fbpx
Please or Registro to create posts and topics.

Nine Star Hegemon Body Art (Arte Corporal del Hegemon de las Nueve Estrellas)

Sinopsis del Autor: ¿Es él la reencarnación del Dios Alquimista? ¿O es una fusión de alma? Long Chen, un joven cuya Raíz Espiritual, Sangre Espiritual, y Hueso Espiritual fueron robadas, debe confiar en sus recuerdos de las artes divinas de refinado de píldoras y una misteriosa técnica de cultivo, el Arte Corporal del Hegemon de las Nueva Estrellas, para disipar la misteriosa niebla que lo rodea y resolver un enigma capaz de sacudir los cielos.

Los Cielos y la Tierra están a su alcance mientras avanza por el cosmos, conoce a todo tipo de hermosas mujeres, y se enfrenta a demonios, diablos, y dioses.

La leyenda dice que cuando Long Chen aparece, la Tierra ruge y los Cielos gritan, los fantasmas sollozan y los dioses lloran.

 

Sinopsis del Traductor: Long Chen, un joven lisiado que no puede cultivar, es constantemente el blanco de burlas por parte de los demás herederos nobles. Luego de una particularmente viciosa paliza, despierta y nota que el alma de un Dios Alquimista se ha de alguna manera fusionado con él, entregándole nuevos recuerdos. Dentro de esos recuerdos se encuentra el misterioso Arte Corporal del Hegemon de las Nueva Estrellas, una técnica de cultivo que incluso él puede practicar, pero cuyos secretos y origen son un secreto para él. Conforme empieza a cultivar, y sus instintos mejoran, descubre una gran conspiración que ocurre en el Imperio Grito del Fénix, la que involucra a su padre, miembros de la familia imperial, e incluso el mismo Emperador.

Con tal de descubrir los misterios que lo rodean, debe confiar en sus nuevas técnicas de alquimia y el poderoso, pero misterioso, Arte Corporal del Hegemon de las Nueve Estrellas. Incontables enemigos se interpondrán en su camino mientras intenta ascender a la cima del mundo del cultivo.

El azar lo había destinado a solo ser una pieza de ajedrez, pero él jamás se inclinará ante la voluntad de los Cielos.

Capítulo 1: Recuerdos de un Dios Alquimista.

 

—¿Quién soy? ¡Yo soy... Long Chen!

—Yo, quien mira con desdén a los mismos Cielos, el arrogante e incomparable Dios Alquimista bajo los Nueve Cielos, ¿soy Long Chen? ¿O soy yo alguien que es engañado y molestado por todos, un lisiado bueno para nada que carece de carácter, Long Chen?

Su mente era un torbellino de confusión, y al mismo tiempo, sintió un intenso dolor en todo su cuerpo. Long Chen fue incapaz de detener los caóticos pensamientos de su mente y emitió un gruñido de dolor.

—Chen'er, ¿finalmente despertaste? Gracias Dios, ¡madre estaba verdaderamente preocupada por ti! Si quieres alardear sobre lo fuerte que eres, está bien, ¿pero porque tuviste que tener un duelo con esa gente?

Una amable y gentil voz resonó en los oídos de Long Chen. Esa voz estaba llena de felicidad y alivio, pero hacia el final, también se volvió llena de emoción.

Long Chen lentamente abrió sus ojos. Su nublada visión gradualmente se aclaró, y el rostro de una mujer apareció frente a él.

La mujer parecía estar en sus treinta y era extremadamente hermosa. Sin embargo, en el rabillo de sus ojos había unas profundas arrugas que no coincidían con su joven edad.

Actualmente, esta mujer estaba observando a Long Chen con ojos que estaban llenos de amor y lágrimas, haciendo que el corazón de Long Chen sufriera una explosión de calidez.

—Niño, en verdad asustaste a tu madre. —Mientras la mujer hablaba, sus ojos se volvieron aún más rojos y lágrimas empezaron a caer por sus mejillas.

—¿¿Madre??

Long Chen miró a ese familiar, pero a la vez extraño rostro. Dijo esta palabra dudosamente, con su rostro llenó de confusión.

—Niño, ¡no asustes a tu madre! ¿No me reconoces? —El rostro de la mujer inmediatamente reveló una expresión de pánico.

