Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 165

Capítulo 165 – El Señor Demonio se desata

Edición por Paris_117

“¿Ese es tu p-plan, para intimidarme? ¡Tonto, no tienes ninguna posibilidad–!” Maximiliano se enfrentó a una sed de sangre de fuera de este mundo y se lanzó hacia Shadow.

Su espada siguió un camino recto hacia el hombre a una velocidad increíble. Su punta seguramente atravesaría su garganta.

—Aun así.

“¿¡—QUÉ!?”

Esa punta quedó atrapada entre los dedos de Shadow.

“Déjame darte un consejo…” Shadow habló con una voz suave.

“¡Suél-ta-me…!” Por mucho que lo intento, Maximiliano no pudo sacar la punta de su espada de entre esos dedos. Era como si la hoja se hubiera clavado en una roca. No se movía por mucho que empujara o tirara.

“Muéstrame todo tu poder— si no deseas una muerte rápida…” Shadow liberó la espada, causando que Maximiliano la tirara y cayera de espaldas.

Rápidamente se levantó y miró a Shadow.

“¡No me subestimes…!” Luego sacó una pastilla roja y se la tragó.

“Ahora pagarás por esa actitud. Te haré conocer la desesperación.”

La magia de Maximiliano se elevó y sus ojos se tiñeron de rojo sangre.

“¡Contempla– es tu muerte la que será rápida!” Maximiliano se difumino.

De repente estaba detrás de Shadow.

“—Una imagen residual.”

Un corte más rápido que el sonido cortó a Shadow por detrás. Sin embargo no fue capaz de cortar el abrigo de Shadow.

Shadow se dio la vuelta.

Más rápido que eso, Maximiliano volvió desaparecer.

“Eso también es— una imagen residual.” Una vez más, Maximiliano cortó a Shadow por detrás.

“Como pensé, no tienes medios para reaccionar a mi velocidad. Sí, eso es inevitable. No soy el típico «Despertado», sabes…” Viendo lo lento que Shadow retrocedía, Maximiliano habló.

“No soy un tercero, soy un segundo.” Se burló y volvió a desaparecer.

“¡Lento! ¡¡Eres demasiado lento, Shadow!! ¡¡Ahora prueba el poder de un verdadero segundo de la Orden!!” La voz de Maximiliano resonaba desde todas las direcciones.

Sin detenerse, dio corte tras corte sobre Shadow. Sus imágenes residuales parecían estar en todas partes.

“¡Esta es mi espada– el «Caleidoscopio de Sangre Fría»!”

La gran cantidad de imágenes de Maximiliano en una feroz envestida realmente parecía como si hubiera salido de un frío y mortal caleidoscopio.

“Muy pronto, ese artefacto tuyo se agotará. ¡¡Ese será tu fin!!”

Las interminables estocadas se habían multiplicado por más de mil en ese momento. Shadow que no podía hacer nada, se quedó ahí de pie y lo recibió todo. Cada corte hacía que la nieve saltara, tiñendo todo de blanco.

Y finalmente, terminó.

“Huff… huff… tonto.” Maximiliano intento tomar el control de su respiración.

El suelo que lo rodeaba había sido excavado. El «Caleidoscopio de Sangre Fría» tendía a causar ese efecto en el paisaje. Era imposible permanecer de pie después de un ataque implacable como ese.

Maximiliano estaba a punto de enfundar su espada, cuando, “¡QUÉ–!”

Más allá del velo de la nieve, había una figura.

A medida que la nieve caía lentamente al suelo, la identidad de la forma se hizo evidente.

“No es, posible…”

Esa forma era, por supuesto… Shadow.

Shadow estaba ahí, había resistido el «Caleidoscopio de Sangre Fría», sin sufrir daños. Sin un solo rasguño, el hombre de negro estaba de pie como si el feroz ataque de hace un momento fuera sólo una ilusión.

