<- Actualmente solo registrados A- A A+

ETH – Capítulo 6

Capítulo 6.

— ¿Won Jongtak?

— Oh. Pensé que habrías olvidado mi nombre.

—¿Cómo podría?

— Para ser honestos no somos realmente tan cercanos.

— Bueno, esa no fue la razón por la que no olvidé tu nombre.

Tal como dijo, no somos lo suficientemente cercanos para llamarnos amigos. Probablemente nos saludábamos un puñado de veces en la escuela y más tarde cuando nos reconocimos en la entrada de una mazmorra por casualidad, intercambiamos un breve saludo. E incluso tomamos unos tragos una vez. Pero esa fue la primera vez y la última vez hace unos dos años.

— De todos modos parece que nos reunimos después de casi dos años. ¿Te graduaste? Termine dejándolo a medio camino sin realmente terminar.

— ¿Por qué?

— La matricula parecía un desperdicio. Yo iba a ser un cargador de todos modos así que sentí que no había realmente un punto en graduarse. Así que dije una mentira blanca a mis padres, una pequeña mentira blanca y mantuve el dinero de la matrícula. Compré algunos equipos con eso y aquí estoy.

Cuando Won Jongtak habló, extendió los brazos y las piernas para mostrarme el equipo protector que lo cubría. No era algo de bastante calidad para un cazador por lo que no era algo que realmente impresionara a alguien, pero la diferencia entre tenerlo y no todavía era enorme. También tengo un poco de equipo protector.

Debido al equipo pesado que siempre tengo que llevar, tuve que ir reduciendo cualquier equipo de protección al mínimo: protector de cintura, cabeza y cuello, casco, mallas hechas de resina sintética, y protectores de brazo. También tenía un par de guantes resistentes al fuego.

Mi equipo puede parecer humilde, pero todo me costó casi diez mil dólares. Lo sé. Ridículo.

— Oye. Ha sido un tiempo, así que por lo menos deberíamos intercambiar números o algo así, ¿no crees?

Quise parar la charla y salir, pero este bastardo me agarró del brazo. A regañadientes, le di mi tarjeta de visita.

— ¿Que es esto?  “¿Guapo cargador Jeon Sangmin?” Kekeke Supongo que nada ha cambiado realmente.

— ¿Hay algo diferente contigo?

Agarré y miré la tarjeta de visita que me entregó. Tenía un fondo negro con “Cargador Definitivo” escrita en fuente gótica blanca con negrita.

— ¿No deja una buena impresión? De todos modos, estás en su equipo ¿verdad?

Este chico. Puso su estúpido brazo sobre mi hombro y señaló al señor Jung y al pelirrojo.

Cuando volví un poco la cabeza, vi al pelirrojo acariciando en secreto la pierna de la cargadora. ¿Cómo es que él puede actuar exactamente como se esperaría que actuara? Un pervertido.

— Sí, supongo.

— Conozco a ese tipo… tendrás las manos llenas.

—¿Quien? ¿el pelirrojo?

— Sí. Es el hijo más joven de un dueño rico de una empresa de construcción. Él tiene un pequeño problema con el manejo de la ira. Así que prepárate para ser golpeado unas cuantas veces.

— Ese tipo de cosas es un hecho en esta línea de trabajo. Lo tengo.

Estaba a punto de decirle que acababa de tropezar con otro chico con problemas de manejo de la ira y casi tenía la cabeza aplastada en el proceso… pero ¿para qué molestarse?

— Pero eso no es todo. Todo esto son rumores… pero oí que incluso violó a una cargadora en una mazmorra.

— Que demonios. ¿Qué tipo de hombre puede hacer algo así en una mazmorra? Una basura.

— Oye. Estoy hablando en serio. ¿No entiendes por qué te eligieron para hacer este trabajo?

— ¿Por qué me escogieron? Dime.

— Porque ese pedazo de basura está siempre dando vueltas y haciendo esas mierdas, así que necesitan otro cargador.

— Sí claro. No es como si fuera el único tipo de cargador que aceptara el trabajo. Y si era lo suficientemente audaz para hacer algo así, ¿se preocuparía siquiera de lo que piensa otro cargador? ¿Quién crees que son esos tipos?

— Bueno, no digas que no te quiero. Ten cuidado. Si haces un movimiento equivocado. Oh si. ¿Deberíamos ir a tomar una taza de café también? ¿Los compras?

— Sí claro.

— Vamos. Te di unos buenos consejos. Los sabes ¿cierto? No daría a cualquiera algo tan jugoso como esto.

— Ni siquiera parecía una buena información, ¿y por qué debería comprarte algo sólo porque querías chismear un poco?

— Oye. Relájate.

— Ya he tenido suficiente de ti especialmente desde que has sacado lo de la última vez hace dos años, así que deja de insistir ¿bien?

— ¿Hace dos años…? ¿De qué estás hablando?

— No me digas que lo olvidaste.

— Um… no recuerdo. ¿Qué pasó hace dos años?

— Maldita sea. Odio decirlo con mi propia boca pero la última vez hace dos años cuando compartimos una bebida, te fuiste sin pagar la cuenta. ¿No te acuerdas?

— Um… Nah. No recuerdo. Hago cosas así a menudo, jejeje.