En este momento, un hombre anciano apareció junto a la mujer. Examinó a Long Chen y dijo, —Señora Long, Long Chen ha sufrido un golpe en la parte posterior de su cabeza, así que es posible que todavía necesite descansar un poco más para recuperar sus recuerdos. No este tan preocupada, acabo de darle un poco de medicina al joven maestro. La energía medicinal aún no se disuelve por completo, así que deje que el joven maestro descanse un poco más.

La Señora Long miró preocupada a Long Chen. Asintió con su cabeza a regañadientes y siguió al anciano fuera de la habitación.

Long Chen escuchó al anciano aconsejarle a la mujer en la distancia, —Señora Long, el hecho que el joven maestro Long se las haya arreglado para regresar con vida es increíblemente afortunado. No se estrese demasiado.

La Señora Long respondió temblorosamente, —¿El maestro alquimista quiere decir que mi hijo...?

El anciano, que había sido llamado un alquimista, suspiró, —El rombencéfalo del joven maestro recibió un duro golpe. A decir verdad, ser capaz de recuperar el conocimiento es ya bastante afortunado; sin embargo, las consecuencias ciertamente serán severas. La pérdida de su memoria es bastante posible en esta situación...

Las dos personas eventualmente se alejaron más y más, así que Long Chen no pudo seguir escuchándolos claramente... Pero lo que si fue capaz de oír vagamente fue el sonido de la Señora Long sollozando.

Long Chen miró perdidamente al techo sobre él mientras sentía el severo dolor que recorría su cuerpo, especialmente en la parte posterior de su cabeza que estaba a punto de explotar por el intenso dolor.

—¿Qué ha pasado? Soy Long Chen, así que la Señora Long es mi madre de carne y hueso. ¿Cómo puedo tener un sentimiento de extrañeza hacia ella?

—Y todos estos confusos recuerdos, ¿de dónde vienen? Tengo recuerdos de que era una arrogante y extremadamente poderosa persona... pero al mismo tiempo, ¿cómo puedo tener recuerdos de que soy una basura que es habitualmente molestada y extorsionada?

—¿Dios Alquimista Long Chen? ¿Basura Long Chen? ¿Cuál es el verdadero yo? ¿Soy la reencarnación del Dios Alquimista? ¿O soy la fusión del alma del Dios Alquimista con un debilucho?

La mente de Long Chen estaba repleta de preguntas, —Como sea, no importa. Yo soy Long Chen. Ya sea el Dios Alquimista Long Chen o el viejo, lisiado Long Chen, eso ya no tiene importancia. Lo importante es que aún estoy vivo.

—Tengo dos conjuntos de recuerdos que se han fusionado; ¿cómo puedo siquiera intentar solucionar este problema? En vez de eso, lo que necesito hacer es recuperarme lo más pronto posible.

Examinando la situación actual de su cuerpo, rápidamente localizo varias fracturas. Tenía tres costillas rotas, un brazo roto en dos lugares, y lo más grave de todo, su rombencéfalo estaba herido al punto en que una gran parte de su cuero cabelludo se había hundido. Definitivamente había sido víctima de un extremadamente vicioso ataque.

—Huh, aunque no tengo forma de condensar energía, mi Fuerza Espiritual parece ser extremadamente poderosa. De hecho, puedo sentir todo dentro de un radio de treinta metros de mi cuerpo.

Long Chen estaba gratamente sorprendido. De acuerdo a sus vagos recuerdos, la Fuerza Espiritual era invaluable, ¡especialmente para los alquimistas!

¡Beneficios, increíbles beneficios! Ya fuese la reencarnación del Dios Alquimista o su alma solo contuviera una parte de los recuerdos del Dios Alquimista, el actual Long Chen se había beneficiado enormemente.

El Dios Alquimista ya había vivido una vida completa, y eso ahora le había permitido tener un alma excepcionalmente fuerte; ¿qué tan increíble era eso?

Sin embargo, cuando examinó cuidadosamente su cuerpo, su expresión cambió. —Mi Raíz Espiritual ha sido arrancada. A mi Hueso Espiritual ubicado en el abdomen le falta una parte que parece haber sido extraída por alguien. Y, ¡¿mi corazón tiene un agujero?! ¿Quién puede ser tan despiadado para robar mi Raíz Espiritual, Hueso Espiritual y Sangre Espiritual? ¡No es de extrañar que no pueda cultivar! —Long Chen estaba completamente enfadado.

