<- Actualmente solo registrados A- A A+

HJC – Capítulo 306-3

Capítulo 306-3 – El Infierno (3)

La voz del Señor Infernal llegó a un abrupto final. “¿Qué dijiste? ¿No puedo matarte?” El Señor Infernal gritó como si hubiese escuchado algo ridículo.

Zhou Weiqing asintió sin vacilar y dijo: “Correcto. No estás seguro si puedes matarnos. ¿Estoy en lo cierto? Señor Infernal, eres realmente desviado.”

“¿Crees que todo lo que dije fue una mentira? ¿Necesito mentirle a un joven como tú?” El Señor Infernal estaba obviamente un poco enojado.

Zhou Weiqing negó con la cabeza y dijo: “No, no estabas mintiendo. Al contrario, estabas diciendo la verdad. De esa manera, serás capaz de confundirnos adecuadamente. Necesitas usar ese contraargumento para dividirnos a mí y a Tian’er, y al mismo tiempo, causar que nuestro remordimiento generase sentimientos negativos. Sí, no hay manera de que puedas recibir Energía de la Destrucción que se haya transformado de emociones negativas del exterior. Sin embargo, aún puedes absorber nuestra energía negativa para reponerte. Tian’er y yo estamos en la Etapa Dios Celestial, y nuestra energía emocional negativa es mucho más fuerte que la de los humanos ordinarios. Si todo lo que dijiste es verdad, podrías habernos matado en el instante en que estuviésemos de acuerdo con tu plan. ¿Por qué pierdes tanto tiempo discutiendo con nosotros? La única explicación es que estás gravemente herido, y no estás absolutamente seguro de que puedas matarnos. ¿Estoy en lo cierto?”

El Señor Infernal se calmó, y los dos ojos sobre su cabeza se movieron ligeramente. La densa Energía de la Destrucción de repente convergió en su cuerpo. Su voz también posteriormente se calmó mucho.

“Parece que nunca seré capaz de compararme con ustedes, los humanos en términos de traición. Zhou Weiqing, tu ganas de nuevo. Sin embargo, hay un error en tu razonamiento que no es del todo cierto. No es que no esté seguro de si puedo matarte. No estoy seguro de poder matarte sin tener que pagar un alto precio.”

“He estado sellado en este terrible lugar durante demasiado tiempo, y no deseo esperar en este reino negro por un minuto más. Tengo que admitir que tu base de cultivo ya ha alcanzado un nivel lo suficientemente alto como para amenazarme si no tengo el poder de la Etapa Cambio Celestial. Sin embargo, no es una tarea difícil si quiero matarte. A lo sumo, tendré que dormir en este mundo por otros cien años.”

Zhou Weiqing se burló, “¿Cien años? Me temo que es más que eso. Si tu consumo de energía es demasiado alto, ¿cómo puedes crear una grieta en el sello del Infierno y absorber silenciosamente la energía negativa del exterior? Si no puedes incluso hacer eso, entonces solo puedes destruirte a ti mismo. Eso es lo que te preocupa, y es por eso que no te atreves a usar toda tu energía para atacarnos. ¿Estoy en lo cierto?”

“¡Tu… tu bastardo!” El Señor Infernal estaba furioso. Nunca esperó ser tan inferior a Zhou Weiqing cuando se trataba de una comparación de traición o tal vez, sabiduría. Él ya había ocultado las cosas muy bien, pero todo fue discernido por Zhou Weiqing. En ese momento, no tenía otra opción.

Una fluctuación retorcida de Energía de la Destrucción oscura apareció en el enorme cuerpo del Señor Infernal. Se podía ver claramente como todo su cuerpo comenzaba a vibrar violentamente.

Zhou Weiqing flotó allí inmóvil. Toda la luz de las estrellas del Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura de su cuerpo se iluminó posteriormente. Bajo ese magnífico estado, las sombras en forma de dragón también pulsaban y giraban continuamente alrededor de su cuerpo.

Una tenue luz circulaba en el aire. Los ojos de Zhou Weiqing se enfocaron continuamente en el Señor Infernal y no se relajaban. Su otra mano se aferró firmemente a la mano de Tian’er y sus dos Energías Santas continuaron estando conectadas.

Después de todo, el Infierno era el dominio del Señor Infernal. Podría decirse que era su Territorio Divino. Zhou Weiqing temía que una vez que él no estuviese en contacto con Tian’er, serían separados y aniquilados por el Señor Infernal.

