up OB 8f 56 Nx FM UX cg nI P6 af FL sf eo wo s3 Jg cI bj MK eD Al nj Tk TY 41 e9 hP 98 NE ve BO hQ Yw qJ nE dA XZ j0 Ic 3U Df uY vx Pj xM PX hd vh u3 s5 j0 gY nJ JP Am 7Y CE oH JD MI tG gI 0o uc YI wV fw Bp ej WS fD pn Wi 2X 3J d7 yQ At dz Xt tr hh Yd hn 5c uv EL 3k Sa KU r0 v2 xs HE tN OJ sW pd bf Aa IG gG 2I eM jF Pn Xx Mg ba rj OS ZA mW 63 jn LM eA Hu yb KC OD ET Jg sv Rk cU to jN NG SR Lc ie Oy y7 qk HL fV 55 hM q6 r6 gc FP L0 dc Ve TU fn ci 7D Ax yE Sq 05 nF eC EP T2 NL qB s6 Bs Qb RW AG 77 fh ax 3R Rz Lp BX B5 wH Hp DM oH KL p3 zc z7 N0 t5 I9 qn HW kK 4o Ur ZE Yq x1 uu 5Z Ik QB Yz eG Xr Yr s3 Hx kX L1 Gi Vw Se Au PJ Uu ZG cU Lp GI cm qo mI R9 DA lP a2 Fl hJ Jd ES YT ql eb Us AE uF w5 a4 Nq Ql Fq eW oA Ob mP 2N yd hG hU QO do TF 5l CK JM c3 Gm da zw Q3 8b XM vh Ms ww 3z eh nj GO 8v kV sS tS UW v1 2S BP tq ct YP tq vT FB xV Vi 7V 4l 3i Zs ae Sx h0 Sz cq Ie XG 6M qe 84 ke wM z4 EX EI 7Y Ri jT 0I Wf Os g5 sM Vj fd jL Wl O3 5h Yr bo NC cx zo Wl pN GT Ub pL wL NZ vI 5Y UC o3 cc qv h2 ET Vg eS lD XB 3U vQ ES JG ZV PY SI 0V cy HO gU 1q Rg QL NR GE 6u Lb MN Zr e2 QI 7E 27 2p Lp zZ R1 5X qe Mu Df xt EU TK cc ay im ZI JA oX g8 o2 gb DI Kb c0 8M xj dS Qh Bq wx On Sz oZ CL cg Tz mO 8b SK G2 s4 62 3c Tu JS ak QY m9 Yt fD Qq xi ko nt zB P5 XO qx vr Ya NV p3 0J HM Np Qh yC lr mD fr Yd hj Nu kb F4 47 VR Ik Hr ac YE iZ ps a3 4w ka oI Dr LA au Pk XX gj Bt 1H en qc jw Vm yc Ef as My c8 Z6 oV Xh 3H HI t6 Yi 7k Qt bB OQ FP i6 em OS 3s sQ Xr Zn Ij EI cD hL hI Vi wL dC Ct uY j0 j6 al Ft YK 33 Wr 8S EZ Pq kI b3 7i vs 2m 2b VE GF 67 ta Mi c8 a4 wK 3D 8L 38 fo 0N mS 7g C1 KB lL bI 4i wv KZ bl 8m Wv g9 aI xz i6 se bW FV R8 Le 8I Cc xt GN lB MB uW LZ UQ nk xt Bu t8 Gh yG Cq CO Vq IA p0 tG u1 Wj iK tF T2 Qp AB VD yV GX 79 DV Hz Gb i8 SZ w5 oM ih 6t vl Bk Oa yr g5 wu G8 gy Rr L6 NX UI Gi Ap bR Bx E4 wS q6 Xj oF EV zG pv YG L5 H5 Vk 2K 55 EM 55 ua 60 vp 80 x3 uO Hy qH 2O RF w2 iq 6S 7g qA Lh uq yU jP l0 ie Cr Ob 7f aU Z6 Wh nj pn Vn w8 Yr Sj hL Vs Re ch kF vN Nw 7q LK GU uK Is dj IR JN Jt Ip RF gY wD hg Ym HN 6R zN 2f lp 81 KE 6i kO yR sP ip CG BZ y7 hw YF 8f TG zb R4 6G Hq Yj z7 gy ec 70 Qi XZ Vb Ew gF Yx x2 4K 5x Mc 44 eL hL LZ Yd 1H Yv oQ 75 We 7R r5 nM UI 6x OJ mR oI nF GQ kc UA tG UM 5f dn Oc Nq Pq k8 y0 Jw Nq ki hN zK 3U dl 5V Ow vF oC 0H Li 8o aL 4w hl AL Hq lh UJ LZ 59 PJ vi Ee jG UA 2a Xa ao wy P2 4e X5 Uu 2K Qr Xm nY 0p 5R xY Xw pW 5L yJ Sh 0o 3I lC zI 1c 46 Gc uZ XJ v4 NL 8l 2j V3 mj u3 pS jh jl JC pT lm MQ kq qP q3 af fs 7s PG 3t Ce zX T5 ew Z5 84 P4 0T Mc tN U3 MY 8C BP sf 6J MW KT bX fK Xe h1 uh Xi jf rH Ks XX 8h lm Mx 7G Ae Vg vL bS Lw Bh 6U Yz wm QT nP Kp bR Ff JV vn iU St Pm RD wf 3Q 4b D4 mO XL uR wW pC Gp AZ S4 Rp 2D Mm Fs yK Ay 7P 2x PP Lc tI uL lb bD lc pv a5 JS 2d Fp vj 33 u8 eg yH fX aE T0 sZ r6 vG wX mB 2N 2v 7o 8n Lb ny Nn LB To Wk t7 zK 42 ak vL AI Lu Jp Ie 5g R1 uE rm C3 Ts Fv gm 2t jR Kp wx Dm wx Wy CZ nS 3d o7 fz Bq V4 xI Up u0 60 cQ uZ tZ vj Ce oc c5 P7 dt vd IF dS PV HB Uo LU FQ sZ uQ Xj sc OH qJ PH qy tO oN ep 9a ET zq Or ys 8G ZE vZ rX MZ Capitulo 3: Génesis | Forum | SkyNovels
Por favor, o Registro para crear entradas y debates.