Su Fuerza Espiritual actual era mucho, mucho más fuerte que la de su antiguo yo. Era lo suficientemente poderosa para inmediatamente descubrir el misterio sobre porque era un lisiado que no podía cultivar.

La Raíz Espiritual estaba ubicada en el Dantian; era la fundación de todos los cultivadores. Sin una Raíz Espiritual, no había forma de sentir la energía espiritual de la Tierra y los Cielos, por no hablar de absorberla para cultivar.

La Sangre Espiritual era algo con lo que las personas nacían, era la parte de la sangre que determinaba el talento innato. Mientras básicamente todas las personas nacían con ella, la mayoría de los cultivadores no sabían nada sobre esta.

El Hueso Espiritual era un pequeño bulto ubicado en la cavidad del abdomen. Las personas ordinarias no tenían un Hueso Espiritual. Incluso dentro de los cultivadores, talvez solo uno en diez mil poseía uno, lo que los marcaba como genios.

Sin embargo, al Hueso Espiritual de Long Chen obviamente le faltaba una parte y tenía claras marcas de haber sido extraído por alguien.

La expresión de su rostro cambió drásticamente. Si sus recuerdos no fueran tan confusos, ¿entonces como podría no recordar a la persona que le hizo esto a su cuerpo?

Aunque esas tres cosas eran invaluables para él, no tenían ningún uso luego de dejar su cuerpo. Si querían dañarle, ¿porque tuvieron que usar un método tan cruel? ¡Usar este método era prácticamente condenarlo a una vida peor que la muerte!

Sin embargo, la ira solo traía más ira, y dado que ya no los tenía, estar enojado no tenía ningún sentido.

—Es mejor que no me dejen descubrir quien hizo esto…

Long Chen no pudo evitar rechinar sus dientes con ira. Este era un golpe extremadamente grande para él. Teniendo un Hueso Espiritual, incluso si fuera un idiota, todavía habría sido un genio.

Pero ahora que un maldito bastardo lo había convertido en una persona inútil incapaz de cultivar, causando que recibiera la humillación y las miradas condescendientes de prácticamente todos.

Justo cuando Long Chen iba a explotar de ira, la puerta de la habitación fue gentilmente abierta, y una bella joven de trece años entró. Esta era la sirvienta de Long Chen, Bao'er.

—Joven maestro, es hora de tomar la medicina.

—¿Medicina? ¿Qué medicina es? —La nariz de Long Chen olfateo el aroma mientras preguntaba.

—Esto es algo por lo cual la Señora Long pagó un enorme precio. Es una Píldora Hueso de Tigre que puede sanar rápidamente las heridas del joven maestro. —Bao'er contestó.

Ella abrió la pequeña y elaborada caja en su mano, revelando la píldora medicinal que estaba dentro. —Se dice que esta píldora medicinal fue refinada por el gran maestro Yun Qi. Su poder medicinal es bastante fuerte.

Viendo la píldora, la expresión en el rostro de Long Chen se volvió un poco rara. ¿Podía este juguete ser llamado una píldora? Su forma era extremadamente desigual y parecía una bola de carne.

Incluso si se ignoraba la forma, carecía completamente de color y no había siquiera una pizca de brillo en ella. Si no fuera porque emitía un vago aroma medicinal, entonces Long Chen habría sospechado que era una bola de excremento de oveja.

Luego de mirar a la cosa en su mano por un largo tiempo, Long Chen finalmente suspiró. ¿Alguien que había perdido más del 80% de la esencia medicinal de la píldora podía ser llamado un gran maestro? Long Chen se preguntaba desconcertadamente como alguien podía haber creado algo tan suave y blando.

Las píldoras podían ser divididas en cinco grados: grado bajo, grado medio, grado alto, grado superior y grado excepcional. En lo que respecta a la píldora en sus manos, ni siquiera calificaba en uno de los cinco grados. Long Chen repentinamente entendió que este era un producto defectuoso. Era una píldora basura. Normalmente, los alquimistas definitivamente no venderían este tipo de píldoras ya que no podían permitirse perder sus clientes. La mayoría de las veces serían transformadas en líquidos medicinales o simplemente las tirarían a la basura.

