<- Actualmente solo registrados A- A A+

KJN – Capítulo 13

Capítulo 13 – Por cierto, soy de la Facción Zenon.

Edición por Paris_117

Dos semanas después de eso, de alguna manera me las eh arreglado como novio de Alexia. De vez en cuando me acosan otros estudiantes, pero hasta ahora todo está dentro de los niveles tolerables.

Más que cualquier otra cosa, Zenon-sensei no ha venido a golpearme o a buscar “resolver” las cosas con cualquier enfoque directo que implique violencia, así que al menos eso es un alivio.

En cuanto al hombre en cuestión, él continúa dándonos a Alexia y a mí una guía apropiada y cuidadosa durante las clases. Ya no viene para charlas casuales, sino que claramente es un adulto capaz de separar lo público de lo privado.

En comparación con él.

“Ese hombre realmente me irrita. Parece que es todo eso sólo porque es un poco bueno con la espada.”

Cuando estamos frente a la gente, por supuesto se pone a actuar y todo eso, pero cuando estamos solos, sus palabras se convierten en un tornado de denigración.

“Sí, sí, así es.”

Soy más o menos un robot que dice sí. Aprendí desde el principio que toda objeción sería una pérdida de tiempo.

“Pochi, tú también viste esa sonrisa absolutamente oscura de él, ¿no?

“Sí, sí, la vi.”

Se ha convertido en nuestra rutina regresar a los dormitorios después de la escuela a través del sendero más largo que atraviesa el bosques que pocos estudiantes usan.

Durante ese tiempo, simplemente sigo estando de acuerdo con lo que diga Alexia. Ni siquiera el 10% entra en mi cerebro.

Seguimos caminando lentamente por el sendero a medida que el sol se va poniendo. Mientras que caminar normalmente nos llevaría al otro lado en 10 minutos, nosotros fácilmente tardamos más de 30 minutos. Algunos días, ya puedo ver las estrellas cuando terminamos, pero… paciencia. Algunos días me dan ganas de gritarle para que encuentre una pared al azar con la que hablar, pero paciencia. Puedo soportarlo.

Paciencia, paciencia y más paciencia.

Aunque incluso yo tengo una cosa que realmente necesito decir.

“Ahh, ¿puedo preguntarte algo?”

“¿Qué, Pochi?”

Alexia se sienta en su tronco de árbol favorito y cruza las piernas.

¿Por qué diablos te sientas, te pones de pie y sigues caminando? Es lo que realmente quiero decir, pero sé que no tengo más remedio que sentarme junto a ella.

“Al final, ¿qué tiene Zenon-sensei que te desagrade tanto? Objetivamente hablando, como compañero de matrimonio me parece un buen partido.”

“Tú……. ¿estabas escuchando lo que estaba diciendo?”

Alexia parece un poco disgustada.

“Todo, ¿de acuerdo? No me gusta su existencia y todo lo que tiene que ver con él.”

“Es guapo, es el instructor de esgrima del país, tiene un alto estatus social, tiene dinero y es capaz de distinguir claramente entre lo público y lo privado. Todo en él parece estar bien. De hecho, he oído que es muy popular entre las estudiantes femeninas.”

Mis palabras sólo se encuentran con una risa de desprecio.

“Todo eso es sólo su apariencia exterior. Las apariencias pueden ser fabricadas y mantenidas tanto como se desee. Yo sería un buen ejemplo.”

“Ya veo, maldición, es un ejemplo convincente.”
[Paris_117 Brutal diría yo… xD]

Hablando de eso, Alexia también es muy popular. Ya que está interpretando una actuación tan profunda y creíble que me dan ganas de vomitar a veces cuando la veo.

“Por eso no evalúo a la gente por su apariencia.”

“Entonces, ¿cómo evalúas a la gente?”

“Por sus defectos.”

Dice Alexia con una mirada de auto-satisfacción.

“Un método de juicio verdaderamente negativo. Te queda muy bien.”

“Vaya, gracias. Por cierto, el hecho de que sólo estés compuesto de defectos y de que no poseas absolutamente ninguna virtud, te califica relativamente bien en mi libro.”
[Paris_117 ¡¡pinche chamaca odiosa!! Jajaja ¿Dónde esta camion-kun o el gordo profanador de waifus cuando se le necesita…? aa demasiado hentai de referencia xD]

“¡Gracias, es la primera vez que recibo un cumplido que no me hace feliz en absoluto!”

Alexia sonríe irónicamente.

“Es bueno que seas un pedazo de basura fácilmente identificable. Y es por eso que me desagrada ese hombre.”

“Ya que estamos en el tema, cuéntame algunos de los defectos de Zenon-sensei, entonces.”

“Por lo que puedo ver, no tiene ninguno.”

“Entonces, ¿no es perfecto?”

“No hay un solo ser humano vivo que sea perfecto. Si realmente lo hay, entonces esa persona es un gran mentiroso, o tiene tornillos sueltos en la cabeza.”

“Ya veo, ya veo. Gracias por esa respuesta totalmente desgastada y prejuiciosa. Realmente aprendí algo hoy.”

“De nada, oh Pochi el de la interminable lista de defectos. ¡Ve a buscarlo!”

