<- Actualmente solo registrados A- A A+

ISSTH – Capítulo 579

Capítulo 579: Para obtener las Escrituras de la Montaña y el Mar, ¡Debes tener un Cuerpo Demoníaco Inmortal!

“Deja de actuar como un niño pequeño…”, dijo Ke Yunhai, el amor en sus ojos era cada vez más profundo. “Concéntrate de todo corazón en tu Cultivo. ¡Eso algo bueno! Solo desearía… que hubieras empezado a actuar así un poco antes.”

“Está bien, ve. La Pagoda del Demonio Inmortal se abrirá en tres días. Si puedes conseguir algo de lo que quieres, entonces no será en vano que la haya abierto para ti.” Cuando terminó de hablar, le dirigió a Meng Hao una mirada profunda.

Meng Hao inclinó la cabeza y juntó sus manos. Agarró la bolsa de piel de bestia y se fue, llevándose consigo su melancolía y otras emociones complejas.

Mientras observaba a Meng Hao irse, el rostro de Ke Yunhai ya no era rubicundo, sino pálido. Aparecieron más arrugas, y el aura de muerte que lo rodeaba se hizo más fuerte. Parecía como si la llama de su vida pudiera apagarse en cualquier momento.

“Jiusi, tu padre no puede estar contigo para siempre. Pronto… sólo tendrás que confiar en ti mismo… Espero que puedas aprender a ser un poco más sensible…”

Ke Yunhai solo siguió envejeciendo. Originalmente, su base de Cultivo tenía una longevidad casi ilimitada. Sin embargo, Lord Li había devuelto la vida Celestial a las masas. Al final, toda vida se marchitaría y moriría. En cuanto a Ke Yunhai, había existido durante mucho, mucho tiempo. Actualmente, se estaba quedando sin energía para seguir existiendo.

En realidad, debería haberse marchitado y muerto hace muchos años. Sin embargo, debido a su preocupación por Ke Jiusi, él continuó soportando. Eventualmente, descubrió que, sin importar cuánto quisiera continuar, no podría hacerlo por mucho más tiempo.

“Lord Li, voy a respetar su decisión. Sin embargo… ¿Está seguro de que es el correcto? Si los expertos poderosos no tenemos vida ilimitada, entonces lo que estamos cultivando no es la longevidad. En ese caso, ¿Cuál es el propósito final de todo esto?” Ke Yunhai suspiró y cerró los ojos. Sin embargo, solo pasó un momento antes de que se abrieran de nuevo. El agotamiento se podía ver en su interior, pero también, un brillo resplandeciente, como el último parpadeo de una hoguera antes de apagarse.

“Ahora no es el momento para que cierre los ojos. Antes de volver al polvo, necesito terminar de refinar ese verdadero tesoro salvavidas para Jiusi. Llevo años trabajando en ello y solo me queda un poco más de trabajo… Una vez que esté completo, incluso si no ha perfeccionado con éxito el Hechizo de Divergencia del Alma, incluso nueve Tribulaciones no podrían matarlo. De hecho, ¡Incluso podría ayudarlo a terminar de cultivar el Hechizo de Divergencia del Alma!”

Después de regresar a su Cueva Inmortal, Meng Hao vio que Xu Qing todavía estaba allí sentada meditando, enfocándose silenciosamente en conseguir la iluminación.

Meng Hao se sentó y miró a su alrededor las decoraciones extravagantes en las paredes de la Cueva Inmortal.

Después de un largo tiempo, miró la bolsa de piel de bestia. Era bastante ligera, pero por alguna razón, en las manos de Meng Hao, se sentía muy pesada. Lo que realmente llenaba esa bolsa no eran los artículos mágicos, sino más bien, el amor de un padre por su hijo.

Contenía su propia vida, y sus verdaderos sentimientos.

Finalmente, Meng Hao suspiró. Cerró los ojos y pensó una vez más en su propio padre y en su madre. Se concentró en las vagas imágenes de ellos que aún existían en sus recuerdos.

El tiempo pasó, y los tres días pasaron en un abrir y cerrar de ojos.

El eco de los golpes de campana se pudo escuchar a lo largo de toda la Secta del Demonio Inmortal.

