<- Actualmente solo registrados A- A A+

ISSTH – Capítulo 651

Capítulo 651: ¡Mi Dao está cerca!

Esa nave, por supuesto, era la nave de la Sociedad del Alma del Sol que había escuchado el alboroto causado por Meng Hao todo este tiempo. Ya fuera los tres ancianos, los dos Cultivadores tranquilos o el resto de los pasajeros, todos estaban desconcertados y atemorizados. 

Todos querían que la nave emergiera de la división de vientos tormentosos tan pronto como les fuera posible.

Durante los últimos dos meses, habían escuchado los sonidos de las explosiones más de veinte veces. 

Ya a estas alturas, todos habían empezado a especular que no era un grupo de personas que intentaban atravesar la división de vientos tormentosos, sino más bien, ¡Un solo individuo!

Esa persona debía ser increíblemente poderosa y extremadamente temible como para poder desafiar la Formación de Hechizos y no ser destruida.

Lo más importante de todo era que la nave tenía una Brújula Feng Shui, y los tres ancianos habían unido su poder para usarla un mes antes.

La Brújula Feng Shui era algo que rara vez se usaba, y tenía una sola función.

Ésta podía enviar ondas invisibles a la división de vientos tormentosos, lo que provocaría que apareciera un mapa del área en su superficie, donde se revelaría la ubicación de las poderosas Criaturas Espirituales formadas por símbolos mágicos.

Hace un mes, habían usado esa función del mapa para revelar los Espíritus de símbolos mágicos, todos los cuales estaban representados por puntos de luz blanca. 

Todo el área a su alrededor estaba densamente cubierta por tales puntos blancos. Sin embargo, allí en medio de todos ellos… ¡Había un punto rojo!

Ese punto rojo causó que todos se llenaran de asombro y horror.

¡Un punto rojo representaba a un Cultivador forastero!

Además, durante el mes pasado, los puntos blancos en el área se redujeron significativamente. Esto parecía indicar que los Espíritus de símbolos mágicos estaban intencionalmente evitando el área. 

Además, el punto rojo que representaba al Cultivador forastero solo seguía haciéndose más brillante y resplandeciente, como si fuese una mancha de sangre fresca. Todos lo miraban con los ojos muy abiertos, jadeando.

Eso fue más cierto cuando se dieron cuenta de que en realidad, el punto rojo se estaba moviendo a gran velocidad hacia el punto amarillo en el mapa.

Y ese punto amarillo… ¡Representaba la nave en la que estaban! 

Instantáneamente se escucharon gritos de alarma.

“¡¡Él está viniendo!!”

“¡El Cultivador que está cruzando la división de vientos tormentosos… está dirigiéndose directamente hacia nosotros!” 

Los más de diez Cultivadores a bordo de la nave estaban pálidos. Algunos de ellos incluso se pusieron de pie aterrorizados, con sus rostros llenos de miedo y admiración por lo desconocido.

Los tres ancianos a cargo del barco intercambiaron miradas con expresiones pálidas. Podían ver la amargura y las emociones complejas en los ojos del otro. Los tres nunca podrían haber imaginado que alguna vez serían testigos de una escena tan impactante.

No sabían quién era este forastero, pero los tres sabían con total certeza que cualquiera que pudiera sobrevivir en las profundidades de la división de vientos tormentosos definitivamente sería de la etapa de la Separación del Espíritu.

“Los excéntricos de la Separación del Espíritu tienen disposiciones extrañas. Si él nos mata a todos, la Secta no hará nada. No se arriesgaría a ofender a un experto de la Separación del Espíritu solo por alguien como nosotros tres.”

“¡Maldita sea! ¿Por qué está pasando esto? Si él quiere cruzar, está bien, pero ¿Por qué tiene que venir tras nosotros…?”

Se sentaron allí, perturbados. Fue en este punto que todos observaron con asombro como una gran ráfaga de viento de la división de vientos tormentosos chocó contra el lado derecho del bote, causando que el brillo sangriento que emanaba de la nave se oscureciera, como si estuviera completamente cubierto.

Ni un solo sonido se podía escuchar a bordo. Todos se sentaron allí con aprensión, mirando hacia la ráfaga de viento. La niebla del exterior se congregó, y una presión sofocante comenzó a pesar sobre ellos.

De repente, se pudo ver una figura verde, avanzando a través del aire. Su cabello grisáceo flotaba a su alrededor mientras posaba su mirada en el barco. Este era, por supuesto, Meng Hao.

Cuando los vio, todos en el barco lo miraron.

Tan pronto como los tres ancianos lo vieron, comenzaron a temblar. “Los discípulos de la tercera generación de la Sociedad del Alma del Sol te saludan, Senior.”, dijeron al unísono. La intensa presión que irradiaba Meng Hao hizo que todos respiraran de forma irregular. Incluso sentían que las Almas Nacientes en su interior temblaban bajo la presión.

Un terror intenso comenzó a acumularse dentro de ellos, especialmente cuando Meng Hao los miró directamente. Su mirada era como una cuchilla afilada. Era casi como si pudiera leer sus mentes y sus corazones con una sola mirada. Era como si fueran completamente transparentes delante de él. 