—Tch. ¿Y todavía vas soltando tonterías como esa?

La cara de Jongtak se volvió rojo brillante y su mirada fue como dagas apuñalandome.

— ¿Entonces que quieres? ¿Quieres darme un buen golpe?

—… ah mierda.”

Jongtak respiró profundamente y dijo.

—Lo siento.

—Si sabes que lo sientes, no lo hagas de nuevo.

—Para ser honesto, realmente no he estado haciendo tan bien últimamente.

—¿Qué quieres decir últimamente? Estoy seguro que es desde hace dos años.

— oh, pero vamos.

— Mira que alguien que abandonó la escuela para ser un cargador a tiempo completo, ¿está llorando por ser pobre ahora? ¿Y no acabas de salir de la mazmorra? Estoy seguro de que tienes dinero en tus bolsillos ahora mismo.

— Me habían pagado por adelantado y fue a todas las agencias de cobros. Y no me dieron ninguna propina.

— ¿Cobros? ¿De dónde sacaste dinero prestado?

— Hace poco me lastimé bastante, así que tuve que pedir prestado dinero para el servicio de urgencias.

— Tienes que estar bromeando. ¡Eso es lo peor!

Los cargadores, en comparación con otros trabajos regulares, se pagan bastante decentemente. Si él/ella limpia una mazmorra una vez, pueden ganar de cien a mil dólares, y si son bastante populares pueden hacer este trabajo todo el día todos los días. Dependiendo de lo bueno que eres, tienes el potencial de hacer diez mil dólares al mes.

Pero debido a que es tan exigente físicamente, si te lastimas incluso una vez, las tarifas del hospital son ridículas. Y, añadiendo sal a la herida, estás herido por lo que ni siquiera puede ganar ningún ingreso. Debido a que no es un trabajo estable en primer lugar, obtener un préstamo del banco no es una opción y tienes que recurrir a prestamistas usureros. Es todo bastante mierda.

— ¿Crees que no lo sé?

— Deberías habérselo dicho a tus padres.

— Si descubren que me han herido mientras soy cargador, probablemente me harán parar de inmediato.

— Cierto.

No pude evitar relacionarme con él en ese punto. Debido a que les mentí mucho a mis padres de que yo estaba empleado a tiempo completo, mientras que en su lugar he sido cargador todo el tiempo. Supongo que me he mentido bastante a mí mismo diciendo que estaría bien una vez que me convirtiera en un famoso cazador y les di un montón de dinero para compensar.

Fingí caer en la basura que estaba vomitando y le compré una taza de café antes de levantarme. Me imaginé que no había ningún punto en pelearme con alguien que estaba en la misma ocupación y situación similar a la mía. Definitivamente podía tener la sensación de que él me conmovió mientras sacudía mi mano alegremente y lo veía trotar colina abajo, pero, bueno, no debería ser tacaño por una taza de café.

Si miras una mazmorra desde el exterior, se parece a un agujero negro elíptico. Donde una mazmorra aparece puede variar, pero son más comunes en una montaña o un bosque. Nadie sabe por qué. Bien. Nadie sabe ni por qué aparecieron los monstruos, así que por supuesto nadie sabría por qué las mazmorras también aparecieron. Honestamente, cincuenta años han llegado a pasar desde que aparecieron por primera vez, por lo que no hay nadie que siga curioso en cuanto a la razón tras ello. Para todos nosotros, ahora es sólo una cosa normal.

Las mazmorras varían en todo tipo de maneras. Si tuviera que tratar de explicar cada tipo de mazmorra, un libro entero no sería suficiente. Pero abajo estos son los puntos más importantes:

 

1. Puedes ir a una mazmorra y salir de ella por tu propia voluntad.

2. La mazmorra se restablece automáticamente una vez completada.

3. Los monstruos que aparecen en una mazmorra son aleatorios. La única regla es que los monstruos aparecen según el nivel de la mazmorra.

4. En el momento en que mueras en una mazmorra, desaparecen todos tus objetos.

 

Jajaja. Da miedo.

Al quedarme el agujero negro delante de mí, tragué. No es mi primera vez, pero no se puede evitar las pequeñas mariposas que siento cada vez que estoy en ello. Pude ver que al pelirrojo que no le gustó que mostrará cierta ansiedad, pero la posición de un cazador y la de un cargador son muy diferentes.

Para darle una idea general. A menos que los cazadores no vinieran aquí con el único propósito de suicidarse, casi no hay posibilidad de que mueran. Por ejemplo, las prendas que todos llevan, puede parecer muy ligeras y endebles, pero pueden soportar incluso un rifle de francotirador a corta distancia. ¿Y la túnica que lleva el señor Jung? Si simplemente se encoge en una ovillo, no hay nada que pueda hacerle daño.

— Bien. Entremos todos ahora.

El señor Jung habló.

El interior de la mazmorra era bastante brillante y era lo suficientemente grande para que cinco personas puedan estirarse y tomarse de las manos y todavía tener espacio. Con diez metros, la mazmorra también era bastante alta por lo que no habría ningún problema de espacio.

— Vamos despacio. Si un monstruo aparece, por favor no hagan ningún ataque preventivo. Lo mejor es seguir mis instrucciones.

Y así comenzaron.

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.