<- Actualmente solo registrados A- A A+

ISSTH – Capítulo 705

Capítulo 705: ¡Una prueba!

El cielo estaba despejado, y los Cultivadores se acercaron a los alrededores de la Secta del Demonio de Sangre. Realmente tenía el aire de una Secta, aunque muchas de las personas estaban involucradas en combates mortales. El sonido de la matanza mutua era intenso, y el resplandor de la sangre brillaba radiantemente.

Si los discípulos de otras Grandes Sectas en el Dominio Sur vinieran aquí, se sentirían fuera de lugar. Sin embargo, en lo que respecta a Meng Hao, era como la Secta Confianza, por lo que en realidad sentía que era un ambiente bastante familiar.

Se quedó en su remoto rincón de la Secta, ignorando a todos los demás. Tampoco a nadie más le importó ir hasta él. Era como si ni siquiera se dieran cuenta de su existencia. Debido a las experiencias de Meng Hao, una sola mirada era todo lo que necesitaba para percibir los sentimientos profundamente arraigados detrás de las expresiones frías en sus rostros y el desprecio en sus ojos.

“Está bien…”, pensó, con una expresión tranquila. No era el tipo de persona que disfrutaba del bullicio. No le importaban los picos de las montañas y la lucha por los recursos. Estaba feliz de quedarse solo para practicar el Cultivo en paz y tranquilidad.

Al mediodía, Meng Hao se puso de pie. Derribó de manera casual algunos de los árboles en el área y construyó una cabaña de troncos. Naturalmente, la gente se dio cuenta de esto, y todos lo observaron en estado de shock, especialmente las personas que albergaban una fuerte hostilidad hacia él.

“¿Realmente está construyendo una cabaña de troncos?”

“Parece que realmente se decidió a sumergirse en el Cultivo. Pero, ¿Realmente piensa que esto le permitirá permanecer separado de los asuntos de la Secta?”

En la cima del Monte Sangre de Hierro, Chang Yi, de mediana edad, vio lo que sucedía y frunció el ceño.

En este punto que Meng Hao abrió los ojos y miró fuera de su cabaña de troncos. Un hombre de mediana edad de aspecto algo demacrado se acercaba lentamente hacia ella. Su cuerpo emanaba la antigüedad del tiempo, y era muy delgado. Había crueldad en su expresion, pero en la actualidad parecía haber sido reemplazada por emociones complejas.

Las ondas de una base de Cultivo de Alma Naciente se extendían desde él, y cuando Meng Hao lo vio, muchos sentimientos diferentes lo invadieron, junto con una sensación de reminiscencia.

Mientras caminaba lentamente, su apariencia hizo que muchos de los discípulos de los alrededores se sorprendieran.

“¡Ese es el Hermano mayor Wang Youcai!”

“¿Qué está haciendo el Hermano Mayor Wang aquí?”

“Espera, mira su expresión. Algo extraño está pasando.”

La gente observaba mientras Wang Youcai se acercaba a Meng Hao y lo miraba en silencio. Claramente, estaba recordando los viejos tiempos.

Él dijo nada, y tampoco Meng Hao. Mientras se miraban, ambos parecían recordar el Monte Daqing.

Ese fue el lugar donde ambos comenzaron a caminar por su sendero del Cultivo, y también el lugar… donde Meng Hao y Xu Qing se encontraron.

Después de un largo momento, Wang Youcai apretó la mandíbula como si sintiera algo de dolor interno.

“¿Bebes?”, Preguntó. Dicho eso, se sentó con las piernas cruzadas y le arrojó una jarra de alcohol a Meng Hao.

Meng Hao la atrapó e inmediatamente tomó un largo trago. El alcohol ardía mientras se deslizaba por su garganta. Se sintió casi como un cuchillo apuñalándole las tripas.

“Li Fugui me contó lo que sucedió con la Hermana mayor Xu…”, dijo Wang Youcai, manteniendo la voz baja.

