obtener algo valioso.

Me puse en una posición que me dejaría huir en cualquier momento y miro al lobo. Siguió sacudiendo la cabeza y estornudando. Jajaja la pimienta. Tal vez podría atacarlo ahora mismo.

Pero yo no hice nada. Podría estar fingiendo.

Sin ninguna advertencia, aceleró. ¡Lo sabía!

Dado que estaba preparado, rápidamente empecé a correr. La velocidad del lobo me parecía muy lenta. Pero dado a que era mucho más grande, podría cubrir más distancia así que no podría demorarme. Cuanto más tardara, antes me alcanzaría.

No había nada en qué pensar. Tuve en primer lugar atraerlo a este sendero, correr una vuelta y salir de la mazmorra.

El lobo estaba corriendo.

La carrera había comenzado.

 

*****

 

-¡Stomp! ¡Stomp!-

Mi cuerpo se sentía tan ligero como una pluma. Con cada paso que daba sentía que estaba siendo impulsado hacia adelante. Ciertamente, no era una exageración decir que yo estaba realmente en el aire. Es posible que estuviese haciendo los cien metros en unos 6,5 segundos.

El lobo corría tan rápido como podía. Era más rápido que yo. Pero el terreno de la cueva no era recto, sino curvo. Por suerte yo estaba acostumbrado a ello y él no.

—Ja, ja.

Ahora podía ver el final del túnel.

Este es el primer lugar donde casi me caí.

Pude ver el bache.

Probablemente fue debido al agua goteando desde el techo. Si no me ralentizo, definitivamente me resbalaría y caería.

El lobo abrió su boca en preparación para tragarse mi cabeza. Me agaché y salté sobre el agujero mientras que el lobo resbaló tan pronto como pisó el agujero lleno de agua.

El lobo cayó y se estrelló contra la pared del túnel. La tierra del techo se deslizó sobre el lobo.

— ¿Umm?

Miré hacia atrás y sonreí a mi buena fortuna. Una estalactita en la pared había traspasado al lobo a un costado. Estaba luchando por levantarse.

Esta podría ser la mejor oportunidad que tendría nunca de atacar y matarlo. Lotería.

 

Descarga:

6 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.