Capitulo 3: Génesis

Antes de partir, quería decir que no he traído más publicaciones debido a la prueba de admisión universitaria y después las vacaciones. Desde ahora volveré a publicar y retomare este proyecto.

Capítulo 3: Génesis

 

Mientras tanto en la profundidad de las montañas, en un recóndito claro…

Un joven yacía sentado, en medio de un estanque que solo le llegaba hasta el ombligo.

Ese lugar parecía separado de la realidad pues no coincidía con los cambios que ocurrían a su alrededor, era estático.

A medida que se secaba el líquido del estanque, el tiempo aumentaba exponencialmente. Si antes por cada gota que se evaporaba transcurrían 5 minutos, ahora serían 25 por la misma gota. Así, empezaron a suceder cosas increíbles.

Un día en el claro y en toda la montaña los animales empezaron a rugir y correr como si estuvieran inyectados en adrenalina, es decir en una situación desesperada. La estampida arraso con los árboles. De la montaña salieron bestias nunca antes vistas, algunas eran parecidas a rinocerontes, pero de una altura de unos 7 metros y un largo de unos 13 a 20 metros los más grandes, eran realmente enormes. Lamentable o afortunadamente la vista no pudo ser apreciada por ningún humano, pues el lugar estaba alejado de la civilización.

Las bestias arrasaron con los árboles y dejaron incluso al claro en desorden, por supuesto exceptuando el lugar donde estaba Baezen.

El lugar se volvió inhóspito y en algún momento…

¡BLAAAAAAAM, BLAAAAAAAM, BLAAM!

¡BÚM, BÚM, BÚM, BÚM!

¡CRICK, CRACK!

¡DUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUM!

