<- Actualmente solo registrados A- A A+

HJC – Capítulo 303-3

Capítulo 303-3 – El Sello del Infierno (3)

El Árbol Antiguo de la Vida estaba conectado a la vida de la Emperatriz Elfa. Una vez que la Emperatriz Elfa estuviese muerta, el Árbol Antiguo de la Vida se convertiría solo en cómo era antes de la evolución. Cuando el Árbol Antiguo de la Vida regresase a esa forma, se le dotaba con la adición de una nueva habilidad que le permitía dar a luz a la Semilla de la Vida.

La Emperatriz Elfa ya estaba completamente preparada antes de participar en el Gran Torneo de las Tierras Santas. Su presencia haría o rompería el torneo. La primera razón era porque ella compartía la misma vida que Zhou Weiqing. Si Zhou Weiqing fuese a morir en esa batalla, ella no sobreviviría sola. La razón más importante era su responsabilidad. Ella era responsable de sellar al Señor Infernal. Incluso si la Emperatriz Elfa y el Árbol Antiguo de la Vida muriesen en esta batalla, la Semilla de la Vida que guardaba la Tribu Elfa volvería a crecer en un nuevo Árbol Antiguo de la Vida. Aunque requeriría mucho tiempo para que creciese completamente, garantizaría la continuidad de la Tribu Elfa. Esa era también la razón por la cual la Emperatriz Elfa ordenó a los ancianos que se dirigiesen al Imperio Arco Celestial donde estaba la Secta Inigualable antes de que ella ingresara al abismo donde se encontraba el Sello Infernal.

En este momento exacto, el Árbol Antiguo de la Vida hizo su entrada de una manera impactante. Dependía de su inigualable y tremenda Fuerza vital para mantener por la fuerza la estabilidad de todo el sello nuevamente.

La voz de la Emperatriz Elfa, que por lo general era tranquila, resonó en la caverna, “Señor Infernal. Tienes razón. Yo fui precisamente quien creó el Sello Infernal que logró sellarte por milenios con los primeros antepasados ​​de la Tribu Elfa y el mayor Emperador Dragón. Mis primeros antepasados ​​incluso murieron en la batalla de aquí y sacrificaron sus vidas para completar tu sello. Durante los muchos años que siguieron, fue el Emperador Dragón quien había mantenido el sello, por eso no tuviste forma de romperlo. Del mismo modo, la Tribu Elfa también tiene la responsabilidad de mantener el sello. Mientras sigamos vivos, absolutamente nunca te permitiremos escapar del Infierno y destruir el continente.”

Su voz sonaba tranquila pero imponente. En ese momento, la Emperatriz Elfa estaba suspendida sobre el Árbol Antiguo de la Vida. Su cara austera pero magnífica rebosaba de una expresión determinada. Ella desató su densa aura de la vida para reprimir por la fuerza el impulso del Señor Infernal de abrirse paso.

“Veo que incluso trajiste el Árbol Antiguo de la Vida, ¿eh? ¿Y qué? ¿Crees que esa pequeña Energía Santa de la Vida tuya es rival para mi Energía de la Destrucción pura? Eres demasiado ingenua.”

La voz del Señor Infernal estaba llena de ira. Dos de sus garras frontales que ya se habían roto se balancearon violentamente y la densa Energía de la Destrucción surgió violentamente y colisionó ferozmente con la Energía de la Vida liberada por el Árbol Antiguo de la Vida.

Al menos una quinta parte de las raíces del Árbol Antiguo de la Vida fueron dañada con un fuerte estruendo. La Energía de la Destrucción agitada se movió hacia arriba y forzó su camino hacia la dispersión de la tremenda Energía de la Vida.

La Emperatriz Elfa y el Árbol Antiguo de la Vida eran uno. Cuando el Árbol Antiguo de la Vida fue atacado, no pudo evitar gritar y escupir un bocado de sangre fresca. Su determinación no vaciló en lo absoluto y giró su cuerpo y se transformó en la Diosa de la Naturaleza. El cetro de la Diosa de la Naturaleza en su mano brillaba con un resplandor deslumbrante, y su Energía Santa de la Vida se reponía para que pudiese ejercer e igualar la Energía de la Destrucción liberada por las garras frontales del Señor Infernal.

“¡Weiqing, rápido! Restaura la formación mágica. No seré capaz de soportar esto por mucho tiempo.” Repitió la voz ansiosa de la Emperatriz Elfa. Sí, no podían suprimir por completo al Señor Infernal, incluso con la fuerza combinada de ella y el Árbol de la Vida de la Tribu Elfa. Ese par de gigantescas garras delanteras seguían perforando poco a poco para salir de la formación de mágica del sello. Con todo lo que perforó, la Energía de la Destrucción que se liberaba se fortalecería unas pocas veces.

