<- Actualmente solo registrados A- A A+

KJN – Capítulo 18

Capítulo 18 – Sigan observando desde abajo del escenario

Edición por Paris_117

“¿Qué demonios está pasando?

La Princesa Iris atravesaba la capital a toda velocidad ya caída la noche, mientras su cabello rojo revoloteaba detrás de ella.

Un edificio había sido cortado. Por un momento dudo de sus oídos cuando había escuchado dicho informe. Pero mientras se dirigía a la escena llena de incredulidad, otros informes llegaron sucesivamente.

Ataques a gran escala ocurrían simultáneamente en toda la capital real.

No tardó mucho en llegar a esa conclusión. Pero el problema radicaba en que los objetivos de los ataques no compartían ningún punto en común que pudiera determinar. Una empresa comercial, un almacén, un restaurante, la residencia privada de un noble…. El hecho de que tales ataques fueran premeditados era evidente, pero su objetivo no estaba claro.

Sin embargo, era una realidad que toda la capital real estaba conmocionada.

Todos los miembros de la Orden de Caballeros habían sido enviados como respuesta a la emergencia, y la evacuación de las personas importantes se encontraba en marcha. Muchos ciudadanos observan desde sus ventanas a pesar de la hora, y muchos de ellos se acercaban a los lugares bajo ataque por mera curiosidad.

Iris continúo corriendo hacia la escena con el ataque más grande, mientras gritaba a todos los ciudadanos que pasaba para que regresaran a sus casas.

Esto definitivamente no era un simple incidente.

La intuición de Iris se lo decía.
[Paris_117 es obvio genio xD jajaja tan tonta como su hermana…]

Repentinamente…

Un grito llego a los oídos de Iris.

“¡M-monstruo! ¡¡Es un monstruo, necesitamos refuerzos…!!”

Era la voz de un caballero que no se encontraba lejos.

Iris cambio de rumbo para ir directamente al origen de ese grito.

Giro una esquina, y tomo un callejón para al salir a la avenida principal… Un monstruo se encontraba allí.

Un monstruo gigante y horroroso.

Giraba alrededor con su hinchada y ensangrentada garra izquierda, reduciendo a los caballeros más cercanos a meros bultos de carne.

“¡¿Qué es esto…?!”

Aunque sorprendida, Iris no dejaba de moverse.

“¡Retirada!”

Con un gran y fluido movimiento, seguido de un destello blanco que centello en la oscuridad, atravesó el torso del monstruo.

De una manera tan sencilla el enorme monstruo había sido derribado sobre el camino.

“¿Están bien?”

Ni siquiera se molesto en mirar al monstruo mientras caía detrás de ella, para dirigirse inmediatamente a los caballeros.

“¡Gracias por salvarnos, Iris-sama!”

“¡Como se esperaba de Iris-sama! ¡Para derribar a un monstruo así con un solo golpe!”

Los caballeros resultaron estar en gran parte ilesos. Los que aún permanecían vivos, claro.

“Perdimos 8 hombres.”

Sólo un golpe por persona fue todo lo que se necesito.

Los ojos rojos de Iris se estremecieron al ver los horripilantes cadáveres.

“Todos ustedes vayan y recuperen los restos. Informaré a su escuad-…”

“¡IRIS-SAMA!”

De repente, uno de los caballeros grito.

Los otros también señalaban detrás de ella con gritos inaudibles.

“¡Qué…!”

Iris blandía su espada incluso mientras giraba.

En ese momento, su espada choco con el brazo izquierdo del monstruo.

“¡Kuh…!”

Al ser empujada hacia atrás, instintivamente libero una enorme cantidad de magia para reforzar su cuerpo, lo que le dio suficiente fuerza para recibir completamente el golpe.

Con el impulso, se precipito al pecho del monstruo y le corto las piernas. Teniendo sus ojos fijos en el monstruo esta vez, se retiro de su maai.

Al momento siguiente, el brazo izquierdo del monstruo corto a través de su posición anterior, volando tan cerca que la presión del viento trozo varias hebras de su cabello rojo.

“¿Se está regenerando…?”

La herida transversal que ella había infligido anteriormente ya no era visible por ninguna parte, y sus piernas ya se estaban regenerando a un ritmo claramente visible.

“Imposible……… ser cortado a la mitad por Iris-sama pero aun así regenerarse…”

“Estás bromeando, ¿verdad…?”

“Todos ustedes, retrocedan.”

Iris grito a los agitados caballeros mientras se adelantaba para recibir el siguiente ataque del monstruo.

Ese ataque contenía una gran velocidad, fuerza y peso.

Pero era demasiado simple.

“Un mero monstruo al final.”

No hubo piedad en el contraataque de Iris.

Cortando su brazo, cortando sus piernas, y cercenando su cabeza.

Sus ataques llovían sobre el monstruo de forma incesante, como si dijera “si puedes regenerar esto, entonces veamos cómo lo haces” en un descarado desafío.

No le permitió siquiera resistirse. El monstruo sólo podía estar parado en ese lugar, mientras era cortado unilateralmente.

Pero, incluso con eso.