La luz negra disminuyó gradualmente. De repente, el cuerpo del Señor Infernal se volvió incorpóreo. Mientras su cuerpo cambiaba a un estado incorpóreo, se encogió rápidamente y todo parecía irreal.

Zhou Weiqing tiró de Tian’er con su mano izquierda, y el Martillo de Fuerza en su mano derecha avanzó un poco. Un rayo de luz plateada se disparó hacia el Señor Infernal.

Con una explosión ligera, el Infierno tembló ligeramente. Posteriormente, la luz plateada desapareció en el aire. Sin mencionar que no golpeó el cuerpo del Señor Infernal, ni siquiera logró alcanzar una distancia de veinte metros cuando se disparó.

La luz distorsionada disminuyó gradualmente. El cuerpo del enorme cangrejo en el aire desapareció. Una figura de la misma altura que Zhou Weiqing apareció en el lugar donde anteriormente se encontraba el cuerpo del Señor Infernal.

Resultó ser una silueta humana. Tenía aproximadamente dos metros de altura con hombros anchos. Todo el cuerpo estaba vestido con una armadura verde oscuro. La parte posterior era como Fen Tian, pero tenía ocho patas largas extendidas como alas. La hermosa cara era sombría y fría, sus serenos y brillantes ojos verdes estaban firmemente enfocados en Zhou Weiqing.

Su armadura corporal no incluía un casco y tenía una cabeza enorme y calva. Sin embargo, la luz verde oscura en sus ojos era demasiado fuerte. La Energía de la Destrucción alrededor de su cuerpo era extremadamente viscosa. Zhou Weiqing podía sentir claramente que ese cuerpo parecido a un ser humano estaba completamente condensado por la Energía de la Destrucción del Origen.

“¿No es extraño que haya elegido usar una forma humana para terminar esta última batalla contigo? Esto es porque creo que una forma humana es la más adecuada para luchar. Ahora… ¡Ustedes dos, mueran!”

Tan pronto como el Señor Infernal dijo eso, dio el primer paso. Su cuerpo brilló levemente y todo el Infierno de repente se convirtió de un sereno color verde. Su cuerpo también desapareció en el aire.

‘Aquí viene.’ El corazón de Zhou Weiqing se tensó. No dudó en blandir los Martillos de Fuerza Duales en sus manos. Él no apuntó a nada específicamente con los Martillos. En cambio, atacó el aire dentro del Infierno.

Con un fuerte sonido retumbante, el Infierno tembló violentamente. Zhou Weiqing y los Martillos de Fuerza Duales en sus manos emanaron un fuerte y distorsionado rayo de luz de plateado.

En el Infierno que estaba lleno de Energía de la Destrucción, creó a la fuerza un agujero negro que tenía tres metros de ancho con su ataque. Debido a la aparición del pequeño agujero negro, todo el Infierno pasó por una transformación espacial rápida.

No se puede subestimar el ataque de martillo de Zhou Weiqing. Además de su invencibilidad, tenía propiedades de la Ley Espacial y de la Ley del Tiempo. Incluso el Señor Infernal tenía que fusionar terribles cantidades de poder para lograr ese efecto.

¡Bzzt!

El cuerpo del Señor Infernal apareció en el lado derecho de la espalda de Zhou Weiqing y Tian’er. Estaba a menos de diez metros de Zhou Weiqing. Si la acción de Zhou Weiqing fuese un poco más lenta, el ataque del Señor Infernal lo habría golpeado.

En ese momento, los ojos de Zhou Weiqing también se habían iluminado. Una deslumbrante luz de plateada brillaba en sus ojos. La aterradora energía fluctuaba y exudaba un aura tiránica. No miró hacia atrás y pateó su pierna derecha hacia atrás. Él llevó la luz distorsionada plateada y cargó hacia la dirección del Señor Infernal.

Cuando pateó su pie derecho, una densa masa con un brillo incandescente estalló en su pie derecho antes de que se convirtiese en una luz condensada con una carga eléctrica.

Al mismo tiempo, Zhou Weiqing tiró del delicado cuerpo de Tian’er y la arrojó hacia afuera.

Ambos se habían cultivado juntos durante mucho tiempo y podían leer la mente del otro y no había necesidad de que Zhou Weiqing dijese nada. Tian’er sabía lo que se suponía que debía hacer y una cadena de Energía Santa rodeó la cintura de Zhou Weiqing y conectó los dos cuerpos. Inmediatamente después, ella voló a decenas de metros de distancia. Esa era la única forma en que no impediría a Zhou Weiqing en su combate cuerpo a cuerpo.