Sin ninguna vacilación, los tres ancianos rápidamente juntaron las manos y se inclinaron profundamente.

Al mismo tiempo, los más de diez pasajeros en el barco también juntaron sus manos y se inclinaron ante Meng Hao.

El rostro de Meng Hao se mantuvo inexpresivo mientras avanzaba hacia la nave. De repente, mientras se acercaba, surgió un escudo rojo alrededor de la nave, un mecanismo defensivo.

Cuando el escudo se alzó, los tres ancianos sintieron que sus corazones empezaban a latir con fuerza, y sus rostros cayeron por completo. Por dentro, sentían un intenso arrepentimiento y estaban seguros de que iba a ocurrir un malentendido. 

Obviamente, el escudo no podría hacer nada para obstaculizar a un experto que podía sobrevivir en la división de vientos tormentosos. A lo sumo, podría detenerlo por un momento, pero al final, los desafortunados en todo el asunto serían ellos mismos.

Estaban a punto de tratar de bajar el escudo, pero antes de que pudieran, Meng Hao hizo contacto con él. Se oyeron unos sonidos extraños, y camino a través de él con la misma expresión de siempre.

Los demás pasajeros en el barco en realidad no podían ver lo que estaba sucediendo, pero los tres ancianos no pudieron evitar jadear de sorpresa. Nunca habían imaginado que su escudo sería tan ineficaz al momento de bloquear a Meng Hao.

Lo que estaba sucediendo superaba completamente su imaginación; Al instante cayeron de rodillas y se postraron.

Algunos de los demás pasajeros, también notaron la extrañeza de los acontecimientos. 

Los dos Cultivadores tranquilos, habían estado en el Tercer Anillo antes, en más de una ocasión. Por lo tanto, entendían un poco más sobre la nave que los demás. Actualmente, sus rostros se oscurecieron, y sus corazones comenzaron a latir con fuerza.

Meng Hao no dijo nada. Abordó el barco, miró a su alrededor y luego se sentó con las piernas cruzadas en la proa.

No dijo nada al principio, y los demás pasajeros en el barco se mantuvieron tan silenciosos como las cigarras durante el invierno. Los tres ancianos ni siquiera se atrevieron a levantarse… todo el barco estaba en silencio.

Después de un tiempo, Meng Hao dijo casualmente: “¿Tienen un mapa del Tercer Anillo?”

Sin la menor vacilación, los tres ancianos sacaron deslizamientos de jade de sus bolsas y se los ofrecieron respetuosamente.

Meng Hao los aceptó, y observó los deslizamientos de jade. Luego, miró la Brújula Feng Shui que había a bordo. Instantáneamente sus ojos brillaron, y asintió.

“¿Van a ir al Tercer Anillo?” Preguntó.

“Senior…”, contestó uno de los tres ancianos, “Actualmente tenemos órdenes de pilotar este barco y entregar a estos pasajeros en la Ciudad Marítima del Tercer Anillo.”

“¿Sería conveniente que los acompañara?”, Preguntó Meng Hao con frialdad.

“Senior, eres bienvenidos a bordo de nuestro barco. Muchas gracias por ser atento con nosotros. Los miembros de la generación júnior no podemos agradecerle lo suficiente.” Los tres ancianos intentaban ser lo más respetuosos posible, y en su temor de ofender a Meng Hao, hablaban en un tono demasiado servicial.

“Bueno, vamos a movernos…”, dijo Meng Hao, cerrando los ojos.

Los tres ancianos expresaron inmediatamente su acuerdo, y se levantaron cuidadosamente. Por dentro lanzaron suspiros de alivio, y movieron la nave hacia adelante a la mayor velocidad posible. 

A medida que avanzaban, nadie se atrevió a hablar. El barco estaba completamente tranquilo.

El barco no se movía tan rápido como Meng Hao podía moverse, pero la ventaja era la facilidad con la que podía proceder. Él se sentó allí con las piernas cruzadas, meditando durante unos días. Luego, abrió repentinamente sus ojos y miró la Brújula Feng Shui. Allí, pudo ver claramente que un Espíritu de mil símbolos mágicos flotaba no muy lejos en la distancia.

Después de que pasara el tiempo suficiente para que se quemara la mitad de un palillo de incienso, el Espíritu de mil símbolos estaba lo suficientemente cerca como para verlo a simple vista. Parecía una cadena de hierro flotando en los vientos tormentosos. 

Ésta Ignoró por completo a la nave, aunque ocasionalmente intentaba consumir rayos mientras se movía.

Meng Hao se levantó de repente.

“Detengan el barco. ¡Espérenme!” Dicho eso, salió. Los tres ancianos y los otros pasajeros se sorprendieron y observaron a Meng Hao abandonando el barco. 

Inmediatamente, la cadena de hierro pareció sentirlo. Se movió en su dirección, y un intenso sentimiento de muerte sombría se elevó hacia los Cielos. De repente, se convirtió en un rayo de color rojo y disparó, silbando por el aire, hacia Meng Hao.

