<- Actualmente solo registrados A- A A+

HJC – Capítulo 304-1

Capítulo 304-1 – ¡Zhou Weiqing, el Corazón del Sello! (1)

¿Qué tipo de energía es esa? ¿Cómo la manejo?’ Cuando Zhou Weiqing vio que la masa de luz de color negro se hacía más grande sin ningún signo de detención, una fuerte sensación de crisis surgió en su corazón. Él entendía que si eso se estrellaba contra su cuerpo, se desvanecería inmediatamente de este mundo por toda la eternidad, sin importar cuán fuerte fuese su base de cultivo.

Levantó su pierna derecha y directamente pateó esa bola de color negro al aire. La pierna derecha de Zhou Weiqing ya no podía transformarse en un estado similar a un gancho después de la finalización de la Transformación Tigre-Dragón. Sin embargo, su aterradora energía había superado su energía anterior.

El simple movimiento de pisar con su pie derecho provocó una intensa explosión en el aire creando una aterradora energía. Un orbe de Energía Santa extremadamente condensada golpeó brutalmente hacia la Energía de la Destrucción de color negro.

El escudo se rompió con el sonido de un suave estallido en el momento en que esa bola de Energía Santa entró en contacto con el escudo protector verde oscuro. Después de todo, esa era la Energía Santa extremadamente condensada y comprimida de Zhou Weiqing. La Energía Santa y la Energía de la Destrucción eran diametralmente opuestas, y ambas energías se restringían naturalmente la una a la otra, por lo que el ataque de fuerza completa de Zhou Weiqing tampoco tenía precedentes.

El escudo protector se rompió naturalmente cuando las bolas de energías blanca y negra colisionaron en el aire. Sin embargo, no se escuchó un estruendo sonoro, solo un silbido parecido al aceite caliente que se derramaba en una montaña de nieve.

Las miradas de las potencias se volvieron shock al ver las dos bolas de energía fusionarse en una sola. El color aún se mantuvo negro incluso después de la fusión. La bola de energía de Zhou Weiqing fue completamente destruida por la bola de la destrucción.

“Zhou Weiqing, tu Energía Santa todavía no es lo suficientemente pura como para competir con mi Energía de la Destrucción. Vete al infierno.” Mientras tanto, la masa de luz de color negro ya se había condensado en una bola con un diámetro de aproximadamente un metro. Esa era su energía suprema. La cantidad de energía continuó disminuyendo con el uso y requeriría un largo tiempo para reponerse. Esa era la razón por la cual el Señor Infernal no estaba dispuesto a usar demasiada energía. Si no fuese porque tenía que lidiar con la Energía Santa de Zhou Weiqing, no usaría su fuente de energía para lanzar un ataque. Solo había usado la última gota de energía en el pasado cuando atacó el sello.

El Señor Infernal solo inició ataques contra el Sello del Infernal después de haber acumulado una cierta cantidad de Energía de la Destrucción máxima. Fue precisamente esa energía la que era capaz de dividir el Sello del Infierno y herir gravemente al Emperador Dragón.

La bola de Energía de la Destrucción flotaba en el aire lentamente y una raya de luz de color negro salió disparada directamente de la bola de energía. Envolvió el espacio alrededor de Zhou Weiqing y Tian’er. Cada energía existente se cortó por completo en un instante. Zhou Weiqing y Tian’er solo sentían frío en todo su cuerpo, y no fueron atacados en esa situación. Sin embargo, Zhou Weiqing descubrió que había perdido contacto con todos los atributos e incluso con todas las leyes del mundo exterior. En otras palabras, no había forma de que pudiese intentar escapar usando la Ley Espacial en ese momento.

El Señor Infernal era experimentado y vicioso, no estaba planeando darle a Zhou Weiqing ninguna oportunidad de escapar ya que había atacado con toda su fuerza.

Mientras tanto, todos podían sentir que la temperatura ambiental había aumentado abruptamente, y toda la caverna se había puesto roja. En ese momento, incluso la Energía Santa de Zhou Weiqing y la Energía de la Destrucción del Señor Infernal no pudieron ocultar el resplandor del color rojo en la caverna.

“Señor Infernal, el único final para ti es estar sellado por toda la eternidad. Te he acompañado aquí durante diez mil años. Como ese es el caso, continuaré acompañándote por el resto de la eternidad.”