El Emperador Dragón ya estaba herido de un golpe fatal. Solo dependía de la tremenda Fuerza de Vida del Árbol Antiguo de la Vida para salir del borde de la muerte con gran esfuerzo. Era imposible mantener la Formación Mágica más. La única persona que era capaz de mantener la formación actualmente era Zhou Weiqing.

Zhou Weiqing y Tian’er fueron suspendidos en el aire. Su expresión era solemne porque entendían muy bien que el destino de la victoria o la derrota dependía de esa única acción.

La Energía de la Destrucción que liberaron las garras frontales del Señor Infernal era tan pura que ni siquiera había una pizca de impureza. En comparación con la habilidad de Fen Tian, ​​el Señor Infernal aún era capaz de exhibir un poder tan formidable bajo las dobles restricciones de la Formación Mágica y el Árbol Antiguo de la Vida. Zhou Weiqing era muy consciente de que aunque su Energía Santa ya se consideraba bastante pura, todavía no estaba en el mismo nivel que el Señor Infernal. Y él solo podía depender de la formación mágica para posiblemente sellar al Señor Infernal.

Los Martillos Duales aparecieron en las manos de Zhou Weiqing mientras miles de estrellas deslumbrantes hechas de Energía Santa florecían simultáneamente en cada parte del Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura de Zhou Weiqing en un abrir y cerrar de ojos. La fuerte fluctuación de Energía Santa se elevó al máximo en un instante.

La Energía de la Destrucción emitida por el Señor Infernal fue inmediatamente reprimida y se redujo varios pliegues bajo la influencia de la Energía Santa. Todas las Bestias Divinas que estaban presentes, la Emperatriz Elfa y el Árbol Antiguo de la Vida se volvieron muy animados.

“Restaura la formación mágica, rápido.” Zhou Weiqing gritó una vez mientras levantaba su Martillo fusionado por encima de su cabeza. El Territorio Divino Astral se desató y la deslumbrante Nebulosa giró salvajemente mientras el Núcleo Santo Divino saltaba directamente desde el pecho de Zhou Weiqing y liberaba una oleada de densa y enorme Energía Santa.

La fuerte y poderosa aura liberada por Zhou Weiqing que estaba en el Nivel Máximo de la Etapa Dios Celestial en ese momento incluso excedió a la del Emperador Dragón anterior. La pureza de su Energía Santa inspiró confianza en cada una de las Bestias Divinas.

Las doce Bestias Divinas, incluyendo a Hui Yao y Duo Si, volvieron a su posición designada en la formación mágica una vez más, y dispersaron su energía y aura para fusionarse con la Energía Santa de Zhou Weiqing.

Los ojos de Zhou Weiqing eran tan brillantes como las estrellas y doce rayos de Energía Santa fueron liberadas simultáneamente de ese martillo gigante y se reflejaron en los doce cuerpos de las Bestias Divinas.

Esas Bestias Divinas fueron inmediatamente envueltas con una capa de resplandor de color plateado. Sus energías que estaban inicialmente severamente agotadas parecían estar casi completamente restauradas en ese momento.

Tian’er actuó como lo hizo antes durante la batalla entre Zhou Weiqing y Fen Tian. Abrazó a Zhou Weiqing por detrás con sus manos e infundió su Energía Santa en el cuerpo de Zhou Weiqing sin detenerse.

El resplandor de color plateado emitido por el cuerpo de Zhou Weiqing se volvió aún más intenso después de la unión con la Energía Santa de Tian’er. La fuerte fluctuación de energía que estaba llena con el Aura de la Creación suprimió la Energía de la Destrucción del Señor Infernal, y tomó la presión de la Emperatriz Elfa y el Árbol Antiguo de la Vida de la Tribu Elfa. El Árbol Antiguo de la Vida también se redujo en consecuencia en un intento de suprimir la Energía de la Destrucción del Señor Infernal.

“Fen Tian, fuistes una basura inútil.” La odiosa voz del Señor Infernal hizo eco. Si Fen Tian hubiese logrado matar exitosamente a Zhou Weiqing y Tian’er, ya habría logrado romper el sello. Aunque el Emperador Dragón resultó gravemente herido, el Sello del Infierno había durado milenios, por lo que había una gran cantidad de energía acumulada en la formación. El Señor Infernal no podía cargar fuera del sello de una vez. Después de que se destruyese el centro de la formación, todavía tendría que usar una gran cantidad de energía para tener la oportunidad de romper el sello con un solo intento. En ese momento, la Energía Santa producida por la fusión de la Emperatriz Elfa y Zhou Weiqing estaba reprimiendo a la fuerza su ímpetu en la carga.