—Joven maestro, deje de soñar despierto. Con tal de conseguir esta preciosa píldora, la Señora Long vendió toda su joyería. Debe apresurarse y tomarla, —le apuró Bao'er.

Long Chen no pudo evitar sentir dolor en su corazón. Su impresión de su madre era que ella lo amaba mucho, al punto en que daba la impresión de que él se estaba ahogando en su amor. Había llegado al punto en que su madre básicamente nunca rechazaba ninguna de sus peticiones.

Su madre había hecho todo por él. Ella lo había dado a luz cuando todavía era joven. Había sido bendecida con una gran belleza mientras crecía, pero ahora solo tenía un poco más de treinta años y ya habían arrugas en el rabillo de sus ojos. Viendo esas profundas arrugas, Long Chen entendió que ella había sacrificado demasiado por él. 

Viendo la píldora medicinal en sus manos, pudo determinar que, aunque era un producto fallido, los ingredientes medicinales dentro de ella no eran tan malos. Había más de un 80% de impurezas, pero no tendría problemas sanando sus heridas.

Tomando la píldora medicinal, Long Chen le ordenó a Bao'er no dejar salir ninguna noticia sobre él, excluyendo a su madre por supuesto.

Aunque Bao'er no entendía completamente el porqué, confiaba en Long Chen y obedientemente asintió.

Luego de tomar la medicina, aunque Long Chen no tenía forma de usar un método de cultivo para absorber la esencia, se las arregló para dirigir la energía medicinal a sus heridas usando su formidable Fuerza Espiritual, permitiéndole recuperarse extremadamente rápido.

El segundo día, Long Chen lentamente abrió sus ojos. Había una sonrisa plasmada en su rostro mientras ejercitaba sus músculos.

—¡Excelente! Aunque esa medicina era bastante mala, los ingredientes medicinales eran de alta calidad. Además de mi rombencéfalo, la mayoría de mis heridas han ya sanado, y la cantidad de energía restante es más que suficiente para sanarlas completamente.

Lentamente caminó hacia el espejo. Mirando su reflejo, vio a un nada fuera de lo ordinario, apuesto joven con cejas en forma de espada y brillantes ojos. Long Chen inhaló profundamente, —Desde hoy en adelante, yo, Long Chen, dejare de ser el viejo Long Chen. Yo me elevare sobre los demás.

Aunque su cuerpo aún estaba algo débil, caminar ya no era un problema. Long Chen dejó la habitación y vio que el sol ya se había levantado por el este.

Luego de pensar profundamente por una hora, llamó a Bao'er y le entregó una lista de ingredientes medicinales para que los buscase.

Sin embargo, la expresión de Bao'er se volvió algo avergonzada. Long Chen se preguntó porque era y rápidamente recordó que la actual Familia Long estaba extremadamente necesitada de dinero, y Bao'er no tenía forma de conseguir un crédito.

De no ser así, su madre no habría tenido que vender su joyería, y parte de su excepcionalmente precioso dote matrimonial. La actual Familia Long se encontraba en una situación desesperada.

Buscando en su bolsillo, encontró poco más de ochenta monedas de plata. Aunque no era mucho, era suficiente para comprar los ingredientes medicinales en la lista.

Bao'er trabajó diligentemente, y en no más de dos horas, consiguió comprar los ingredientes medicinales. Long Chen inmediatamente comenzó a medirlos y dividirlos en diferentes porciones antes de hervirlos en un gran bol.

Seis horas después, un espeso liquido medicinal empezó a liberar un aroma medicinal. Mientras Long Chen miraba al bol que contenía el barato liquido medicinal, una sonrisa apareció en su rostro.

—Yo, Long Chen, me elevare por sobre los otros, comenzando con este bol de líquido medicinal.

Capítulo 2: Escoria Despreciable.

 

El líquido medicinal entró a su estómago, y Long Chen rápidamente uso su mente para guiar el líquido medicinal por su cuerpo, permitiéndole fusionarse con sus huesos.

