Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 157

Capítulo 157 – ¡Cortando cualquier obstáculo!

Edición por Paris_117

Había sido demasiado pronto para que actuara.

Rose corrió a través de los pasillos del campamento, aun sintiendo a sus perseguidores tras ella. Su misión era tomar a Clara, la bandera de los miembros de la monarquía, y entregarla al ejército de su facción que la esperaba en las afueras de la ciudad.

Originalmente, ese papel pertenecía a la propia Rose.

Pero actualmente, Rose no podía ser considerada una aliada de Oriana bajo ningún concepto. Ella era, después de todo, la traidora que había asesinado a su rey. El público ya conocía a Rose como tal. Ya no tenía capacidad para liderar a su gente.

Sólo podía permanecer en las sombras, para no volver nunca más.

Aun así deseaba dedicarse a su país. Por esa razón, se había ofrecido como voluntaria para participar en esta misión. Para usar su vida por su pueblo.

Pero entonces, había aparecido repentinamente.

Sid Kagenou.

El chico con el que una vez había deseado pasar su vida. Ese chico se había preocupado por ella, llegando incluso a viajar a Oriana. Cuando se enteró de ese hecho, las emociones ocultas en su corazón se volvieron turbulentas. La felicidad de que él la hubiese buscado. El arrepentimiento de que ella le había causado daño. Y sobre todo, la pena por sus sentimientos que ella ya no podía corresponder. Sin importar cuán profundamente lo amara, ya no podía estar con él. Era una criminal. Involucrarse con ella seguramente lo llevaría a la desgracia. Por lo tanto, ella había resuelto darse por vencida.
[Paris_117 ahora nos queda perfectamente claro que tiene en la cabeza… aire… ella podría ser el aire a su alrededor :D]

Y aun así…

Se habían encontrado. Y los sentimientos de Rose estaban tan agitados al punto de que dolían. Ella quiso zambullirse en el calor de su pecho sin preocuparse. Pero no pudo.

Porque después de la momentánea felicidad, sólo había una cruel y despiadada realidad. Así que no importaba cómo lo apartara de ella, Rose le dijo unas claras palabras de despedida. Y se suponía que se acabaría con eso, hasta que—

Hasta que Maximiliano se lo llevó. El interior de la cabeza de Rose quedo en blanco.
[Paris_117 bueno… no creo que sea tan difícil… como la cabeza de nuestro prota…]

Maximiliano era un hombre peligroso. Era uno de los Niños Nombrados de la Orden de Diábolos y tenía el título de «Sangre Fría». También estaba aliado con Doem, que llevaba las riendas de la facción anti-monarcas.
[Paris_117 mmta pues que débiles son los «Nombrados»]

A primera vista, era uno de los subordinados de Doem, pero dentro de la Orden, sus posiciones estaban a la par. Por lo tanto, eran compañeros que competían entre sí. Se decía que, basándose en los resultados de su ocupación en Oriana, uno de ellos podría ser ascendido a un puesto entre los «Caballeros del Circulo».

En otras palabras, incluso ellos eran subalternos hasta cierto punto.

Aparentemente, un «Caballero del Circulo» también tenía algo que ver con la actual agitación de Oriana— un tal Sir Mordred.
[Paris_117 si… todos los que conocemos el mito artúrico gracias a la serie Fate estamos gritando como locas xD]

Shadow Garden había estado buscando a este Sir Mordred por todas partes, sin ningún resultado. Pero ese hombre ocupaba una posición muy prominente en la Orden, eso era seguro.

El objetivo de Shadow Garden es encontrarlo y eliminarlo. Por ello, Shadow Garden estaba ayudado a los miembros de la monarquía a recuperar Oriana para acorralar a la facción de Doem.

Lo que evidentemente coincidía con el propio objetivo de Rose de proteger su país.

Rose era muy consciente de su deber. Lo estaba. Pero antes de que se diera cuenta, ya había desenvainado su espada contra Maximiliano.

‘—No puedo.’

‘—Todavía debo esperar el momento oportuno.’

‘—Necesito encontrar a Clara y sacarla de aquí.’

Sin importaba cuanto tratara de razonar consigo misma, sus sentimientos le ganaron abrumadoramente.

¡¡Tengo que salvarlo!!

Lo que nos lleva al presente. Seguramente, muy pronto, todo el campamento sabría que Búho estaba infiltrado en sus instalaciones. Rose seguía preocupada por si su hermana Clara creería en ella. Además, estaba el asunto del traidor entre los que rodeaban a la princesa. Rose quería eliminar ese peligro antes de contactar con Clara… pero eso no sucedería ahora.
[Paris_117 siguiendo los clichés típicos… estoy seguro de que es su guardaespaldas]

“¡¡Ahí está!!”

“¡¡Por aquí!!”

Detrás de ella estaban los hombres de Maximiliano, y delante de ella había guardias armados.

Sin parar, Rose preparó su espada negra…

“¡¡Haaahhhh!!”

Para cortar cualquier obstáculo.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.