Sin embargo, antes de que la cadena de hierro pudiera acercarse a él, Meng Hao realizó un gesto de encantamiento. Al instante, los caracteres de Metal, Madera, Agua, Fuego y Tierra aparecieron rodeando la cadena de hierro, mientras Meng Hao daba un paso adelante y lanzaba un golpe.

La cadena de hierro se derrumbó, enviando los mil símbolos mágicos en todas direcciones. Luego Meng Hao realizó otro gesto de encantamiento, y el Encantamiento de Consumo de Montaña hizo que aparecieran mil montañas. 

Instantáneamente cubrieron los símbolos mágicos y se fusionaron para formar un enorme pico de montaña. A continuación, la montaña se encogió en la palma de Meng Hao, y éste la selló.

Después de ponerla en su bolsa de almacenamiento, se dio la vuelta y regresó a la nave.

Todo el espectáculo tomó sólo diez respiraciones de tiempo. Las acciones de Meng Hao fueron tan naturales e imprevistas como las nubes y el agua. Todo fue completamente eficiente, como si estuviera acostumbrado a hacer tales cosas. Todos los que lo observaban estaban completamente sacudidos.

La gente en el barco lo miraba fijamente, y los dos Cultivadores que habían estado antes en el Tercer Anillo comenzaron a respirar pesadamente. Sabían muy bien lo poderoso que era un Espíritu de mil símbolos, lo que hizo que su miedo a Meng Hao alcanzara un nuevo pico.

A estas alturas, estaban absolutamente seguros de la razón por la que habían escuchado explosiones más de veinte veces en el pasado. 

 En aquel entonces, nunca podrían haber imaginado que era un Cultivador aterrador que podía someter y capturar Espíritus de símbolos mágicos.

Los más impactados de todos eran los tres ancianos. Eran discípulos de la Sociedad del Alma del Sol, y tenían mucho más conocimiento sobre la división de vientos tormentosos que los demás.

Aunque otros no sabían que los Espíritus de los símbolos mágicos podían ser dominados, estaban conscientes del hecho de que cada pocos cientos de años, poderosos expertos de las tres Sectas entrarían en la Formación de Hechizos bajo el liderazgo de un Patriarca, con el único propósito de recolectar Espíritus de símbolos mágicos, ya que éstos eran muy útiles para ellos.

Aunque nadie sabía exactamente qué uso le daban los Patriarcas, se sabía que los Espíritus de símbolos mágicos eran la esencia de la Formación de Hechizos. 

Eso era especialmente cierto en el caso de los Espíritus de mil símbolos, que eran comparables a Cultivadores de la etapa de la Separación del Espíritu. Eran impredecibles y virtualmente indestructibles; solo los Tres Santos eran capaces de someterlos.

“Ss-señor… Senior… ¿Cuántos Espíritus de mil símbolos ha adquirido durante su viaje?”, Preguntó uno de los tres ancianos, con el rostro pálido y su voz temblorosa.

“Más de veinte…”, respondió Meng Hao desde su posición sentado con las piernas cruzadas en la proa. Luego observó al anciano.

“¡¡Más de veinte!!” El rostro del anciano cayó completamente, y él comenzó a jadear. De repente, se volvió para mirar a los otros dos ancianos y luego rugió: “¡Haz que la nave se mueva de nuevo! ¡¡Velocidad máxima!!”

En realidad no necesitaban ningún recordatorio. Habiendo escuchado lo que dijo Meng Hao, temblaron, como si hubieran pensado en algo aún más aterrador que Meng Hao. Giraron sus bases de Cultivo a la máxima velocidad, para controlar el bote y empujarlo hacia adelante tan rápido como pudieran.

Los ojos de Meng Hao destellaron y miró al anciano que acababa de hablar.

El hombre miró hacia atrás con una sonrisa irónica y su rostro lleno de ansiedad.

“Senior, quizás no sepa que en un período de cien años, no se pueden recolectar más de cinco Espíritus de mil símbolos. Ese número no puede ser excedido, o si no… Hará aparecer el Barco del Inframundo de los Manantiales Amarillos…”

“Surgirán los Manantiales Amarillos, aparecerá la Nave del Inframundo, ¡Una zona prohibida de la Búsqueda del Dao!”

Tan pronto como el anciano pronunció las palabras, los vientos tormentosos que los rodeaban de repente parecieron dejar de moverse. 

¡Los rayos se detuvieron en el aire y la niebla se detuvo!

Casi parecía como si el tiempo, como si las leyes muy naturales del Cielo y la Tierra, repentinamente se hubieran quedado inmóviles.

Al mismo tiempo, se oyó una voz arcaica, llena de un sentimiento de tiempo; sonaba como si se hubiera levantado un velo sólo para liberar algo podrido. La voz ronca hizo eco desde lo lejos en la distancia.

“Hace mucho tiempo, tu elegiste continuar hasta el final, hasta que no quedara nada de ti…”

“Hace mucho tiempo, yo elegí continuar hasta el final, hasta que solo quedara…”

“¿Quién soy? ¿Quién eres tú…? Insondables huesos blanqueados. Los inicios de las Eras. Mi Dao… está cerca.”

Descarga:

4 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.