Los artistas marciales comunes dejarían que la energía medicinal se asimilara dentro del Dantian para absorberla, y solo después de eso dejarían que se esparciera por su cuerpo. Sin embargo, Long Chen no tenía una Raíz Espiritual; por lo tanto, su Dantian estaba completamente vacío y no había forma de que guardase energía.

Lo único que podía hacer era permitir que la energía medicinal se dispersara en cada célula. Aunque este líquido medicinal estaba compuesto de solo hierbas medicinales ordinarias, mostró un sorpresivamente remarcable efecto medicinal luego de ser manipuladas por Long Chen.

Mientras la energía medicinal recorría su cuerpo, innumerables poros se abrieron. Era como si cada una de sus células hubiera estado en un estado de hambruna, ya que todas comenzaron a frenéticamente absorber la energía espiritual de la Tierra y los Cielos.

¡¡BOOM!!

Una silenciosa explosión se produjo en el cuerpo de Long Chen. Sus meridianos originalmente sellados fueron todos abiertos por la fuerza, y Long Chen no pudo evitar dejar salir un débil gruñido.

Cuando los demás cultivaban, usaban el qi de sus Dantian para gradualmente abrir sus meridianos paso a paso para evitar cualquier dolor.

Sin embargo, Long Chen no podía hacer eso; así que tenía que pedir prestada la ayuda de una fuente externa de energía. Esta energía era como el agua del océano desembocando en un río; su violenta y feroz naturaleza no era algo que cualquiera pudiera soportar.

—Este dolor... Definitivamente recordare este dolor, —Long Chen apretó sus dientes. Si no fuera por esa viciosa persona que robo su Raíz Espiritual, ¿cómo podría haber sido forzado a usar un método tan loco?

¡BANG! ¡BANG! ¡BANG!

Repetidas explosiones sonaron en su cuerpo mientras sus meridianos se abrían uno a uno. Cada vez que un meridiano era abierto, un intenso dolor invadía su cuerpo.

Cuando todos sus meridianos finalmente fueron abiertos, Long Chen casi cayo en coma. Tuvo que descansar por dos horas enteras antes de lentamente revitalizarse a sí mismo.

Con el dolor ya en el pasado, Long Chen sintió que los poros de sus pies a cabeza estaban todos abiertos. Con cada respiración que tomaba, absorbía la energía espiritual de la Tierra y los Cielos.

—Excelente. Ahora, con mis meridianos abiertos, por fin puedo practicar el cultivo.

Long Chen examinó la condición de su cuerpo. Con sus meridianos abiertos, por fin podía absorber el qi espiritual del mundo a través de sus poros para nutrir a su cuerpo y volverse fuerte.

De hecho, aunque sus meridianos habían solo sido abiertos hace un momento, ese simple cambió llenó a su cuerpo de poder.

Dio un puñetazo, y el silbante viento que lo acompañó hizo sonreír a Long Chen. No había soportado ese dolor por nada.

Comúnmente, los cultivadores primero tenían que entrar al llamado reino detección de qi. Solo una vez fueran capaces de sentir el qi podrían entrar al reino Condensación de Qi.

Sin embargo, Long Chen había tomado un camino alternativo. Usando la energía medicinal para forzosamente conectarse con el qi espiritual de la Tierra y los Cielos, había conseguido abrir completamente sus meridianos, lo que equivalía a entrar en el reino Condensación de Qi en un solo paso.

Sin embargo, no se podía decir que hubiera realmente entrado al reino Condensación de Qi. Aunque su cuerpo había sido templado al punto en que se encontraba en ese nivel, el reino Condensación de Qi implicaba formar ciclones de qi dentro del Dantian. Sin un Dantian, no podía considerarse que realmente estaba en el reino Condensación de Qi.

—Aunque he abierto mis meridianos por la fuerza, mi inútil Dantian sigue siendo incapaz de mantener el qi verdadero almacenado. Cuando me enfrente a otros, no hay forma de que pueda soportar más de un par de movimientos. Esto sigue sin ser suficiente.

Long Chen revisó sus nuevos recuerdos. Casi todos esos recuerdos eran sobre alquimia. Pero, eventualmente encontró el único recuerdo relacionado a las artes marciales: el Arte Corporal del Hegemon de las Nueve Estrellas.

