<- Actualmente solo registrados A- A A+

ISSTH – Capítulo 409

Capítulo 409: ¡Realmente no lo he Intentado Antes!

Varias corrientes de Sentido Divino se extendieron repentinamente desde el interior de la Tribu del Cuervo en Llamas. Se reunieron en el aire para observar a la Tribu del Cuervo Explorador. “Para que aparezca un Tótem del Árbol Madera Verde en la Tribu del Cuervo Explorador, significa… ¿quizás alguien está formando una Alma Naciente totémica?”

Escenas similares se desarrollaron en las otras Tribus. La Tribu del Cuervo Soldado parecía ser especialmente afectada; cinco haces de luz prismática se dispararon hacia la Tribu del Cuervo Explorador.

Aunque estas cinco tribus estaban conectadas por la sangre, había ciertos conflictos entre ellos que eran imposibles de resolver. Resultó que la Tribu del Cuervo Soldado odiaba a la Tribu del Cuervo Explorador más que cualquiera de las otras tribus.

Los cinco haces de luz de la Tribu del Cuervo Soldado silbaron en el aire mientras disparaban hacia la Tribu del Cuervo Explorador. A medida que se acercaban, incluso antes de que pudieran verse claramente, un enorme escudo de luz apareció de repente dentro de la Tribu del Cuervo Explorador. Envolvió a toda la tribu, cubriendola y bloqueando a la Tribu del Cuervo Soldado.

La imponente voz del Gran Padre de la Tribu del Cuervo Explorador resonó: “La Tribu del Cuervo Explorador está ocupada en este momento. Otras tribus tienen prohibido entrar. No tendremos misericordia con aquel que lo intente.”

Los miembros de la Tribu del Cuervo Soldado fuera del escudo intercambiaron miradas. No podían hacer nada más que reír fríamente; pasar por el escudo no era una opción.

Meng Hao era consciente de todo lo que estaba sucediendo en el exterior. Sin embargo, la mayor parte de su energía se gastaba en la Marca del Tótem y en el Árbol Madera Verde que tenía delante, que cada vez se hacía más y más pequeño. Pronto fue de solo tres metros de altura. Todo temblaba, y arriba en el cielo, un rayo apareció de repente, danzando de un lado a otro. La fuerza de vida que emanaba causó que la vegetación en y alrededor del patio de Meng Hao estallara violentamente.

De hecho, incluso estaba afectando la vegetación de la montaña, el distrito frontal de la Tribu del Cuervo Explorador y el bosque que los rodeaba a todos. Las plantas y la vegetación en todas partes crecieron rápidamente, lo que por supuesto causó aún más conmoción en las partes de las otras Tribus. Nubes negras se agitaron arriba, y los aullidos comenzaron a resonar en los bosques. Los Neo-Demonios circundantes podían sentir la fuerza de la vida y comenzaban a sentirse codiciosos.

Fue en este momento que de repente sonó un estruendoso rugido que sacudió el Cielo y la Tierra: “¡Forastero!”

Las caras de los miembros de la Tribu del Cuervo Soldado repentinamente parpadearon. Sin vacilar, retrocedieron con expresiones de regocijo llenado sus rostros.

En el otro lado del escudo, la cara del Gran Padre de la Tribu del Cuervo Explorador de repente se llenó de ansiedad. Miró hacia el cielo, hacia una gran cantidad de nubes negras que se dirigían hacia ellos a gran velocidad.

“Maldición, la Bestia Foránea fue herida por el Cuervo Divino hace medio año, pero en realidad no se fue. ¡Ha estado escondido en el área todo este tiempo! ¡A menos que unamos fuerzas con las otras cuatro Tribus para convocar al Ancestro Cuervo Divino, no podemos ser un rival para la Bestia!”

“Este tótem del Árbol Madera Verde del Gran Maestro Meng, ha alcanzado un nivel increíble. ¿Podría ser que el antepasado Madera Verde realmente le otorgó algo de su esencia?”

Los cuatro poderosos expertos de la Tribu  del Cuervo Explorador que flotaban en el aire estaban todos conmocionados.

El Gran Anciano alzó la mirada hacia las nubes negras que se aproximaban y dijo: “Gran Padre, si la Bestia Foránea está aquí por este vasallo de apellido Meng, y somos incapaces de luchar contra ella, ¿no sería mejor simplemente entregarlo y aliviar la situación…?”

Antes de que pudiera terminar de hablar, el Gran Padre de pelo blanco lo interrumpió con un resoplido frío.