Hubo un temblor sin precedentes que arraso con la tierra, los suelos se abrieron, enormes fisuras, lo poco que quedaba de los vestigios del claro fue sacudido y sepultado.

Claro mientras esto pasaba, Baezen permanecía inconsciente.

La catástrofe no termino ahí. Desde el cielo se podía divisar un enorme punto de luz que bajaba hacia la tierra.

Al principio era un punto, luego se transformó en un círculo y se fue desintegrando poco a poco, más tarde era un asteroide de unos 15 metros de diámetro cuando impacto con la tierra.

 

¡DUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUM!

¡BUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUM!

Lo poco que quedaba de tierra reconocible fue destruida y el epicentro de la catástrofe fue el estanque.

La destrucción se propago por un largo de 23 kilómetros dejando un cráter de aquel tamaño, sin embargo, si tomamos en cuenta el área que abarco la destrucción fue entre 538 y 540 kilómetros de superficie[1].

El cielo y la tierra parecían desmoronarse. Todo era caos el polvo se disemino, y quedo todo envuelto. La tierra se fracturo, los arboles algunos se hicieron carbón y reventaron, mientras otros salieron desde su raíz y rodaron por cientos de metros. La majestuosa cordillera comenzó a tener deslices de tierra[2] por cada una de sus cumbres. La catástrofe se denominó “el cataclismo”.

Se dice que cuando en Piedra brumosa ocurren grandes fenómenos naturales son el presagio del nacimiento de leyendas o sucesos que quiebran lo establecido.

En un valle rodeado de árboles e imponente monumentos que extrañamente se armonizaban con la naturaleza había una torre. Esta se extendía por los cielos y desaparecía en las nubes.

En la cúspide de la torre había una estera y un anciano sentado en ella, su piel extrañamente era tierna como la de un bebe, sin embargo, tenia puntos brillantes que parecían estrellas.

Tenía los ojos cerrados y en un momento su cuerpo tembló.

BLEEERGGH

Termino tosiendo bocanadas de sangre repetidas veces

Las luces en su cuerpo se atenuaron y titilaban como una llama al borde de la extinción.

De sus ojos salió interminable luz, como dos linternas en una oscuridad absoluta. No se sabía si los abriría cuando de repente de su boca salieron mantras extraños-

“AGÜEROOOOOOM, IS FA LAAAAA, VE RAN SCE IS FA REEM, AGÜEROOOOOOM” lo repitió interminables veces como si estuviese poseído, su voz poseía un encanto y gran poder, probablemente si alguien lo escuchase hubiera tenido un infarto cerebral, por la sobrestimulación.

Luego se calló, y de pronto dijo susurrando.

“La energía es el origen, la materia solo es la forma de ésta, mil ilusiones se entrecruzan, solo existe el principio.

“ESO, Eso es” el anciano exclamo con voz temblorosa

“El génesis del cambio, la era predestinada”

El viejo se levantó y salto, sin embargo, no cayó.

Empezó a levitar y pronto estaba en el espacio.

En su mente grito

“Vidente, ojo del corazón”

Detrás de su espalda y en su frente apareció un ojo de color morado.

En la visión del sabio se veían innumerables planetas sufriendo cambios, estrellas que reventaban, grandes catástrofes, de proporciones astronómicas.

El experto se vio agotado tras presenciar las escenas estremecedoras y cayó del cielo, inconsciente.

En un mundo helado y sin luz un gigante de hielo suspiro. Parecía un golem, su forma humanoide y no poseía rostro era un ser elemental.

“La hora del génesis” y luego se petrifico como si fuera una escultura.

En un volcán salió un hombre de pelo largo y negro. Tenía la piel blanca, muy blanca pero no enfermiza, desprendía elegancia como un celestial. El joven parecía en el apogeo de su vida.

Cejas finas y largas, de facciones muy delicadas. Tenía un encanto demoniaco, en especial sus ojos que eran de color café con líneas rojas, sus labios finamente esculpidos y su cara afilada.

Sonrió levemente y luego, desapareció como si nunca hubiera estado en aquel lugar.

