<- Actualmente solo registrados A- A A+

ISSTH – Capítulo 581

Capítulo 581: La Semilla de la Magia Daoísta

Ke Yunhai, el Paragon del Cuarto Pico del Primer Cielo de la Secta del Demonio Inmortal, volaba con las piernas cruzadas alrededor de la Pagoda del Demonio Inmortal. El pelo blanco se arremolinaba a su alrededor, y sus ojos destellaban con un brillo radiante.

Parecía estar de muy buen humor; sin embargo, muy profundo, dentro de los recovecos de sus ojos, casi imperceptible, se veía agotamiento y vejez. Ni un rastro de aura de muerte emanaba de él; sin embargo, en lo profundo de su corazón existía un mar de muerte.

Los forasteros no podían observar lo que estaba sucediendo dentro de la Pagoda del Demonio Inmortal. Ni siquiera los siete Paragones podían sentir lo que estaba sucediendo. Sin embargo, todos ellos sabían muy bien por qué se abrió la Pagoda del Demonio Inmortal.

Sus miradas recorrieron la Pagoda y, aunque no podían ver lo que estaba sucediendo en el interior, basándose en el aura que venía de los puntos de luz, les fue posible determinar quién era quién.

Ke Yunhai estaba observando el segundo nivel, y sus ojos brillaban con determinación.

“Jiusi, tu padre solo puede hacer esto por ti…”

Además de los siete Paragones, el resto de los discípulos en el Primer Cielo de la Secta del Demonio Inmortal se congregaron alrededor de la Pagoda. Uno por uno, los discípulos volaron para entrar en la Pagoda.

Todo esto había causado un gran alboroto.

Unos momentos después, apareció un punto de luz en el séptimo nivel, lo que llevó a un estallido de discusiones.

Meng Hao no tenía forma de saber nada de esto. Todavía estaba en el segundo nivel, mirando la enorme montaña formada por agua de mar que flotaba en el aire. Una luz brillante destellaba en sus ojos mientras la montaña se disparaba hacia él.

Saltó hacia arriba, no para evitarla, sino más bien, confiando completamente en su Segunda Anima, lanzó un ataque.

Una explosión masiva resonó por el aire. Meng Hao no destruyó la montaña, sino que avanzó a través de ella.

La montaña de agua de mar comenzó a temblar, e innumerables ondulaciones se extendieron de ella, como para sellar dentro a Meng Hao. Mientras las ondas lo rodeaban, de repente cerró sus ojos.

Luego agitó ambos brazos frente a él y la montaña de mar explotó. Meng Hao salió disparado desde su interior con su rostro pálido, pero sus ojos destellaban con un brillo extraño.

“Encantamiento de Consumo de Montaña…”, dijo, jadeando un poco. A estas alturas, Meng Hao podría decir que en cuanto a la iluminación del Encantamiento de Consumo de Montaña, él había dominado aproximadamente el cinco por ciento.

Cuando la montaña de mar se vino abajo, no apareció ninguna técnica mágica. Meng Hao levantó la vista y un rayo de luz suave apareció en el aire delante de él. Con una simple mirada comprendió que esta luz deslumbrante, era la entrada al 3er nivel.

Cuando la luz se acercó a él, avanzó. Entró en el vacío y, cuando todo volvió a la claridad, estaba en el 3er nivel.

En el momento en que apareció, se podía ver un imponente mar de llamas, así como diez enormes figuras. Meng Hao salió disparado de entre las llamas, mientras sus ojos brillaban.

“¡Tercer Anima!”

¡BOOOOM!

Su cuerpo carnal se expandió y su base de Cultivo comenzó a elevarse. Instantáneamente el poder de cuatro Grandes Círculos del Alma Naciente explotó en su interior. Un temible e intenso poder emanó desde él, especialmente desde su cuerpo carnal.

Rápidamente continuó avanzando. 4to nivel, 5º nivel. 6º nivel….

Sin dudarlo, Meng Hao cargó hasta el 7° nivel. En este momento, él estaba en la Cuarta Anima.

Había demasiada gente participando en el evento, por lo que pocas personas en el exterior notaron que el punto de luz de Meng Hao se movía hacia arriba. La mayoría estaban enfocados en el 10º nivel.

Solo había un punto de luz allí, intentando avanzar.

En este momento, casi todos los discípulos estaban enfocados allí. Sus ojos brillaban intensamente mientras observaban esperando ver qué transformaciones podrían ocurrir si se pasaba el décimo nivel.

Después de todo, la Pagoda del Demonio Inmortal tenía 99 niveles, y cada 10º nivel uno tenía la oportunidad de conseguir una de las 100 mejores Magias Daoístas. Cualquiera de esas podría ser considerada como una técnica mágica impactante, suficiente para hacer que el corazón de cualquier persona se contrajera de envidia.