“¿¡Cómo es que no estás herido después de mi «Caleidoscopio de Sangre Fría»!? Esto es imposible, ningún artefacto como ese podría existir…”

“¿Artefacto…? ¿Acaso tienes curiosidad por esto?” Shadow dijo eso y señaló su vestimenta.

“¡No hay otra forma! ¡Soy más fuerte que los que son como tú! ¡Sólo porque tengas ese ridículo artefacto, no pienses que…!”

“Esto, no es un artefacto. Está hecho de slime.”

“¡Eso es absurdo! ¡Ningún slime puede soportar lo que hice!”

“Correcto. Por sí mismo, el slime es muy débil como material. No obstante, ¿qué pasaría si lo infundieras una magia de proporciones increíbles…?”

“H-hah, que idiotez. De hecho, se dice que los Slime tienen una alta conductividad mágica. Pero es imposible manejarlo como material. Los caminos de la magia no son ni siquiera similares a los de un humano.”

“Demasiado cierto… En ese caso, ¿qué pasa si lo mezclamos con carne humana…?”

“¡Ah-!”

“Combinando un gran número de Slims con tu propia carne. Es similar al intento de mezclar aceite y agua. Pero es posible fusionarlos usando magia.”

“Imposible… has fusionado los caminos de la magia humana con el de un monstruo… ¡Necesitarías un nivel de control inimaginable para lograr tal hazaña!”

“En verdad. Hasta donde yo sé, aquellos en este mundo que pueden realizar tal hazaña– soy yo y sólo yo.”

“¡M-mientes! Sinvergüenza mentiroso, ¿crees que voy a creer que…?”

“¿Oh? ¿Aunque te muestre esto…?”

El abrigo largo de Slime se deformó. Dentro de la ventisca blanca, la prenda negra se expandió a ambos lados como si fuesen alas.

No, eran alas.

Alas negras como las de un demonio se habían manifestado en el abrigo.

“E-eso… no es, no, eso no es…” Maximiliano sólo podía pensar en un material capaz de cambiar de forma tan libremente.

–El slime.

Y nada más.

“M-monstruo… tú no eres, no eres humano, ¡¡Eres un monstruo!!” Con una expresión deforme, Maximiliano se precipitó hacia Shadow.

No obstante, la ardiente velocidad de su espada fue fácilmente detenida por las ahora manifestadas alas de demonio.

“Lento…”

“N-no… no puedes reaccionar a mi velocidad…” La desesperación tiñó el rostro de Maximiliano.

El par de alas se dividió en cuatro.

Aletearon una vez, permitiendo que Shadow se elevara en el aire.
[Paris_117 ahora puede volar… ¿Qué sigue? ¿la genkidama, la teletransportacion?]

Maximiliano se quedó sin palabras.

“Deberías saber esto. La cantidad que tengo de magia no es tan diferente de la tuya.”

Alas negra aleteaban en medio del cielo de donde caía una ventisca blanca.

“Si está bien comprimido, sólo lucirá cien veces más poderoso cuando se libera. Simplemente lo hago cuando lo uso… así.”

Shadow reunió magia en sus alas. El magia violeta se acumuló en las alas y apareció como pequeñas plumas.

“Hyii… Monstruo… no, ¡Señor Demonio…!”

“La calidad supera fácilmente a la cantidad cuando se trata del magia. Y la calidad viene del control. Para ello, la cantidad de control que puedes ejercer mientras lo liberas… lo determina todo.”

Esas plumas, eran hermosas pero crueles como el mismo infierno…

“YO. SOY. [LLUVIA ATÓMICA]”

Mientras caían sobre Maximiliano. La lluvia de magia violeta empequeñeció la furiosa tormenta de nieve.

Su luz envolvió a Maximiliano, borró la nieve y se lo tragó todo. Mientras se desvanecía, habiendo terminado con todo, sólo quedaba un gran cráter donde una vez estuvo el campamento amurallado.

Todo estuvo tranquilo durante un tiempo.

Entonces, las alas de color negro se agitaron, llevando a su portador a lo alto del cielo nevado.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.