<- Actualmente solo registrados A- A A+

KJN – Capítulo 109

Capítulo 109 – La Reina de Sangre

Edición por Paris_117

Claire repentinamente se levanto de entre los brazos de Milia. Al notar sus ojos violetas, Milia emitió un suave gemido.

“Claire, el color de tus ojos…” El cambio no se limitaba al color de sus ojos. Su aura parecía más madura, e incluso la calidad de su magia lucia diferente.

Pero sobre todo, lo más notorio… era que todas sus heridas se habían cerrado.

Su abdomen estaba manchado con la sangre de la gran herida, pero esa sangre comenzó a retorcerse antes de aglomerarse y flotar en el aire.

Exactamente igual a lo que la Reina de Sangre estaba haciendo.

“Bueno, entonces, me pregunto cuánto tiempo—puede durar…” Murmuro Claire. Su voz era tranquila y serena. Incluso por forma en que habla parecía haberse convertido en una persona completamente diferente.

“¿De verdad eres Claire…?” Pero justo después de que Milia preguntara, el cúmulo de sangre de la Reina de Sangre exploto.

Los chorros de sangre se convirtieron de nuevo en puntas de flecha, y luego cayeron sobre todos con una velocidad y densidad ineludibles.

Todos ellos simplemente se mantienen en su lugar, solamente eran capaces de mirar con desesperación.

Eso… con ella como única excepción.

“Desafortunadamente para ti, yo soy la original…” Murmurando eso, Claire activo su propio cúmulo de sangre.
[Paris_117 ok… ¿Cómo lo explican?]

Ese cúmulo de sangre se dividió en diminutas, diminutas gotas que se dispersaron. Casi se transformaron en una niebla de sangre.

Las gotas se adherían a las puntas de las flechas al hacer contacto.

“¿Eh?” Milia fue la única persona que expreso su asombro. Pero todos los demás estaban igualmente conmocionados.

Las puntas de flecha de sangre perdieron impulso repentinamente, cayendo al suelo como si no tuvieran energía.

“No es difícil quitar el control de la sangre que ha salido del cuerpo. Parece que no fui capaz de tomar el control completamente, pero…” Claire sonrió encantadoramente mientras observaba a la Reina de Sangre, que actualmente se encontraba atravesada por varias puntas de flecha.

Claire había usado la niebla para apropiarse del control sobre las puntas de las flechas, e incluso para devolvérselas. No obstante, sólo con un pequeño número ella había sido capaz de ir tan lejos. A las otras sólo las pudo dejar caer.

Pero la capacidad de hacer tal cosa estaba claramente más allá del reino humano.

Todos se quedaron atónitos al ver lo que parecía haberse convertido en una lucha entre dos Reinas de Sangre.

“No puedes esperar derrotarme con proyectiles. En otras palabras, sólo hay una cosa que puedes hacer.” Claire recorrió sus labios con la lengua, haciendo que se tiñeran de rojo sangre.

La Reina de Sangre se movió.

Regenerando las zonas heridas por las puntas de flecha mientras cambiaba la forma de su vestido.

De su vestido de sangre emergieron… tentáculos de sangre.
[Paris_117 ¿khe berghas?]

En un abrir y cerrar de ojos, había aumentado sus números.

“Sí, esa es la respuesta correcta…” Susurro Claire, antes de extender tentáculos de sangre de su propio cuerpo. Es exactamente lo que la Reina de Sangre estaba haciendo.
[Paris_117… pero … ¿no se supone que le habían drenado la sangre? ¿de dónde está sacando toda esa?][PD: esto cada vez se parece mas y mas a “ese” hentai… si sabes de que hablo, felicidades… eres un pervertido de cultura]

Tentáculos rojos se separaron de ambos lados, aparentemente tratando de intimidar a los tentáculos de la otra.

Entonces ambos lados iniciaron la batalla simultáneamente, puntas afiladas como de una lanza, dando puñaladas directamente hacia la otra.

Algunos tentáculos se sumergían bajo tierra, otros atravesaban el techo para pasar por encima, y el resto casi teñían el espacio de rojo sangre en sus intentos de atacarse mutuamente desde todas las direcciones.

Mientras que los tentáculos aplastaban a otros tentáculos, sólo se tarda un poco en alcanzar sus respectivos objetivos.

Mirando los tentáculos entrantes, Claire levanto una guadaña roja gigante preparándose, mientras que la Reina de Sangre extendió sus garras rojas.
[Paris_117 se la saco de la #$%$ jajajaja que onda con este capítulo]

Entonces ambas comienzan a acribillarse entre sí.

Los tentáculos bailaban, se aplastaban, y se rompían, tiñendo el aire de rojo. La luz de la Luna Roja brillaba a través de los agujeros perforados en el techo, iluminando a las dos damas dotándolas de una belleza impresionante.

La lucha que se estaba librando es demasiado veloz para los ojos, demasiado increíble para ser cierto, y completamente fuera de las fronteras humanas.

Nadie podía apartar la vista de esta batalla tan feroz y fascinante.

“Qué increíble…”

“Qué clase de pelea es esta…”

¿Las dos poseían la misma fuerza?

Los observadores no podían determinar quién tenía la ventaja.

Todo lo que podían decir era que todavía no se había dado ni un solo golpe decisivo.

Después de que el enloquecido baile de los tentáculos continuara por un tiempo, Claire suspiro.

