Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 111

Capítulo 111 – Misión completada

Edición por Paris_117

El aire que rodeaba a Shadow había cambiado.

Magia violeta se desataba a su alrededor.

“Que irreal……”

“Qué increíble cantidad de magia…”

*Kotsu* *kotsu*

Con sus botas de color negro resonando a cada paso, Shadow se acerco indiferente a la Reina de Sangre.

Pero no había forma de que la Reina de Sangre permitiera tal insolencia.

Un terrible número de tentáculos rodearon a Shadow en una fracción de segundo, para después atacarlo simultáneamente.

Sólo con su espada, Shadow desvío esos tentáculos.

Entonces, *Kotsu*

Dio un paso más con indiferencia.

“¿Qué…?”

“¿Cómo puede…?”

Cuan increíble que era ese paso, todos los presentes lo entendían muy bien.

Entonces, un paso más.

*Kotsu*

Shadow dio un paso más hacia adelante.

Esta vez, ni siquiera uso su espada. El increíble numero de tentáculos parecían evitarlo por voluntad propia.

Como si sólo estuvieran ahí para mostrar un truco de magia, los tentáculos se abrieron ampliamente.

Shadow percibía plenamente el movimiento de hasta la última hebra de cada tentáculo.

Luego los evadía usando la mínima cantidad de movimientos, cerrando la distancia un paso a la vez.

Era casi como si —— no, él estaba declarando que los tentáculos ni siquiera valían su atención.

Incluso cuando una Reina de la Sangre apareció detrás de él, la esquivo con indiferencia, como si la hubiese visto venir, sin mostrar ni un ápice de retraso.

No contraataco.

Porque entendía lo inútil que era hacerlo.

Por eso sólo caminaba, ignorándolo todo.

Lo único en sus ojos era el cuerpo principal de la Reina de Sangre.

Kotsu, kotsu, kotsu.

El sonido de sus botas resonaba aterradoramente fuerte.

Entonces Shadow se detuvo.

Al mismo tiempo, los tentáculos también se detuvieron.

La distancia entre los dos era de tan solo la longitud de un brazo.

La bella Reina de Sangre y Shadow con su traje negro se miraron fijamente el uno al otro durante un tiempo.

Detrás de la Reina de Sangre estaba la Luna Roja de un color carmesí profundo. Todo alrededor de Shadow era su magia violeta.
[Paris_117 cuando salga en el anime, espero que lo haga un estudio donde puedan expresar perfectamente lo surrealista que esto se lee]

El lugar estaba en completo silencio, como si la intensa lucha anterior no fuese más que una mentira.

Dentro del silencio, los dos parecían estar conversando.

“Deseas ser liberada por la muerte…” Como una reverberación desde las profundidades de la tierra, su voz resueno.

“Muy bien…..” Entonces una increíble cantidad de magia comenzó a reunirse en su espada negra.

La magia violeta dibujaba una espiral a medida que convergía en ella.

La Reina de Sangre extendió sus garras.

¿Por qué ocurría eso? ¿Por qué esas garras que antes infundían tanto temor ahora lucían tan frágiles y poco confiables?

“¡ESPERA!” Por ello Milia salto.

“¡Elizabeth-sama es una persona gentil! Estoy segura de que puede empezar de nuevo.” Se precipito. Porque había prometido tener un futuro en el que todos pudiesen reír juntos después de que todo hubiese terminado.

¡Ese era el por qué…!

“¡POR FAVOR!” Se estiro con desesperación, con todo lo que tenia, con todo lo que era.

Shadow miro a Milia por una fracción de segundo.

Sin embargo——

Un tentáculo de sangre hizo retroceder a Milia.

“YO SOY…” Su voz sonó sin piedad.

Desde donde había caído al suelo, la cabeza de Milia se levanto. Los tentáculos podrían haber apuñalado a Milia, podrían haberla destrozado. A pesar de eso, Milia estaba ilesa.

“¡ELIZABETH-SAMA!” Milia creyó ver a Elizabeth mirando hacia ella por una fracción de segundo.

Esos ojos rojos que vislumbró estaban llenos de bondad, como lo habían estado hace tanto tiempo.

“¡¡¡¡… RECUPERACIÓN ATÓMICA!!!!”

La garra roja y la hoja de color negro azabache chocaron, entonces el mundo se tiño completamente de violeta.

 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

“Uu……” Al parecer ella había perdido el conocimiento.

Cuando Beta se despertó, se encontró una noche tranquila iluminada por la luz de la Luna Roja.

Todos a su alrededor seguían inconscientes. Beta había sido aparentemente la primera en despertar.

La figura de su maestro no se veía por ninguna parte.

Seguramente ya había partido para la próxima batalla. Que tan ocupado se encontraba… y que tan bondadoso era.

“Muchas gracias, Shadow-sama…” Al darse cuenta de que todas sus heridas se había curado, Beta sonrío con naturalidad.

Mirando hacia un lado, observo que las heridas de 664, 665, e incluso 666 estaban completamente curadas. No era necesario decir que la hermana de su maestro y Milia tampoco tienen un solo rasguño.

Por otro lado, parecía que Juggernaut y Yukime también han sido sanados.

“Parece que la hipótesis de Eta era realmente acertada…” Beta recupero una muestra de sangre de la Reina de Sangre en un pequeño frasco.

Luego se concentro en su propia sangre que manchaba el traje… y logro que flotase.

“¿Podría hacer uso de esto si lo entreno…? Tengo un presentimiento de que yo misma me convertiré en una muestra… ei.” Beta disparo la sangre bajo su control para despertar a sus subordinados.
[Paris_117 santo por dios… bienvenidos a Deadman Wonderland… el huevo podridos los espera]

“Ow.”

“¡¿Qué?!”

“¿Dónde estoy…?”

“¿Cuánto tiempo planean dormir las tres. Vamos a regresar.”

“¡Sí, sí, señora!” Al ser despertadas, las tres se pusieron nerviosas.

“Kuh… que pasó…” (Juggernaut)

“¿Qué es lo que pasó…?” (Yukime)

Al parecer que los dos regentes de la Ciudad sin Ley también se están levantando.

Luego, un vistazo rápido provoco el asombro de todos.

“¿Qué…, no me digas, esto fue hecho por ese tipo…?” (Juggernaut)

“Shadow-han, ¿quién eres…?” (Yukime)

La Torre Roja había sido pulverizada.

Los dos miraron al cielo desde el suelo donde una vez estuvo la Torre Roja. Como para quemar en sus ojos y en sus corazones el poder y la fuerza de ese hombre…

“Muy bien, nos vamos.” Diciendo eso, Beta dio vuelta sobre sus talones.

“Uun…”

“¡¿Elizabeth-sama?!”

En ese momento, Claire y Milia también despertaron.

Beta echa un rápido vistazo detrás de ella y vio a Milia corriendo hacia alguien y abrazándolo entre los escombros.

“¡Elizabeth-sama——! Oh, gracias a Dios… Pensé que nunca más…”

Entonces, con su sollozo en el fondo, Beta murmuro.

“Esta vez con seguridad, sería genial si realmente pudieras encontrarla… una Tierra de Paz…”

Entonces comenzó a fundirse con la noche.

“Con esto, «Misión completada».”

Dejando atrás una suave sonrisa, la figura de Beta desapareció por completo.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.