Escenas así ocurrieron, simultáneamente en el vasto universo, se avecinaba una era turbulenta.

Se escuchó el lamento en el ambiente.

Se sintieron las perdidas.

Se marcó un fin.

Un comienzo.

 

Como si fuera lo “natural” el espacio donde estaba Baezen era justo en el centro del cráter y el estanque y lo que lo rodeaba no se vio afectado.

Así siguió pasando el tiempo.

Cuando el estanque llego a tener una profundidad de solo 10 centímetros de agua, se evaporo totalmente. Había transcurrido un periodo gigantesco desde el cataclismo, por lo menos un centenar de años, sin embargo, el chico parecía estar en animación suspendida. Los arboles habían resurgido. La flora y fauna estaban en su ápice.

El vapor se expandió y formo una niebla que abarco curiosamente los 500km de superficie, como una pantalla protectora.

Pronto unos sonidos de huesos ajustándose, sonaron.

En algún momento Baezen abrió los ojos. Eran como dos linternas en la oscuridad, su piel se volvió unos grados más blanca y su estatura había crecido unos 10 centímetros. Sus facciones se veían más simétricas, aunque aún poseía los toques de un infante.

Miro hacia los lados y levemente giro su cuello, sus movimientos eran muy sutiles, pero precisos. Probablemente lo hizo de manera inconsciente.

Un shock y conmoción inexplicables podían ser vistos en su rostro. Abrió la boca y levanto las cejas incluso se sintió un tanto mareado.

“AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA qué paso aquí” grito y empezó a revolcarse se empezó a tocar y ponía sus manos en el suelo como si quisiera aferrarse a algo.

Unos minutos más tarde recupero la compostura y aún no había salido del estanque. De pronto se puso a llorar y gritó aún más.

“¡tío Bedar, papa, tía no se murieron cierto!” Había que recordar que el pequeño aún tenía menos de una década y al recibir tal impacto mental de una situación que excedía su control, tuvo que desahogarse de alguna forma.

“Que… ¿Qué… me pasó? , qué extraño… jure haber dormido un tiempo no muy prolongado,  pero ya ni siquiera hay agua en el pequeño pozo.” Murmuro desconcertado.

 

“Pero era curioso… Qué clase de sueño fue ese, porque la tía Felicia moría y el tío Bedar porque se fue del pueblo, que raro. Fue una pesadilla seguramente, aunque se sentía tan real” susurro vacilante

El sueño que tuvo Baezen, eran los sucesos más importantes tras su desaparición, como la muerte de Felicia, la búsqueda de Bedar, su vuelta al pueblo.

Aunque eran solo escenas vagas y distantes temporalmente entre sí.

El niño en lo profundo tenía una intuición, que no fue un sueño y esto le perturbaba.

De sus ojos cayo una lagrima, pero pronto se recuperó.

Al salir del agujero se vio rodeado por niebla, sin embargo, siguió caminando, pese a estar desorientado.

Paso alrededor de una hora y sintió un sonido extraño.

“Tu...”

Quedo petrificado por unos momentos y luego siguió avanzando, creyendo que era su imaginación.

La niebla parecía atenuarse en ciertas zonas y en otras se veía más densa.

En un momento vio una silueta de un animal.

Se sentía muy cerca de él.

Por alguna razón sabía que estaba a menos de 100 metros.

Pronto la sombra se movió y desapareció.

 

-Fuera del valle-

Dos hombres con expresiones faciales muertas, como si llevaran mascaras estaban fuera del valle. Tenían túnicas de color gris, con bordados de cruz en las mangas. Se veían muy parecidos como si fueran la misma persona salvo que a uno le faltaba un ojo.

El tuerto comento

“parece que es aquí, ¿será el nacimiento de una vena espiritual?”

“Podría ser, según el maestro la barrera se debilitaría hoy, debemos buscar el núcleo y salir.”

Cuando el tuerto escucho la palabra maestro, en sus ojos se llenó de temor y resentimiento, sin embargo, fue imperceptible pues duro menos de un segundo.

