<- Actualmente solo registrados A- A A+

ISSTH – Capítulo 741

¡La Gran Magia del Demonio de Sangre tenía seis niveles en total!

¡El estrato de Qi y Sangre, el estrato de Meridianos Espirituales y el estrato del Alma de Sangre!

¡Tres grandes estratos, diseñados para fortalecer el cuerpo carnal, la base de Cultivo y el alma!

El primer estrato permitía al Cultivador templar el cuerpo carnal a un nivel de poder prácticamente ilimitado que podría sacudir el Cielo y la Tierra. El segundo estrato era aún más fuerte; las bases de Cultivo de otros podrían ser absorbidas, proporcionando un aumento temporal en la base de Cultivo propia.

¡Se podían superar los límites, y uno podría alcanzar temporalmente un pináculo de poder!

En cuanto al tercer estrato, el estrato del Alma de Sangre, Meng Hao no estaba muy claro acerca de los detalles. Según la descripción de la Gran Magia del Demonio de Sangre, el tercer estrato tenía algo que ver con el Alma y la Voluntad Divina.

Lo que sí sabía era que el tercer estrato de la Gran Magia del Demonio de Sangre tenía su propio nombre.

¡Podría transformar su Voluntad Divina en Clones y matar a los Inmortales con un solo pensamiento!

Unos sonidos de agrietamiento resonaron en el cuerpo de Meng Hao. Mientras miraba hacia el caos del campo de batalla, su energía aumentó y sus ojos irradiaron un brillo sin precedentes que hizo temblar el corazón de la marioneta de la Secta Escarcha Dorada. 

Las pupilas del Cultivador del Clan Li se contrajeron, y en cuanto al experto de la Búsqueda del Dao Inicial de la Secta Espada Solitaria atrapado en el vórtice dorado, su mente comenzó a dar vueltas y una sensación de grave peligro surgió de su corazón.

Meng Hao levantó lentamente su mano y señaló al hombre.

“¡Muere!”, Dijo.

En respuesta, el vórtice comenzó a girar aún más rápido, transformándose en un ciclón que parecía extenderse desde la tierra hasta el cielo. Visto desde la distancia, era extremadamente impactante, y todos los Cultivadores en el campo de batalla, tanto los discípulos de la Secta del Demonio de Sangre como las fuerzas de las cuatro grandes potencias, quedaron asombrados.

El Cultivador de la Secta Espada Solitaria ya no era visible dentro de la tempestad. Solo se escuchó un grito desolado dentro de los vientos furiosos. Grandes cantidades de Qi y Sangre se transformaron en una neblina sangrienta que fluyó desde la tempestad hacia Meng Hao.

En este punto, todo el cuerpo carnal de Meng Hao ya había alcanzado la etapa de la Búsqueda del Dao. Al mismo tiempo, una gran cantidad del poder de una base de Cultivo surgió en él desde la tempestad, empujando su propia base de Cultivo hacia la Tercera Separación.

Dentro de la tempestad, el Cultivador de la Secta Espada Solitaria estaba experimentando un dolor increíble. ¡Su cuerpo carnal se marchitó rápidamente, y se transformó en un cadáver vivo en un abrir y cerrar de ojos!

Un temblor recorrió a Meng Hao, y de repente un aura impactante se extendió de su cuerpo y todos en el campo de batalla podían sentirla.

El aura no era de la Separación del Espíritu, sino… ¡De la Búsqueda del Dao!

Finalmente, el vórtice dorado se desvaneció, revelando al Cultivador de la Secta Espada Solitaria. No era más que piel y huesos, y no poseía ni una hebra de su base de Cultivo. Su Fuerza Vital apenas ardía en su interior.

¡Lo había perdido todo!

Estaba increíblemente débil, prácticamente un mortal, sin siquiera la fuerza para recuperar objetos mágicos de su bolsa de almacenamiento. Incluso su Divinidad Naciente estaba completamente marchita.

Estaba en shock; todo había sucedido tan rápido que apenas podía creer que realmente hubiera ocurrido. Cuando el vórtice desapareció, Meng Hao se apresuró a aparecer directamente frente al anciano. Luego extendió su mano y empujó hacia abajo sobre la cabeza del hombre.

Cientos de miles de Cultivadores, todos con sus rostros llenos de asombro, conmoción, terror e incredulidad observaron lo que sucedía.

¡BOOOM!

El experto de la Búsqueda del Dao Inicial de la Secta Espada Solitaria explotó, enviando carne y sangre derramada en todas las direcciones, que luego… se transformaron en cenizas que se disiparon en el viento.

Todo el campo de batalla quedó en silencio.

Solo una Divinidad Naciente marchita quedó atrás, luciendo confundida y aterrorizada. Intentó huir, pero antes de poder poner mucha distancia entre él y Meng Hao, la intención asesina destelló en los ojos de Meng Hao. Levantó la mano derecha y apareció la Bandera de Tres Serpentinas. Ésta se extendió, llenando el área con una ondulante negrura que luego envolvió a la Divinidad Naciente marchita. Luego la empujó hacia Meng Hao, sellándola dentro de la bandera.