Meng Hao asintió y tomó otro trago. Sus primeros recuerdos del mundo del Cultivo contenían al grupo del Monte Daqing: Wang Youcai, Gordito y Dong Hu.

Los cuatro, incluido Meng Hao, fueron llevados por Xu Qing a la Secta Confianza. Más tarde, Dong Hu y Wang Youcai aparentemente tuvieron una pelea, y Wang Youcai desapareció. Con respecto a Dong Hu, su disposición cambió por completo, y en cuanto a Gordito… Bueno, de los cuatro, parecía haber terminado mucho más feliz que el resto.

Meng Hao y Wang Youcai se sentaron juntos bebiendo en silencio, cada uno recordando diversas memorias. Por supuesto, había una cosa que existía en lo que ambos recordaban, y era el Monte Daqing.

“¿Alguna vez volviste a encontrarte con Dong Hu?”, Preguntó repentinamente Wang Youcai.

“No después de que me fui del Estado de Zhao…”, respondió Meng Hao. Miró a Wang Youcai, dudó un momento y luego preguntó: “¿En aquel entonces, ustedes dos…?”

“Su cuerpo estaba físicamente débil, así que terminé cuidándolo como un Hermano menor…”, respondió Wang Youcai, con un tono frío. “Lo ayude cuando llegó el momento de transportar agua, y si la gente lo molestaba, lo defendía. Al final… me empujó por un precipicio a causa de una perla.”

Meng Hao no respondió. Levantó la jarra de alcohol y tomó un gran trago.

“Ten cuidado con Chang Yi…”, continuó Wang Youcai. “De hecho, ten cuidado con todos en la Secta del Demonio de Sangre… No hay tal cosa como la camaradería aquí. ¡Lo único que importa es quién es más cruel!” Con un suspiro, se puso de pie y se preparó para irse.

“No deberías haber venido”, dijo Meng Hao, mirándolo.

Wang Youcai no respondió. Sabía que lo que dijo Meng Hao era cierto; No debería haber venido. La Secta entera veía a Meng Hao con hostilidad, lo que significaba que después de irse, seguramente enfrentaría algunas dificultades. Sin embargo, él vino de todos modos.

De hecho, casi en el mismo instante en que Wang Youcai se levantó para irse, Chang Yi se quedó allí en el Primer pico de la montaña, con una sonrisa cruel en sus labios.

“Entonces, ¡Se conocen!” Se sacudió la manga y voló en el aire. “¡Síganme, Hermanos menores!” Inmediatamente, diecinueve rayos de luz aparecieron en el aire desde el Monte Sangre de Hierro y se teletransportaron hacia la parte inferior de la montaña. 

“No tienes que moverte, Meng Hao”, pensó. “Puedes sentarte allí y rehusarte a provocar a alguien. Pero ahora, ha llegado el momento de ver exactamente qué increíbles habilidades tienes y por qué demonios mereces ser el Príncipe de Sangre.”

“Te probaré y veré exactamente cuán profundo eres. Si no peleas, entonces seguiré presionando hasta que alcances el punto de ebullición. Después de todo, tengo muchos métodos para tratar contigo. Si comienzas a luchar… bueno, eso es lo que estoy esperando.”

“¡Con suerte, terminarás matando a alguien, y entonces mis Maestros tendrán todo el derecho de arrojarte a la Cámara de Tortura!”

Cuando Wang Youcai salió de la cabaña de troncos de Meng Hao, veinte haces de luz, incluido Chang Yi, se dispararon hacia la misma área.

Su aparición en la escena instantáneamente llamó la atención de los discípulos de la Secta del Demonio de Sangre en el bosque circundante. Sus expresiones se volvieron animadas; sabían que un drama entretenido estaba a punto de desarrollarse.

