Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 159

Capítulo 159 – Puedo escucharlo pero desde donde…

Edición por Paris_117

Para cuando subí las escaleras, lo que vi fue lo que esperaba, un caos.

“¡C-corran! ¡¡Tienen espadas!!”

“No, tenemos que escapar, ¡vamos! ¡Es ahora o nunca!”

Los numerosos prisioneros en el patio se empujaban unos a otros.

Fui atrapado por la ola de personas y fui pisoteado. Y espléndidamente. Muy al estilo Mob.

“¿¡Boof!? ¡¡Agaagagaaaaa!!”

Esto me recordó los noticieros que a veces informaban sobre gente que moría en este tipo de situaciones y cosas por el estilo. Yo no lo haría.

“¡¡Urgh!! ¡¡Elgh!! ¡¡Buffo!!”

Me patearon como a un balón de fútbol y escupí sangre por todas partes. Y una vez que la tormenta pasó, me quedé ahí como un pedazo de madera a la deriva.

“¿¡Hwah!? ¿¡S-sid!? ¿¡Qué pasó!?”

Mientras me saciaba en mis deseos de Mob, Clara vino y me despertó.

“Ugh, mi cabeza…”

“Oh, gracias a Dios que estás vivo. Lo siento mucho, fuiste arrastraron de nuevo por nosotros…” Ella me apoyó contra una pared sin nadie cerca.
[Paris_117 ven… un poquito retrasada la niña… pero vale la pensa… como su hermana antes de que leyera las novelas de Beta]

“No te preocupes, volveré por ti pronto. Por ahora, tengo que cumplir con mi deber.” Luego se levantó y dirigió sus ojos hacia el patio. Estaba observando a los miembros de la monarquía, su gente, sosteniendo armas y luchando contra los guardias del campamento.

“¡No tengan piedad! ¡Nos vamos de aquí!”

“¡Muevan sus pies, el tiempo es esencial!”

Blandiendo sus espadas, mataban a sus captores.

Y no eran sólo los de la Facción de la monarquía los que luchaban. Incluso la basura, que no pertenecía a ninguna facción, aprovecho la oportunidad para dar a los guardias una probada de sus puños.

“¡Mierda! ¡¿De dónde sacaron esas armas…?!”

“Esto no se ve bien, ¡¡Llamen a los refuerzos!!”

Claramente superados en número, los guardias estaban perdiendo terreno rápidamente. A simple vista, parecía que los miembros de la monarquía tenían la ventaja en ese campo. Sin embargo, sentí que un gran número de personas se acercaba desde las afuera de los muros. Lo más probable es que fuesen refuerzos para los guardias. Algunos de ellos eran también espadachines mágicos.

Los espadachines mágicos aplastaría este motín en un instante. Pues todos los prisioneros del campo tenían collares de sellado mágico, después de todo. Un espadachín mágico contra un civil ordinario era como enfrentar a un adulto contra un niño. Seguramente el niño seria el perdedor.

“Bien. ¡Los estamos haciendo retroceder!”

“¡Ahora, vamos a buscar la Búho y podremos—!” Y entonces, momentos antes de que dominaran a los guardias, las puertas del exterior se abrieron. Revelando refuerzos armados para encargarse de suprimirlos.

“¡Alto! ¡Tiren sus armas y ríndanse!”

“¿Ha? ¿¡Refuerzos!? ¡Por qué ahora—!”

“Esto es malo. No los esperábamos tan pronto…”

Sí, también sentí que habían llegado aquí demasiado rápido. Pero ahora que ha sucedido, las cosas cambiaron.

“¡No—! Aun deberíamos tener más tiempo. Entonces, ¿por qué…?” El rostro de Clara era el de la frustración. Al parecer tampoco esperaba que la detuvieran en este momento.

Con movimientos entrenados, los guardias recién llegados rodearon el lugar.

“¡S-somos inocentes!” Los que no tenían facción y que seguían la corriente, se rindieron al instante.

“E-es cierto, no planeábamos…”

Y eso que estaban tan animados minutos antes. De todos modos, sólo los miembros de la monarquía todavía parecían dispuestos a pelear. Sus rostros eran sombríos, pero aun así mantuvieron sus armas.

“Advertencia final, tiren sus armas.” Dijo un hombre que parecía ser el jefe de los guardias. Los miembros de la monarquía todavía querían luchar, pero no tenían ninguna posibilidad.

“Lo siento Sid. Tengo que irme.” Clara me susurró eso. Entonces se puso de pie, reafirmó su resolución, y dio un paso adelante como Líder de los miembros de la monarquía.

Y terminó de esa forma… o así debería haber sido. Asegurándome de que nadie miraba, hice mis propios preparativos.

“Todos, es suficiente…” Parada frente a sus leales sirvientes, Clara habló.

Y fue entonces cuando yo, borrando mi presencia, usé la súper velocidad y asumí la voz de Shadow.

“—Parece que la lucha ha terminado.” La voz de Shadow resonó desde todos los rincones.

“¿Eh? ¿¡Qué fue eso!?”

“¿¡Quién está ahí!? ¡¡Muéstrate!!”

“Puedo escucharlo pero, ¿¡desde dónde!?”

Con mi presencia completamente suprimirá, nadie aquí podía verme.

“—¿No tienes un deber que cumplir?” Esto es exactamente lo que quería hacer. En el momento en que toda esperanza parece perdida, ¡una voz de las sombras hace su entrada!

“¿Qué está pasando? ¿Es Búho?”

“No, eso no es Búho.”

“¡Sólo encuéntrenlo! ¡Tiene que estar cerca!”

La chusma entraba en pánico paulatinamente. Qué bien.

“—Sabes que tu hermana todavía lucha. Mientras no vaciles, seguramente se reunirán…”

“Eh, mi hermana… Espera, ¿quién eres?”

Respondí con fuerza en mi voz.

“Me llamo Shadow… acecho en las sombras, cazo las sombras…”

“¿¡Eres Shadow!? ¿El que apareció en el Festival del Dios de la Guerra…?”

“¿¡Shadow!? ¿¡Es el hombre que se dice a derrotado a Beatrix, ese Shadow…!?”

“¡N-no hay manera! ¿¡Por qué demonios estaría aquí Shadow!?”

“¿Que Shadow esté aquí significa que el Shadow Garden está aliado con los miembros de la monarquía…?”

Sí, SÍ, ¡Sigan así!

“—Si te falta poder, déjame aflojar tus grilletes.” Después de decir eso lance los muchos pedazos de slime que había preparado bajo tierra, rompiendo todos los collares de sallado a la vez.

“E-el collar…”

“P-pero cómo, están completamente destruidos…”

“Así que es verdad, él realmente es Shadow… ¿por qué…? No, ¡Esta es nuestra oportunidad!”

Mientras los cientos de collares se rompían y caían, dije unas palabras finales.

“—Lucha, resiste. Toma tu destino con tus propias manos…” Luego solté un magia explosiva, tiñendo el patio de un púrpura brillante.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.