Lo que sorprendió gratamente a Long Chen fue que el Arte Corporal del Hegemon de las Nueve Estrellas estaba prácticamente hecho para él. Era una técnica secreta capaz de sacar todo el potencial de una persona. No cultivaba el Dantian, sino que las nueve estrellas.

Esas nueve estrellas se encontraban dentro del cuerpo. Una vez eran formadas, serían equivalentes a nueve Dantian. Cuando vio esto en sus recuerdos, casi saltó de la alegría.

Pero mientras más entendía esta técnica, inmediatamente sintió cómo si una cubeta de agua fría hubiera caído en su cabeza. Para cultivar el Arte Corporal del Hegemon de las Nueve Estrellas se necesitaban innumerables píldoras medicinales.

Con tal de formar la primera estrella, la Estrella FengFu, necesitaría prácticamente una cantidad interminable de energía. Si quería depender de solo absorber la energía en el aire, ni siquiera cien años serían suficientes como para formarla.

Con tal de formar la primera estrella, necesitaría una enorme cantidad de píldoras medicinales. Sin un número tan grande de píldoras medicinales, no era posible cultivar esta técnica.

La Familia Long estaba en la quiebra, y no había forma de que pudiera comprar una cantidad tan grande de píldoras medicinales.

—Primero tengo que pensar en un método para ganar algo de dinero, —Long Chen se dijo a sí mismo. Luego de cambiarse de ropa, dejó su habitación. Ya era pasado el mediodía, pero había inesperadamente pocas personas en su enorme propiedad, haciéndola ver como un lugar extremadamente desolado.

El padre de Long Chen era el Marques Supresor de la Frontera. Estaba actualmente en la frontera con los bárbaros. Long Chen y su madre habían tenido que soportar las miradas condescendientes de todos en la capital imperial durante los últimos años. Aunque tenían la posición de una familia noble, comparado con antes, estaban en una situación miserable. En toda su propiedad, solo habían unas diez sirvientas que trabajaban a medio-tiempo para ellos ya que no se podían permitir contratar más personas.

Se podía decir que en toda la aristocracia, ellos eran la familia en peores condiciones, y Long Chen a su vez era el más miserable de todos.

El Imperio Grito del Fénix estaba actualmente en una época dorada para las artes marciales. Básicamente todos practicaban artes marciales. Sin embargo, el físico basura de Long Chen impedía que practicara artes marciales, convirtiéndolo en alguien de quien todo el mundo se burlaba.

Diferente a Long Chen era su padre, Long Tianxiao. Era el más fuerte de su generación y con él vigilando la frontera barbárica, incluso si las tribus bárbaras fueron a atacar salvajemente, no tendrían la habilidad para siquiera poner medio pie dentro del Imperio Grito del Fénix.

En el Imperio Grito del Fénix, Long Tianxiao era el dios de la guerra de su generación, mientras que Long Chen era una basura que ni siquiera podía sentir el qi. Era imposible evitar que las personas pensaran que ese padre tigre había criado a un hijo perro.

Incontables personas se burlaban de él, pero a Long Chen no le importaba. Sin embargo, ese día, el hijo del Marqués Salvaje, Zhou Yaoyang, había ridiculizado a Long Chen diciendo que no era el hijo biológico de su padre.

La ira de Long Chen inmediatamente llegó a los cielos. ¡Zhao Yaoyang había obviamente insultado a su madre diciendo que era infiel! La ira de Long Chen causó que perdiera la cabeza e imprudentemente desafió a su oponente a un duelo.

Sin embargo, su adversario era una poderosa persona en el Séptimo Nivel del reino Condensación de Qi, mientras que él era una persona ordinaria incapaz de sentir el qi. Había básicamente pedido ser humillado.

Como resultado, había sido golpeado al punto de perder el conocimiento y casi murió. Fue enviado a su casa, y las noticias causaron que Long Chen fuera objeto de las burlas por un buen tiempo en la capital imperial.

Dejando su propiedad, Long Chen fue directamente al Mercado de Cien Hierbas de la capital imperial. Este era el lugar donde todo tipo de preciosos ingredientes medicinales eran vendidos. Ahora mismo lo que más necesitaba era entender la situación del mercado de hierbas medicinales.