Mientras tanto, en el Segundo pico de montaña, los siete aprendices del Patriarca de la Separación del Espíritu estaban prestando mucha atención. Un brillo despiadado destellaba radiantemente en sus ojos.

“¡Ahora veremos exactamente cuán profundo es este Meng Hao en realidad!”

“Chang Yi tiene una personalidad irascible. ¡Ni siquiera ha pasado un día entero y ya ha alcanzado el límite de su paciencia!”

“No es de extrañar que se esté comportando así, esta es una buena oportunidad para probar a Meng Hao. Podremos aprender un poco sobre él observando cómo resultan las cosas.”

En el Cuarto pico de montaña, tres figuras envueltas en llamas observaban fríamente desde el exterior de sus Cuevas Inmortales. Los discípulos del Cuarto pico de montaña también observaban, con expresiones de burla claras en sus rostros.

Uno de ellos era un hombre joven, que sostenía un abanico mágico en su mano. Emitía un aire de frío mientras sus labios se torcían en una sonrisa.

“Chang Yi realmente no pudo aguantar mucho tiempo…”, dijo. “Esto es bueno, sin embargo, esto es solo una prueba; presumiblemente, no habrá demasiado alboroto. Sin embargo, tiene que decirse que esto es bastante tonto.”

“Solo ha sido un solo día, y Meng Hao fue nombrado directamente por el Patriarca. Si alguien realmente trata de someterlo, el Patriarca intervendrá. Es una lástima que se haya perdido una buena oportunidad.”

En el Quinto pico de montaña, los ojos de la joven y bella mujer estaban fijos en la escena que se estaba desarrollando, y estaba empezando a emocionarse. En cuanto al anciano jorobado, observó casualmente lo que sucedía.

“Maestro, ¿Crees que este Meng Hao realmente será sometido si el asunto se vuelve serio?” Sus ojos destellaron con crueldad.

“¿En serio?”, Dijo el anciano, con un tono burlón, orgulloso de su propia sabiduría. “Oh no, no se pondrá serio. Es un asunto pequeño. En el peor de los casos, la armonía se romperá temporalmente. Solo has practicado el Cultivo por poco tiempo, pero tu maestro ha vivido demasiado tiempo y ha visto muchas cosas. He visto cosas como esta sucediendo muchas veces.”

“Solo observa… la disputa de Meng Hao como el Príncipe de Sangre apenas está comenzando. Pasará bastante tiempo antes de que se resuelva…”

En el Monte Demonio de Sangre, el Patriarca Demonio de Sangre descansaba en el Estanque de Sangre. Abrió sus ojos y observó lo que estaba sucediendo.

“Entonces… ¿Qué hará?”

Li Shiqi también estaba prestando mucha atención, y se podía ver un destello profundo en sus ojos.

Todos en toda la Secta del Demonio de Sangre miraban en dirección a Meng Hao. Todos sabían que esta era su primera vez haciendo una verdadera aparición pública en la Secta. Todos querían ver exactamente cómo respondería a la prueba.

Por supuesto, solo era una prueba…

La expresión de Meng Hao estaba tranquila mientras miraba los veinte rayos de luz que se acercaban desde Monte Sangre de Hierro. No le importaba si era Chang Yi el que guiaba al frente, o los otros diecinueve de sus seguidores. Todos eran lo mismo para Meng Hao.

De los diecinueve, ocho eran Cultivadores del Alma Naciente, y once estaban en el Gran Círculo de la Formación del Núcleo. En cuanto a Chang Yi, tenía la base de Cultivo más alta, el pico de la etapa del Alma Naciente.

“Wang Youcai”, gritó alguien del grupo. El sonido de su voz era como un trueno de primavera que resonó en todas las direcciones.

Ni siquiera se molestaron con ningún pretexto; Tan pronto como sonó la voz, su dueño se convirtió en un haz de luz roja que salió disparado del grupo hacia Wang Youcai, lleno de intenciones asesinas. También aparecieron objetos mágicos de color sangre, silbando por el aire. Tres de los Cultivadores del Alma Naciente dispararon directamente hacia Wang Youcai.