Un silencio mortal reinaba en el área…

La marioneta de la Secta Escarcha Dorada comenzó a jadear y rápidamente se alejó. Los otros Cultivadores de la Secta Escarcha Dorada que formaban las demás marionetas tenían una expresión de asombro e incredulidad en sus rostros. Un poderoso experto de la etapa Inicial de la Búsqueda del Dao acababa de ser sacrificado delante de sus ojos.

El Cultivador del Clan Li observó la escena con los ojos muy abiertos.

El silencio mortal solo duró unos momentos, después de lo cual se produjo una explosión de reacciones.

“Búsqueda del Dao Inicial…”

“¡¿Muerto?!”

“¡Un poderoso Patriarca de la Secta Espada Solitaria acaba de morir!”

Ninguno de ellos se atrevió a creer lo que acababan de presenciar.

Mientras se tambaleaban en estado de shock, miraban a Meng Hao. Su imagen era algo que nunca podrían olvidar por el resto de sus vidas.

Los discípulos de la Secta del Demonio de Sangre temblaban de emoción y comenzaron a gritarle a Meng Hao.

“¡Príncipe de Sangre!”

“¡Príncipe de Sangre!”

“¡PRÍNCIPE DE SANGRE!” El sonido surgió en el campo de batalla, transformándose en innumerables ecos que hicieron temblar la tierra y el aire.

La muerte del Cultivador de la Búsqueda del Dao Inicial hizo que los discípulos de la Secta del Demonio de Sangre estuvieran más excitados que nunca. 

Meng Hao levantó su mirada. Ahora que podía manejar el cuarto nivel de la Gran Magia del Demonio de Sangre, estaba completamente seguro de poder luchar contra los cientos de miles de enemigos.

Avanzó y luego se transformó en un salvaje rayo de luz que se disparó hacia el Cultivador del Clan Li.

El aire comenzó a vibrar debido a la velocidad de Meng Hao, y el rostro del Cultivador del Clan Li cayó. Inmediatamente comenzó a huir, sin atreverse a estar cerca de Meng Hao. Estaba completamente aterrorizado por el vórtice de la Gran Magia del Demonio de Sangre.

A pesar de huir a toda velocidad, no fue más rápido que la Gran Magia del Demonio de Sangre de Meng Hao. Él agitó su mano, y aparecieron tres vórtices dorados, que descendieron hacia los cientos de miles de Cultivadores enemigos.

En ese momento se escucharon gritos miserables y los tres vórtices envolvieron a varios cientos de Cultivadores enemigos. Inmediatamente, sus cuerpos se marchitaron y sus bases de Cultivo desaparecieron. Su Qi, Sangre y Meridianos Espirituales fueron extraídos y se dispararon hacia Meng Hao.

¡Su cuerpo carnal se hizo más fuerte!

¡Su base de Cultivo se elevó a alturas impactantes!

Meng Hao avanzó a toda velocidad y luego señaló hacia el Cultivador del Clan Li que huía.

¡Octavo Hechizo, Sellador de Demonios!

El Qi Demoníaco se disparó como una seda, enredando al Cultivador del Clan Li en un abrir y cerrar de ojos. 

Su cuerpo se detuvo en el aire. Luchó, y parecía estar a punto de liberarse, pero el precio que pagó por esa breve pausa…

¡Era que Meng Hao tuvo tiempo de desatar el vórtice de la Gran Magia del Demonio de Sangre!

¡Brooom!

Tan pronto como apareció el vórtice, el Cultivador del Clan Li gritó. Lanzó numerosos objetos mágicos y empleó por completo todo el poder de su base de Cultivo. Sin embargo, si el experto de la Búsqueda del Dao Inicial de la Secta Espada Solitaria no pudo evitar perecer… ¿Cómo podría hacerlo él, con su base de Cultivo ligeramente más baja?

Cuando sonaron sus chillidos, la marioneta de la Secta Escarcha Dorada observó todo con los ojos muy abiertos. El Cultivador del Clan Li se marchitó y su base de Cultivo se disolvió. Los Cultivadores en la marioneta sintieron que se les adormecía el cuero cabelludo y se retiraron a toda velocidad.

En el espacio de unas pocas respiraciones, Meng Hao absorbió toda la base de Cultivo del Cultivador del Clan Li, y todo su Qi y Sangre. Luego, él agitó su mano, y lo que quedaba del Cultivador del Clan Li explotó en pedazos.

“¡Mátenlos!” Rugió Meng Hao, lo que despertó aún más los espíritus de los discípulos de la Secta del Demonio de Sangre que lo rodeaban. Había decenas de miles de ellos, y se enfrentaban a cientos de miles de enemigos.