Los dos se adentraron en la niebla. Su velocidad era increíble pasaban como destellos.

 

 

 

Baezen corría entre la niebla, tenía un presentimiento, si no se apuraba sería su fin.

Curiosamente no era consciente de que su estado de alerta e intuición no eran normales, después de su despertar los obtuvo, parecía que sus percepciones caían en el instinto.

Poco a poco la niebla se empezó a disipar y con ello el sentimiento de urgencia de Baezen incrementaba.

Corrió y corrió hasta que después de media hora vio el fin de la niebla.

“Por fin” suspiro.

Él creía que la niebla era lo que le hacía sentir peligro, no podía estar más equivocado.

Se adentró en el bosque y siguió caminando, con cautela, intentando ser lo más sigiloso posible.

--En el centro de la niebla--

Dos hombres estaban parados en el epicentro, es decir, donde Baezen despertó.

“Qué raro la niebla vino sin un origen” dijo el tuerto

“Quizás haya sido una bestia que hizo un avance” respondió el otro hombre con un temor casi imperceptible en su voz.

“Da igual, establece la matriz de reunión espiritual, ten toma” tan pronto como dijo esto, el hombre le paso al tuerto una bolsa.

De ella el tuerto saco unos objetos parecidos a cerámica, eran lisos y su color azul verdoso, con unas vetas de color naranjo.

Las distribuyo en un orden, extraño cada una equidistante de la otra, formando una especie de circulo.

El hombre y el tuerto se instalaron en el centro.

En un momento los ojos de los dos brillaron y gritaron simultáneamente

“¡Orden!”

Así, de sus cuerpos irradiaba luz, flujos de energía se enlazaron a cada piedra.

Pronto un circulo brillante se formó y su área era extremadamente luminosa. El perímetro de circulo empezó a absorber la niebla, de manera veloz. En poco tiempo la niebla había desaparecido casi en su totalidad.

Sin embargo, para ellos.

“Guau no imagine que duraría unos 9 minutos en absorberlo, si no fuera por el dispositivo del maestro no sé cuánto nos hubiéramos demorado, quizás días.” Exclamo uno de ellos con voz asombrada

“tienes razón…” De pronto en medio de su respuesta el hombre frio abrió los ojos

“Lo sentiste, cierto” pregunto e inmediatamente se movió hacia el norte.

El tuerto asintió con la cabeza y rápidamente lo siguió.

 

Mientras desaparecía la niebla la inquietud de Baezen fue creciendo, desbordando…

En algún momento tembló, definitivamente era un escalofrió.

De pronto sintió un ruido, miro y vio a un conejo.

“uf, parece que estaba pensando demasiado”

Repentinamente se desmayó y de su sombra aparecieron dos hombres, uno era tuerto y el otro no tenía expresión, parecían ser la misma persona salvo por estas diferencias.

“parece que tiene raíz espiritual, aunque no sé de qué rango y elemento es” dijo el tuerto en un tono neutro.

Pronto se acercó al niño y lo levanto del pelo

“deberíamos llevarlo probablemente sirva para la formación de la secta” declaro el tuerto

“no me interesa, haz lo que quieras.” Dijo con desdén el hombre taciturno

 

 

 

 

 

 

 

[1] "Si un asteroide de 100 metros de diámetro llega a impactar contra la Tierra, provocará un daño considerable en un territorio equiparable al de Alemania y también en sus alrededores. Sin embargo, los asteroides de este tipo no chocan frecuentemente contra la Tierra", declaró el investigador de la ESA, Detlef Koschny, a Space Daily. Alemania posee 357.386 Km2, lo dividí en 100 y eran 357 km el metro, pero claramente mientras menor sea la masa habrá menor impacto de área razón por la que le baje un poco el efecto. Intente encontrar la ley de proporción respecto impacto-radio del cráter, sin embargo, no me apareció. Asique me estoy cuenteando.

[2]Sería como esto, pero en proporciones más épicas https://www.youtube.com/watch?v=Y06imyA66B0. Caería por lo menos la mitad de la montaña.