“No menciones nada como eso nunca más. Esta persona fue seleccionada por el Ancestro Madera Verde. Si no podemos protegerlo, ¿cómo podríamos tener el rostro para ofrecer culto al Antepasado? Nuestra Tribu del Cuervo Explorador podría no ser clasificada como una gran tribu, pero cumplimos nuestras promesas. Ya dije que ofreceríamos protección. Solo si estamos absolutamente seguros de que no podemos resistirnos, ¡Me rendiré! ¡Libera todo el poder de la Formación del Hechizo de protección de la montaña!”

El Gran Padre agitó su manga, causando que un rayo de luz verde se disparara hacia el pico de la montaña. La montaña tembló cuando una luz verde se levantó para fundirse con el escudo existente. ¡La luz se elevó más y más hacia el cielo, formando la imagen de un árbol gigantesco!

La Tribu del Cuervo Explorador estaba contenida dentro de este árbol, que lo protegería de cualquier cosa en el exterior.

La cara de Meng Hao estaba pálida. Nunca había imaginado que Marcar el Tótem del Árbol Madera Verde sería tan difícil. El Árbol frente a él tenía ahora unos tres metros de altura. Sin embargo, cada vez que Meng Hao giraba su base de Cultivo, solo se encogía una pulgada.

“Cuando se trata de Marcar Totems, el tamaño óptimo es de una pulgada…” Meng Hao no era un experto en lo que respecta a los tótems, pero conocía todos los fundamentos. Sus ojos se llenaron de determinación. La luz dorada brotó de él y él apuntó con su dedo hacia el suelo, y de repente utilizó el Arte de la Entrega Justa. Ondulaciones imperceptibles fluyeron por el suelo a medida que surgían hebras del Qi Demoníaco, y se fusionaron con Meng Hao, ayudándolo en la Marca del Árbol Madera Verde.

Tres metros. Dos metros y medio… Pronto fue de solo dos metros de altura. Entonces solo uno… Meng Hao dejó escapar un rugido, seguido de un bocanada de sangre. La sangre contenía Qi demoníaco, y tan pronto como salpicó el Árbol Madera Verde, el árbol tembló y luego se redujo al tamaño de aproximadamente medio metro.

Meng Hao estaba jadeando, y la terquedad irradiaba de sus ojos. Fue en este preciso momento cuando el escudo de la Tribu del Cuervo Explorador tembló bajo la fuerza de un poderoso golpe. Un rugido enorme llenó el aire. Meng Hao levantó la vista y vio un parche de nubes negras golpeando el escudo.

Un rugido sonó desde dentro de las nubes: “¡Extranjero!”

El Cielo y la Tierra se estremecieron cuando las ondas del golpe se extendieron. Se escucharon crujidos cuando las nubes se estrellaron contra el escudo.

El Gran Padre, los Sumos Sacerdotes y el Gran Anciano parecían sorprendidos. Sus cuerpos temblaron y tosieron sangre. Eran los que sostenían el escudo, y soportarían el efecto de cualquier golpe que se le lanzara.

De repente, la temible presión de la Separación del Espíritu se extendió desde las nubes. ¡Este era el poder aterrador de la Bestia Foránea!

Lleva algo de tiempo describirlo, pero las nubes negras se movieron con increíble velocidad cuando golpearon de nuevo. Un rugido enorme llenó el aire. Los crujidos se convirtieron en el estruendo de una explosión cuando el enorme escudo formado por la Formación de Hechizo defensiva de la Tribu colapsó. A medida que el hechizo se dispersaba, el Gran Padre y los demás escupieron bocanadas de sangre. Fueron lanzados hacia atrás, con sus rostros desfigurados de dolor.

El parche de nubes negras que flotaba en el aire disparó directamente hacia Meng Hao.

Mientras avanzaba, se podían ver dos brillantes ojos rojos en su interior. Estaban llenos de avaricia y locura. Mientras se disparaba en el aire, las nubes negras se disiparon, revelando el cuerpo exuberante de la Bestia Foránea.

Era como una pelota gigante cubierta con un pelaje grueso y denso que la cubría. Mientras avanzaba, el mismo pelaje ondeaba en el viento, casi como una cola. La imagen completa hizo que la Bestia Foránea pareciera un cometa largo y peludo.

A simple vista, era obvio que nadie sería capaz de moverse para bloquear esa cosa. El Gran Padre y los demás solo podían mirar con los ojos abiertos cuando la Bestia Foránea se acercaba. Los poderosos expertos de las otras Tribus observaron la escena, claramente disfrutando de la calamidad que estaba ocurriendo en la Tribu del Cuervo Explorador.

Mientras tanto, el cuerpo de Meng Hao brillaba con luz dorada. El Árbol Madera Verde frente a él medía solo medio pie. Incluso cuando la Bestia Foránea se acercaba, Meng Hao levantó su dedo, concentrando el invisible Qi Demoníaco en el área y luego empujándolo hacia el Árbol Madera Verde.