Innumerables discípulos, despertaron de su sueño, salieron volando de sus residencias. Todos estaban asombrados y querían saber qué estaba pasando.

Lo que encontraron fue que en el aire sobre la Secta del Demonio Inmortal, repentinamente aparecieron ondas de luz multicolores.

Los rayos de luz se extendieron en todas direcciones, cubriendo el cielo. Esto hizo que las tres montañas invertidas que estaban por encima de la Secta fueran aún más claras.

A medida que la luz se hizo más intensa, aparecieron innumerables Cultivadores en cada uno de los Siete Picos de la Secta del Demonio Inmortal.

Todos fueron sacudidos interiormente. Algunos de ellos, viejos veteranos de la Secta, tenían expresiones de sorpresa en sus rostros, como si de repente hubieran recordado algo, y sus ojos se llenaron de incredulidad.

Los radiantes rayos de luz duraron un cuarto de hora. Entonces, en el centro mismo del resplandor apareció una enorme fisura. Parecía una boca enorme sin principio ni fin.

En el instante en que apareció, un estruendoso sonido resonó mientras una brillante Pagoda de bronce emergía lentamente de ella.

Cada nivel de la Pagoda tenía cuatro cadenas de hierro que se extendían en el aire y había un total de 99 niveles, por lo tanto, casi cuatrocientas cadenas de hierro. Cualquiera que observara una escena tan impactante, definitivamente quedaría asombrado.

En un abrir y cerrar de ojos, la enorme Pagoda había emergido y los sonidos atronadores resonaron en todas direcciones mientras el suelo temblaba.

La Pagoda de bronce bajó lentamente del cielo, creciendo más y más, hasta que pareció borrar el cielo. Aunque era temprano en la mañana, casi parecía de noche.

Finalmente, la enorme Pagoda descendió hacia el lugar entre el Tercer y el Cuarto Pico, directamente arriba… del profundo pozo, que según la leyenda, albergaba la Gran Divinidad Demoníaca que protegía a toda la Secta.

No tocó el suelo, sino que flotó por encima. Una enorme sombra llenó el cielo sobre la Secta del Demonio Inmortal. La Pagoda parecía estar por encima de la profunda fosa, pero en realidad esa era solo la ubicación central. En realidad… si lo mirabas desde la distancia, la Pagoda parecía cubrir toda la Secta del Demonio Inmortal.

¡Debajo de la oscuridad de la Pagoda no solo estaba el pozo profundo, sino los Siete Picos y las tierras alrededor de ellos!

Todos los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal estaban jadeando y observando fijamente la escena.

Sorprendentemente, en el primer nivel de la Pagoda había una enorme puerta de bronce cubierta con tallas de innumerables bestias auspiciosas, que emanaba una voluntad arcaica y primordial.

La gigantesca Pagoda era impactante hasta el extremo. En comparación con su enorme tamaño, los Cultivadores no eran más que hormigas. Incluso los Siete Picos parecían niños en comparación.

Fue en este punto que siete soles, cada uno de un color diferente, volaron desde los Siete Picos. Mientras volaban lentamente en el aire, los discípulos en la Secta Inmortal Demonio se arrodillaron.

Dentro de estos siete soles se encontraban sentadas siete figuras con las piernas cruzadas. ¡Ellos… eran los Siete Paragones de los Siete Picos!

Dentro del cuarto sol no había otro mas que Ke Yunhai.

Cuando los siete Paragones volaron hacia el cielo, cada uno levantó una mano y señaló hacia la Pagoda de bronce. Al instante, se escuchó un rugido y la enorme puerta de bronce en el primer nivel…¡Se abrió un poco!

Aunque la puerta solo abrió una grieta, esta Pagoda era enorme. ¡Lo que parecía ser solo una pequeña abertura tenía en realidad trescientos metros de ancho!

La voz profunda del Paragon del Séptimo Pico sonó repentinamente: “La Pagoda del Demonio Inmortal se ha abierto. En total, hay 99 niveles.”

“En todos los niveles está la posibilidad de adquirir una de las 3,000 Magias Daoístas. Cada diez niveles, existe la posibilidad de obtener una de las 100 mejores. En los niveles más altos, incluso existe la posibilidad de adquirir las 10 principales Magias Daoístas. ¡Los niveles 70, 80 y 90 ofrecen esa oportunidad!”