Con eso, Alexia saca una única moneda de oro y la lanza. Salí corriendo a toda velocidad para atraparla.

Claro que sí, acabo de ganar 100.000 Zeny.

Puse la moneda de oro en mi bolsillo, y luego regresé con Alexia, que está aplaudiendo con deleite.

“Buen chico, buen chico.”

Me está dando palmaditas en la cabeza. Paciencia.

“Odias esto, lo odias muchísimo~”

Mientras soy palmeado, pienso una vez más que ella es un ser humano terrible.

“Se te nota en la cara, ¿sabes?”

“Lo estoy dejando ver en mi rostro.”

Con una risa ‘fufu’, Alexia se levanta.

“Bueno, ya era hora de volver.”

“Sí, sí.”

“Pochi, mañana voy a romper la molesta cara de ese hombre con una espada de madera, así que asegúrate de mirar con cuidado.”

Al escuchar a Alexia decir aquello, no pude evitar preguntar.

“Eso es…. ¿en serio lo vas a hacer?”

“¿Qué estás insinuando?”

Alexia se dio la vuelta mientras me miraba fijamente.

No debería haber preguntado eso. Pero es algo a lo que realmente no puedo hacer la vista gorda.

“Zenon-sensei es más fuerte que tú. Pero por lo que puedo ver, la diferencia entre ustedes dos no es tan grande como para que se queden sin hacer nada.”

Me gusta la espada de Alexia. Porque es una espada construida a partir de días y días de esfuerzo acumulado, pasó a paso. Pero cuando se trata del combate real, hay un elemento innecesario mezclado. Y realmente no soporto ver una espada que he reconocido que haya sido manchada por ese único elemento.

“Es fácil para ti decirlo. ¿Qué piensas, bata blanca?”

“Claro, son las tonterías de una bata blanca. No hay necesidad de que le prestes atención.”

“Bien, te lo diré. Las cosas no son tan simples como crees.”

“¿Ah, sí?”

“No tengo talento. Nací con una gran capacidad mágica, y me gustaría pensar que también me he esforzado bastante. Me considero relativamente fuerte. Pero incluso con todo eso, nunca podré ganar contra un verdadero genio.”

“¿Estás segura?”

“Siempre me han comparado con Iris nee-sama. Estaban las expectativas de las personas de todo el mundo, pero incluso más que eso, yo misma respetaba mucho a Iris nee-sama y quería alcanzarla. Pero no podía hacer las cosas como Iris nee-sama. Lo que cada una de nosotras tenía desde el principio era demasiado diferente. Así que decidí encontrar mi propio camino para ser más fuerte. Como resultado, ¿sabes cómo llama la gente a mi espada?”

Cuando las espadas de las hermanas se levantan en comparación, hay una cierta frase que surge con una certeza casi garantizada.

“La espada de un plebeyo.”
[Paris_117 hacen referencia a que es su habilidad es muy común, común como un plebeyo, sin hacer referencia a su estatus social]

“Sí, eso. Y por cierto, la tuya también es la espada de un plebeyo. Lástima, ¿eh?”

Alexia se ríe en la auto-burla.

“No creo que sea algo malo en absoluto. Me gusta tu espada, después de todo.”

Al escuchar mis palabras, el aliento de Alexia se detiene por un breve momento y luego me frunce el ceño.

“Anteriormente, otra persona también me había dicho esas palabras. Fue Iris nee-sama, en el escenario del Festival del Dios de la Guerra, después de mi antiestética derrota a manos de ella.”

“–Realmente me gusta tu espada, Alexia–” Con los labios rizados, Alexia intento imitar la voz de la princesa Iris.

“Estoy segura de que ella no entiende ni una fracción de mis sentimientos. Lo desgraciada que me sentí en ese momento. Incluso desde ese día, he odiado tanto mi propia espada.”

Entonces Alexia se rió. No sé qué contiene esa risa, pero al menos no es una risa de felicidad.

Tengo algo que realmente debo decir. Si no lo digo, sería como negarme a mí mismo.

“Soy una persona extremadamente encantadora. Si algo pasara y un millón de personas mueren de repente, no me importaría. Si enloqueces y te conviertes en un asesino en serie que anda por ahí acuchillando indiscriminadamente a la gente a diestra y siniestra, tampoco me importaría.”

“Si me vuelvo loca, la primera persona a la que cortaría sería a ti. Acabo de decidirlo.”

“Pero hay una cosa con la que nunca me arriesgaría a ceder. Aunque no valga absolutamente nada para otras personas, para mí es lo más importante de mi vida. Y es que la forma en que vivo mi vida es para proteger solamente lo único que es importante para mí. Por eso, lo que diré a continuación, lo digo de todo corazón.”

Sólo una frase.

“Me gusta tu espada Alexia.”

Después de un breve momento de silencio, Alexia responde.

“¿Qué significado tienen esas palabras?”

“Ninguno. Pero realmente tenía que decirlo, porque me enojé al escuchar algo que si aceptara terminaría negándome a mí mismo. Eso es todo lo que tenía que decir.”

“Es así.”

Alexia se dio la vuelta…..

“Hoy, volveré sola.”

…y luego se fue.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.