En el camino, había una buena cantidad de personas y cuando reconocieron a Long Chen, no pudieron evitar apuntarlo detrás de su espalda; sin embargo, Long Chen ya estaba acostumbrado a esto.

Pero al mismo tiempo, sonrió amargamente dentro. Su padre estaba a cargo de defender la frontera barbárica, lo que era una increíble y meritoria hazaña que había protegido a todo el imperio.

Sin embargo, ¿qué había conseguido a cambio? El dúo de madre e hijo habían quedado solos, sufriendo de las intimidantes y humillantes miradas en la capital imperial, y Long Chen había sido golpeado casi hasta la muerte. ¿Como podía ser esto justo? Un grupo de personas que eran protegidos por su padre le dirigían miradas condescendientes a su hijo. ¿Era este su pago?

Long Che apresuró sus pasos. Aunque no estaba asustado de ese tipo de miradas, siempre terminaba un poco triste. Pero en ese momento, su camino fue bloqueado por un grupo de personas.

—Aiya, ¿eres Long Chen? Escuche que fuiste golpeado al punto en que no podías ser siquiera reconocido por su propia madre, ¿así que como puedes estar tan animado hoy?

Frente a Long Chen estaba un joven de dieciséis años que vestía ropas llamativas y se burlaba de él junto a sus dos guardias.

Esta persona también era un heredero noble de una familia aristocrática y se llamaba Li Hao. Sin embargo, su posición dentro de la aristocracia no era alta y su estatus era incomparable al de Long Chen. Después de todo, en el Imperio Grito del Fénix, la nobleza y estatus eran solo factores secundarios ya que la fuerza era lo más importante.

Li Hao estaba parado en la mitad del camino y si Long Chen quería seguir avanzando, entonces tendría que pasar por él.

Si este fuera el antiguo Long Chen, entonces se habría dado la vuelta y regresado, pero el actual Long Chen miró a Li Hao, sacudió su cabeza y suspiró, —Las personas dicen que incluso los perros bien entrenados saben que no deben bloquear la calle. Parece que no eres tan bueno como uno.

—Long Chen, ¡parece que has olvidado la lección que te di la última vez! Si quieres ser golpeado y que tu vida penda de un hilo, entonces luchemos en la arena marcial. —La expresión de Li Hao cambió antes de nuevamente burlarse de él.

—Esa es la razón por la que dije que eres un perro. Solo vete y come mierda con Zhou Yaoyang. —Long Chen sacudió su cabeza. No quería perder su tiempo con esta persona. Necesitaba solucionar sus propios problemas, así que avanzó sin mirarlo.

—Long Chen, ¡tú te lo buscaste!

Li Hao no pudo evitar enojarse. No estaba esperando que el siempre cobarde Long Chen actuara de tal forma, al punto en que ni siquiera le prestó atención. Así que extendió sus brazos para obstruir el paso de Long Chen.

Long Chen frunció un poco el ceño, pero justo cuando iba a decir algo, una persona apareció y maldigo a Li Hao, —Li Hao, ¡tú eres el que se lo está buscando! ¿Quién te crees que eres para amenazar a mi hermano?

La persona que había aparecido era un extremadamente alto joven de dieciocho años. Sus 210 centímetros de altura eran realmente extraordinarios, lo que lo hacía más alto que cualquiera de ellos por al menos una cabeza.

—¡Esto no te incumbe Shi Feng! Lo mejor es que no te metas.

Cuando Li Hao vio a Shi Feng, todo lo que pudo hacer fue actuar fuerte a pesar de ser más débil. Shi Feng también era un heredero noble cuyo estatus era similar al suyo, pero Shi Feng era alguien que había alcanzado el Octavo Nivel del reino Condensación de Qi mientras que él solo estaba en el Tercer Nivel del reino Condensación de Qi.

Además, Shi Feng poseía una fuerza innata, por lo que dentro de las personas en el mismo nivel que él, solo unos pocos eran su oponente. Por lo tanto, Li Hao no tenía el valor para desafiar a Shi Feng.

—Hermano Long Chen, escuche que ese bastardo Zhou Yaoyang te golpeó. ¿Qué tal si te ayudo a descargar tu ira? —Shi Feng miró a Long Chen y su expresión se volvió indignada.