Sin embargo… la muerte del experto de la Búsqueda del Dao Inicial de la Secta Espada Solitaria, la caída del Anciano del Clan Li, la huída de la marioneta de la Secta Escarcha Dorada, junto con todos los Cultivadores de la Separación del Espíritu que intentaban escapar, causaron que las fuerzas de los cuatro grandes poderes fueran profundamente sacudidas y, aparentemente, perdieron su voluntad de luchar.

Además, el Clon de Sangre de Meng Hao seguía atacando a Cultivador tras Cultivador, drenándolos hasta la muerte. Todo esto minó la energía de los cientos de miles de enemigos. Por primera vez, la Secta del Demonio de Sangre… ¡Obligó a las fuerzas enemigas a retirarse!

Si uno comparara las fuerzas enemigas con un puño, entonces Meng Hao había tomado ese puño… ¡Y lo había abierto!

Al ver el repentino cambio en los eventos, el viejo Cultivador de la Secta Espada Solitaria de túnica negra en el aire dejó escapar un rugido de ira. “Estás cortejando a la muerte, muchacho!”

El Patriarca del Clan Li también rugió con furia. Querían avanzar para atacar a Meng Hao, pero los Clones del Patriarca Demonio de Sangre claramente no les permitirían hacer tal cosa. Los ecos de las explosiones resonaron por el aire, mientras éste se distorsionaba y se deformaba.

“¡Maldita sea!” Gritó el anciano vestido de negro de la Secta Espada Solitaria. “Inmortal del Amanecer, ¡Prometiste ayudar!”

Tan pronto como su voz resonó, se escuchó un leve suspiro desde arriba. Se extendió por las tierras, haciendo que las mentes de todos los Cultivadores se tambalearan, tanto de los cientos de miles de enemigos como de los discípulos de la Secta del Demonio de Sangre. Sus mentes temblaron y luego quedaron completamente en blanco.

El Lirio de la Resurrección apareció repentinamente detrás de Meng Hao, luciendo increíblemente vicioso, con sus tentáculos agitandose salvajemente. Meng Hao miró hacia el cielo, con sus ojos llenos de una intensa intención asesina.

Allí, se podía ver a una mujer. Mientras bajaba del cielo, florecieron flores bajo sus pies, y una energía impactante se arremolinó débilmente a su alrededor.

No era hermosa, pero tenía rasgos llamativos e inusuales que harían que cualquiera que la mirara sintiera una atracción impresionante hacia ella.

Su apariencia instantáneamente causó un gran revuelo en el campo de batalla. Los Clones del Patriarca Demonio de Sangre levantaron la vista y sus ojos se centraron en la mujer.

“Inmortal del Amanecer”, dijo.

“¡Demonio de Sangre!”, Respondió ella.

Los Clones del Patriarca Demonio de Sangre se fusionaron en un solo Clon. Ese único Clon emitió un aura poderosa, que se transformó en un enorme rostro de color sangre que flotaba en el aire.

“¿Un Clon miserable?” Dijo el Patriarca Demonio de Sangre. Miró al experto de la Secta Espada Solitaria y a los demás. “¿Esta es su carta de triunfo?” Su mirada volvió a la mujer. “Supongo que esa hoja anterior también fue obra tuya…”

“En diferentes circunstancias…”, respondió ella, “Sería incapaz de tratar con usted, Senior Demonio de Sangre. Pero ahora está rodeado por un aura de muerte. Es simplemente demasiado débil, mayor. Si no recuerdo mal, la Gran Magia del Demonio de Sangre solo puede ser utilizada por una persona en una edad determinada. No la ha usado durante la batalla, solo ese niño allá abajo la posee… Aunque, eso realmente no importa. Todo lo que necesito hacer es demorarte un poco.” De repente miró hacia el suelo y a Meng Hao.

Meng Hao la miró y cuando sus ojos se encontraron su cuerpo tembló. De repente, una presión increíble presionó sobre su mente, como si una montaña entera se derrumbara sobre él.

Detrás de él, el Lirio de la Resurrección se retorcía salvajemente.

“¡La Inmortal del Amanecer!” Pensó, tambaleándose hacia atrás. A pesar de que la sangre manaba de su boca, continuó mirando a la mujer que estaba encima. ¡Nunca olvidaría el sentimiento de esa mirada, la misma mirada que había caído sobre él cuando estaba en el Mar de la Vía Láctea!

¡Esta mujer no era otra que la misteriosa Inmortal del Amanecer, aunque no era su Verdadero Ser, sino simplemente un Clon!

“La parte buena de mí te dio su Fuerza Vital…”, dijo la mujer con frialdad. “Mi hijo ahora es tu tesoro de la Separación del Espíritu… Tú y yo realmente estamos conectados por el destino.”

 

Capítulo 741: ¡El Clon de la Inmortal del Amanecer!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.