Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 166

Capítulo 166 – Mordred

Edición por Paris_117

Rose estaba muy familiarizada con los intrincados túneles de escape subterráneos bajo la capital.

Después de todo, le habían enseñado a navegar por ellos por si llegaba el momento en que lo necesitara. Pero esos túneles no estaban conectados con el campo de concentración, así que los otros miembros de su escuadrón habían cavado pacientemente un agujero cerca para conectarse a él.

Rose, Clara y varios otros caminaban ahora por esos túneles habiendo saltado por el agujero.

Shadow tendría suficiente fuerza para enfrentarse a Maximiliano. Rose no podía imaginar que Shadow perdiera ante él. Si no fuera por Sid, ella habría confiado en él plenamente. Incluso podría haber estado asombrada y respetaría a Shadow sólo por su fuerza.

Pero Sid… ¿estaba realmente en un lugar seguro?

Estaba preocupada.

Pero por ahora, sólo tenía que confiar en que Shadow no mentía. No podía abandonar su deber e ir a buscar a Sid. Aún así, si Sid estaba realmente a salvo como Shadow había afirmado, en su mente surgían aún más preguntas. ¿Por qué estaba ese slime ahí? ¿Qué razón tenía Shadow para hacer un falso Sid?

Rose no lo entendía.

¿Podría ser…? ¿Sid y Shadow estaban conectados de alguna manera…? Rose pensó en la imagen que tenia ella de Sid. No podía ver nada en él que estuviera relacionado con Shadow.

Al poco tiempo, llegaron al lugar donde los miembros de su escuadrón estarían esperando. Un pequeño agujero que conducía a la superficie era la única fuente de luz en estos túneles. Había una figura de color negro apoyada contra una pared.

“¿… 664?” Rose bajó a Batt de su espalda y se acercó lentamente a la figura.

“¿Dónde está 665? ¿¡Qué…!?”

La mujer de negro que estaba sentada de espaldas a la pared era definitivamente su líder, 664.

Estaba herida. La sangre empapaba la pared detrás de ella.

“¿¡664!? ¿¡Qué pasó aquí!?” Rose se agachó rápidamente hacia ella.

“…-rre.” dijo 664 con una voz débil.

Ella estaba respirando, al menos.

“¡Te ayudaré ahora mismo!”

“¡C-…-ree, 666…!”

“¿Eh?” Y entonces, algo llegó.

De una dirección donde se suponía que nadie debía estar, un hombre surgió de repente caminando.

“¿¡… Qué!?”

Prácticamente no tenía presencia. Rose no podía comprender cómo había aparecido de la nada. Era casi como si hubiese estado ahí todo el tiempo.

“Parece que Maximiliano fracasó.” Dijo el hombre, mirando a Clara y compañía.

Era una voz fría. El era un hombre alto, con cabello blanco como la nieve en la parte posterior de su cabeza. Tenía una especie de belleza escalofriante.

“¿¡… 665!?” El grito de Rose resonó en los túneles.

El hombre sostenía a 665 en una mano.

“Ella también fue una decepción.” Dijo que mientras arrojaba a la mujer golpeada a los pies de Rose.

“¡–!”

Rose atrapó rápidamente a 665 mientras caía y revisó su respiración.

“…ugh.” Estaba inconsciente pero aun respiraba, bien…

“¡¡Te haré pagar!!”

“¡D-detente, no pelees con él, 666!” 664 le gritó mientras desenvainaba su espada.

“¿¡Por qué!?”

“Tú, no puedes vencerlo… él es… Mordred.”

“¿¡Eh!?” Rose se horrorizó y miró fijamente al hombre, que a su vez le hizo una reverencia brusca.

“Soy, en efecto, Mordred. Es un placer… princesa Rose.” Detrás de Rose, la gente que seguía a Clara se agitó. Rose le pidió a Clara que los guiara a una distancia segura.

“…tienes a la persona equivocada.”

“Ya veo, si así es como lo quieres, lo cumpliré.”

Rose miró a Mordred, quien a su vez la miró con una expresión de perplejidad.

“Shadow Garden… así que la organización que se opone a nosotros ha venido aquí también. En lugar de la «Llave de Oriana», personalmente encuentro su grupo mucho más interesante.”

“¿…«Llave de Oriana»?”

“¿No intervino Shadow Garden en esta guerra para obtener la «Llave»? Oh, ¿quizás no lo sabías?” Rose no respondió.

Se había convertido en miembro de Shadow Garden, pero eso no significaba que lo supiera todo. Shadow Garden era una gran organización. Las «Siete Sombras» que los lideraban tenían una fuerza increíble, y las fuerzas especiales conocidas como los Números tenían una fuerza igual o superior a la de Rose. Rose era sólo un engranaje dentro de la enorme maquinaria.

Aún así, esa «Llave de Oriana» parecía ser algo que podía concernirle personalmente. ¿La pondrían al corriente de ello si ella preguntaba?

“No revelaré nada. Necesitamos llegar a algún sitio.”

Tenían muchos heridos. Mordred era claramente más fuerte de lo que podía manejar, pero al menos podía ganar tiempo para ellos. Rose sacó su espada.

“No luches, déjame y vete…”

“Líder…”

“S-sí, soy su líder de escuadrón, y es una orden…” 664 débilmente se puso de pie y se paró frente a Rose.

Mordred observó a las dos con una mirada fría.

“Estoy interesado en Shadow Garden, como he dicho. Mucho más que en la «Llave»…”

“… Entonces, ¿bloquearás nuestro camino?”

“Como miembro de la Orden, no debo dejarte ir libremente. Pero creo que dejarte ir ahora sería muy beneficioso para mí.”

“¿Qué significa?”

“Mi interés en Shadow Garden es bastante profundo. Me interesa específicamente sus líderes, Los Siete.” Mordred dijo eso con una sonrisa fría. “… Sí, ella fue muy disfrutable de hecho.”

“… ¿Disfrutable?”

“Sí, mucho. Tanto que estoy dispuesto a dejarte pasar.”

Mordred saco algo de su bolsillo.

Al abrir la palma de la mano, algo se deslizó y cayó desde ella. Brillante como el agua de un manantial… eran mechones de cabello. Y Rose conocía por casualidad a alguien con un cabello tan hermoso y extraño.

“Espera, eso es–”

Ese cabello claro como el agua de manantial era de Epsilon.

“Fue… bastante disfrutable. Kuku”, Mordred se rió. “Vamos, pasa cuando quieras. La facción de Doem y los miembros de la monarquía se enfrentarán muy pronto. Pero esta no es una guerra civil ordinaria.”

Mordred estaba empezando a brillar en el fondo.

“Esta es una guerra por el poder entre la Orden y Shadow Garden… qué divertido.” Desapareció, dejando sólo risas secas.

“Así que ese es, Mordred…” Eso se convertirá en una batalla cada vez más difícil con él alrededor, pensó Rose.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.