“¿Sigues regenerándote?”

El monstruo aún seguía vivo.

Aprovechando el breve momento entre los ataques de Iris, blandió su brazo izquierdo, obligando a Iris a saltar hacia atrás.

Entonces.

Levantando su rostro hacia el cielo nocturno, emitió un fuerte rugido.

Casi como si le respondiera, del oscuro cielo vacio empezaron a caer gotas de lluvia.

Comenzó como una llovizna. Luego, gradualmente se hizo más fuerte, causando que vapor blanco saliera dondequiera que el agua de lluvia tocara la sangre del monstruo.

“Parece que esto va a llevar un tiempo…”

Iris renuncio a terminar rápidamente ajustando su postura mientras pensaba en cómo luchar.

Jamás pensó que fuera a perder. De hecho, hasta ese momento, Iris no había sentido ni una sola vez la posibilidad de perder.

Sin embargo, parecía que le llevaría bastante tiempo.

Levantando su espada, Iris corrió otra vez hacia el monstruo.

Pero en ese momento…

Con un sonido agudo, Iris vio su espada salir volando de sus manos.

Había sido un golpe tan fuerte que hasta sus manos se habían entumecido.

Después de mirar sobre su hombro como su amada espada volaba lejos de ella, Iris miro al repentino intruso.

El intruso también le devolvió la mirada a Iris.

Sus ojos se cruzaron. Fue el intruso quien rompió el silencio primero.

“¿Qué no ves que sólo siente dolor? ¿y que todo lo que haces es torturarla?”
[Paris_117 como dije…. Que sad por ese adefesio…]

Era una chica con un traje negro. Su rostro estaba oculto, pero su tono de voz era de alguien muy joven.

“¿Quién eres tú?”

Con la guardia alta, Iris se desplazo para poder ver al monstruo y al intruso al mismo tiempo.

“Alpha.”

Después de pronunciar esa única palabra, la mujer le dio la espalda a Iris, como si hubiera perdido todo interés en ella.

“Espera un momento. ¿Qué planeas hacer? Si eres un enemigo de la Orden de los Caballeros, entonces no te mostraremos piedad…”

“¿«Enemigo»…?”

Alpha corto la frase de Iris y se rio sin darse la vuelta.

Era una risa llena de burla.

“¿«Enemigo»………? y pensar que la princesa sería capaz de decir una broma. Pronunciar esa palabra a pesar de no saber nada… conoce tu arrogancia.”

“¡Qué has dicho…!”

La magia de Iris se desbordo. El aumento casi explosivo provoco una ola de energía que repelía incluso la lluvia con la fuerza del viento.

Pero Alpha no se molesto en mirarla ni una sola vez. Dándole todavía la espalda a Iris.

“Los espectadores deben seguir mirando desde abajo del escenario como el público que son y no interponerse en nuestro camino.”

Diciendo sólo esas palabras, comenzó a caminar hacia el monstruo.

No había hostilidad en su espalda. Estaba claro que Iris ya no figuraba en su mente.

“«Espectadores»……..”

Apretando sus todavía entumecidos puños, Iris no podía hacer nada más que mirar en silencio esa espalda despectiva.

“Pobrecita. Debe haber dolido mucho, ¿cierto?”

Alpha continúo caminando hacia el monstruo mientras le habla.

“Ya no tienes que sufrir más. Tampoco tienes que estar triste.”

Su hoja oscura se extendió. Hasta una longitud mayor que la altura de la propia Alpha.

“Por eso, no llores más, ¿de acuerdo?”

Luego, con el más natural de los movimientos, dio un paso hacia adelante y el cuerpo del monstruo fue dividido en dos partes.

Nadie pudo reaccionar.

Ni Iris, ni siquiera el monstruo, pudieron hacer nada antes de que lo cortara.

Todo parecía tan natural. No hubo instinto asesino. El corte parecía haberse manifestado simplemente como si fuera la cosa más natural del mundo.

El enorme cuerpo se desplomo. La lluvia que entro en contacto con su sangre, levanto una enorme columna de humo blanco. El cuerpo mismo se encogió, hasta que alcanzar el tamaño de una niña. Después, de su mano derecha, cayo una espada corta.

Es una espada corta con una joya roja incrustada en la empuñadura.

«Para mi amada hija, Emilia.»

Era la frase tallada en el mango.
[Paris_117 joooo incluso más sad de lo esperado (T^T)]

“Rezo…. para que encuentres la paz en tu próxima vida.”

Dicho eso, Alpha se desvaneció dentro del humo blanco.

Los truenos retumban en la distancia.

Iris quedo simplemente atónita. La lluvia que caía fluía sobre su rostro y su cabello.

Pero su cuerpo temblaba.

Iris desconocía el significado de ese temblor.

“Alexia……” Murmuro Iris. Su hermana pequeña se encontraba en medio de todo ese incidente. La intuición de Iris así le decía.

“Alexia, por favor, ten cuidado…”

Volviendo a sus sentidos, Iris tomo su espada y luego salió corriendo.

La lluvia continuaba cayendo con fuerza.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.