Zhou Weiqing pateó su pie derecho, su cuerpo se giró y los Martillos que llevaban consigo una fuerza aterradora se estrellaron directamente hacia el Señor Infernal.

Cuando el Señor Infernal vio la bola de luz incandescente que pateó el pie derecho de Zhou Weiqing, quedó desconcertado. No esperaba que Zhou Weiqing, incluso sin la ayuda de las Bestias Divinas, realmente pudiese liberar todavía una forma tan pura de Energía Santa.

Lo que el Señor Infernal no sabía era que mientras mantenía la formación previamente, Zhou Weiqing había logrado una comprensión completamente nueva de la Energía Santa. A pesar de que ya no tenía la ayuda de las Bestias Divinas, todavía era capaz de purificar la Energía Santa con la integración de la Energía Santa tanto de él como la de Tian’er.

En ese momento, Zhou Weiqing ya había ignorado completamente la vida y la muerte. En el momento en que llegó al Infierno, no tenía ningún pensamiento sobre salir vivo en su mente. Lo que quería hacer ahora era debilitar al Señor Infernal tanto como fuese posible, infligiéndole una gran cantidad de daño hasta el punto de que nunca se recuperase. Esa sería la única forma en que el sello que él inició no se desperdicias. Aunque Zhou Weiqing también creía que los escenarios mencionados por el Señor Infernal eran posibles, las potencias lideradas por la Reina Elfa también encontrarían formas de continuar manteniendo la formación. No existía la Energía Santa pura, sino que aún existía una forma semi-pura de Energía Santa. La base de cultivo del Señor Infernal se había debilitado hasta cierto punto y, en cierta medida, no podía restaurarse. Sería más fácil decir que rompería el sello que hacerlo. En la batalla entre él y el Señor Infernal, cada vez que se agotaba la Energía de la Destrucción del Señor Infernal, él estaría un paso más cerca de ser destruido.

¿Cómo podría Zhou Weiqing tener algún rastro de cobardía cuando se enfrentaba al Señor Infernal después de tomar esa decisión?

El Señor Infernal no tenía ningún arma en sus manos. Al ver la bola de luz incandescente que se envió a su camino, su mano derecha brilló como un rayo, y en realidad atrapó la pelota.

La bola de luz incandescente fue extinguida por el Señor Infernal acompañada por un siseo. Sin embargo, en el mismo instante en que estalló la bola de luz, un rugido explosivo sonó desde la mano del Señor Infernal. En realidad explotó y sacudió su cuerpo.

Inmediatamente después, los martillos de Zhou Weiqing lo alcanzaron. Las ocho largas piernas en la parte posterior del Señor Infernal avanzaron para bloquear y al mismo tiempo chocaron con los enormes martillos. Se escuchó un ruido junto con las aterradoras fluctuaciones de energía que estallaron en ese momento. Zhou Weiqing se sorprendió al descubrir que realmente sentía que no podía desplegar sus poderes. El poder del Señor Infernal se aplicaba en las ocho direcciones. El poder tiránico de la destrucción era como ocho agujas afiladas que perforaban sus Martillos de Duales de la Fuerza. Esto inmediatamente disolvió la mayor parte de la fuerza a un suave golpe. Zhou Weiqing no tuvo más remedio que retirarse a más de diez metros de distancia.

Al mismo tiempo, una capa de luz deformada apareció ante Zhou Weiqing. Bloqueó los ocho rayos de Energía de la Destrucción disparados por las ocho largas patas. Dondequiera que la Energía de la Destrucción hiciese contacto con esa luz deformada, se dispersaría inmediatamente. Nada podría caer sobre Zhou Weiqing. Esa era, de hecho, la habilidad Desorden del Tiempo.

Anteriormente, cuando el Señor Infernal fue atacado, Zhou Weiqing había pateado una bola de luz que tenía la versión de Energía Santa del Relámpago del Dios Demonio Oscuro. Era equivalente a combinar tres tipos de energía antes de ser detonada. Incluso el Señor Infernal fue engañado y sufrió daño.

El breve choque y contacto le dio a Zhou Weiqing un escalofrío en el corazón. La base de cultivo que el Señor Infernal reveló era mucho más fuerte que la de Fen Tian en su apogeo. Aunque no estaba en la Etapa Cambio Celestial, la pureza de la Energía de la Destrucción había superado con creces a su propia Energía Santa. Era casi imposible derrotarlo.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.