Una enorme bola de color roja descendió del cielo. Su enorme tamaño era aterrador. La parte más crucial de la situación era el elemento fuego dentro de la bola roja brillante que era incluso más densa que la lava por miles de veces. Era chamuscada con un espíritu sin igual y llevada a lo largo de la dedicación del alma mientras descendía del cielo. Golpeó ferozmente hacia el rayo de luz de la Destrucción que volaba hacia Zhou Weiqing.

La diferencia de tamaño entre la bola de Energía de la Destrucción y esta masa de luz de color rojo era completamente desproporcionada. Sin embargo, justo cuando las dos colisionan, la bola de Energía de la Destrucción y el resplandor rojo desaparecieron simultáneamente. Además, continuó en su trayectoria y ferozmente se estrelló contra las gigantescas garras frontales del Señor Infernal.

“Primer ancestro…”

“Senior Emperador Dragón…”

El sonido de personas que gritaban alarmadas resonó al unísono y los ojos de todos se enrojecieron casi al instante.

Sí, fue el Emperador Dragón quien se transformó en esa enorme masa de luz roja y que descendió del cielo. El Emperador de la Tribu Dragón, que poseía un prestigio ilimitado y experimentó las muchas vicisitudes de la vida, sacrificó las partes finales de su vida en un intento de proteger el honor de la Tribu Dragón y el Continente Sin Límites.

Su enorme cuerpo se estrelló con fuerza contra las garras frontales del Señor Infernal, y envolvió su cuerpo alrededor de ese par de gigantescas garras delanteras. Enormes bocanadas de sangre de dragón brotaban continuamente de la boca del Emperador Dragón y salpicaban el sello en el suelo.

“No…” La voz del Señor Infernal estaba llena de pánico e histeria. Sin embargo, su voz rápidamente se debilitó, incluso su aura de la Destrucción se debilitó en gran medida en ese momento.

Una luz verde descendió del cielo, proveniente de la Energía Santa de la Vida de la Emperatriz Elfa. Ella estaba vertiendo casi toda la Energía Santa de la Vida en el cuerpo del Emperador Dragón en ese momento.

“Su majestad, no hay necesidad de eso. Sujétese a esa energía útil suya para ayudar a Zhou Weiqing a reformar el sello.” Los ojos del Emperador Dragón estaban llenos de misericordia y un suave resplandor. Cuando tomó la decisión de actuar, ya había renunciado a su vida.

Al principio, cuando fue fatalmente herido, fue la Energía de la Vida que la Emperatriz Elfa liberó lo que lo sacó del borde de la muerte. Sin embargo, ¿cómo podría estar dispuesto a dejar que el Señor Infernal matase a Zhou Weiqing en ese momento? El Señor Infernal sabía que Zhou Weiqing era su mayor amenaza, y también lo era el Emperador Dragón.

El Emperador Dragón y el Señor Infernal habían estado peleándose durante toda su vida. No estaba dispuesto a perder esa batalla entre él y el Señor Infernal en el último momento.

Por eso eligió morir como un héroe. Usó el brillo final de su vida para sellar el camino de escape del Señor Infernal. Ese resplandor de color rojo era el Fuego Sagrado producido por el Emperador Dragón al quemar sus Llamas de la Vida y la Línea de Sangre del Emperador de la Tribu Dragón. Su Energía Celestial de Atributo Fuego era excepcionalmente tremenda. Incluso la bola de Energía de la Destrucción del Señor Infernal fue completamente aniquilada frente al golpe fatal del Emperador Dragón. Su par de garras frontales también fueron selladas temporalmente por el enorme cuerpo del Emperador Dragón.

¡Ese era el sello del Emperador Dragón creado por el Emperador Dragón sacrificando su propia vida, meridianos, huesos, músculos y también todo lo demás! A pesar de que el Señor Infernal era más poderoso, el Emperador Dragón que estaba en la Etapa Dios celestial, aún logró sellarlo temporalmente.

“¡Su Majestad, Emperador Dragón! Usted…” La Emperatriz Elfa solo había dicho unas palabras antes de comenzar a sollozar tanto que ya no podía hablar. Para sellar al Señor Infernal, el Emperador Dragón sacrificó toda su vida. Fueron miles de años de desolación y soledad, lo que sería insoportable para los humanos comunes.