Eso era especialmente cierto para los Cultivadores del Cielo Sur. Estaban completamente enfocados en el nivel 10, incluso más que los otros discípulos de la Secta del Demonio Inmortal. Han Bei y Wang Lihai, el Clan Ji, el Clan Fang, los Cultivadores de las Tierras del Este y los Altos del Norte, todos los que no habían entrado en la Pagoda estaban observando minuciosamente la situación.

El tiempo pasó. Al parecer, el nivel 10 era bastante difícil. El Cultivador que estaba allí todavía no había logrado atravesarlo. Con la excepción de Ke Yunhai y Fang Yu, pocas personas notaron que había un punto de luz en particular que había desaparecido del nivel 7 y luego apareció en el 8vo.

Luego apareció en el 9° nivel.

Finalmente… todos se quedaron boquiabiertos, y sus miradas se enfocaron aún más intensamente en el nivel 10, porque, de repente…¡Apareció otro punto de luz!

¡Un segundo punto de luz estaba ahora en el nivel 10!

Por supuesto, era Meng Hao.

“Quién es ese…?”

“¿Quién podría ser? ¡Quienquiera que haya entrado en el nivel 10, nadie le prestó mucha atención antes!”

Cuando el zumbido de las conversaciones llenaron el aire, todas las miradas se centraron en el punto de luz que representaba a Meng Hao.

Mientras tanto, en el nivel 10, un brillo dorado cubría el área. El cielo era dorado, la tierra era dorada. Todo era de color dorado.

Diez espadas se lanzaron hacia Meng Hao desde todas las direcciones, llenas de un  poder impactante.

Estas diez espadas explotaron con el poder de la Separación del Espíritu. Eran incomparablemente brutales, y su intención asesina se elevaba hasta los Cielos.

En el instante antes de que las diez espadas lo alcanzaran, las pupilas de Meng Hao se contrajeron y él sin vacilar gritó: “¡Sexta Anima!”

¡BOOOOM!

Su base de Cultivo se disparó y su cuerpo carnal explotó con poder. Su destreza de batalla era ahora equivalente a treinta y dos Grandes Círculos del Alma Naciente. En cuanto a su cuerpo, ahora era más poderoso que en la Séptima Anima. De acuerdo con las especulaciones de Meng Hao, ¡El nivel de poder que alcanzó ahora era equivalente a una Octava Anima!

Tal poder era impactante, especialmente cuando se combinaba todo junto. Ahora Meng Hao podía atacar con un poder de explosivo equivalente a la Séptima Anima.

Meng Hao desató sus Habilidades Divinas, una de las cuales hizo que una pequeña montaña ilusoria apareciera sobre su mano. El mundo dorado en el que se encontraba pareció transformarse en un mar de rabioso, mientras comenzaba a agitarse.

Un momento después, imágenes ilusorias surgieron de las diez espadas. El brillo dorado que cubría el mundo comenzó a converger hacia ellas, transformando las imágenes ilusorias en algo similar a un agujero negro que parecía capaz de absorber todo.

Toda la luz en el mundo fue absorbida, dejando solo las espadas, rodeadas por un brillo sin forma.

Instantáneamente volaron hacia Meng Hao, y sorprendentemente ¡Incluso comenzaron a emanar las ondas de un Dominio!

Las pupilas de Meng Hao se contrajeron. En el instante en que las espadas comenzaron a acercarse a él, entró sin vacilación en la Séptima Anima.

¡BOOOM!

La Séptima Anima explotó, llenándolo con el poder de sesenta y cuatro Grandes Círculos del Alma Naciente.

Por unos momentos el cuerpo carnal de Meng Hao pareció llenarse de grietas, y un instante después se produjo una explosión atronadora. De repente, al contrario de lo que parecía, no se hizo más grande, sino más bien más fornido. La apariencia de un Demonio Inmortal se hizo aún más intensa. A juicio de Meng Hao, actualmente tenía un cuerpo carnal que era equivalente a una Novena Anima.

¡Estaba solo a un paso de tener un cuerpo carnal que estuviera realmente en la etapa de la Separación del Espíritu!

Meng Hao se movió hacia las espadas descendentes y las golpeó.

Una gran explosión resonó por el aire, haciendo que todo temblara y se agitara. Meng Hao tosió un poco de sangre mientras disparaba hacia atrás.

Todo delante de él se rompió en pedazos; al mismo tiempo, aparecieron una gran cantidad de símbolos mágicos.

Tres mil Grandes Daos. Tres mil símbolos mágicos.