El Señor Infernal no temía a la Energía Santa de la Vida que liberaba la Emperatriz Elfa y el Árbol Antiguo de la Vida. La verdadera Energía Santa contenida en la Energía Santa de la Vida era muy insignificante y no era lo suficiente como para representar una amenaza para el.

Sin embargo, la Energía Santa de Zhou Weiqing era diferente. A pesar del hecho de que su Energía Santa pura no era la verdadera Energía de la Creación, la única diferencia entre las energías era el nivel de pureza. Aunque el Señor Infernal estaba muy consciente de que era imposible que Zhou Weiqing poseyese la Energía de la Creación y se convirtiese en el Dios de la Creación, todavía sentía un poco de miedo en su corazón en ese momento porque estaba más familiarizado con ese sello. Sabía que una vez que Zhou Weiqing se convirtiese en el núcleo de la formación mágica, completaría el sello utilizando su Energía Santa. El sello del Infierno se convertiría en un sello perfecto. Un sello que estaba completamente libre de defectos.

El Señor Infernal vino desde la grieta que secretamente abrió desde el otro lado del sello. Aunque confió en las emociones negativas de la gente en el Continente Sin Límites para fortalecer su cuerpo, aún desaparecería una vez que el sello se completase y perfeccionase.

Solo el Señor Infernal tenía una comprensión clara de su propia situación. Tendría que absorber continuamente las emociones negativas para fortalecerse a sí mismo y también para mantenerse a sí mismo.

Había estado absorbiendo emociones negativas del mundo exterior desde el día en que nació. Además, no solo dejaría de fortalecerse, sino que se debilitaría continuamente hasta que desaparecería en la eternidad si perdía el suministro de emociones negativas.

Esa era la razón por la cual el Señor Infernal nunca permitiría que Zhou Weiqing se mantuviese y completase el sello pasase lo que pasase. Si eso sucediese, era igual a anunciar su propia sentencia de muerte. Realmente se arrepintió de no haber descubierto que alguien realmente poseía la verdadera Energía Santa antes para que pudiese masacrar a esa persona antes de que se hiciese más fuerte. Estaba bajo la suposición de que su propio plan era perfecto hasta ese punto. Fue la aparición de Zhou Weiqing la que se convirtió en una variable en esta situación. La variable ya había crecido a un estado en la que era suficiente para afectar su existencia ahora, ¿cómo no podría estar lleno de enemistad?

Las dos garras delanteras del Señor Infernal de repente dejaron de balancearse. Una pequeña masa de luz de color negro apareció en el medio, entre las dos garras delanteras. En ese momento, ya había usado su última gota de energía para romper el sello y evitar que el sello se completase nuevamente. Esa última gota de energía fue refinada por él después de milenios, y solo quedaba una pequeña porción de esa energía. Sin embargo, al Señor Infernal no le importa la cantidad actualmente. Mientras pudiese atravesar el sello y llegar al Continente Sin Límites, todo lo demás podría reconstruirse de nuevo en el futuro. Tenía una ambición salvaje de utilizar el Continente Sin Límites como un trampolín para fortalecer su cuerpo. Su siguiente objetivo era devorar progresivamente todo el universo y convertirse en una fuerza que controlaba y gobernaba todo.

El resplandor oscuro se inundó de oscuridad sin fin. La masa que era la bola de luz crecía continuamente, y la Energía de la Destrucción en ella era aterradora. Se convirtió en un escudo de luz verde oscuro que no podía ser penetrado por la Energía Santa de Zhou Weiqing o la Energía Santa de la Vida de la Emperatriz Elfa. La energía desaparecería en el aire al entrar en contacto con el escudo de luz verde oscuro.

Zhou Weiqing solo podía estremecerse de miedo cuando sintió la Energía de la Destrucción que se expandía continuamente en la masa de luz negra. Eso era porque podía sentir que las oleadas de la Energía de la Destrucción dentro de él era la Energía de la Destrucción más pura del mundo, y realmente podía compararse con la Energía de la Creación. Esa era una energía poderosa que no podía resistir en lo más mínimo. Incluso su Energía Santa, que se consideraba muy pura, se desvanecería al contacto con el aura liberada por esa Energía de la Destrucción. Además, la parte de la Creación que estaba contenida en su Energía Santa sería destruida por esta Energía del Origen de la Destrucción en la nada.

________________________________________________________________________
Cof Cof, donde están mis comentarios :v? Ayer iba a subir otro cap y solo vi 4 comentaros y se me fueron las ganas e.e

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.