Long Chen miró al gigante que estaba frente a él, y su corazón sintió un poco de calidez. Shi Feng era el único en la capital imperial que lo consideraba como un hermano.

—No gracias, mis rencores son algo que yo mismo pagare de vuelta. No te preocupes sobre ello. —Long Chen se rio ligeramente, dándole unas palmadas al hombro de Shi Feng.

Cuando Shi Feng escuchó a Long Chen decir esto, pensó que Long Chen podía estar preocupado de su imagen, así que no volvió a hablar del tema.

—Vamos, acompáñame a dar una vuelta, —dijo Long Chen con una sonrisa, y llevó a Shi Feng consigo.

Cuando Li Hao vio que ambos lo trataron como si fuera aire, no pudo evitar maldecir enojado, —Long Chen, pequeño bastardo, ¡si tienes cojones enfréntate a mí en un duelo!

Solo habían dado un par de pasos cuando Li Hao dijo esto y se detuvieron. En lo profundo de los ojos de Long Chen, un fuerte intento asesino apareció mientras giraba lentamente su cabeza.

—¿Quieres tener un duelo conmigo? —La voz de Long Chen era extremadamente fría. Cada palabra que decía eran como esquirlas de hielo que hacían estremecer los huesos de los demás.

Li Hao no pudo evitar temblar. Por alguna razón, sintió que el actual Long Chen era diferente, pero ya había abierto su boca. Por lo tanto, si fuera a actuar como un cobarde, se convertiría en el hazmerreír de toda la capital imperial.

Además, ya estaba acostumbrado a molestar a Long Chen, así que ignoró la pizca de miedo que apareció en su corazón.

—No está mal, ¿te atreves a aceptar el duelo? —Li Hao se burló en voz alta.

—No es un problema, sin embargo, quiero que apostemos algo, —dijo Long Chen luego de pensar por un momento.

—¿Una apuesta? Jaja, la Familia Long casi no puede alimentarse, ¿qué vas a poner como apuesta? ¿Vas a usar la propiedad de tu familia, o que tal si te conviertes en mi esclavo? —se burló fríamente Li Hao.

Sin embargo, lo que no notó fue que en las esquinas de la boca de Long Chen se había formado una cruel sonrisa que parecía tener intenciones ocultas.

—Hermano Shi, ¿puedes prestarme tu espada marcial? —Preguntó Long Chen.

—Ten.

Shi Feng odiaba un poco dejar su espada, pero aun así se la entregó.

Long Chen asintió, y silenciosamente recordó este favor en su corazón. De cara a Li Hao, dijo, —Esta espada marcial no es de alta calidad, pero aun así vale ocho mil monedas de oro. Por hoy le pondré un valor de cinco mil monedas de oro. Si ganas, puedes tomar la espada marcial, pero si pierdes tienes que entregarme cinco mil monedas de oro. ¿Qué te parece?

El corazón de Li Hao se estremeció; la espada de Shi Feng estaba hecha de acero de alta calidad y había sido forjada por un maestro. Definitivamente valía ocho mil monedas de oro.

Sin embargo, el tonto de Long Chen había decidido usarla como parte de la apuesta; Li Hao estaba riéndose alegremente dentro.

Una vez más se burló, —No lo sé. Si alguien pierde, ¿ira a renegar en la apuesta?

—No te preocupes. Yo, Shi Feng, garantizare que no sea así. —Shi Feng sonrió fríamente.

—Bien, entonces vamos a la arena marcial a firmar el contrato. Si hoy no les sacó los dientes a ambos, entonces en el futuro no seré Li Hao, —Li Hao no pudo evitar actuar extremadamente arrogante mientras hablaba con gran entusiasmo.

El rostro de Long Chen aún mostraba una expresión calmada; sin embargo, en sus ojos apareció una cierta oscuridad. Li Hao era solo uno de los perros de Zhou Yaoyang, así que Long Chen nunca le prestó atención. A pesar de ello, siempre estaban tramando en su contra, ¿qué tipo de conspiración se encontraba oculta?

Sin embargo, sin importar cual fuese la conspiración, la verdad saldría a la luz algún día. Long Chen se dirigió directamente a la arena marcial ubicada en las afueras de la capital imperial.