“Si pasáis el nivel 99… ¡Podéis seleccionar cualquiera de las 10 mejores Magias Daoístas, con la excepción de las Escrituras de la montaña y el mar!”

“Cada vez que se abre la Pagoda, se requiere un gran consumo de recursos de la Secta. Hoy, todos ustedes tendrán una oportunidad. Cualquiera de ustedes que tenga buena suerte, podrá adquirir buena fortuna.” La voz hizo eco en toda la Secta del Demonio Inmortal. A medida que se desvanecía, se extendió un silencio mortal entre los millones de discípulos de la Secta del Demonio Inmortal.

Sin embargo, sólo tomó un momento antes de que estallara una conmoción increíble.

“La Pagoda del Demonio Inmortal. ¿Es esa la Pagoda del Demonio Inmortal? ¡Cielos! ¡Es… es enorme!”

“Esa es la Pagoda más importante en el Primer Cielo de la Secta del Demonio Inmortal. ¡Es un tesoro precioso del mismo nivel que las Escrituras de la Montaña y el Mar!”

En medio del auge de la conversación, había una Cultivadora que estaba de pie en el Quinto Pico, con los puños apretados con fuerza. No era otra que Fang Yu. Sus ojos brillaban con determinación y alegría salvaje.

“¡Nunca pensé que habría tanta buena fortuna esta vez!”, Pensó. “¡La Pagoda del Demonio Inmortal realmente ha aparecido en este período!”

Al mismo tiempo, un hombre de mediana edad estaba al pie del Séptimo Pico. Era un discípulo de la Secta Interna, un Guardia de Honor a cargo de los discípulos de la Secta Externa.

Se puso de pie, observando la enorme Pagoda del Demonio Inmortal, con las manos entrelazadas detrás de su espalda y una extraña luz brillando en sus ojos.

“Pensé que mi buena fortuna se limitaría a las ganancias en el Séptimo Pico, y que sería difícil adquirir eso… ¡Pero ahora que ha aparecido la Pagoda del Demonio Inmortal, mis posibilidades han mejorado bastante!” Este hombre de mediana edad era la misma persona que Meng Hao había estado buscando: el Patriarca Huyan.

A lo largo de la Secta del Demonio Inmortal, Wang Lihai, Han Bei y los otros Cultivadores del Cielo Sur fueron sacudidos. No importaba si eran de las Tierras del Este, de los Altos del Norte, del Dominio Sur o de las Tierras Negras. Todos quedaron asombrados.

Entre su número había un discípulo de la Secta Interior del Tercer Pico. Era un hombre joven que hasta este momento había pasado su tiempo haciendo reverencias a todos los que lo rodeaban. Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, de repente se levantó y tomó una postura erguida. Dentro de sus ojos destellaba un resplandor brillante, y un aura que casi parecía contener la voluntad de un monarca irradiaba de su cuerpo.

¡Este joven era de los Altos del Norte, y era de la línea de sangre del Clan Imperial!

Él no era el único sol ardiente dentro de la Secta del Demonio Inmortal. Había otros, todos los cuales de repente se levantaron con voluntades nobles.

Uno de ellos estaba en el Sexto Pico. Era una mujer joven que lucía sorprendentemente las ropas de un discípulo del Cónclave. Aparte de Meng Hao, tenía la posición más alta que cualquier otra persona del Dominio Sur.

Parpadeó un par de veces mientras miraba hacia el Cuarto Pico y a la Pagoda del Demonio Inmortal. Entonces ella sonrió.

“Meng Hao realmente tiene un poco de buena suerte. Encontró el cadáver de uno de los Aprendices de Élite, y en los pocos meses antes de que Ke Yunhai falleciera en meditación.”

“Que la Pagoda del Demonio Inmortal aparezca en este Segundo Plano de posibilidades ilimitadas no es nada extraño. Es como el mundo real. Después de todo, con la existencia del Demonio Noche, el Cielo y la Tierra pueden crear algo de la nada. Incluso el traidor Lord Ji estaba bastante asustado.”