La mirada del Emperador Dragón fue gentil mientras sacudía su cabeza hacia la Emperatriz Elfa. Él dijo: “No hay necesidad de sentir lástima por mí. Ahora puedo morir sin remordimientos, ya que pude luchar hasta la muerte aquí. No tenemos mucho tiempo. A partir de ahora, todos deben escuchar mis órdenes.”

“Sí, Su Majestad Emperador Dragón.” Todos, incluidos Zhou Weiqing, Tian’er y la Emperatriz Elfa, respetuosamente adoraron a ese superior que estaba lleno de prestigio. Esperaron sus órdenes. Mientras tanto, el Emperador Dragón ya había alcanzado una posición sin paralelo en el corazón de todos.

Zhou Weiqing admiraba a muy pocas personas en su vida. Estaba su padre persistente, su maestro, Long Shiya y el hermano de su maestro, Duan Tianlang. También estaban aquellos miembros audaces y desenfrenados de la Unidad Arco Celestial. Sin embargo, en este mismo momento, realmente consideraba al Emperador Dragón como su ídolo. Podía decir con absoluta certeza que no importase cuán glorioso se volviese en esta vida, sería imposible para él compararse a ese respetable anciano ante sus ojos.

Por el bien del mundo entero, el Emperador Dragón sacrificó su vida que duró miles de años. ¡Su vida y la de las Bestias Divinas que lo ayudaban a mantener el sello eran las vidas más respetables y admirables en este mundo! Para proteger el mundo, sacrificaron tanto y durante tanto tiempo en silencio, pero nadie se dio cuenta de eso. En este momento, el Emperador Dragón incluso sacrificó su propia vida para completar el sello una vez más.

El corazón de Zhou Weiqing estaba profundamente conmovido. Fue en ese momento cuando se olvidó por completo de su miedo a la muerte. En secreto, decidió que él sellaría al Señor Infernal hoy independientemente, para que nunca pudiese escapar de allí.

La mirada del Emperador Dragón se movió hacia Hui Yao mientras los gigantescos ojos de dragón de Hui Yao y Duo Si fluían con grandes gotas de lágrimas. No había tristeza en sus miradas, solo un orgullo infinito. Era el orgullo de la Tribu Dragón. El Emperador Dragón era un buen ejemplo para ellos. ¡Esa era la supuesta nobleza de la Tribu Dragón que alguna vez dominó el mundo entero! El dolor de la muerte trágica de sus hijos se había desvanecido hace mucho. Comparado con el Emperador Dragón, ¿cuál era el significado de la tristeza?

“¿Primer ancestro?” La voz de Hui Yao se estremeció muy ligeramente.

La mirada del Emperador Dragón gradualmente se volvió de color dorado, “Hijo Mío, no hay necesidad de estar triste. Todos los seres vivos morirán tarde o temprano de todos modos. Esa es la ley máxima del cielo y la tierra que nadie puede desobedecer. Es lo mismo para nosotros que hemos sido bendecidos con una esperanza de vida tan larga. La vida de mis amigos y yo ya está llegando a su fin desde hace mucho. Incluso Phelia, que es la más joven de nosotros, ya tiene casi seis mil años de edad. ¿Qué más podríamos pedir? La responsabilidad de la Tribu Dragón se te confía después de mi muerte. Si eres capaz de completar el sello, podrás salir de este lugar con vida. Si ese es el caso, ve y busca a nuestros hombres de la Tribu en el mundo, no tengo más responsabilidad que confiarte. Solo puedo esperar que guíes a nuestros hombres y asegures la continuidad de la gloria y el honor de nuestra Tribu Dragón. No dejes que el fuego de la Tribu Dragón se extinga, ¿puedes hacerlo?”

“Puedo. Y utilizaré mi vida y todo lo demás para proteger el honor y el futuro de la Tribu Dragón. Te lo juro.”  Hui Yao juró solemnemente.

El Emperador Dragón asintió satisfactoriamente a él, “Muy bien. De ahora en adelante, eres el nuevo Emperador de la Tribu Dragón.” Mientras decía eso, dos rayos de luz dorada salieron disparados de sus enormes ojos de dragón que se habían vuelto completamente dorados. Se unió frente a la enorme cabeza del Emperador Dragón antes de transformarse en una masa de luz de color dorado que flotaba hacia la zona sobre la cabeza de Hui Yao.

Hui Yao bajó la cabeza con gran respeto mientras esperaba silenciosamente a que la bola de luz dorada flotase a la parte superior de su cabeza.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.