<- Actualmente solo registrados A- A A+

ETH – Capítulo14

Capítulo 14.

¡Chak!

“¡Arr!”

Dos flechas más volaron en el aire y una golpeó a su objetivo.

Los lobos que corrían hacia nosotros se redujeron a sólo tres. El que había sido golpeado en su hombro estaba en el suelo gimiendo.

-¡Fuiz!-

Voló otra flecha. Cuando me volví, vi que mientras los dos arqueros estaban recargando, la chica de lentes había disparado rápidamente una flecha. ¿Abandonó la precisión por velocidad?

Justo antes de que estuvieran sobre nosotros, una flecha de un metro salió volando.

“¡Kaeeng!”

En esta ocasión, un lobo recibió un disparo en la cabeza y el hombro. Quedan dos.

—¡Ven conmigo!

Eum Hyunjoon gritó mientras golpeaba su pecho y saltaba hacia el frente. El tipo del casco sacó su espada y fue adelante también.

Me limite a mantenerme detrás de Eum Hyunjoon. No tenía armadura de nivel de cazador, así que tenía que tener cuidado. Planeé hacer mi movimiento mientras Eum Hyunjoon tenía su atención.

— ¡Mantén tu distancia!

Eum Hyunjoon gritó. Comprendiendo su significado, casco y yo inmediatamente saltamos a su lado para flanquear ambos lados. Nos paramos cerca de tres paso entre nosotros. Esta era la distancia perfecta para que los arqueros aún hicieran su ataque, pero no lo suficiente donde los lobos pudieran pasar a través de nosotros.

Los lobos saltaron a Eum Hyunjoon antes de ser derribados por su escudo. Parecía que mientras un lobo estaba apuntando a su cuello, el otro se centró en apuntar como su cuerpo.

Eum Hyunjoon bajó hasta casi agacharse para minimizar su exposición a sus dientes. Cubrió su cuerpo inferior con su escudo y protegió su parte superior del cuerpo con su maza.

Los dos ballesteros terminaron de cargar sus armas y dejaron volar sus saetas. Éstas habían alcanzado su objetivo. La saeta de treinta centímetros se había incrustado profundamente en los monstruos. Comenzaron a arrojar sangre mientras trataban de retirarse, pero quedaron atrapados en los tres lobos que habían sido golpeados antes.

Uno de ellos saltó para morder el hombro de Eum Hyunjoon. Y el otro hacia abajo en su pierna, mientras que todavía el tercer lobo corrió a morderle la cabeza.

—¡Señor Eum!

El hombre del casco gritó mientras oscilaba su espada.

Un resplandor blanco emergió de la espada. Parecía que había activado una habilidad. Saqué mi Espada de Sangre para golpear el lobo en su hombro.

Podía oír el sonido mientras mi espada se clavaba en el trasero de un lobo. Y el segundo sonido fue el tipo del casco que cortó la cintura de otro lobo.

Los lobos gritaron y soltaron al señor Eum. Ahora que estaba libre para moverse, se estrelló contra la cabeza del tercer lobo con su escudo. El lobo gruñó mientras se soltaba. Eum Hyunjoon gritó una vez más.

—¡Aturdir!

Un cazador en el equipo de soporte que había estado parado detrás con los arqueros pisoteó pesadamente.

El suelo comenzó a temblar y una onda de choque sacudió la zona donde estaban los lobos. Se derrumbaron donde estaban y rodaron alrededor mientras el suelo seguía temblando incontrolablemente.

Un lobo cayó en mi dirección. Utilicé toda mi fuerza para apuñalar al lobo y torcer mi espada. Pude ver la herida aparecer de inmediato y la sangre brotando poco después.

Cuando el lobo trató de luchar, pisé sobre su cabeza y grité.

— ¡Quédate quieto, bastardo!

Su entrañas se derramaron con su sangre .

[+100]

Tan pronto como vi los dígitos verdes aparecer de nuevo, me dirigí hacia mi siguiente objetivo. El tiempo de aturdimiento era de un total de diez segundos. Mi Espada de Sangre seguía siendo apenas roja. Necesitaba más sangre.

No dudé en cortar el cuello del segundo lobo. Broto sangre una vez mas, y luego oí el grito de un duende detrás de mí.

“¡¡Kyaaaa!!”

Sueño había desaparecido por completo.


Este duende tenía la capacidad especial de poder comandar a los lobos. Los lobos que están bajo el mandato del duende no sienten temor a la muerte. Esto les hizo cientos de veces más difícil para tratar.

Había matado a dos lobos y Casco y el señor Eum había matado a dos lobos. El último lobo corría hacia Eun Hyunjoon y Casco estaba demasiado lejos para ser de ayuda para mí.

Ahora los tres lobos dormidos se habían despertado y se precipitaron hacia mí. Mierda. ¡Qué demonios! Sus longitudes eran casi tan largas como yo de alto, y verlos corriendo hacia mí casi hizo que ensuciara mis pantalones.

¡Fuiz! Algunas flechas salieron volando y apenas me rozaron.

Mi mente siguió las flechas seguían volando hacia ellos, nunca vacilaron o frenaron.

¿Debo correr?

Por alguna razón, sentí que podía hacer algo…

— ¡Corre! ¡Tú, loco!

Salté del camino después de oír los gritos del gerente. El lobo mordió el aire.

— ¿Por qué este demente está saltando en esta dirección…

Pude ver el gerente. Había saltado instintivamente donde oí la voz. Caí detrás de la roca en la que estaba escondido.

Los lobos se acercaron a nosotros mientras gruñían amenazadoramente. Cada uno de los tres lobos era tan grande como yo. Fuerza, velocidad, reflejos… todos eran mejores que los míos.

No había esperanza.

Justo entonces una lluvia de flechas aterrizó donde los lobos estaban parados. Un lobo evadió las flechas y se dirigió hacia los arqueros.

No había tiempo para pensar. Lancé la Espada de Sangre que había estado sosteniendo.

Bueno, ya sabes. Aterrizó justo en el trasero de un lobo. Y justo después, otra andanada de flechas llegó, una de ellas perforo el ojo derecho de ese lobo.

— ¡Eso es todo!

— ¿Qué quieres decir con eso? ¿Cómo puedes tirar tu arma así?

El gerente gritó agravado. Los dos últimos lobos volvieron a correr hacia nosotros.

Casco finalmente había llegado para ayudar y se topó con los lobos que corrían.

— ¿Estas bien?

Mierda. ¿Por qué eres tú el que está robando toda la gloria y siendo tan genial?

Aún no había terminado. Pero me tomaría demasiado tiempo tratar de recuperar mi Espada de Sangre. Miré a mi alrededor para ver si había algo más que pudiera usar como arma. Miré la roca en la que el gerente se había estado ocultando. Parecía que pesaría unos 300 kilos.

Empujé al gerente a un lado y agarré la parte inferior de la roca.

— ¡Ahhhh!

La roca se movió un poco, pero eso era todo.

— ¿Estas loco? ¿¡Qué demonios estás haciendo!?

El director parecía estar a punto de volverse loco en cualquier momento. Supongo que estoy haciendo algo bastante loco.

Pero me refiero.

Siento que podría funcionar.

— ¡Aaaah!

Oí un sonido extraño que venía de mi espalda. Espera. ¿Algo se rompió?

Y en ese instante, levante la enorme roca.

Descarga:

4 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.