Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 184

Capítulo 184 – Si él hubiera nacido hace mil años…

Edición por Paris_117

Épsilon no podía creer lo que había pasado, y su boca se abrió por el shock.

El dedo de Aurora, la Bruja de la Calamidad, había sido sellado en el almacén. La heroína Freya de las leyendas también había desaparecido de ese lugar. Debía existir alguna conexión entre ellas.

La no-muerto Freya se veía extraña. Sus ojos estaban llenos de odio, que no era como la imagen que se tenía de ella.

¿Qué había ocurrido en ese lugar?

¿Una leyenda enterrada por la oscuridad de la historia?

──La Heroína Freya.

──Aurora, la Bruja de la Calamidad.

──La [Rosa Negra] en el Reino de Oriana.

Ella sintió que la antigua leyenda se iba a repetir después de mil años. Y esos tipos eran definitivamente los culpables de que la leyenda se repitiera.

[La Orden de Diábolos.]

Puede que hubiese un plan oculto detrás de los disturbios en el Reino de Oriana y después de pensar en esto, Épsilon tragó saliva con fuerza.

Su Maestro se dirigía hacia el dedo de Aurora.

Su Maestro se veía completamente inquebrantable. Seguro que había descubierto todo, desatando el nudo de la historia y comprendiendo todo. Épsilon no pudo evitar suspirar.

Eso no le sorprendió en absoluto considerando que se trataba de su maestro.

Sin embargo…

“¿Ehhh?”

Su Maestro tocó el dedo de Aurora.

La investigación en la Tierra Santa había sido lo suficientemente persuasiva para probar que la Bruja de la Calamidad, Aurora era el demonio Diabolos. Incluso si era sólo un dedo de Aurora, el sello que la heroína había puesto en él se había debilitando considerablemente con el tiempo, sería demasiado peligroso para su maestro tocarlo directamente.

Por supuesto, aunque su maestro era el hombre más poderoso del mundo, aún así era demasiado peligroso. No obstante, la asombrosa hazaña de su maestro no había terminado todavía.

“¿Ehhhhhhhh?”

De una manera increíble su maestro se estaba comunicando con el dedo de Aurora.

Vio como su maestro inyectaba su magia y hablaba con él, y el dedo de Aurora se movió como si respondiera a las palabras de su maestro. Y lo más sorprendente, el dedo no parecía tener ninguna intención de atacarlo.

“Matame…”

*Pikupiku.*

“Emm, pero no haré eso…”

*Buruburu.*

“Encontraré tus otras partes…”

*Bikubiku.*

[Paris_117 jajajaja para que quede claro, es nuestro fabuloso autor haciendo uso de las onomatopeyas japonesas para el movimiento de los dedos xD]

Era mejor decir que la atmósfera estaba en armonía. No, eso debía ser una ilusión. Su Maestro había luchado contra las memorias de Aurora en la Tierra Santa. Por supuesto, su enfrentamiento concluyo con la abrumadora victoria de su maestro. Era muy posible que las memorias de Aurora estuvieran interconectadas con ese dedo.

A juzgar por el contenido de su conversación, parecía que llegaban a un acuerdo. ¿Pero por qué?

“¿Ehhhhhhhh?”

Lo que pasó después sin duda le causo el impacto más profundo del día. Su Maestro reunió magia y la inyectó en el dedo negro y feo del demonio Diabolos. Una luz violeta brilló, rodeando al dedo.

Entonces apareció el dedo de una mujer humana. Ella sabía que el demonio Diabolos era la Bruja de la Calamidad, Aurora. Los descendientes de los héroes nacidos de con células del Diabolos podían tener sangre que provocara la «posesión demoníaca».

Por alguna razón, la Bruja de la Calamidad, Aurora, se había convertido en el demonio Diabolos. Entonces, naturalmente, la «posesión demoníaca» de Aurora podía ser curada.

Bueno, eso era un hecho plausible.

Aunque tenía sentido――

“¿Ehhhhhhhhhhhhhhhhhh?”

Ella no podía entenderlo.

Si su maestro hubiera nacido hace mil años, ¿jamás habría ocurrido la tragedia y un futuro feliz los hubiese esperado a todos? Épsilon, mirando a la distancia, no pudo evitar pensar en tal posibilidad. Si el demonio Diabolos podía ser curado… entonces podría estar relacionado con el dedo de Aurora haciendo un trato con su maestro.

La Bruja de la Calamidad, Aurora. La trágica bruja que había sufrido tanto, durante demasiado tiempo. Si el demonio Diabolos todavía poseía la conciencia de Aurora, tal vez un futuro feliz le esperaba. Pero nadie podía predecir el futuro, o el pasado que lo jamás había ocurrido.

Cuando todos los sellos se abrieran, su conciencia podría no estar preservada. Además, según la leyenda de Diabolos, la posibilidad de que la conciencia fuera preservada debería ser baja. Pero el maestro no dejaría pasar ni la más mínima posibilidad. Si su maestro hubiera vivido mil años antes, tal vez la tragedia no existiría.

Sin embargo, su maestro se encontraba en el presente.

Entendiendo el significado subyacente del comportamiento de su maestro, Épsilon miró la escena ante sus ojos con entusiasmo.

Ella creía que tal tragedia no volvería a ocurrir.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.