En cuanto a todos los demás, volaron por el aire, con sus ojos llenos de frialdad y burla mientras observaban a Meng Hao.

Eso fue especialmente cierto para Chang Yi, cuyos ojos eran siniestros y fríos mientras flotaba en el aire, con las manos entrelazadas a la espalda. 

Miró a Meng Hao, esperando ver qué decidiría hacer. Si Meng Hao no hacía ningún movimiento, significaba permitir que Wang Youcai resultara gravemente herido. Si Meng Hao hacía un movimiento…

Bueno… ¡Eso era exactamente lo que Chang Yi estaba esperando!

Creía firmemente que en ese momento, sus Maestros aparecerían y someterían a Meng Hao.

Los sonidos explosivos resonaban en todas las direcciones, haciendo que la expresión de Wang Youcai se volviera sombría. Inmediatamente se teletransportó hacia adelante para escapar, y al mismo tiempo le transmitió un mensaje urgente a Meng Hao.

“¡No hagas nada! Este es Chang Yi. Sus Maestros controlan la Cámara de tortura, y no puedes darles ninguna razón para someterte. No te preocupes por mí.” 

Cuando Wang Youcai se teletransportó hacia adelante, Chang Yi se rió fríamente y agitó su mano derecha. Al instante volaron siete banderas pequeñas, que se expandieron rápidamente por el aire para formar sellos que obligaron a Wang Youcai a volver al suelo. 

El rostro de Wang Youcai se oscureció y los tres Cultivadores del Alma Naciente se acercaron, con sus rostros llenos de intenciones viciosas.

Todo sucedió en un abrir y cerrar de ojos. Las explosiones resonaron y la sangre brotó de las comisuras de la boca de Wang Youcai. 

Él se retiró, realizando un gesto de encantamiento que hizo que apareciera una Habilidad Divina. Al mismo tiempo, gritó: “Hermano mayor Chang Yi, soy un discípulo del Segundo pico de montaña, ¿Realmente te atreves a atacarme?”

“¿El Segundo pico de montaña?” Respondió Chang Yi, riendo. Una expresión arrogante apareció en su rostro mientras miraba en dirección a esa misma montaña.

Inmediatamente, una voz resonó desde el Segundo pico de montaña. “Como es costumbre, no interferiremos con los asuntos de la Cámara de tortura. Hermano mayor Chang, si Wang Youcai violó alguna regla, entonces puede hacer lo que quiera. Sin embargo, si él no violó ninguna regla, entonces serás responsable.”

La expresión de Wang Youcai se volvió más sombría mientras miraba a los viciosos Cultivadores del Alma Naciente. Apretó los dientes y estaba a punto de emplear una de las técnicas restringidas de la Secta para estimular su Qi y Sangre, cuando de repente Meng Hao se puso de pie. 

Llegó junto a Wang Youcai con un solo paso y lo agarró por el hombro, mientras su expresión continuaba tan tranquila como siempre.

En el momento en que apareció, todas las miradas se fijaron en él. Todos, desde los cinco picos de montaña, estaban observandolo.

Eso era especialmente cierto en el caso de Chang Yi, que se estaba volviendo loco de alegría.

“Príncipe de Sangre…”, dijo con frialdad. “¿Cuál es el significado de esto? ¿No me digas que realmente vas a interferir con los asuntos de la Cámara de tortura?” De repente miró enojado a los otros Cultivadores del Monte Sangre de Hierro, que parecían un poco vacilantes. “¡¿Por qué no lo han detenido todavía?!”

Los Cultivadores apretaron los dientes. Ignorando Meng Hao, avanzaron hacia Wang Youcai, mientras emanaban una intensa intención asesina.

Fue en este punto que una intensa frialdad apareció en los plácidos ojos de Meng Hao.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.