“¡Reducir!”, Rugió. El Qi demoníaco condensado explotó con una presión impactante. En un abrir y cerrar de ojos, el Árbol Madera Verde se redujo al tamaño de una pulgada. En este punto, la Bestia Foránea dejó escapar un rugido temible. El Árbol Madera Verde se disparó hacia la frente de Meng Hao, marcandose instantáneamente en él.

¡Un Tótem tipo Madera! ¡El primero de los colores de los cinco elementos, un Árbol Verde!

En el instante en que se formó la Marca, la base de Cultivo de Meng Hao comenzó a rotar. De repente creció hasta que estuvo a un pelo de la etapa del Alma Naciente… Su fuerza de vida aumentó en un grado temible. De hecho, creció hasta el punto de que algunas de las lesiones que Meng Hao había sufrido en el pasado por haber desperdiciado su propia fuerza vital, ahora estaban completamente recuperadas. Aún más sorprendente, el increíble nivel de la fuerza de la vida de Meng Hao hizo que, por más que creciera en los últimos años, siempre pudiera mantener su apariencia física actual.

Tal fuerza de vida aterradora también hizo que las técnicas mágicas de Meng Hao fueran aún más fuertes de lo que habían sido antes.

“Esto demuestra que mi elección de pisar el camino de los cinco elementos es la correcta. Este camino me permite utilizar un método alternativo para crear un Alma Naciente Perfecta de Cinco Colores, que pertenecera… ¡Exclusivamente a Meng Hao!”

Meng Hao se volvió, levantando su mano. El poder totémico brilló cuando apareció la Larva sin Ojos. De repente, capas de seda comenzaron a girar alrededor de él, formando un escudo de aproximadamente tres metros de largo.

Un estampido masivo sacudió todo cuando la Bestia Foránea se estrelló contra él. Meng Hao fue empujado hacia atrás y salió sangre de su boca. Levantó su mirada hacia la Bestia Foránea, que estaba suspendida frente a él en el aire, con los ojos muy abiertos. Pareció sorprendido de que el poder de su ataque fuera incapaz de romper el escudo de seda.

Un brillo apareció en sus ojos. Podía sentir dos fluctuaciones de poder diferentes en Meng Hao, fluctuaciones que incluso la asustaban. Sin embargo, la fuerza de vida que emanaba de la Marca del Árbol Madera Verde en la frente de Meng Hao contenía poderes curativos que causaban que la avaricia emanara desde su corazón.

Además, el Qi Demoníaco en el cuerpo de Meng Hao lo estaba volviendo loco. Sus ojos comenzaron a brillar de color rojo y aulló mientras cargaba una vez más hacia Meng Hao.

Meng Hao disparó hacia atrás. Mientras lo hacía, tomó nota del espeso y exuberante pelaje que cubría a la Bestia Foránea, y de repente, sus ojos parpadearon.

Luego, dejó escapar un enorme grito que resonó en todas las direcciones, filtrándose en el bosque montañoso que lo rodeaba: “¡Loro, hay una gran bestia peluda aquí que definitivamente nunca has probado!”

Casi tan pronto como su voz se hizo eco, se escuchó un graznido. Este chillido hizo que la Bestia Foránea se detuviera repentinamente en su camino. Una mirada de vigilancia apareció en sus ojos cuando una haz multicolor se disparó hacia ellos desde la distancia, moviéndose con una  velocidad cegadora.

Dentro del haz, los ojos del loro emitieron un brillo destellante, y su cuerpo se estremeció de emoción. Una expresión dudosa cubrió su rostro mientras miraba el cuerpo de la furiosa y exuberante Bestia Foránea. Se estremeció de anticipación.

“No he probado esto antes. ¡Realmente no! ¡Aaaahhhh! ¡Lord Quinto está feliz!” El loro parecía estar a punto de volverse loco. Una explosión resonó cuando salió disparado hacia adelante, utilizando todo el poder que poseía para dirigirse hacia la temible y vigilante Bestia Foránea

Meng Hao tenía una extraña expresión en su rostro. A poca distancia, dejó de moverse mientras miraba al loro acercándose, y de repente, suspiró para sus adentros.

“Parece que ciertas indulgencias únicas, realmente pueden liberar el máximo potencial de su poder. Ni siquiera se dio cuenta de que la Bestia Foránea tiene una base de Cultivo con un poder similar a la Separación de Espíritu…”

Descarga:

1 Comentario Comentar

  1. Avatar

    Lector

    Nivel 50

    rdrtoh - hace 4 días

    Sale una Bestia Foránea Violada en su jugo… ;P

    Gracias por el capítulo.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.