“Esto no nos está llevando a ninguna parte… pero, ¿ya es suficiente?” Entonces una sonrisa maliciosa se dibujo en su rostro.

“¿Ya has… inhalado suficiente neblina de sangre?”

Al momento siguiente, la Reina de Sangre cayó de rodillas.

Vomitando sangre, que luego salió de sus ojos. Entonces la sangre broto de cada uno de los orificios de su cuerpo.

“Goho……” Por primera vez, la Reina de Sangre gemía de dolor.

“Si vas a respirarla, tienes que recuperar el control sobre ella.”

Los tentáculos de Claire se precipitaron hacia la arrodillada Reina de la Sangre.

Los tentáculos de la Reina de Sangre hicieron un intento por protegerla, pero fueron simplemente aplastados por la abrumadora diferencia en cantidad.

Suficientes tentáculos para llenar la visión de los presentes, envolvieron a la Reina de Sangre—— entonces una gran cantidad de sangre fue esparcida por todas partes.

Todo lo que quedaba es sangre roja.

“Todavía está lejos de ser lo mejor, pero supongo que esto tendrá que servir.” Ese aire de madures, una sonrisa misteriosa, esa fuerza de batalla inhumana y esos ojos violetas. La Claire que se encontraba ahí de pie con los brazos cruzados era completamente diferente de la adolescente que Milia conoció.

“Claire, ¿qué te pasó…?”

Claire miro brevemente a Milia y luego sonrío con una sonrisa un poco angustiada. Esa sonrisa parecía mostrar la sombra de Claire en alguna parte.

Pero al instante, esos ojos violetas volvieron a vigilar su entorno.

Todo el lugar estaba envuelto en sangre espesa. Eventualmente, se fue reuniendo y adquiriendo forma humana.

“Ella está aquí…”

“Tienes que estar bromeando…”

“¿Todavía está viva…?”

En medio de los gritos de asombro, Milia era la única que parece ser un poco comprensiva. La Elizabeth que ella conocía no sería acabada tan fácilmente.

A pesar de ello, el color de la desesperación ya había desaparecido de los ojos de Milia.

Porque ella se encontraba aquí.

Ella, que era Claire, pero a la vez no era Claire, estaba aquí, oponiéndose a Elizabeth.

Mientras ella estuviese aquí, el error de mil años atrás no se repetiría.

Ella era la esperanza a la que ahora se aferraba.

Pero en el momento en que la Reina de Sangre emergió ilesa de la niebla de sangre, el cuerpo de Claire se balanceo.

Luego cayendo de rodillas.

“Como pensaba, este cuerpo ya ha alcanzado su límite…” Mostrando una mueca de dolor comenzó a sangrar por el borde de su boca. Al parecer el cuerpo de Claire no había podido resistir ese poder que se encontraba más allá de los límites humanos.

Claire estaba arrodillada, con la Reina de Sangre mirándola. La escena se había convertido exactamente en lo contrario de lo que había ocurrido unos momentos antes.

“Oi, oi, ¿estás bromeando…?”

“Podríamos estar en problemas ahora…”

“¿Cómo puede esto…?” Los ojos de Milia temblaron.

Si Claire caía aquí, ya no habría nadie que detuviera a Elizabeth.

La tragedia de mil años antes volvería a suceder. Entonces, después de que todo hubiese terminado, su maestra caería otra vez en la desesperación y lloraría……

No podía permitir que eso ocurriese de nuevo.

Y además, no quería perder una vez más una amiga a la que quería mucho.

“¡Claire!” Milia corrió hacia Claire.

“¡Yo también lucharé!” Desenvainando su espada con su rostro hacia la Reina de Sangre.

“Tú……”

“Aunque el color de tus ojos haya cambiado, sigues siendo tú, ¿verdad…?”

“Sólo estoy tomando prestado su cuerpo por un momento. Claire sigue siendo Claire.”

“Entonces también eres una importante amiga mía.”

Mil años atrás, Milia ya se había rendido a la mitad. Esto había sido porque conocía la fuerza de Elizabeth por lo que entendía lo incapaz que era de detenerla.

Pero… si ella no se hubiera dado por vencida, quizás algo podría haber sido diferente.

Al igual que Claire era capaz de enfrentarse a Elizabeth, tal vez lo mismo podría haberle pasado a Milia.

Si no se hubiera dado por vencida, podría haber ocurrido un milagro.

Era por eso que Milia ahora levantaba su espada.

Creyendo desde el fondo de su corazón que algo sucedería.

Eso era también por lo que todos los demás estaban orando.

Que alguien llegase a detener a la Reina de Sangre……

“No hay necesidad de que pelees…” Claire extendió la mano para tocar la espada de Milia.

“He cumplido con mi papel. Todo lo que intentaba hacer era ganar tiempo hasta que el llegara…” Claire mostro una hermosa sonrisa.

“«Él»……?”

“Sí. Y ya ha llegado…”

Entonces—— una sombra de color negro descendió.
[Paris_117 ¡¡¡KYAAA!! ¡Shadow-sama! …cof… perdón, no pude evitarlo… ¡ahora si estas muerta bich!]

“Mi nombre es Shadow. Yo soy el que acecha en las sombras, el que caza las sombras…”
[Paris_117 por otro lado… ¡llegas tarde estúpido! Jajaja el prota tenias que ser]

Al contemplarlo, dejo salir la conciencia de Claire para tranquilizarla y aliviarla.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.