Se arremolinaron alrededor de Meng Hao por un momento, antes de que uno de ellos brillara y disparara hacia él.

La marca tenía la apariencia de una pequeña montaña. Meng Hao la reconoció tan pronto como la vio; este no era otro que el Encantamiento de Consumo de Montaña del que ya había obtenido parte de la iluminación.

Sus ojos brillaron, y no hizo nada para esquivar el símbolo mágico. Se acercó a él y luego se fundió en su cuerpo, llenando su mente con un rugido. De repente, una imagen donde aparecían innumerables picos montañosos llenó su mente. Se sentía como si estuviera observando personalmente y emulando cientos de millones de montañas.

Al mismo tiempo, el brillo de la iluminación llenó sus ojos. Se sentó con las piernas cruzadas durante una hora antes de abrir los ojos. Sorprendentemente, ¡La imagen de una montaña se podía ver en las pupilas de Meng Hao!

Su aura también cambió. Todas las imágenes y recuerdos relacionados con el Encantamiento de Consumo de Montaña se fusionaron en su mente para formar una marca, similar a una semilla.

¡Esta era una semilla de la Magia Daoísta que podía llevarse con él cuando abandonara el Segundo Plano de la Secta del Demonio Inmortal!

¡La aparición de esta semilla demostró que Meng Hao había logrado la iluminación inicial de este arte!

“Consumir el alma de la montaña, emular el alma de la montaña; ¡Aprovecha el cuerpo de la montaña, refina tu propio cuerpo!” Meng Hao se levantó y agitó su mano derecha. Al instante, la forma ilusoria de una montaña apareció sobre ella. Una extraña luz apareció en sus ojos mientras levantaba la vista y luego disparó hacia una luz brillante en el cielo.

Tan pronto como la tocó, un rugido resonó dentro de su cuerpo. Se sentía como si estuviera tratando de avanzar a través de agua, como si hubiera algo que empujaba contra él. El sentimiento duró por el espacio de unas cuantas respiraciones antes de que él la atravesará y saliera de su mundo actual. Todo frente a él se aclaró, y sorprendentemente, pudo ver todo un mundo nuevo frente a él.

Este mundo era un antiguo campo de batalla. En el instante en que apareció, muchas de las figuras en el campo de batalla se volvieron de repente y lo miraron directamente.

Había varias docenas de ellos y cada uno de ellos, era un Cultivador. Cuando los vio, sus pupilas se contrajeron. En el instante en que comenzaron a acercarse a él, sin dudarlo, le dio una palmada a la bolsa de piel de bestia para producir un gran amuleto, y lo arrojó delante de él.

El sonido de la explosión resonó por los alrededores, y la mitad de las tierras de este mundo entero temblaron.

Aparecieron fisuras masivas, con Meng Hao en el centro. A medida que se extendían, se escucharon truenos, y descendieron innumerables relámpagos. Era como si el mundo entero se hubiera convertido en un Armagedón.

Meng Hao respiró hondo. Aunque había anticipado que los amuletos que Ke Yunhai le había dado serían poderosos, ahora que pudo ver uno en acción, fue sacudido completamente.

Todo fue destrozado; Las figuras en el campo de batalla se transformaron en nada más que ceniza que se esparcieron con el viento.

El mundo entero del nivel 11 desapareció, completamente destruido.

Sólo Meng Hao se quedó atrás.

“¿Forzar mi camino hacia la cima?” Meng Hao parpadeó, y luego una expresión tímida apareció en su rostro mientras disparaba hacia el nivel 12.

Nivel 12. Nivel 13°. Nivel 14°… Meng Hao estaba rodeado de explosiones mientras avanzaba. Dondequiera que iba, sacudía el cielo y la tierra, y estaba rodeado por el brillo ilimitado de los objetos mágicos. Incluso desde la perspectiva de aquellos en el mundo exterior… estaba empezando a ser obvio lo que estaba sucediendo.

Todos los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal observaron con los ojos muy abiertos mientras, en el espacio de tan solo unas pocas respiraciones, un punto brillante subía desde el nivel 11 hasta el nivel 15.

Todos se quedaron boquiabiertos de asombro.

Eso fue especialmente cierto cuando apareció un aura brillante en el área alrededor del punto, claramente era el aura de los objetos mágicos.

“¿Cuántos… cuántos objetos mágicos tiene ese tipo?”

Descarga:

3 Comentarios Comentar

  1. Chavezz17

    Lector

    Nivel 4

    Chavezz17 - hace 4 días

    Me recuerda al tío Bai en sus tiempos cuando usaba miles y miles de amuletos para resguardarse jajaja XD

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.