Naturalmente, esta mujer era Zhixiang.

“¡Se ha abierto la Pagoda del Demonio Inmortal!” Mientras sonaba la voz arcaica del Séptimo Pico Paragon, miles de figuras volaron por aire hacia la pagoda.

Meng Hao y Xu Qing salieron de la Cueva Inmortal y miraron hacia la imponente Pagoda. Los ojos de Xu Qing se llenaron de un brillo de determinación. Bajó la vista hacia el deslizamiento de jade en su mano y se rió en silencio.

“No voy a ir…”, dijo ella. “Estas trescientas Magias Daoístas son lo suficientemente buenas.”

Meng Hao asintió. Él conocía la disposición de Xu Qing, por lo que no hizo nada para tratar de convencerla de que cambiara de opinión. Respiró hondo y miró hacia el sol en el cielo que era Ke Yunhai.

Podía ver la silueta del hombre antiguo con el que había hablado solo tres días antes. Después de un momento de silenciosa contemplación, sus ojos destellaron con decisión.

“Ya sea por mí o por Ke Yunhai, ¡Voy a hacer todo lo posible!” Su cuerpo destelló mientras volaba por el aire hacia la Pagoda del Demonio Inmortal que se había abierto especialmente para él.

En el cielo, las figuras en los siete soles, los Siete Paragones, todos observaban a Meng Hao.

Dentro de los ojos de Ke Yunhai se podía ver la esperanza mientras veía a Meng Hao desaparecer en la Pagoda.

Al mismo tiempo, más y más figuras volaron y entraron. En un período de tiempo muy corto, más de 100,000 personas entraron al primer nivel de la Pagoda del Demonio Inmortal.

Debajo de ella había aún más personas que eligieron simplemente mirar. Como solo tenían esta oportunidad, primero decidieron observar por algún tiempo para ver si podían obtener algún beneficio.

“En la Secta, hay una descripción detallada de la Pagoda del Demonio Inmortal…”, pensó Zhixiang. “La Pagoda no prueba el nivel de la base de Cultivo, ni la calidad del talento latente. Lo que prueba es la destreza de batalla general de una persona.”

“El nivel de dificultad es el mismo para cada persona, independientemente del nivel de su base de Cultivo. Un Cultivador en la etapa de la Condensación de Qi y un Inmortal tendrían la misma oportunidad. Cada participante se enfrentará a diferentes oponentes, en función de su propia fuerza.”

“Tengo curiosidad por saber hasta dónde llegará ese mocoso Meng Hao. ¿A qué nivel llegará?” Zhixiang no entró inmediatamente en la Pagoda. En lo que a ella se refería, si bien era lo suficientemente impactante como para sacudir el Cielo y la Tierra, al mismo tiempo, no era algo muy importante para ella.

Su principal objetivo aquí no era buscar las Magias Daoístas. No, ella estaba aquí… por el cuerpo de batalla número uno de la Secta del Demonio Inmortal, el que podría sacudir la Novena Montaña y el Mar… ¡el Cuerpo Demoníaco Inmortal!

Independientemente de los tiempos pasados ​​o presentes, el Cuerpo Demoníaco Inmortal fue increíble e ilustre. De hecho, Lord Li poseía un cuerpo así en el pasado. De acuerdo con los rumores, si uno desea adquirir las Escrituras de la Montaña y el Mar, ¡Debe poseer el Cuerpo Demoníaco Inmortal!

Zhixiang tomó su decisión. “¡Cuando el asunto con la Pagoda haya terminado, iré a buscar a ese mocoso!”

Descarga:

6 Comentarios Comentar

  1. Chavezz17

    Lector

    Nivel 24

    Chavezz17 - hace 5 meses

    Wow, no puedo dejar de pensar como va a hacer para conseguir las Escrituras de la montaña y el mar, que tanto protagonismo le están dando, ojalá sea algo épico gg

  2. Avatar

    Lector

    Nivel 2727

    rdrtoh - hace 1 mes

    Mientras sonaba la voz arcaica del Séptimo Pico Paragon (del Séptimo Pico Paragon > del Paragon del Séptimo Pico).

    Gracias por el capítulo.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.